El Adiós Blogger

Hay dos aspectos del contubernio bloguero que deberían llamar la atención sobre todos los demás. El primero es el uso indiscriminado del término ficticio “paranoias” (cómo nos mola a los españoles relacionar “locura” con “desenfado” y “diversión”; te queremos “loca academia…” ¡resurge!). Una de las bases de la paranoia es el razonamiento lógico (que no acertado) que confirma el delirio del enfermo, cuando ve que todo encaja en su teoría y por eso nunca le sale cinco en el dado cuando juega al parchís.No es sinómino de gilipolleces, tipo “lo que me he reído viendo Saw V con mis colegas”, es una enfermedad mental. No es algo divertido ni gracioso, es como utilizar el término “cáncer” en pro del humor y el desenfado. Les pondré un rasero para que sepan, de ahora en adelante, hasta dónde pueden llegar a transgredir sin caer en el mal gusto: si algo tiene pinta de salir en un fanzine, descártenlo.
El segundo aspecto a comentar, y al que dedicaré la entrada de hoy, es el llamado “Adiós Blogger”, que existe mucho antes que los blogs y, por supuesto, que internet. El “Adiós Blogger” es aquel que surge de la fusión de un pensamiento y un estado de ánimo fugaz. El estado de ánimo al que me refiero es un simple calentón, una rabieta alimentada directamente de ese tanque de soberbia que todos tenemos, aunque juremos ser humildes (y sencillos, sinceros… bla bla bla, ya saben, hay una plantilla para describirse, igual que la hay para hacer un currículum)…


… y, a propósito, dejen de usar honestidad tan a la ligera, ya que se refiere a moral, recato y decencia, no simplemente a decir las cosas a la cara.
El pensamiento al que me refiero, con el que todos hemos jugueteado alguna vez, es ese que nos hace preguntarnos qué pasaría si un día nos muriésemos. ¿Qué podríamos oír en nuestro funeral? ¿Quién iría? ¿Llorarían mucho nuestra pérdida? Esto, unido a la rabieta fugaz, nos hace pensar “ja, seguro que lo pasarían mal, se arrepentirían de no haberme tratado mejor… cabrones”.
En la práctica, lo normal es rebajar el caso, para que no quede tan trágico (y porque fingir la propia muerte sólo para ver qué pasa es complicado y seguramente provoque algún que otro enfado). Uno se encuentra con que durante toda su vida, movido por el tanque de soberbia, ha estado jurando que “Felipe y yo no vamos a ser amigos nunca más”, o ya más mayores, “dándose un tiempo para pensar” en las relaciones de pareja. Ambas cumplen igual objetivo, demostrarse a uno mismo que la otra parte nos necesita y vuelve con el rabo entre las piernas suplicando devolver las cosas a su idílico pasado. Algo que nosotros mismos estamos deseando que pase, aunque jamás lo reconoceremos ante nadie. Ni siquiera ante el espejo.
Cuando esto se traslada a este mundillo exagerado que es el internet social, el tanque de soberbia es mucho más grande (todos nos creemos mucho más listos y cínicos que nuestros compañeros de chat/foro o comentaristas de blog), y las consecuencias de cortar amarras son menores. Esto lo convierte en caldo de cultivo para el “Adiós Blogger”, una muestra de ego disfrazada de educación. Seguro que no les es desconocido aquel personaje que abre un hilo en el foro para despedirse, por lo general argumentando unas causas vagas, sin concretar, aunque generalmente yendo como muy de desencantado. Abstracción para ver si ^BruJitA^ se da por aludida y nos llora un poco. Si la causa es concreta, suele ser una movida propia del foro, tipo que han echado a alguien por sus bromas ofensivas (y que otro alguien no ve tan ofensivas) o la prohibición de hablar de piratería o sexo explícito. Cómo nos gusta jugar a los políticos hasta en los sitios más inverosímiles.

ceboparabraguetas2.jpg

Una Mujer en el Foro, óleo del prestigioso humanista Piotr Blaväbski.
Pero quedémonos con lo principal: esa persona, si es tan conocida y habitual en el foro como para justificar una despedida, ya tendrá correo electrónico y msn de la gente con la que se lleva bien (y de la que, por tanto, procedería despedirse). Por otra parte, si está “desencantado” o “aburrido”, lo normal es que cada vez entre menos, hasta el día que deje de entrar y punto. Las causas importantes (laborales, familiares, etc.) nunca justifican el abandono: de momento va a estar difícil participar en el foro asiduamente, pero cuando todo se resuelva, las cosas volverán a su cauce.
¿Qué objetivo tienen, por tanto, esas despedidas? Aparte de la mencionada “llamada de atención” a nuestro objetivo afectivo/sexual, constituye un campanazo para ver quienes y de qué manera se interesan por nosotros, recolectar sus sentidas (y tópicas) despedidas y, en suma, ver cómo se lamentan por nuestra partida y el aire jovial decae un poco gracias a nosotros. Funeral gratis y sin complicaciones, que en internet la facilidad y rapidez de enfado, perdón y olvido es acojonante . Después, uno se deja comer la “oreja virtual” por cuatro colegas (más alguno nuevo que puede brotar de esta situación, generalmente por la morbosa curiosidad, hay que ver cómo atraen las broncas y el tema de a quién le mola quién, parece que no salimos nunca del colegio) y termina por quedarse, algo que a veces, para mayor desvergüenza, anuncia en el mismo hilo en el que anunció que se largaba. Y si no, se irá y al tiempo volverá, anunciándolo a bombo y platillo. No demasiado tarde, no sea que haya gente que ha abandonado el foro de verdad y se encuentre con un hatajo de desconocidos.
Sin embargo, el foro se compone de más usuarios. Aunque habrá quien se lamente y aporte su granito de arena, el emigrante no se siente el absoluto protagonista (aunque sigue escribiendo su nick en google, a ver si aún se le menciona). Para eso, Dios creó los blogs. Y es por esto por lo que me refiero a todo este mundillo de la despedida melodramática como “El Adiós Blogger”. A ver, si un foro es una competición de a ver quién mola más, en un blog toda esa responsabilidad corre por nuestra cuenta (me refiero a los blogs unipersonales, evidentemente). No basta con preparar réplicas geniales, sarcasmo al uso o buscar chistes que hagan “más gracia que…”, no hay base sobre la que mostrar que somos la caña. De modo que, en el poco probable caso de atraer a un pequeño número de gente que lea nuestras chuminadas (nunca “paranoias”, recuerden), tendremos que saber mantenerlos ahí. Lo cuál no es fácil, porque a menos que uno se dedique a enlazar vídeos de youtube o repicar por enésima vez los correos graciosos que nos llegan, habrá que tirar de producto propio, y eso requiere tiempo y dedicación.
Para que nos entendamos, si uno hace un blog “de risa”, llega un momento en que no se le ocurre algo divertido. Si uno lo hace intentando mostrar que es una persona dura y fría por dentro pero llena de matices y con mucho calor interior, o está muy bueno o aburre al personal (y a uno mismo). Si vive en Londres, llegará el momento de volver; además, tampoco era tan original e interesante lo que le pasaba allí, hubo que exagerar un poco para no parecerse a los seis mil blogs idénticos “desde Londres” (u otra ciudad molongui). Y los blogs profundo-filosóficos terminan por volverse monótonos y repetitivos.

ciudad_de_zombies.jpg

No te vayas… disfrutamos con cada idea que sale de tu cerebro… tu delicioso cerebro…

Pongamos que su blog resulta tener un cierto éxito. Y que, de pronto, usted ve que el número de comentarios desciende, aunque está seguro de que la calidad de sus entradas no ha bajado. Esto ataca directamente al tanque de soberbia, y hace saltar el pistón del “A que me voy” (Mark Evanier lo llama el Síndrome “Abandono los 4 Fantásticos”). Consecuencia: despedida pública en el blog. ¿Quieren saber la razón más leída? EL OBJETIVO. Resulta que el blog tenía “un objetivo”, dicho así como a lo grande, y el autor se retira, ahora que lo ve cumplido o bien desfasado y no tiene sentido seguir. Después, claro, el aburrimiento o desencanto, eso es universal. Despedida lacrimógena (sólo me queda recoger mis cosas y apagar las luces…gracias a mis amigos, vosotros sabéis quienes sois…) y, lo mejor, COMENTARIOS ABIERTOS.

¿Borrar el blog? No, nunca. El autor se queda a ver los comentarios, a leer lamentos y regalarse con las declaraciones de sus amados lectores y comentaristas, que inflan el número de comentarios hasta alcanzar el record. “Tómate un descanso y luego vuelve, te estaremos esperando”, dicen los amantes de “darse un tiempo para pensar”. “No solía comentar, pero te leía siempre”, dicen los verdaderos culpables de la situación (si hubiera habido más comentarios en las últimas entradas, esto no hubiera pasado). “Qué pena, era de los pocos blogs que leía”, “Me alegraba la mañana” o “Ya sabes dónde nos tienes” dicen esos palmeaespaldas que, después de un solemne funeral, se van a comer y dicen aquello de “el muerto al hoyo y el vivo al bollo”. De una forma u otra, todos nos ofrecen sus ánimos y peticiones de replanteo, aunque al final es todo por sentirse parte del drama.
Cabe otra posibilidad, tanto en foro como en blog: el anuncio. La despedida anticipada, para ver si alguien se asusta y hace lo imposible por mantenernos al pie del cañón, porque al final haremos como que “lo hemos pensado mejor” o “nos han convencido para seguir”. Suele ser un plazo largo, algo tipo “seguiré hasta diciembre” (a mediados de septiembre), o indeterminado (dando sensación de inminencia), tipo “dejarlo todo atado antes de irme”. Este último es mucho más fácil colarlo en foros de rol. Los jugadores de rol son grandes amantes de los melodramas disfrazados de gran tragedia.
Al final, lo de siempre. El blog reabre, porque cuando uno se acostumbra a que le rían la gracia, le lloren la pena o lo agasajen con palmaditas y esas propuestas de “salir de copas” o “tomar un café” (depende del espíritu del blog), no es fácil renunciar a ello. Y porque, pasado el calentón, queda lo que uno en el fondo esperaba: el tanque de soberbia de nuevo lleno hasta el borde.

70 thoughts on “El Adiós Blogger

  • Pues tenéis un ejemplo de esto mismo que tanto has rajado muy cerca de la web, en concreto en los Links de la pagina principal 😛
    Viru: soy tan soberbio como el que mas, pero sepa usted que cosas como el Last Fm o lo de FaceBook lo han abierto los fans de la web. Aclaro.

  • A mí nunca me ha gustado usar la palabra paranoia, no por lo que significa sino por lo manida que está. Pero vamos, no me creo eso de que ahora seáis los abanderados de la corrección política! A ver si ahora vais a decir en lugar de “vaya subnormalidad”, “vaya discapacidad psíquica”!
    Saludos

  • Todo lo que comentas es algo que, por fortuna, se cura con la edad. Cuando una persona aprende a canalizar sus necesidades emocionales hacia proyectos más provechosos, de continuar escribiendo un blog, lo hace por saludable y sincera afición, o por motivos comerciales, pero nunca por necesidad afectiva.

  • Ehm, bueno, lo primero, que este es uno de los post más honestos que he leido nunca…
    …y segundo, que le ha faltado indicar una de las principales características de la actitud del blogger que se despide: darse por aludido por cualquier post coincidente en el tiempo con su despedida, por remota que sea la posibilidad de que se refieran a él, jajajaja…
    PD: Seamos serios, ¿Hay constancia de algún caso en la historia de la web en que se haya cerrado un blog voluntariamente?

  • Acertadísimo y muy bien escrito. Dejo el comment no vaya a ser que por falta de estos cierres… ah,¿en pyjarama que se estila más, copas o café?

  • Qué gran verdad lo de dejar los comentarios abiertos en la, supuestante, última entrada. Es un recurso realmente hipócrita. Dejarlos abiertos es signo de debilidad y falta de consistencia en las decisiones que uno toma. No estaría mal abrir una entrada en plan “Ultimatums, mandadme vuestro último mensaje”, prometiendo y cumpliendo fecha de ceses y demás. Para mí, esa jugada tendría mucha coherencia. Pero dejar la puerta un poquito abierta, es como intentar dejar de fumar, pero yendo a comprar tabaco “por inercia”. En teoría, sólo lo compras, no lo fumas. Pero se acaba cayendo.
    En el mundillo foril, hace unos meses, con la llegada de la nueva generación, muchos veteranos que afirmaban no ser capaces de divertirse con los juegos actuales (“muchos gráficos, poca magia“) abrieron el típico post final, pero con la peculiaridad de vender toda la colección que tenían, para librarse de foros y de la afición. Motivos laborales, personales, cansancio, papismo, etc… ¿Cual es la sorpresa? Que muchos vendían 3 consolas y 80 juegos para comprarse la ps3 cuando más cara estaba junto a los cuatro o cinco juegos que había. Y vuelta a empezar en el foro…
    Sobre el primer punto, cabe destacar que ese paradigma es el pan semanal de Callejeros, y de ciertos usuarios de youtube que se lo pasan pipa viendo a enfermos mentales.
    Un saludo.
    AkaTsuko

  • Yo ya me he despedido unas pocas veces, mas por educacion que por otra cosa. Y hasta he borrado blogs y todo. Raro que es uno.
    De todas formas, me apunto lo de fingir mi propia muerte, puede que algun dia me resulte util…

  • Nunca he visto ningún “adiós blogger”, pero sí bastantes foreros y son tal como los describes. El caso es que una persona deja un foro pero sigue entrando para ver lo que le pone la gente en su mensaje de despedida. Yo dejé un foro y simplemente deje de escribir un día, todo lo demás es teatro y como bien dices, ganas de inflar el ego. Otra forma de reclamar la atención simulando despedida es cuando en un foro corriges a otro usuario con la mejor intención y con buenas maneras y este suelta algo parecido a “Bueno, pues lo siento, ya no me conectaré nunca más y así ya no os molesto”, aunque no sea tan rimbobante como abrir un topic sólo para la despedida, pero busca el golpecito en las espalda “Bueno, no pasa nada, no hace falta que te vayas” o “No te preocupes, ya aprenderás, sigue con nosotros” y un largo etc.

  • Yo una vez cometí un glorioso ‘adios blogger’, someti la continuidad de mi cada vez más popular blog a que ganase el madrid el siguiente partido… así, sin más, y ni siquiera soy un forofo del futbol.
    El madrid perdió y mi blog se fue a tomar por culo, pero a los dos dias tuve que volver, porque me moría de ganas y porque me jodia que por semejante estupidez (digna de mí) me quedase sin mi blog, que para eso es mío!

    PD: Efectivamente habían desaparecido los comentarios y mi ego estaba dolido, pero gracias a mi estupida estratagema todo volvio a su cauce.

  • Ach, a veces me da miedo ver que agudo observador de la naturaleza humana hay en tí, Wally…
    Creo que lo cierto es que la auténtica fuerza que puede hacer que uno acabe por dejar foros o blogs es la pereza. Salvo algunos foros muy muy especializados o concretos (pongamos, los individuales de cada juego del BoardGame Geek), el escribir en un foro general acaba cansando por los off-topics y la endogamia y sus males derivados.
    Con los blogs la cuestión del público importa pero también la pereza de tener que organizar las ideas y pasarlas a texto en lugar de hacer otras cosas más entretenidas (y fáciles) tiene su parte de culpa. Además, al ver que ciertos patrones se repiten sistemáticamente en todas partes, uno se acaba aburriendo y para eso mejor ponerse a ver JAG, que por lo menos la coronel McKenzie está buenorra.
    Por cierto, Wally, échale mano al Struggle of Empires. Tremendo Weuro.

  • Yo, por contra, solo he leido el principio y algo del final mientras pasaba, porque debo comentar antes de que se me olvide. Y es que el final del tercer parrafo me ha recordado muchisimo a un monologo de Homer: Ojala vuelvan y este muerto de hambre. Como iban a llorar “No tendriamos que haber ido a casa de los Flanders. Oh, porque fuimos a la casa de los Flanders y dejamos a Homer solo sin comida” Como me iba a reir, desde la tumba.
    Ahora me leo esto, que pasa que han vuelto a abrir el Blog de Randy?

  • Yo solo participaba en un foro, y cuando creí que iba a tener que dejarlo porque, directamente, no iba a tener internet en mucho tiempo, solo se lo dije a la gente que conocía de verdad. Después de todo, es a los que les va a importar.

  • Oh, Wally, es usted un señor cabronazo. Y le amo por ello.
    Para quien pregunta por arriba, volverá, volverá. Aun estoy esperando a saciar mis ansias de soberbia. Sí, aun más. Mi tanque de soberbia es grande y amplio.

  • Bueno, pues servidor es lector asiduo del blog de Randy y es la segunda vez que me paso por pyjamarama.
    Para que este blog no desaparezca, me decido a comentar: joder. Sin más. Se puede decir más, pero no tan claro. Tod@s queremos que nos valoren y la gente nos diga lo mucho que nos necesita y cuanto molamos. Lo de cerrar para ver si la gente llora un poco es algo que todavía no me planteo porque soy blogger novato, pero si alguna vez decido echar el cierre, recordaré este post para no caer en la tentación de que me hagan la pelota hasta que regrese (o sí, depende de cómo tenga el ánimo, vaya usted a saber :P).
    Y visto lo visto, quizás me pase más por este blog.
    Saludos!

  • Aunque a veces no comparto opiniones de pyjamarama, he de decir que “chapó por la paranoia” ^^.
    Nunca vi tan bien explicado un comportamiento tan típico de foros y blogs.
    Tampoco es que sea muy criticable, es simplemente las ganas que tenemos de sentirnos queridos y necesitados, y todos las tenemos en el fondo.. y mas en un ambiente tan emo como es internet.
    PD: Aqui un fan de viruete en face book XD

  • El adiós blogger

    Pongamos que su blog resulta tener un cierto éxito. Y que, de pronto, usted ve que el número de comentarios desciende, aunque está seguro de que la calidad de sus entradas no ha bajado. Esto ataca directamente al tanque de soberbia, y hace saltar el pi…

  • Pues yo cada vez me sorprendo más con la capacidad de análisis de Wally. Realmente es muy exhaustivo en todos los detalles con los que ilustra el artículo. Pasa de ser un comentario humorístico a ser un espléndido y veráz análisis del comportamiento de la gente a traves de Internet. Creo que cada vez tiene más futuro el espacio de Wally como artículo divulgativo de psicología que como humorístico.
    Reconozco que al principio te seguía por el humor, pero cada vez más te sigo por lo interesante de tus descripciones.
    ¡Un saludo Wally!

  • A pesar de las críticas, el caso es que este tipo de comportamiento está bastante aceptado. Me refiero a todo el tema de rellenar nuestro ego, de las despedidas dramaticas para que nos lloren y vuelta a empezar.
    Que sí, que es algo normal, que no pasa nada. Que el ser humano necesita sentirse querido y necesitado (¿… por 300 personas?). Que a mi mismo me encanta que me coman la oreja cuando saco alguna tirilla o animacion rancia. Todo esto es inherente a nuestras necesidades afectivas y más si tenemos sentimiento de debernos a nuestros lectores… pero es que eso ¡no puede ser bueno! ¡no puede ser sano! ¡leche!
    Los lectores de un blog no deberían ser una gasolinera mágica en la que metes tu autocompasión y a cambio rellenas tu ego. Pero lo son. Y lo seguirán siendo. Y no es que me preocupe la falta de respeto que esto supone para los comentaristas o lectores, que al fin y al cabo aceptamos gustosamente esta realidad a cambio de tener nuestra porcion diaria de lectura, sino el hecho de que esa actitud tiene que acabar siendo algo muy jodido para la salud mental del propio autor del blog. Mi opinión.
    ¡Un saludo!

  • Le gane el reto de los penalties a Luis Amado
    Lo del comentario de “chuminadas” creo q es un puñal para la comentarista la Chumi q tiene un blog sobre chuminadas, creo q Wally esta cyberenamorado de ella y utilizo su blog para humillarla delante de la viruetada espero ansioso la respuesta de La Chumi
    Que pesados son los adios bloggers toda la razon del mundo una vez mas

  • Por cierto recordar aqui al mejor blog de la historia española JAVIMOYA.COM, el autor era el blogero mas visitado y lo dejo de la noche a la mañana sin despedirse ni ostias, como tiene que ser, aun hoy recibe decenas de visitas diarias a pesar de estar cerrado, el fue el primero en enseñar como grabar videos de youtube
    JAVI MOYA RULES!

  • Touché… yo me despido un par de veces por año, por lo ya dicho (unas veces asumiéndolo y otras no tanto) y por higiene.
    Igual que los de “no suelo comentar pero te leo siempre”, están los de “no leo, pero comento”, más pendientes de quién te comenta qué y de trabajarse un dudoso colegueo que de lo que haya en la entrada del día, y hay que sacárselos de encima.

  • Eso es algo que pasa en la mayoría de foros que frecuento. Gente que se pilla un rebote y escribe para despedirse y que los demás le den palmaditas en la espalda y le pida que se quede.
    Lo más grande que recuerde en este plan es un usuario que en su adiós blogger dijo al resto de la comunidad que lo dejaba porque se iba a Guatemala a trabajar y estaba tan tranquilo en su casa en Santander. Sobra decir que sigue en el foro aún descubierto y todo.
    Demasiado afán de protagonismo diría yo, si dejo algún foro donde escribo lo dejo y punto.

  • Sí, las despedidas de brrrroma de blogueros están a la orden del día. El Pianista en un burdel y el gran Wardog lo hicieron en su día, para volver poco después con el ego hinchado por las súplicas de sus acólitos. Y Javi Moya murió, como todo el mundo sabe.
    Y ahora off-topic gratuito y radical. Ya que más arriba se comenta así de pasada el asunto “juegos de mesa”: estaba pensando regalarle a mi hermano por su cumple el “Fórmula D”, ¿alguien lo ha probado y me puede dar su opinión?

  • Uff!!!….Macho, pareces el francotirador de Viruete.com. Lo digo por ir repartiendo collejas en cada articulo…Casi me acojona leer un articulo con tu firma, por aquello de que colectivo de gente sera el siguiente en pillar….¿Para cuando un articulo rollo ” wally week visto por Wally week”?
    ¿O ya hiciste uno y me lo perdi?

  • Todos son así, al fin y al cabo, Gevaudan. Para hablar de algo, hay que conocerlo desde dentro. Además en este hablo casi todo el rato en plural y me incluyo.
    Por cierto, repartiré collejas pero te hice un homenaje de lo más sentido en el artículo de Atmosfear. Para que veas que no todo son malos sentimientos.

  • Todos son así, al fin y al cabo, Gevaudan. Para hablar de algo, hay que conocerlo desde dentro. Además en este hablo casi todo el rato en plural y me incluyo.
    Algo que en el fondo sabemos pero no queremos reconocer sobre nosotros mismos, vaya. Cada uno se traga las mentiras que necesite para sostener su autoestima…
    O-T: Langas, por fama, el Fórmula Dé es un buen juego (te remito al site que ya comenté para leas las reviews). No he podido comprobarlo pero el día 28 voy a ir a una demo del juego para ver qué tal rueda. Los de la BSK (un foro español de juegos) también sabrán algo al respecto, digo yo.

  • Señores, señores…en realidad, sólo hay dos razones para escribir un blog (o una novela, o un panfleto político, o para componer una sinfonía, o para pintar un cuadro, o para demostrar un teorema, o para comandar una flota interestelar), a saber: ganar dinero, o ser amados… o las dos cosas.
    La única diferencia es la mayor o menor discreción con que se oculta este hecho cierto, que no es malo en sí mismo.

  • Señores, señores…en realidad, sólo hay dos razones para escribir un blog (o una novela, o un panfleto político, o para componer una sinfonía, o para pintar un cuadro, o para demostrar un teorema, o para comandar una flota interestelar), a saber: ganar dinero, o ser amados… o las dos cosas.
    La única diferencia es la mayor o menor discreción con que se oculta este hecho cierto, que no es malo en sí mismo.

  • Toooodo cierto. Como dato curioso, el par de veces que me he despedido en el ámbito internetil he vuelto. Las despedidas de verdad siempre han consistido en un abandono progresivo y finalmente consumadas por una puesta en orden de la carpeta de marcadores.

  • Nunca dije que fuese fácil, señor Milgrom, jajaja…
    Siempre podremos tomarnos unas absentas virtuales al son de algún tema decadente y crepuscular de Edith Piaf…perdón, de Black Lace, recordando a todos esos comentaristas traicioneros que nos abandonaron por un blogger más molón…

  • Un articulo de categoria, lo que se dice es cierto y resume lo que es internet: Autobombo y Soberbia, lo segundo es decir que yo cree un blog por insistencia de gente que tras conversaciones me decian que por que no lo hacia con las cosas que se me ourrian, y si usaba paranoia aunque sabia que era incorrecto por mera vagueria. Lo cachondo es que tenia visitas y no comentarios !!por que preferian comentarmelo a la cara!! me han llegado a decir en los garitos de siempre cosas sobre mi propio blog como algo original y al decierles de donde lo sacaron me decian de un blog, iaginaos cuando decia que ese blog era el mio… asi que decidi borrarlo por falta de comentarios escritos lo borre y abri uno en Myspace y si que tenia visitas, algun comentario pero la verdad no creo que salvo los que vemos cosas como Viruete los demas no tienen ni sensibilidad ni deseos de que alguien les diga ! eh tio, eso que dices es de ta blog!. Asi es la gente.

  • Por cierto perdon por las faltas de ortografia pero soy informatico en un gran banco y tengo que escribir a toda leche ademas de que por razones ignotas el teclado esta fatal hay que apretar como un bestia cada tecla y no veais que risa al meter comandos, sin olvidar que por “la crisis” no los cambian…

  • “Publicado por Wally Week en Diciembre 12, 2008 4:05 PM”
    ¿Que dijimos sobre usar la máquina del tiempo?
    Por lo menos no has vuelto a viajar hacia atrás… dios, me gustaba cuando España era una republica bananera…

  • genial.
    fuera de internet cometí el error de un adios parecido y las consecuencias son nefastas… te das cuenta de que eres prescindible antes de llegar a viejo.
    A cuidarse

  • Yo me descojoné con Saw V y no pretendía hacerme el machote jaja, es que esa saga es pura comedia, la amo. Eso sí, yo fui el único que se reía en la sala, en la que, por cierto, repartieron bolsas de vómito a la entrada (vivo en Finlandia, no sé si han hecho eso en España, pero es una promoción genial, la finesa de mi derecha casi la usa en un par de ocasiones jaja)

  • Tremendo Wally!!! De la A a la Z, das en el clavo. Hay mucha búsqueda de ”simulación de proximidad afectiva” en este tipo de comportamientos, al fin y al cabo hay antropólogos que empiezan a plantearse este tipo de cosas como reflejos de una socialidad tribalista posmoderna. Y ahora que ya he dado el coñazo, opino que, salvo casos MUY concretos, lo de despedirse enrabietado es algo a evitar, es una especie de chantaje emocional realizado a gente a la que probablemente le importes una mierda.

  • joer, yo que empece el mio hace un mes o asi… vaya animos que me dais XDDDD
    La verdad es que es muy dificil que la gente te lea, tus amigos leen un par de entradas por compromiso y luego se olvidan…
    Pero vamos, cuando me quede sin ideas se deja de escribir y ya esta no hace falta una despedida emotiva de esas.
    Mucho afan de protagonismo quieren tener algunos, me encanta ver en foros lo de “me despido” y al mes le vuelves a ver conectado al tio sin decir nada XDDD
    Si su vida esta tan vacia como para preocuparse de lo que dicen un monton de desconocidos pues que le vamos a hacer…

  • NO TE VAYAS WALLY, PASA D ESOS HANONIMOS, NO SAVEN LO K DIZEN TIOOO TU BALES + K ESO
    Yo con lo que lo flipo es con cómo un día te quieren matar en los comments y otro quieren lamer las curvas de tu ano. Quiero decir, sí, el post está bien y tal, pero Wally no va a daros una peseta por cada palmadita que le deis en la espalda, eh rufianes.
    PD: Lo que hay que hacer en los bogs es postear de Pascuas a Ramos, ho.

  • Bueno, igual que nadie tiene por qué defenderme ante las críticas negativas (y eso que estas son desagradables), tampoco necesito que haya alguien satirizando a los que dicen que les ha gustado. ¿Que siempre es preferible un comentario más completo, con opinión no sólo de si el texto está bien o mal, sino también sobre el tema a tratar? Pues oiga, miel sobre hojuelas. Pero vamos, que un simple “mu bien, mu bien” anima bastante y, joder, que es para lo que sirve un blog, ¿eh? ¿O es que no ha aprendido nada sobre lo que he escrito? ¿Dónde está su comprensión lectora?
    En fin, que Siempre hay un Puto Dani.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *