Lays Burger y Mojito y el Casting de sabores

El mundo patatil nunca descansa, y el éxito de nuestro último podcast sobre el tema nos ha dejado algo claro: queréis que sigamos la actualidad… de las patatas fritas. La situación Yemen o las protestas de los indignados no son nada comparadas con lo apasionante del mundillo de los aperitivos. Por fortuna, en Lays se esmeran en que tengamos cosas que comentar para que estemos entretenidos. Pan y Circo, o mejor, patatas y La Noria para el pueblo.

Hoy hablaremos de dos sabores nuevos de esta marca: de hamburguesa y de mojito. Una de ellas es una propuesta con cierta lógica (toda la que puede tener el mundo patatil). Al fin y al cabo, las hamburguesas se suelen comer con patatas fritas, menos en Logroño, que se las comen con coles de Bruselas, según tengo entendido. Lo del mojito es ya más peregrino: ¿hay de verdad una demanda para patatas con sabor a bebidas alcohólicas? La respuesta es un contundente : hay demanda de cualquier cosa que tenga que ver con el alcohol. Las patatas fritas sabor calimocho, para los jóvenes, a cerveza o a Martini con limón, para las chicas, están a la vuelta de la esquina.

 

 

O quizá no. Porque evidentemente, las supuestas Lays sabor a Mojito a lo que saben en realidad es a lima con mucha azucar. Y ya. A ron, desde luego que no sabe, pero si os gusta la idea de unas patatas dulces, quizá os convenza.  ¿Y las de hamburguesas? Pues… a pepinillo. Alguno ya estará viendo a donde voy a llegar. Y sí: estos dos sabores no son más que la reencarnación de dos sabores que ya habíamos visto anteriormente: las Ruffles sabor a pepinillo (Burger) y las Lays sabor a lima (Mojito). ¡Lays se ha marcado un reboot que ni Star Trek o DC Comics!

 

 

 

 

Pero todo reboot trae cambios. En este caso y como habréis supuesto, lo encontramos en las de sabor hamburguesa, ya que han pasado de ser patatas rizadas a lisas, y de gruesas, a finas. Un pequeño cambio que sin embargo, y como muchas de nuestras lectoras sabrán, supone un mundo. Aún así y como todos sabemos, cuando el bocado de tu Whopper lleva un cacho de pepino, este sabor eclipsa el resto, así que sí que tiene cierto parecido. Pero hay otra diferencia, esta vital, con respecto a las primeras Ruffles Pepinillo. El sabor de la nueva propuesta es ligeramente más suave que el que tenía la primera intentona, así que nos ha convecido. ¿La prueba? ¡Que el Virugato, por primera vez, ha gustado de lamer un poco la comida en cuestión!

 

 

Aquí lo tienen. Al Virugato le da lo mismo que sepa a BigMac, Whopper o las hamburguesas del Telepizza (¿alguien se ha atrevido a probarlas?). Lo que le gusta es que está saladito. Sin embargo, el sabio animal optó por despreciar las de mojito. Y no me extraña: ¿habéis visto alguna vez un gato pidiendo un mojito en un bar de copas? Si fueran de orujo, otro gallo cantaría, pero los mininos pasan olímpicamente de la lima y el azucar. Vosotros, los… esto… humanos, seguramente lo encontraréis bastante placentero.

 

 

No quiero dejar de reseñar que estas dos sabores vienen acompañado con una cierta campaña de branding para diferenciarlas del resto de Lays: la bolsa es alargada y con un diseño diferente, con el sabor imitado identificado con una imagen representativa: En el primer caso, por una hamburguesa de esas que venden en el Día en paquetes de dos. En el segundo, el supuesto vaso de mojito parece que tiene que ver más con los mocos verdes radioactivos que crearon a las tortugas ninja que con un vaso de mojito: claro que para lo que te ponen en algunos sitios, casi prefieres que te pongan mocos verdes. Y con todo… están ricas.

Un grupo de expertos catadores patatiles en plena faena

 

En Lays aprovechan este lanzamiento para promocionar la última maniobra publicitaria del sello. No: no se trata de una colección de cromos con los éxitos de Musique de Merde. Pero es una idea casi tan fabulosa: la de inventar un nuevo sabor para la marca. Y uno solo puede fantasear con lo que podría salir de ahí: ¡Curry! ¡Recuperar las Ketchup Heinz! ¡Morcilla! ¡Bollo de la pantera rosa! ¡O sabor Pollas, como los fideos kung-fu!

 

 

En la página de la web encontramos además, una serie de vídeos para que el personal se anime, como las Lays Burrito (con vídeo incluido con las ya quemadísimas máscaras de lucha mexicana) o a un David Bisbal comentando sus sabores favoritos y demostrando su dominio multimedia: lo mismo dice las paridas en Twitter que en Youtube. Las propuestas de los “oyentes” van de lo lógico a lo cachondo: así tenemos unas muy factibles patatas sabor a mostaza a otras llamadas “Condemor”, que compraría de seguro. O mis favoritas: Lays sabor “normal”. Ojalá sea aprobada: el resto de sabores serían, automáticamente, anormales.

 

 

Lamentablemente nadie a tenido la sanísima idea de crear unas Lays sabor Cocaína, que de seguro iban a arrasar en nuestro país. En el catering de cualquier rodaje de cine o TV seguro que solo las servirían, y todo el mundo encantado. No tardarán. De momento, disfrutad de estos dos sabores, que tienen nuestra aprobación y la del virugato, y que parece solo estarán disponibles durante un tiempecito. Tendremos toda la vida para añorarlas, como a las Ali-oli olé.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ti-Lung quería crear un nuevo sabor para unas patatas fritas de Lays

– ¡Mi tener grande idea otra vez!  Mi mezclar perejil, judías verde, un dedo de Hulk, Blandi-blub  y Ajax Pino para dar aroma. ¡Ji, ji, ji! ¡Seguro que estar riquísimo, grande cúa!

Pero el simpático furby no se atrevía a probarlo, así que se lo dijo a su amigo Mo-Tai, el más tagón de todas las nubes.

– Pol favol, tú probar este invento mío – le pidió Ti-Lung-

– Mi hambre cua… Ñam, ñam – le contestó Mo-Tai, para luego exclamar – ¡PTRRRR! ¡Mi no gusta!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inmediatamente, Mo-Tai comenzó a sentirse mal y se tumbó en una mullida nube.

-Ay, ay, ay, mi malito, pol favol. Mi sentirse mal, peor que después de ver Transformers II. Mi doler tripita.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

– ¡Arrea mi vieja! – gritó Ti-Lung – ¡Tú transformarte en algo… algo… horrible!

– Mi ser Furby Superior,  el primero de una nueva raza. A partir de ahora mi llamarse… El alto evolucionador fugi. ¡Baila, fugi!

Mi ser un nuevo dios, me voy a crear vacas inteligentes y a hacer video playlista en La casa encendida.

Ti-Lung, muy preocupado, comprendió que debía deshacerse del peligrosísimo líquido.

-Mi tener que echarlo en algún sitio donde nadie se de cuenta. Que pase desapercibido.. ¡Mi ya saber!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

– Aquí nadie darse cuenta… total ¿dónde se ha visto que a un alemán le gusten los pepinos? ¡Ji ji jiii! ¡Due!

71 thoughts on “Lays Burger y Mojito y el Casting de sabores

  • Las de Cheeseburger no están mal. Las de Mojito, con esa bolsa, bien podrían haberse llamado sabor Flubber.

    Madre mía, qué grimazo da el pie de ese neofurby, con los dedacos y las uñacas color mierda.

  • Las he probado ambas y he repetido, y he llegado a la siguiente conclusión: La primera vez que las pruebas lo flipas, la segunda te empalagas, la tercera vez, te dan autentico asco y las tiras.
    Eso con las de chorizo no pasa!!!

    • Pues es raro que no las encuentres en Carrefour, de hecho ayer mismo las compre. Aunque pensandolo bien puede ser que solo las vendan en los grandes centros y no en los del tipo Carrefour Express, Market o como narices lo llamen.

  • Obviedad al canto, pero… ¿no existe el sabor BRAVA, o CALAMAR, esos dos compañeros en los que empiezan las peores noches?

  • Pues nada, habrá que probar estas dos nuevas atrocidades variedades de Lays. Lo malo es que en el horno de mi calle han sustituido las papas por… por… por nada. Ya no las venden, y punto. Así se les presente Leonardo Dantés como cliente habitual, por cabrones.

  • Yo creo que si regalaran Tazos o cromos con las bolsas ayudaría. La verdad es que siento curiosidad por las patatas sabor Mojito, así de primeras no se me apetecen nada, pero quiero probarlas.
    Molarían unas patatas con sabor a filete de ternera, poco hecho. No sé si será viable, pero a mi se me antojan.

  • Creo que esta claro que todo el mundo ansia unas patatas sabor curry, pero hay un complot para que semejante producto no llegue nunca al mercado español, yo he intentado proponerlas en el concurso este, y en el nombre de las patatas, si ponias cualquier frase que llevase la palabra “curry” te decia que no era valido. Hay un tongo evidente ahi…

    • Una lástima, me habría gustado proponer el sabor Curryketchup, que es una cosa que descubrí en un restaurante de fritos cuando fui a Bruselas hace unos meses. Tan empalagoso como repulsivo, pero aún así adictivo.

      • El curryketchup es lo que le echan a las salchichas Currywurst. Pero haciendo que la salchicha flote en curryketchup, además. Es asqueroso xDDD

    • Aquí las venden!!! (Alemania)
      Dónde? Cómo no…en el Lidl!!!!
      Cuando hacen la semana asiática (sin final feliz, eso sí. Y mejor así, viendo a las cajeras), ponen unas patatas, que más que patatas, son como doritos redondos, con sabor a “Tikka Masala”.
      Resumiendo, que saben a pollo al curry. Pero además, un montón. Y con su toque picantito. Una delicia, vamos.
      Y el año pasado, con el mundial, sacaron las de sabor africano ¿?¿?¿?
      Las de pepino no han triunfado, no. “La cagaron” xDDD
      Este país mola para esas cosillas. En los Lidl venden las “Party Chips” en normal o sabor pimentón Paprika, en tambores como los antiguos de detergente, cilíndricos y enormes. Burro grande, ande o no ande xD
      Tengo en mi FB publicadas siempre fotos de alimentos guays que voy viendo, como el Philadelphia Milka, o los batidos Müller… si alguien quiere, las paso a algún sitio público :)

  • Las de hamburguesa las probé hace un mes y me parecieron de otro mundo. Sabían a McDonalds. No a las hamburguesas, sino al local en sí. Meter las narices en la bolsa era entrar en uno, y comer las patatas, como lamer las paredes. Me encantaron y ala vez me invadió la tristeza porque sé cómo acaban estos sabores en España, siempre tan abierta a nuevas experiencias.
    Las otras no sé yo si es que no me he fijado (con este tipo de cosas lo dudo) o que no han llegado a donde yo vivo, pero ni puta idea de que existieran. La idea me repugna, pero removeré cielo y tierra hasta encontrarlas. Sobre todo si es cierto lo que dice Viru y saben como aquellas de lima tan riquísimas.

    • Yo tuve una experiencia semejante con las de hamburguesa. Como comenté a los que estaban conmigo en éste momento, “no sé si ésto pertenece a la sinestesia, pero me saben al olor del McDoonalds”.
      Yo pediría sabor tortilla con cebolla, taco (latino o no), arroz frito, galletitas saladas… y así hasta el infinito. Si existen Kit Kat de wasabi…

  • El sabor cocaína lo propuso mi novia aprovechando que la bolsa por defecto en la web sale blanca, pero se ve que  nuestra sociedad no está madura para combinar el mayor vicio de los seres humanos con cocaína.

  • Serían buenos estos sabores:
    –  Paella
    –  Pulpo a la gallega
    –  Chocolate blanco (SI)
    – Dulce de leche (SI que pasa)
    – Cebolla caramelizada
    – Macarrones con chorizo
    – GACHAS
    – Lentejas
    – Judias con chorizo
    – Pescadilla (asqueroso a la par que perverso)
    – Higado
    – CALLOS CON CHORIZO  
    – Sabor MATANZA (como suena, de regalo un cuchillo matarife como el del Tio Macario)
    – Sabor platano
    – Sabor cacahuete
    – Judías verdes (hortalizas españolas no putas mierdas como TOFU, SOJA y similares)
    – y como no PEPINO español.

  • Lo que flipo son las imágenes bajo lo del “cásting de sabores” de la bolsa; chocolate? huevo frito? lo de la gamba ya lo veo mejor, las he probado y me encantan.

    Y unas de pollo asado? Yo las probé, no si eran las de frit ravich o algo pero me parecieron antinaturalmente parecidas a lo original. Yo, a parte de abogar por las de curry, pediría unas con sabor salmçon con queso fresco, porque no? Puedo soñar, vale?

      • Añado a mi delirio patatil anteriormente expuesto sabores que me está sugiriendo mi señora; roquefort, cebollita frita del ikea y una combinación de las patatas vinagreta con sabor a berberecho para evitar el incómodo acto de mojarlas en su zumillo. Y de calamares a la americana? Estoy delirando…

        • Las vinagreta con berberecho yo las veo también con sabor a mejillón, jeje
          Y las de cebolla frita made in Ikea, te compro la idea, que cada vez que pasó por Alcorcón, me acerco al Ikea a comprar un botecito, jeje

          PD: yo propuse la de tortilla de patatas…

        • Muy buenas las patatas del Ikea (en las que aparece esa especie de folclórico sueco en la bolsa) sobre todo las de crema agria. Era lo mas parecido a las Lays Gourmet antes de que están aparecieran, por que en el fondo lo único especial que tienen es que son duras/crujientes.

          Recuerdo otras tipo Gourmet eran de la marca Eagle Snack, una bolsa azul (bastante caras también).

          Saludos.

  • Yo creo que unsabor que triunfarian serian las de sabor torrente,sobre todo entre el publico femenino y alguno a medio camino; es decir que el olor te recordara al aspecto de este personaje cuando llevara una semana sin ducharse….

    Utiles como laxante o para provocar vomitos tras una noche de borrachera, para que a los quinceañeros no les pillen sus padres….

    Eso si de regalo palilllo para ir ensayando

  • Las de Cheeseburger las comi ayer y las de mojito si las desprecia el virugato…no se mañana las probare y si tiene razón quizas lanzaré la bolsa a la papelera nada más probar bocado.
     
    Continuo pensando en que tendrian que regresar los fritos al ketchup que sabian realmente a anchoa.¡MIIIIIIIIIIITICOS!.
     
     

  • Vi esas patatas en el Alcampo de Granada la semana pasada, y me acordé del famoso podcast.
    Las prisas me hicieron comprar una bolsa de patatas fritas con sabor a chorizo de la marca “Vidal” (desde 1931). Las tres primeras patatas que te metes en la boca pican y dejan el regusto a chorizo, pero el resto son unas patatas onduladas normales y corrientes.
     
     

  • Veo que somos varios los que pedimos unas con sabor a Curry, aunque me temo que no iban a funcionar especialmente bien por aquí.

    Ojalá volvieran los fritos al ketchup, sí!

  • Lays Cheesecake
    Lays Sushi
     
     
    Y sí, por favor Fritos Ketchup, voooolved! Y traeros los Fritos Bravos también
     

  • Después de peinar todo el perímetro de la ciudad, ¡he encontrado las Mojito! En los supermercados normales parece que están vetadas o algo, pero en el Opencor había para dar y regalar. Y como era de esperar, ¡me han encantado! No son más que aquellas de lima otra vez con otro nombre, pero me importa un pimiento. Espero que hayan llegado para quedarse.
     
    Por cierto, mi propuesta en plan Oficial: http://img804.imageshack.us/img804/3233/sinttulo1dw.jpg

  • Mmm, así, pensando vagamente, creo que unas lays con sabor a tabaco también venderían. Después de todo hay tabaco con sabor a casi todo. Siempre podrían usar como reclamo publicitario las horribles imágenes de las consecuencias de su consumo.

    • Sabor a tabaco natural, como el que fuma Don Pantuflo. Un momento, “natural” y “patatas fritas”…

      Porras…

  • A mi con que saquen más sabores raros… Supongo que los señores de Lays, independientemente de lo que opine la gente, van a tirar por la viabilidad comercial. Digo yo. Es decir, que entre las lays con sabor a fabada asturiana y las de sabor pollas en vinagre, supongo que acabarán tirando por las de fabada. Creo que las de curry si que tendrían algo de acogida y de hecho se ve algo bastante más factible que las otras propuestas. Será que les costaría comprar curry a sacos y echarselo a las patatas, porque para las otras hay que simular el sabor y desde luego no se van a parecer una mierda a lo que dicen. He ahí las sabor hamburguesa o las sabor mojito.
    Creo que podrías convicar un movimiento desde Viruete.com en pro de las patatas al curry y de paso ganar el concurso. XD

  • Yo compre ayer las de hamburguesa y joder, es verdad que saben a McDonals. Pero hubo algo que me decepciono muchísimo y que por lo que palpé en las bolsas que había era común a todas: ¡las bolsas vienen casi vacías! Me comí toda la bolsa ayer en un segundo, pero es que la bolsa es muy larga y las patatas ocupaban solo un 20% de la altura de la bolsa. Vaya bajón me dio al verlo :(

  • ¿Y unas patatas sabor fritanga? Ese aroma inespecífico a varitas de merluza/calamares/filete empanado/croquetas que entra por la ventana las noches de verano…

  • Como amante del picante creo que sabor a wasabi seria muy interesante.
    Mmm a parte voy a decir sabor escabeche, y también, tirando para mi tierra, sabor horchata.

  • Yo tengo una anécdota con el sabor más extraño (y repugnante) que he probado en unas patatas de bolsa. Que no siempre son patatas, pero siempre les llamamos así ¿esto por qué?
    Bueno, el caso es que yo siempre he sido fan de Spiderman. Hace unos años, cuando se emitía la serie de televisión en Antena 3, y me refiero a la primera vez que se emitió, no a las seis mil reposiciones posteriores, hubo una moda de explotación comercial del personaje o ,más bien, de artículos de la serie. La colección de figuras articuladas fue bestial, estaba chulísima, el resto; una puta mierda todo. Entre lo que incluyo las patatas conocidas, si no recuerdo mal, como LAS TELARAÑAS DE SPIDERMAN.
    Y si no se llamaban exactamente así, esa definición es perfecta, por lo que voy a explicar a continuación. Insensato de mi, se me ocurrió comprarme una bolsa. Tenían forma, como no podía ser de otra forma, de telaraña. Bueno, más o menos. La forma era como la de un aro de cebolla en miniatura con un entramado en su interior simulando la forma de la telaraña. Y el sabor ¡macho, ese sabor sí que estaba logrado, AQUELLO SÍ QUE SABÍA A TELARAÑA!
    Pero no a una telaraña cualquiera, porque una telaraña normal, supones que tendrá sabor a tela y la tela es prácticamente insípida. Esto para mí que sí que era el sabor que debería de tener en la vida real el potinque ese pringoso que Peter Parker prepara para sus telarañas con productos químicos que vete tú a saber qué coño serán.
    Estas “patatas” tenían un sabor muy intenso y como metalizado, casi ácido. Llegué incluso a pensar que me había tocado una bolsa en mal estado. Es posible que mi paladar infantil no soportara un sabor tan intenso, además de que mi gusto alimenticio es de preferencia por los sabores más suaves. Pero el caso es que sólo una vez vi esas patatas.Y cuando digo sólo esa vez, lo digo literalmente, las vi una vez en una tienda y ya está. Al día siguiente no las había. Supuse entonces que eran tan asquerosas que nunca jamás se volvieron a vender. De hecho, comentándolo entre mis amigos, nadie llegó a probarlas ni a verlas en tiendas, yo y mi hermano pequeño fuimos, que yo sepa, únicos testigos de tal atrocidad. Así aprendí que no porque algo lleve el sello de algo que te guste, tiene por qué ser bueno.
    ¿Alguien las recuerda? ¿Llegaron a má sitios de España a parte de a mi pueblo? Y lo que es más, ¿a alguien le gustaron?
    Realmente me gustaría volver a probarlas por confirmar si eran tan asquerosas como las recuerdo. Como supongo que eso es totamente imposible, por eso me gustaría saber si alguien más las recuerda y, sobre todo, si a alguien le gustaron.

  • Uf, en Alemania el sabor standard era el de paprika, que es pimentón. Era repugnante pero a ellos les encantaba… Lo de las patatas dulces no lo veo yo…

  • ¡Qué a saco! ¿Cuál será la próxima novedad en cuanto a sabores para las patatas fritas? Que son “patatas fritas”, vamos. Cualquier día nos dan gusanitos con sabor a paté y demás…
    Un saludo.

  • En el Mercadona he visto patatas sabor Barbacoa, y en los supermercados Aldi, patatas sabor a Pizza. He de decir que he bajado del coche sin la cartera y no he podido comprar ninguna de las dos… pero lo haremos!
    Eso sí, esto ya parece un menú: patatas sabor barbacoa, sabor burger, y sabor pizza… Viendo esto, las patatas sabor chuletón no están tan lejos!

  • Hoy he ido al Dia y resulta que los finalistas de Lays son: Sabor Patatas Bravas, Sabor Gambas al Ajillo y Sabor Kebab, … Gastronomia a tomar pol sac !

  • He tenido que venir a este post después de haberme comprado una bolsa de patatas sabor Kebab…QUÉ GRAN DECEPCIÓN, ¡saben  a curry y a nada más! Los que pedíais patatas con sabor a curry (creo haber leído que Viru era uno de ellos) ya tenéis respuesta a vuestras plegarias. Si es que tendría que haber sido más patriota y haberme decantado por las de gambas al ajillo…Un asquete, HOYGA.

  • ¡JAJAJA! Pues sí: a mí me gustan porque es lo más parecido a unas patatas al curry que nunca tendremos. Aún así, me gustan más las burguer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *