Viva la cultura Furry

El pasado fin de semana fue especialmente rico en todo tipo de eventos, sobre todo en Madrid. Demasiados, incluso. Quizá por ello pasó desapercibido esta convención: la Furrnion, primera convención de la cultura furry en España. Y no puedo evitar pensar: “¡menos mal!”, porque aunque la cosa me haga mucha gracia, me daría pena que esta gente fuera objeto de las risas del personal.

furrnion-page-004

De la cultura furry ya hablamos en aquel artículo dedicado a CSI. Imaginaos como me sentí cuando encontré esta publicidad en la tienda de cómics: ¡aquí también hay afición a esto de disfrazarse de animalito! Eso sí, como aquí somos muy nuestros, no dejábamos la oportunidad de dejar claro que hay sitio hasta para echarse la siesta. Como nos gusta “españolear”, que diría Luis Lucena

Por lo visto, acudieron hasta 150 personas, algunas con su disfraz de alce, lobo o zorro, otros sin él, pero todos metidos en esta cultura totalmente underground. Y, claro: es algo que debe de pasar, pero muy de vez en cuando. Al menos eso es lo que nos dice este GENIAL youtuber Ruppy Fox.

He visto este vídeo unas 5 veces y estoy totalmente fascinado con él: como todos los Youtubers que me gustan, improvisa sus vídeos y sigue un tren de pensamiento totalmente causal. Lo que implica que hasta se le olvide el tema del que habla, como podréis comprobar, o se pierda con detalles triviales, fruto de la emoción que le embarga. 

Entre otras cosas, Druppy nos cuenta como la mayoría de la gente no puede comprender la atración por un colectivo compuesto por “personas que se disfrazan de animales, se dan abrazos, mimos, y la mayoría son homosexuales”. Todo esto entre jadeos, ya que el traje no le permite respirar bien. Y de remate, nos enseña su consola nueva. 

furrnion-page-002

En su candidez, Ruppy es un excelente embajador para esta subcultura bizarra. Por supuesto, el capítulo CSI ponía esta afición como unos desviados, cuya vida consistía en acudir a orgías discotequeras en las que follar en su traje de animal. Por lo visto, y aunque pasa, aquello no es tampoco Sodoma y Gomorra y la cosa fue bastante tranquilita: puestos con merchandising y material para los trajes, discoteca y concurso de talentos, alguna charla y taller… y muchos abrazos y mimos, imagino. 

Furrnion

Los tipos tuvieron el buen ojo de poner un precio de entrada de 9 euros. Y bien que hicieron: así se ahorraban la posible entrada de curiosos y graciosos como yo mismo. En realidad, y habiendo tenido que aguantar comentarios y risitas por jugar a rol durante muchos años, es fácil entender que quieran que su afición sea privada.

De hecho, los Furrys ahora afrontan su propio “asesinato del rol”. El caso de un niño al que violaban unos tipos disfrazados de animales está teniendo bastante eco en los EEUU, donde como hemos visto, esta subcultura ya hacía torcer el gesto a más de uno. Un caso trágico que representa carnaza fácil para público y medios y que puede estigmatizarles durante mucho tiempo. Como hizo el capítulo de CSI. Como pasó con alguna película que demonizadaba el rol…

También, como el rol, supongo que parte del encanto es construirse una personalidad alternativa. O quizá sea su afición sea lo contrario al nudismo, y se sientan libres y más cómodos dentro de un traje que les protege. No tengo ni idea, pero si os digo que también quieren que les dejen tranquilos. Yo, con ver esos vídeos donde Ruppy Fox pasea feliz por la calle, me divierto, me río y me conformo.

 

34 thoughts on “Viva la cultura Furry

  • No fui capaz de ver el vídeo entero….pero me quedo con el crucifijo con foto del zorro debajo, y con la certeza de que no le pega mucho lo de zorro, es demasiado cuqui…le pegaría mas otro animal, una ardilla, nosé…

  • A mí la verdad me parece guay. Realmente no entendería que la gente lo viera raro si hay convenciones de comics y ciencia ficción en la que, los que acudimos, nos vestimos de personajes manga o de Star Wars y nadie dice nada.

  • Estooooo……puessssss……yo creo……
    Desisto, creo que no puedo hacer un comentario con algún sentido sobre esto. Viva la libertad y ya está.
    Eso si, la cara de los empleados del hotel me la estoy imaginando

  • Estoy mas que de acuerdo en que tengan libertad para divertirse como quieran,donde quieran ,con quien quieran.Despues de todo, es una aficion que no hace daño a nadie.Lo que es a mi, sinceramente,me da mal rollo, pero es solo mi gusto personal, que yo tambien tengo lo mio.

  • ¡Encantado me hallo de ver esto! Me alegra el corazón. =D
    Hay algunos furries en Venezuela también. No tenemos convenciones, sino encuentros en parques, museos, etc. que llaman “furmeets”. No he ido a ninguna, por dos razones; la primera es que traté de ir a la primera que organizaron en 2009, y a última hora habían cambiado el lugar y no lo supe, con lo que estuve dando vueltas por ahí preguntando por el nombre de “Lobo Wupp” y nadie sabía de quién cuernos estaba hablando -por eso no me gusta quedar con otras personas si no es en mi casa-; la segunda es que se han emparentado con los otakus, que junto con los bronies son algo así como mi kriptonita.

    ¡Han llegado a salir en la televisión local de Caracas! https://www.youtube.com/watch?v=tF9tupuSKk4

    • JAJAJAAJAJA! Bonita historia! Domingo, ¿tienes tu propio furrsuit?
      En realidad creo que aquí también tienen cierta relación con los otakus

      • No, pero recientemente he pensado que si tuviera uno, tendría que ser tipo tokusatsu, o traje de Chewbacca. Algo que asemejara tener una factura más profesional, más “de cine”. No sé decir por qué mi aversión moderada a los fursuits de siempre, pero creo que puede ser porque más bien me dan la impresión de trajes de mascota deportiva (que, en el fondo, es lo que son) que de verdaderos animales humanoides.

        No había visto el caso de los violadores disfrazados. Todavía estoy boquiabierto. El drama que se debe haber armado ha tenido que ser colosal…

  • Si hubiese que darle un propósito a todo esto más allá de juntar a gente peculiar, yo propondría convertir el mundo en una especia de ‘Aldea del Arce’ global con Emilio Aragón de presidente.

  • Wow! Acabo de enterarme de este artículo.

    Me gusta cómo está y se ha desarrollado los comentarios. Normalmente nos ponen a parir y, casos de escándalo público, nos ponen a todos como culpables y nos discriminan. Cuidao no me encontréis por la calle, que puede que os viole ;). Dentro de poco seremos ya como los musulmanes, o cualquier árabe, todos terroristas, no?

    http://www.elmundo.es/f5/comparte/2017/01/28/588b3ef5e5fdeae1798b45ef.html

    Esto me hicieron antes de Furrnion, y después me llaman para saber qué opino de las violaciones. No me incumben ni a mí ni al fandom, sino a enfermos, al igual que sobre zoofilia, otra que me preguntaron indirectamente.

    Quitando la negatividad, la mayoría somos como cualquier fanático del fútbol, friki de los videojuegos, otakus.. Todos somos raros en algo!

    Pa terminar, os dejo algo cómico que se hizo hace mazo tiempo https://www.youtube.com/watch?v=YUUUi0BtBnY

    Un saludo.

    • Hola Tronchy. Pues ya ves. Yo iba también con intención de reirme. Pero vi algún vídeo, empecé a escribir y me parece que sobraba esa actitud. Me alegro que os lo hayáis tomado bien. A ver si el año pasado me puedo acercar por ahí a conocer más sobre lo Furry.

  • Me pregunto si todas las series de animación, cómics y videojuegos donde salen animales antropomorfos se podrían considerar parte de la cultura furry, que más allá de los fursuits también incluye la ilustración. ¿Es una película furry la adaptación animada de “Robin Hood” de la Disney? ¿Y las series de dibujos animados de “La vuelta al mundo de Willy Fogg”, “Dartacán y los Tres Mosqueperros” o “Sherlock Hound”? ¿Y el cómic de “Blacksad”? ¿O el de “Usagi Yojimbo”? ¿Y el videojuego de “Starfox”?

    • El Robin Hood de Disney, Usagi Yojimbo y Star Fox ciertamente son referentes furry muy bien apreciados. Disney estuvo en contacto con grupos de estudio de furries a la hora de hacer su película del año pasado, Zootrópolis (que es un peliculón con mayúsculas), y Usagi Yojimbo directamente se publicó por primera vez en “Albedo Anthropomorphics”, que era una antología de furries en blanco y negro underground como las Tortugas Ninja de Eastman y Laird, y que tuvo hasta juego de rol; para más señas, en el número de Albedo donde debutó Usagi, se anunciaban las Tortugas de Eastman y Laird, por lo que ellas también entrarían.

      Y con Star Fox, en cuanto apareció Krystal en el juego de Gamecube el destino estaba echado.

      No conocía Blacksad. ¡Blogs de descargas de cómics a mí!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *