Altered Beast: flipamientos licantrópicos en los recreativos

Ser un flipao es lo mejor que hay en la vida, algo que la vida nos quita a base de palos y decepciones para cambiarlo por una capa de cinismo que nos hace impermeable a todo. Hoy en día todos nos reímos de cualquier chaval que graba un youtube alucinando con lo último del WoW o una película de Marvel creyendo que todo es la puta hostia. Pero en el fondo envidiamos esa inocencia y esa capacidad de disfrutar cualquier chorrada. Envidiamos su juventud, porque juventud es fliparse. Con lo que sea: con el porno, el rol, la discoteca o las drogas.

Toda una industria aporta contenidos a los chavales. Ahí tienen a un Rob Liefeld, el dibujante flipao por excelencia, las pelis de Zack Snyder o la discografía completa de Dragonforce. O juegos como el que hoy nos ocupa.

Tremendísimo dibujo flipao de Barsen

Y antes de seguir, confieso: yo, como cualquier persona, fui un flipao. Y entre muchas cosas, lo fui de Altered Beast.

No se puede decir que el objeto de mi devoción fuera algo original: Altered Beast era una máquina hecha por y para flipaos. Con unos muñecajos enormes, escenas cinemáticas infernales, gore a puntapala… Todo lo que molaba.

Cuando un joven Viruete de 10 años (7 según la delegación del gobierno) veía como se transformaba nuestro protagonista en hombre lobo en esa pequeña cut-scene, sentía que se le aceleraba el pulso casi tanto como cuando veía a Madeleine Pryor medio en bolas en “Inferno”. Que el juego no fuera todo lo bueno que debiera, en estos casos, siempre es lo de menos.

 

 

Uno de los atractivos extra que tenía era comprobar la (de nuevo) flipadísima visión de los japoneses de la mitología griega. En Caballeros del Zodíaco teníamos armaduras vivas basadas en las constelaciones que configuraron los antiguos griegos, que otorgaban poderes rarísimos a los japoneses que las llevaban. Y aquí, pues otro caso parecido: partiendo de una base mitológica acaba desbarrando e inventándose todo. A lo James Wallenstein.

Imagen de previsualización de YouTube

Como nos explicaba el principio del juego, Zeus nos resucitaba para salvar a su hija. El Dios nos exigía volver a la vida con voz similar al rey Juan Carlos y un imponente“Rise from your grave”. Claro que eso lo sabemos ahora, que nosotros entendíamos “xcxcxcascascxcz zcxzc ccxzcxzczxc”, gracias a los deficientes altavoces de las máquinas genéricas que tenían en los bares y el ruido propio de estos sitios. Aún así, contribuía al propósito de epatar al jugador. Nuestra misión, rescatar a Atenea de las garras de un tal Neff, señor del inframundo y videobloguero. Zeus se ve que pasaba de ir él, porque era sábado y no podía ir porque había quedado para llevar a Hera al Ikea y esta vez no se podía escaquear o le cortaban los güitos.

A partir de aquí, llegaba ya la bizarradas a los que los nipones nos tenían acostumbrados. Nuestro héroe resucitado transitaba por una necrópolis helénica, matando a otros zombis malvados. Zombies vs Zombies suena a película de Asylum, pero es lo que sucedía. Desde luego, su aspecto era bastante bueno para haber estado muerto. Y es que el que quiere encontrar tiempo para cuidarse un poco e ir al gimnasio un par de veces por semana, puede. Lo demás son excusas.

El siguiente paso evolutivo de la humanidad: un oso con el culo en pompa

En principio, la cosa no parecía más que un Kung Fu Master actualizado y con malos más feos: había también por ahí otros demonios, una suerte de arpías, un pollo con una polea de goma y bichos semejantes. Los más recordados (ya que salían en todas las fases del juego) eran los saltarines cancerberos,  en sus dos modalidades: marrón y blanquito. Estos no protagonizaban adorables imágenes con pies de foto graciosos, sin que nos atacaban y, en el caso de los blancos, soltaban unas bolas anabolizantes que harían las delicias en la NBA: con cada una nos poníamos cada vez más cachas… hasta llegar el momento de la transformación.

A la parrilla sabe mejor

Y aquí estaba la chicha del juego, el momento que daba el nombre a la máquina, que la distinguía del resto, y el motivo porque elegíamos jugar a ésta y no al Super Wonder Boy. La transformación licantrópica del infierno, de donde veníamos y a donde volvíamos a despertar nuestra bestia interna. En un mar de llamaradas abisales, nuestro personaje sufría un dolorosa transformación en hombre lobo.

Si existen cacas con carita feliz, tienen que existir cacas enfadadas

Aquí es cuando comprobábamos que Altered Beast se regía por la llamada “Escuela Teen Wolf de pensamiento”, que defiende los postulados de que ser licántropa mola mogollón. Una vez transformados, podíamos arrasar a los enemigos que antes nos tenían en jaque, utilizando una bola de fuego (que ahora todos dirían que es Kame Hame para hacer la gracia) y “la flecha”, una especie de patada voladora que proyectaba un cono ígneo que se lo llevaba todo por delante cual rodillo del PP. Ya podían gritar los otros resucitados lo de “que soy compañero”, que cobraban igual.

Tengo ese primer nivel grabado a sangre en el cerebro, de tanto que lo jugué y lo vi jugar. ¡Ay, si hubiera puesto tanto interés en los estudios…. hoy sería un parado más! Tras abusar un rato de nuestro nuevo poder, llegaba el momento de enfrentarse a nuestro enemigo, un calvo con túnica que se transformaba en una enorme montaña de mierda, un “monstruño” que nos arrojaba cabezas tras cabeza a base de rascarse la barbilla en plan perrete. Y ojo, que encima eran cabezas DE MIERDA.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero claro, el título del juego no habla concretamente de “hombres lobo”, sino de bestias. ¡Bestias! ¡BESTIAAAAAAS!  O sea, que había más. De hecho, cada  una de las 5 fases presentaba una transformación distinta, en realidad, el principal atractivo del juego. Por supuesto, al terminar el nivel, comenzaban los recortes y nos arrebataban los power-ups y volviendo a nuestro aspecto original. Habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades.

 La problemática de los deshaucios

2ª fase: Hombre Dragón

La más satisfactoria de jugar, puesto que te permitía volar por toda la pantalla, transformando el juego en una especie de matamarcianos tosco en el que arrasabas con todo. Con un botón, activa una barrera eléctrica que se cargaba todo lo que tocaba. Y como ya sabemos todos desde la época del Phoenix, usar una barrera de energía de modo ofensivo mola muchísimo, por que no está pensada originalmente para eso. El equivalente gamer al sexo anal.

Como todos esperábamos, el Pedobear acabó en el infierno

3ª fase: Hombre Oso.

La más floja de todas. Ya el nombre suena a cachondeo y a mariconeo, y lo que es peor,  sus poderes dejaban bastante que desear. El ataque más curioso es una especie de “globos de chicle petrificadores”. ¿Nunca habéis oído hablar de los osos petrificantes? Yo tampoco, y os aseguro que he mirado en Youtube y todo.

 

4ª fase: Hombre Tigre

Evidenciando la condición de otakus de los diseñadores, nos encontramos con un diseño familiar. Fusilaron, u homenajearon, el diseño de ‘Tiger Mask‘, ‘El hombre tigre’, un manga y anime bastante popular en el que un señor con una careta de tigre EXACTAMENTE IGUAL hacía lucha libre por ahí. Pues eso, que nos hacíamos tigre, que era como una versión cutrona del lobo, con los mismos poderes, pero en peor: la bola de fuego aquí iba en plan borracha, y “la flecha” se hacía de arriba a abajo”.

5ª fase: Hombre lobo de oro

¡La conspiración descubierta! Por eso vemos tantas tiendas de “compro oro”. Son todo tapaderas de una sociedad secreta de hombres lobo, que funden nuestras joyas para echarse el oro por encima para Halloween. Luego subirán las fotos al facebook y etiquetarán a todo el mundo para asegurarse de que la veas: “el  Teseo y yo, de juerga XD”.

Vikingos y culés…
… la misma mierda es

Queda preguntarse en qué leyendas griegas aparecen tales seres. El hombre lobo vale, estaba Licaón, pero el resto… Y sin embargo, los griegos tampoco pusieron el grito en el cielo ni nada, no como los redactores de La Sexta Noticias, que cada vez que pueden sacan a relucir la España de Misión Imposible II. Y todavía aún se ríen.

Tras repasar las transformaciones, pretendía hacer un repaso fase por fase de los enemigos y las peculiaridades de estas. Pero tras rejugarlo, comprobé que no tiene mucho sentido. De hecho, eso es uno de los puntos flojos de Altered Beast: se reusan muchísimo los bichos ya mostrados, así como los desarrollos de los niveles, ya vistos en los niveles anteriores que parecen gritar: “a ver si  acabas ya”, cual vulgar prostituta aburrida (según nos cuenta nuestro amigo Torbe, que nosotros somos gente decente).

 

Por destacar a alguno, recordemos a esos sapos sin patas que trataban de engancharse en la cabeza y chuparte la vida. O las hormigas gigantes, o avispas gigantes, o lo que sea que fueran los insectos esos del tercer nivel. En el último nivel tenemos cabras que van por ahí saltando y un unicornio que, en lugar de darnos con el cuerno, nos da patadas. Los de Sega se pueden poner las gafa de pasta y presumir de que ya metían unicornios en los juegos antes de que se pusieran de moda.

Y en cuanto al malo malísimo, el M. Bison, el Voldemort, el Mou del juego, pues el ya mencionado Neff. En principio, un tipo parecido al Sr. Burns, o a un Omar Galanti con túnica. Al igual que Mortadelo, Clodoveo, o nuestro propio protagonista, cambiaba su aspecto una vez por nivel para seguir dando por culo: la montaña de caca era sólo cosa de la primera fase.

Imagen de previsualización de YouTube

En el segundo nivel, nuestro amiguete se transformaba aquí en una especie de coliflor gigante, solo que en lugar de brotes, tiene ojos, como las del Día. En el tercero, en un dragón gordo y feo que ni Daenarys adoptaría jamás. En el cuarto, pues una serpiente tramposa que no quitará vidas porque sí, para que sigamos picando y echando moneditas.

Para el enfrentamiento final, Ness se guardaba la forma más poderosa y espectacular: un rinoceronte con armadura, un Rocksteady que denota que en Sega se ponían capítulos de Las Tortugas Ninja para distraerse a la hora del bocata. Y al final le dieron el juego a Konami, después del peloteo. Que rabia les daría

En realidad, revisitándolo y comprobando las razones de su éxito, veo que la cosa no ha cambiado tanto: la técnica sigue vendiendo juegos. Nuestro protagonista se manejaba de manera torpe y la dificultad, algo injusta con el jugador, buscaba que echáramos más monedas aunque fuera a base de frustrarnos. Pero “La bestia alterada” (como decía nuestro amigo Alvaro GNR) tenía otros atractivos. Principalmente, fliparse. Con las voces, las transformaciones y que  “tiene unos graficazos“… frase que ya se usaba para justificar casi cualquier cosa. Desde subir el IVA a pedir la independencia: “desde Madrid quieren impedir que tengamos mejores gráficos”, hemos llegado a oír. Y la gente, aplaudiendo.

Ahora trabaja en la Puerta del Sol, dentro de un traje de Bob Esponja

 Pero además de esto, hay otro motivo para que el juego haya trascendido: era el cartucho que te regalaban cuando comprabas la MegaDrive. Sega consideró que el título era lo bastante popular como para ayudarle a vender la máquina, y al menos en Europa, creo que su estrategia funcionó bastante bien. Para mí fue una auténtica pasada poder tenerlo y, esta vez sí, acabármelo de una puñetera vez. ¡Ah! Del final del juego solo decir que estaba a la altura de La invasión de los zombies atómicos, Los Serrano o Taxi Driver aunque con un leve giro: era todo una película y los actores brindaban por el éxito de la misma.

¡Enhorabuena, tienes dos dioptrías más!

Así, pudimos jugar en casa hasta hartarnos. Hartura que, una vez elimina la adrenalina de jugar en público, no tardaba demasiado en llegar. En la tranquilidad del hogar y tras repetidas partidas, al juego se le veían las costuras: siendo justos, tampoco era este su destino original. El Sonic quedaba muy lejos. Peor lo tuvieron los que optaran por las versiones en Master System, NES o Spectrum / Amstrad, verdadera pesadillas cromáticas que no defienden ni los de El mundo del Spectrum.

A pesar del exitazo que fue, no se animaron a hacer una secuela. Eran otros tiempos en los que una empresa no se jugaba el trabajo de cuatro años y millones de euros en desarrollar una “IP” nueva, que le dicen. Así que la verdadera secuela del Altered no apareció hasta Altered Beast: Guardian of the Realm, en pleno 2002, para Game Boy Advance.

Altered Pokémon

A decir verdad, Guardian of the Realm era  más bien una pseudosecuela: el mismo juego pero con niveles nuevos. Y, como es natural, nuevas criaturas en las que convertirse: hombre serpiente, hombre águila, hombre escorpión (¡Blackout!), hombre  tiburón y Hombre Tortuga. Y de haber hecho una tercera parte, pues se habrían convertido en ornitorrinco, chocobo y perrillo de la praderas.

 Un intento de revival más ambicioso llegó en 2005, cuando Sega, ya convertida únicamente en desarrolladora, decidió aprovechar que “Altered Beast” era una marca reconocible y que generaría interés y resucitó a los “Were-loquesea” en Project: Altered Beast. Aunque ya no eran ni griegos, ni había mitología, ni na de na.

[vsw id=”VMoer5uYDtM&” source=”youtube” width=”520″ height=”440″ autoplay=”no”]

Aquel fallido lanzamiento para PS2 no era sino uno de tantos juegos de hostias 3D a lo Dinasty Warriors. El origen de la bestia no tiene nada que ver en el poder de Zeus, sino con unas mutaciones genéticas y todo ese rollo de corporaciones malas que se lleva tanto desde el Resident Evil. Y el hombre lobo, para chanar, llevaba una melena a lo Superguerrero 3ª transformación. Todo muy flipao, así que en realidad, mantenía la esencia del original.

El juego no lo llegue a jugar, y no quiero fiarme de la mierda esa de MetaCritic para enjuiciarlo. De hecho por los vídeos hasta diría que mola. Si algún lector nos ofrece una opinión de primera mano, es bienvenida. En todo caso, parece que fracasó en su intento con conectar con los flipaos del nuevo milenio, ocupados ya en jugar en decir que Arkham Asylum es el mejor juego de la historia y sandeces similares. Quizá, como dicen ahora, “no le favoreció los medios de distribución convencionales”

 

Con el fracaso de esta puesta al día, este amago de serie queda anclada a su glorioso pasado, aunque nunca descartéis que, ante la sequía de ideas, en unos años vuelvan a sacarse de la mano un remake, actualización. Sí, quizá para cuando hagan la película de Akira, esa que iba a hacer DiCaprio, luego Zac Efron y ahora me imagino que Justin Bieber. De momento y si buscan en la red, podrán encontrar todo tipo de ilustraciones basadas en la obra y mash-ups varios. Tampoco es que tenga mucho mérito, que ya sabéis que en DevianArt hacen homenajes a cualquier cosa.

El original, queda como lo que era. Como dicen tanto por ahí “no es el Padrino, pero cumple su función de entretener“. Y así era: para un rato en los salones recreativo de tu pueblo daba el pego. Y para fliparse, también. Ahí, en la última página de mi cuaderno de matemáticas de 7º de EGB, habrá algún dibujo del Hombre Lobo este rodeado de las llamas. Dibujado al estilo Liefeld, por supuesto, ahí to flipao.

61 thoughts on “Altered Beast: flipamientos licantrópicos en los recreativos

  • Uno de los juegos de mi juventud, sin duda. 

    Sólo había un juego que me flipara más que Altered Beast y me hacía parecer preso de la Técnica de Kaito mientras jugaba en las recreativas del barrio: El Mutant Fighter. Aquello del “Super Throw” sí que era el flipe padre. Más que el “ayuken” de SF2. Ah, y cómo olvidar el Robo Army, otro juego “Liefeld” por excelencia. Qué gozada. No pasabas ni de la segunda pantalla con 25 pesetas pero oye, salías servido.

    Por cierto, ¿soy yo o me ha parecido ver al tigre Tony de los Frosties en la secuela de Guardian of the Realm?

    http://www.youtube.com/watch?v=4sK_kGL9HaA

    • chamo como olvidar MUTANT FIGHTER el movimiento especial en el aire es de lo mejor que he visto en mi vida en videojuegos GOLEM era la ley y yo jugaba con el por su aspecto siniestro y macabro,aqui en VENEZUELA tuvimos la dicha de vivir esos tiempos los que fuimos jovenes a final de los 90’s y todos los 90’s

  • PD: Ah, que se me olvida mencionar que los ojos esos chungos reaparecían en Toki y la gallina serpiente esa (¿remedo de basilisco mitológico?) también salía en Golden Axe 2 y saber dónde más.

    Bueno, y ya puestos, el enemigo del juego es un Arquitecto de Prometheus. Clarísimo está! 

  • Por cierto, que yo tengo este popular juego en un “mando” legal con 6 juegos de Megadrive en memoria y no consigo pasar de la segunda fase. A ver si me pongo con ello…

    • Yo debo de ser una manca de narices, porque llevo la de Dios de años en la maldita segunda fase, incapaz de cargarme a los bichos ésos que se te pegan. Y éso que lo he jugado en recreativa, en Megadrive, en Master System, en emuladores… Soy capaz de pasarme la primera fase con los ojos cerrados, pero es llegar delante de los bichos ésos y hale, fin.
      Mira que tener que rescatar a la mismísima Atenea…

    • Armabot, si es con el malo final, te cuento que a mí me pasaba lo mismo cuando pille el juego, hay un hueco entre los ojos explosivos donde ponerse, pero el truco muncjkin es acercarte al bicho de los ojos y darle a saco con el power electrico y ya está.

  • Desde que en el 2.003 me decidí y me compré la Mega Drive y a recorrerme los Cash Converters periódicamente en busca de la ofertaca (ahora se han subido a la parra demasiado y hasta le suman los gastos de envío que pagarías por el mismo juego en eBay), fué uno de los que más estuve buscando, mayormente por su grandísima portada. Todo el mundo me decía que era una puta mierda y me negaba a abrir los ojos, también por haberlo sufrido en versión pocha en mi Amstrad. Pero ahora el bueno de Viruete me ha abierto los ojos. A pesar de sus carencias, el juego tiene sus encantos, y lo del final a lo tomas falsas es de traca. Lo sigo teniendo en mi olimpo de favoritos de todas formas.

  • Recuerdo jugarlo en mi infancia, en verano, cuando las tardes en casa de uno de mis buenos amigos se reducía a ir de la piscina a la megadrive y de esta a la piscina de nuevo. Sin embargo pesar del trasfondo mitológico y el royete de hombre lobo, nunca nos terminó de calar a ninguno, supongo porque nos resultaba algo repetitivo. 

    Como curiosidad, decir que el villano de este juego, el susodicho Neff, va a dar su salto a la gran pantalla siendo uno de los personajes de la exitosa película de Disney “Rompe Ralph”, Basada en el mundo de los videojuegos. Aquí os dejo una imagen promocional del personaje:

     http://3.bp.blogspot.com/-R3_DgX3Y8GM/UFx1Na7VzMI/AAAAAAAAAj4/nQ8rUtXryY8/s1600/Wreck-It_Ralph_Neff_BS_v4.0_Online2-610×889.jpg

    P.D: Un saludo a todos, sois muy grandes ¡¡ :) 

  • Bonito canto al flipamiento… Esa carátula del culturista lobo/gato con tetazas que nos hartamos de ver en todas partes… Es cierto que la mitológía griega suele ser un flipe cuando es filtrada por la mente japonesa…y siempre le dan un toque como metalero (sin ser yo nada de eso), o es una cosa mia?

  • Diría que me dejé un dineral para pasármelo en los recreativos, que que tiempos… pero sería mentira de la gorda, yo sólo jugué un poco en MegaDrive y no descubrí como dios manda este juego hasta que me pasaron uno de esos CDs con emuladores que salía de no se donde, y la verdad que lo disfruté, y el final me hizo mucha gracia.

  • Se ve que lo de fliparse iba (y va) mucho conmigo, porque no pasa un mes sin que me eche una partidiglia al Altered Beast de recreativa. Siempre me flipó, y siempre me flipará.

    Nunca olvidaré mi gran decepción al ver el final del juego. Todo había sido una puta mentira, snif… horrible.

    Respecto al juego ese raro de PS2 al que le pusieron un nombre parecido, sí, lo jugué e incluso me lo compré con ansia viva, esperando que fuera cuarto y mitad de molón que el original. Pero no, es una auténtica y verdadera hez. Lo único que mola son los vídeos de las transformaciones, aunque (nunca pensé que diría esto) abusan del gore bastante gratuitamente.

    Además, metiendo los cheats, puedes trollear a Neff de mala manera y descojonarte en su cara. Mira, mira la foto que le hice a mi última partida: http://cl.ly/JaYL 

  • Este juego me sirvió, junto a otras mentiras varias, para que mis padres me compraran la Megadrive que solo costaba 89.000 pts cuando salió.

    “Mamá, ¿sabes ese juego que me gusta tanto y al que echo tantas monedas?… pues mira, lo van a sacar en la consola nueva y asi puedo jugarlo en casa en lugar de tener que ir a los recres a gastar dinero.”… efectivamente hablamos del Altered Beast.

    Desde la perspectiva histórica, funcionó, aunque tal pueril argumento es totalmente inválido, ya que siempre amé las recreativas y me dejaba caer por cualquier salón en cuanto podía.

    O DIOS, cuanto echo de menos las recreativas… el MAME no tiene ese feeling, ese barullo, esas máquinas de cambiar billetes de 1000 pelas y considerar cuidadosamente donde echar tus partidas… que si este es muy difícil… que si en este no duro nada… que gran época.

     

    • ¿Máquinas de cambiar billetes? En mi barrio lo más parecido era “el máquina” que llevaba la riñonera en los recres para darte cambio. Menudo tipo.

      • Había máquinas de cambio automático. Casi siempre se usaban para cambiar monedas de 100 pesetas en 4 de 25, pero admitían todas las monedas de 5 a 500 pesetas. Sí, también podías ir echando duro a duro para que te diera una de 5 pavos. Algunas, en efecto, admitían incluso billetes de 1000. Yo las vi en los recreativos de los centros comerciales (que esos no eran auténticos recreativos), y también en algunos de mi barrio.
        En mi pueblo, en cambio, el dueño (o su mujer, o sus hijos) estaba tras un mostrador y te daba cambio. También podías comprar chicles, bolsas de gusanitos o patatas, chucherías en general, cigarros sueltos… ay, qué tiempos.

  • Nunca me ha gustado el juego este primero por que cuando hay dos malos alrededor el personaje se pone a rebotar como una pelota. Luego, el sistema de pelea es horrible, y luego llega la última pantalla y se transformas en un lobo dorado exactamente igual que en la primera.

  • A ese jugué yo en la Megadrive de un amigo tras años y años (bueno, tenía 10 años… seguramente serían meses) viéndolo en Micromanías y tal.
    Luego resultó que el juego era un ñordo. Y bastante facilón.
    No recordaba el final. Traumas que resurgen…

    • A mí me pasó lo mismo, en modo dos jugadores te lo pasabas como si nada si usabas todo el rato la segunda habilidad.
      Y ciertamente, todo el mundo odiaba al oso casi tanto como a Rajoy hoy en día.

  • Me ha llegado, yo también era un flipao. Y sólo apuntar que el argumento de los gráficos es cierto, lo justificaba todo; más de una vez me vino algún colega diciendo “tienes que ver tal juego, que tiene unos gráficos que molan mucho”. Y es cierto, en aquella época, siendo un crio, los juegos como entraban era por los ojos.
    Actualmente ser un “graphic whore” está mal visto. Supongo que de ahí viene la tendencia de muchas desarrolladoras indies de “cutrizar” gráficamente sus juegos. Que tampoco es que me parezca mal.

  • Sr. V, sólo decirle que llevo muchos años leyéndole (9 años, creo) y este es uno de los artículos con los que más me he reído. Y viva el flipamiento.

  • Era un juego un poco precario de una recreativa poco conocida, pero Sega of America creía que era el perfecto para vender la consola como algo más para adultos con una portada digna de disco de jevi con un hombre lobo con malas pulgas, siempre midiéndose con Nintendo cuyos juegos más populares tiraban a ser más infantiles. Si no fuera por eso, casi potra, nos hubiera tocado tener la megadrive de serie con otro Alex Kidd!

  • ‘La bestia alterada’ lo llamábamos nosotros. Me he descojonado mucho mucho con: “Neff, señor del inframundo y videobloguero”, “jajaj regía por la llamada “Escuela Teen Wolf de pensamiento”, “Ya podían gritar los otros resucitados lo de “que soy compañero”, que cobraban igual”, “¡Ay, si hubiera puesto tanto interés en los estudios…. hoy sería un parado más!”, “así como los desarrollos de los niveles, ya vistos en los niveles anteriores que parecen gritar: “a ver si acabas ya”, cual vulgar prostituta aburrida”, “Los de Sega se pueden poner las gafa de pasta y presumir de que ya metían unicornios en los juegos antes de que se pusieran de moda”. JAJAJ vale, ya veo que me citas con la bestia alterada JAJAJ

  • Larga vida a la bestia alterada. En mi caso fue sobre todo con la Mega Drive, me impresionó en su día lo logrado de la conversión, no estábamos acostumbrados a que una consola emulase tan bien a una recreativa. Y en ese sentido el juego era clavado.

    Luego efectivamente el juego en sí era mas bien MEH pero cuando llegaban las transformaciones yo me ponía muy palote. Era un momento de subidón muy fuerte.

    Y me he quedado flipando con lo del final del juego, nunca llegué a acabarlo y no tenía ni zorra de que era así. IMPRESIONANTE.

    Gran artículo Viru. 

    • No necesariamente. Este juego al igual que el golden axe y el outrun tuvieron su versión de PC. En concreto la versión de golden axe para PC envejeció bien por su modo multijugador, donde irremediablemente acababas hostiándote (en el juego) con el que se supone que es tu aliado.

  • Este artículo es un clásico instantáneo de Virucom. La cantidad de gags por párrafo y de referencias políticas me han tenido descojonándome en voz alta. Ahora los vecinos se creen que soy un demente, ¡total, solo porque río y les arrojo bolsas llenas de mis propios excrementos!

    El de la PS2 lo jugué yo en la Fnac, que estaba de demostración cuando salió. Era entretenido, de matar mucho, de esos que te ríes un montón ahí dándoles leña a los monstruos XDXDXDXD

    • Hombre, lo malo sería si los excrementos fueran de otros, ¿no?
      Y conquisto, quiero decir, coincido: este será, ahora y por siempre, ¡uno de los grandes artículos de Virucom! [Introducir aquí el tema de SilverHawks para fliparse un 20% más]

  • Una de mis recreativas favoritas. Cosiglias que se me vienen a la mente:
    1) El final del 2º nivel, en el que el dragón, después de tanto volar, se ponía (¡por fin!) de pie, más estirao que el palo de una escoba.
    2) El pedazo de principio del 3º nivel, en el que tenías que dar un salto a ciegas al suelo y después inmediatamente a la plataforma superior, o te cogían dos hormigas de esas superveloces (para mí eran hormigas, aunque fueran amarillas y anduvieran sobre 2 patas) que salían a traición desde atrás. Uno de esos clásicos “te quito una vida porque sí” tan entrañables de las recreativas.
    3) Efectivamente, el oso era una mierda.
    Les dejo, que tengo que enchufarme al MAME. ¡Maldito seas, Viru!

    • Vengo de pasarme el juego en el MAME (con continues infinitos no es lo mismo), seguido de un “Bad Dudes vs. Dragonninja” porque sí, y he descubierto una cosa nueva: ¡es posible enfrentarte con los jefes finales sin transformarte!
      Como sabe cualquiera que haya jugado, en cada nivel tienes que cargarte los 3 putos lobos blancos y coger los esteroides. Si fallas uno, el malo maloso decide que no eres digno y en vez de enfrentarse a ti, se larga, dejándote 3 nuevos lobos blancos para probar… así hasta que llegas hasta él convertido en bestia, momento en el que decide que es la hora de las tortas.
      Normalmente a la tercera vez ya llegabas convertido en bestia sí o sí (te ponían los lobitos quietos para que no fallaras) pero hoy, por probar, he pasado de convertirme en tigre a ver qué pasaba, y he llegado a la tercera parte de la fase cachitas pero sin transformar y me he tenido que dar de hostias con él siendo humano. Ha sido un infierno.
      P.D.: También me ha encantado el “Never give up” que dice en plan monguer al rascarte el bolsillo en el continue, jejeje.
      P.D.: ¿alguien más pronuncia “continue” (en el contexto de máquinas recreativas) según está escrito y con acento en la “u”?

  • Buenas. Un apunte sólo. El tio de la máscara de tigre creo que era Satoru Sayama, un luchador de puroresu tan famoso que tenía su propo manga,anime, videojuegos, etc, etc. Vamos, que se inspira en el luchador, no en el anime, creo. Un saludo.

    • Es al revés, el salto de Satoru al puroresu vino después del manga y el anime. Luego le han seguido Tiger Mask 2, 3, 4…
       
      A mí me hace mucha gracia ver combates del Hombre Tigre, por que los locutores japoneses pronuncian “Tiguru Maska”.

  • Que grande el altered beast !!! reconozco que llegue a tener pesadillas con el juego, sobre todo con el monstruo de la primera el que tiraba cabezas era muy bizarro.
    De los juegos mas chungos que he jugado en recreativas. 

  • La fauna de los recreativos no ha sido convenientemente estudiada.Aparte de los flipaos,los mirones,el camello..estaba una figura hoy extinguida:el macarra de recreativos

  • Uno de los artículos más incisivos hasta la fecha, y como bien dice el Tipo con Boina un clásico instantáneo.
    Lo jugaba en el emulador Genecyst (pasarían 10 años antes de que aprendiera a usar MAME) y me gustaba mucho.

  • Pingback: Anónimo
  • “Neff. En principio, un tipo parecido al Sr. Burns, o a un Omar Galanti con túnica.”

    En mi casa era Raúl Sender, aunque el parecido solo de saba cuando salía la cabeza del malo en un cono de luz, justo antes de pasar al siguiente nivel creo que era… 

  • Muchísimas gracias por vuestras palabras, de verdad. Quién iba a decir que iba a gustar tanto?

    Sí que había comprobado que el creador del Altered Beast era el mimo que el de Golden Axe, aunque es bastante mejor. Este juego… no sé. Está hecho como con prisa, ¿verdad? Muchos dicen que era una manera de mostrar la potencia de la Megadrive y que ya el arcade nació con esa intención. Igual es así.

    • Es bastante posible… tanto la recreativa como el juego salieron en el 1988 y están programados en el sistema para recreativas Sega-16, que es de 1986, y es el que usaron para desarrollar la consola.

      Lo cierto es que tanto este como el Golden Axe, Shinobi y otros son idénticos en ambos sistemas, sería buen marketing decir que la consola casera era tan potente como una máquina recreativa.

  • Recuedro que mis padre me regalaron la megadrive con ese juego en las navidades del año 90, por sacar buenas notas en el colegio…

    Tambien recuerdo que me compre la micromania(no tenia ordenador ni nada parecido) una vez, solo por la publicidad de la consola, la cual era con le altered beast y otra con el golden axe…

    Jugue a ambos juegos en los recreativos del pueblo y no veas que subidon cuando vi dichas maquinas despues de todo un invierno viendo la publicidad de la micromania…..  

  • En mi época, el que consiguiera llegar al jefe de la tercera fase con cinco duros, era el puto amo. Por cierto, ¿la montaña de mierda de cabezas con cuernos del primer nivel será pariente de la montaña basura de los fraggle rock?

    • Entonces yo lo era, con cinco duros me pasaba toda la máquina. Dos veces, porque según recuerdo una vez terminaban los créditos seudograciosetes volvías a empezar.
      Lo que tiene que tus padres no te compren una consola, en mis tiempos o aprendías a alargar los cinco duros o estabas muerto en los recreativos.

  • Excelente articulo, mis felicitaciones.
    Recuerdo que en un salon recreativo la maquina daba partidas po la cara y me lo pase gratis, una de las mayores alegrias. 

  • El Altered Beast lo descubrí en una tarde fría de Navidades del 89 en una cafetería. Sorprendía el enorme tamaño de los personajes, y veía influencias Saint Seiyeras en el juego (Secuestro de Athena). En Irun ya veimos a los inmatables zodiacales por la TV gabacha… La versión que tenían duraba hasta la 4ª fase porque la pantalla de la mákina se jodía y la cuarta fase no se podía ver. Hasta que vino el Técnico y la arregló. La fase más molona es la primera. La del oso es odiable a más no poder, porke las putas hormigas te vienen a toa ostia por tos laos y en grupos de a tres, que si no las enganchas bien de una ostia, la tercera te la comes. Las cabras boxeadoras de la última fase son el enemigo más molón sin duda!

  • Muy bueno el artículo, muy completo y flipante, y qué manera tan sutil de abordar la realidad actual con chascarrillos sobre un videojuego del que a su vez, siempre fui fan. Tal vez porque venía, como dices, con la Megadrive. La bestia alterada, que suena a título de canción heavy metal (o de Héroes del Silencio), tenía fantasía, personajes, jugabilidad… O quizás, porque como también comentas, era una evolución del Kung Fu Master, el mejor juego de todos los tiempos. Por cierto, “Rise from for your grave” sería algo así como “Álzate desde tu tumba”, que diría Leonardo Dantés.
    Junto a la entrevista del Agrónomo a Biriukov, de lo mejor que he leído últimamente.
     

  • ¿Ninguna mención a la aparición de los patas de pollo? Fué una sorpresa descubrir que una de las monturas del Golden Axe aparecía como enemigo.
    Este juego es bastante popular entre los jugadores gays, estamos hablando de un juego en el que controlamos a un tío que va perdiendo ropa y poniéndose más cachas a medida que coge mejora.
    Aquí hay un par de parodias:
    http://www.newgrounds.com/portal/view/23030
     

  • Excelente artículo, y excelentes comentarios de todos los seguidores…
    Especialmente, me quedo con lo del vocablo “CONTINÚE”… Evidentemente, aquí en el Sur (Córdoba, concretamente), SIEMPRE se ha dicho así.
    Como también se hablaba de los personajes de esta recreativa u otras, como “ER MUÑECO”…
    Coincido con Viruete con el diseño apresurado del video-juego (que restaba jugabilidad que te cagas, y añadía dificultad hasta el absurdo), y el pulimento posterior que tuvo el inefable GOLDEN AXE, que a muchos infantes, consustancialmente torpones como yo, les permitió poder vacilar de poder “pasarse la máquina” con sólo cinco duros…
    Saludos a la parroquia!
    Fran.

  • Hola Viru k tal todo hacia mucho que no pasaba, bueno yo te aporto que el juego altered beast para ps2 era un juegazo al cual me vicie bastante, tenia una musica asi a la intro bastante tenebrosa, en la primera pantalla te transformabas en lobo igual que en el antiguo, el boss era una rata gigante, habia dos boss por pantalla uno era un cacas y el otro era el chungete, luego llegaba la pantalla soporifera en la que te transformabas en hombre pez el boss era un cocodrilo gigante, la tercera pantalla era la mas jodida, por no te venia claro para donde tirar con el keko ahora transformado en gorila (bendito youtube) el boss 3 era de los mas guapos era el yeti, despues te transformabas en dragon y el boss muy currao era un grifo, animal mitologoco y eso luego no me acuerdo ni en ke te transformabas y tu enemigo era una especie de hombre lobo gigante exagerao y ahy hasta llegar a los laboratorios tipicos de finales de juego de resident evil por ejemplo y tu enemigo era una chorva que sale al principio que se convierte en quimera, bicho askerosamente rarro tipo araña gigante que se transforma 5 veces, osea 5 trucos distintintos para matarla, el juego era muy muy guapo y tenia una jugavilidad mas que buena, eso si nada que ver con los hemans de megadrive, en el pueblo al malo azul cachas con un cuerno y con el estomago perforado le llamaban “el cornuo” jajajaja que viene el cornuo jajajaja putos pueblerinos jajaja el proyecto altered beast en un par de tardes te lo pasas y te divertiras m,enos la pantalla del hombre pez que es el tipico toston debajo del agua, en fin yo sigo siendo un flipao de los videojuegos, y ya tengo 32 en fin, muchos saludos.

  • En mi barrio, a los bichos que saltaban y se agarraban a tu cabeza, los llamábamos “chochos”. Vaya usted a saber porqué…

  • Primer juego de consola que jugué en mi casa 😀 qué jodido era y qué buenos vicios se llevó. De la misma escuela que el mortal kombat, juegos que molaban por flipantes, por que te flipabas, etc..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *