Lo que Herodes se Perdió

No les será ajena la sentencia “Recuerdo cuando a las seis de la tarde ponían programas para niños.” Ya saben, la nostalgia mágica según la cuál uno podía estar en casa, viendo la tele y comiendo nocilla, y al mismo tiempo jugando al balón en la calle. Muchos de ustedes se regodearán, pues, ante el recuerdo de aquellos cortos de Hanna-Barbera metidos a traición entre programa y programa (cuánta publicidad malgastada) y hablarán, sulivellados, de series como Ravioli y La Superabuela, aunque apenas recuerden otra cosa aparte de que existen.

lotte.jpg
das A Zeug, ich bin nostalgisch

Bien es cierto que antes había mucha programación infantil, incluso a la hora de comer. Y aquello tampoco era justo, pregunten si no a mi padre qué opinaba de que pusieran Los Aurones a las dos de la tarde los sábados, uno de los pocos momentos en que se podía sentar ante la tele y sin dormirse. De hecho, ha habido ciertos momentos en la historia de nuestro país en que los niños han invadido la tele más allá de sentarse entre el público y aplaudir la actuación de Pancho y Javi. Momentos puntuales que, desde Viruete.com, creemos imprescindible comentar.

JUEGO DE NIÑOS

Célebre por la facilidad con la que se parodia su formato y la acertada incorporación de un singular personaje: el Gallifante. Hoy día, cualquier metedura de pata resulta premiada con uno de estos imaginarios seres por el típico cuñado cachondo cuando tiras una copa o fallas el quesito azul del trivial.

bakala4.jpg
Terrible sospecha

Amparado por una sintonía inquietante, que un poco más lenta hubiera servido para una peli de Argento, el presentador (que fue desde la actriz Amparo Soler Leal a un Sardá que aún se hacía llamar Xavier) comandaba a un grupito de famosos -hoy serían suplidos por comodines sosainas del tipo Remedios Cervantes, Teresa Viejo, Mabel Lozano, etc.- que tenían que acertar un concepto a partir de las definiciones que hacían un grupo de chavalillos de esos que cuando oyen a los mayores contar chistes, interrumpen para contar uno que se van inventando sobre la marcha. El truco estaba en que el editor cortaba los vídeos para poner lo más chocante primero y luego ir entremezclando cortes que ofrecían pistas de verdad. Poco a poco se fue eliminando inocencia y colocando a niños que se preocupaban más por decir chuminadas que por describir nada. Más o menos como esta web de un par de años hacia aquí.

gañanazo.jpg
A ver si renovamos la plantilla de “niños”, que ese chaval ya se afeita.
SOPA DE GANSOS

No hace falta ser sinestésico para percibir el olor de ciertos colores. Rosa León hedía a rojo que tiraba patrás y quizá por eso se le encargó este programa en la época en que TVE era progremolongui y los Electroduendes sembraban en nuestro cerebro la semilla que habría de germinar en el falso recuerdo de que La Bola de Cristal molaba. De otro modo, no se me ocurre otra razón para colocar al frente de un programa a esta señora, viva imagen del cantautor soseras que no hizo más por los niños que repicar canciones de los Payasos de la Tele y la argentina María Elena Walsh (su música adulta, en cambio, bebía de fuentes clásicas: versiones de Aute y poner música a un par de poemas de Lorca/Benedetti/etcétera).

rosaleon.jpg
Contadnos algo, va. Un cuento, un chiste, la inhumana opresión que vive vuestro país…

El programa era una colección de actuaciones de diversa índole, en la que niños de todas las edades desvariaban, cantaban, bailaban, contaban chistes, recitaban poemas, hacían malabares, imitaban a famosos o sacaban partido al Magia Borrás que le trajeron los reyes. En el ecuador del programa, un desfile de disfraces de esos que hacen pensar en madres muertas de sueño dando los últimos retoques a las cuatro de la madrugada. Evidentemente, una factoría de sonrisas y buen rollo como esta no podía permitirse caras largas, de modo que había premios para todos; galardones de esos que al reverso llevan una inscripción invisible que dice “Premio de consolación”, como por ejemplo el chocante “Premio al Niño Más Simpático”, dado que los niños se limitaban a pasear su disfraz con sonrisa forzada y no decían una sola palabra. Dicho premio era el favorito en mi casa, y memorable la ocasión en que fue a parar a manos de un niño disfrazado de yogur que fingía comerse a sí mismo, llevaba una etiqueta con ingredientes como “alegría” y “amistad” y le decía al agente Cooper que ese chicle que le gustaba volvería a estar de moda.

urukhai.jpg
Se dice que Rosa León cruzaba orcos y trasgos en su refugio de Isengard
QUERIDOS PADRES

Hubo una época en la que Tele 5 recuperó a viejas glorias del escenario para recauchutarlos en un plató, a las riendas de uno de los muchos programas de factura propia que, por aquel entonces, eran concursos casi en su totalidad. Fue el resurgir de rostros como Juanito Navarro, Simón Cabido, Carmen Sevilla y Jesús Puente, pero también trajo consigo la maldición del encasillamiento para la mayoría. En otros casos, como es el de Concha Velasco, terminó en un pragmático “ni chicha, ni limoná”. Y es que no es para menos: la ruta a la cima, a lomos de la versión familiar de Su Media Naranja, no podía ser más sinuosa.

medianganga.jpg
Tela marinera.Y eso que la imagen es de la versión adulta.

La mecánica, por si no la recordasen, era el paroxismo del salero y la espontaneidad. Padres e hijos, aglutinados en un sofatril (es decir, un sofá reconvertido en puesto de concurso con marcador, pizarrines, anfetaminas, etc.), se turnaban para abandonar el plató, mientras la otra mitad del equipo respondía varias preguntas por parte de la chica ye-yé (ya por entonces, señora). Primaban sobre todo las anécdotas divertidas cuando tocaba responder a los niños y, supuestamente, sacaban los colores a sus padres con muestras de humor primermundista como un pedo en la piscina o un chiste picantón. Los padres fingían morirse de vergüenza, pero en el fondo se sentían semidioses cada vez que la Velasco soltaba una carcajada (aunque esta señora reacciona con carcajadas hasta cuando la llaman de Orange para que renueve el móvil) . Para el recuerdo la ínclita familia Muñoz, andaluces ellos, que permanecieron imbatibles programa tras programa hasta que, al fin, les perdió el deseo de ser más entrañables y salaos que nadie y a fuerza de inventarse anécdotas y recuerdos, terminaron por no coincidir entre sí y morder el polvo. Las niñas lloraron a moco tendido: se acabó coincidir con Jesús Vázquez por los pasillos. De vuelta a casa, con los otros 937.998 niños andaluces superespontáneos y ocurrentes.

indasec.jpg
Con tanta risa, normal que se le escape la gotilla
MENUDAS ESTRELLAS

Salto a la gloria de la llamada “Tamara la Buena”, ya saben, Luis Miguel pero en chica. Era aquel concurso musical al que los niños acudían en representación de sus padres, quienes a su vez hacían playback desde el público con las lágrimas a flor de piel y el culo hecho betadine. El objetivo era cantar por…, que es como algunas personas (las abuelas, sobre todo) llaman a repetir hasta la saciedad un mismo repertorio de canciones porque alguna vez alguien opinó que te parecías remotamente al cantante original, o porque simplemente dijeron que lo hacías bien. Es decir, que ese cuarentón de media melena, camisa abierta y cadenita al cuello que acude al karaoke cada viernes no “da el coñazo con Mediterráneo”, sino que Canta por Serrat.

alaska.jpg
Mierda, ya he gastado el chiste de Twin Peaks

El padrino circunstancial del pograma era Nino Bravo, ese gran desconocido. Al menos para mí, que he oído a más niños cantando Un beso y una flor (con esa voz de mocos que les sale a los niños cuando cantan por un adulto) que al propio Nino Bravo. Mucho folclore, mucha copla y mucho Bertín Osborne varicoso por no poder estar despatarrado como en Contacto Con Tacto o meciéndose en un columpio follatriz como en Scavengers. Y encima con esmóquin, el calor que se debe de pasar. El jurado, como el Navidul, buenísimo: la primera famosilla maja polivalente que se ponga a tiro (tipo Paz Padilla o cualquiera de las mencionadas más arriba) acompañando a unos Carlos Tena y Lauren Postigo que parecían el germen de Escenas de Matrimonio, con esas discusiones y puyas que olían a guionazo. Aunque el niño desafinase y le salieran mocos en forma de pompa en medio de la actuación, el veredicto siempre era el mismo: Eres un pedazo de artista, Lo ha’ cantao mu bien, lo ha’ clavao y Yo, que conocí personalmente a Nino Bravo (por seguir con el ejemplo), estoy seguro de que hubiese estado encantado con el homenaje que le acabas de hacer.
A propósito de Tamara, cantó por Pocahontas. De la peli más aburrida de Disney al género musical más coñazo: el bolero. Imaginen cómo será una tarde con ella.

bambalinas.jpg
Lo sospeché desde un principio
ESOS LOCOS BAJITOS

Quizá esta escena les suene: transporte público, niño viajando con su madre, hace algún comentario y la gente de alrededor comete el error de reír la gracia, el niño se envalentona y conecta la máquina de encadenar chorradas en voz aún más alta para deleite de todo el pasaje, que termina con la cabeza como un panal. Pues esto era lo mismo pero con más niños, así que huélanse el panorama. Dicen que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad, pero olvidan otro punto en común: se hacen pesados a los tres minutos.

putodaniputosamu.jpg
No podía faltar.

Lo que Callejeros hace con borrachos, Esos Locos Bajitos lo hizo con niños: dar material para programas de zapping. Todas sus secciones giraban en torno al mismo concepto, ya visto en los programas anteriormente comentados: los niños hacen gracia digan lo que digan. Todos, desde el marisabidillo recalcitrante al chistócrata de pelo engominado, obran bajo la coartada “Soy un niño, no sé lo que digo” para sacar los colores a Paula Vázquez preguntándole por qué tiene voz de hombre. Pocos años después, serán los que amenacen a sus profesores con el conocido Si me toca, le denuncio, y más adelante traerán de cabeza a Riggs y Murtaugh esgrimiendo con orgullo su INMUNIDAD DI-PLO-MÁ-TI-CAAAAA.

refounded.jpg
HA SIDO REVOCADA. Y los chistes, se los cuentas al forense.

De él salieron personajes como el niño gafotas que imitaba a Aznar una semana tras otra, además de otros “niños prodigio” que, gracias al cielo, al crecer se pusieron a estudiar empresariales en su rinconcito sin molestarnos a los demás. Pese a que el programa tuvo una segunda temporada desastrosa (¿adivinan quién lo presentó? ¡Paz Padilla! ¡La Julio Salinas de la tele!), alguien conjuró un Alzar a los Muertos y se lo llevó a Canal Sur con el título Menuda Noche y el polivalente Juan y Medio, que parece el malo de una peli de Bud Spencer y es una especie de Señor Buebo pero sin blog ni camisetas.

minimaruja.jpg
Devuélvanle su infancia a esa maruja
¿SABES MÁS QUE UN NIÑO DEPRIMENTE?

Este, quizá por ser reciente, lo vamos a mencionar casi de pasada para cerrar el presente recital. Sólamente habrán de coger su Bolsa Yu-yu (Qué nostalgia, el Monkey Island) y reunir estos ingredientes: Ramón García, Cerebros de Porexpán, Público Diorama (se puede sacar del Street Fighter II y usar efectos enlatados) , Plató Sombrío, Preguntas Rebuscadas Que Sólo Sirven Para Aprobar Determinado Examen, Treta del Ministerio de Educación para Mostrar que la Cosa No Está Tan Mal y uno o más de los siguientes:
Futuro Puto Dani
El Gordito de la Panda (de mayor, cliente asiduo de Kukuxumusu)
Niña Mona Propensa a Salir en las Noticias
Introvertida Con Clara Ascendencia Hippy
El Inmigrante Con Mejor Nota
y dejarlo cocer durante unas tres horas, sin contar los anuncios.

deprimente.jpg
Juro que escribí el texto antes de encontrar la foto. 5/5 aciertos.

La muestra que han leído es la más representativa de cuantas puedan encontrar, o al menos es la que se me ha ocurrido sentado frente al ordenador y con ganas de jugar al Blood Bowl. Para futuras entregas quedan otras apariciones del espectro infantil/juvenil en concursos como Zona de Juego, El Rescate del Talismán o ¿Dónde se Esconde Carmen Sandiego?, así como esas ediciones jóvenes de Un, Dos, Tres y demás (una costumbre que se ha ido perdiendo, y no me extraña, porque el último programa que lo hizo fue el puto Club de la Comedia).
Ahí tienen, entretanto, los comentarios para ampliar contenido con sus propias historietas. ¿Se presentaron a alguno de estos programas? ¿Conocen a alguien que lo hiciera? ¿Siempre quisieron ir, pero sus sensatos padres lo impidieron? ¿Es alguno de ustedes el Niño-Yogur?

73 thoughts on “Lo que Herodes se Perdió

  • Yo estuve muy pequeño en uno de Antena 3, antes incluso de que cambiaran el logo. Lo recuerdo por que mi madre lo grabó en video y lo habré visto como un millón de veces. Fué bastante divertido, pero me decepcionó un montón el premio: me regalaron un trenecito de juguete. Yo quería los “Masters del universo” que sorteaban en el plató de al lado.

  • El Rescate del Talismán..
    ¡¡programón!!!
    Que cabrón era el viejo del programa, solo daban una Megadrive y 2 Master systems para 3 ganadores. Tenía que haber ostias por los premios jeje.
    Me acuerdo que jugaba a ese “juego”en casa con un amigo y mi hermana. Uno se ponia una venda y era el “héroe”, otro hacía de “malo”(llenaba la casa de trampas:almohadones, cubos, papeles que simulaban fosos, mierdas varias en las puertas) y el otro era el “guía” que orientaba al “héroe” hasta la meta: un puto libro de editorial planeta (el gran libro de la magia) o una regla del colegio (la espada de su puta madre).
    Que imaginación teníamos de niños ajajaa.

  • Grandes risas, sí señor. Aunque también había sitio para reseñar Menudo Show, una suerte de Menudas Estrellas donde sí se “cantaba” en playback.

  • Yo es que soy demasiado yogurín para acordarme de la mitad de los programas…
    Si no fuese por el bendito youtube no sabría más que dos versos del opening de Caballeros del Zodiaco -.-

  • Se le echaba de menos por estos lares, señor Wally! Lo supe desde que leí “Bolsa Yu-yu (Qué nostalgia, el Monkey Island)”
    Gran artículo, todavía recuerdo las nauseas con algunos momentos de Menudas Estrellas (el horror, el horror…) o las ganas de ostiar a cualquiera de los sabihondos de Esos Locos Bajitos. ¿Realmente echamos de menos esos tiempos?

  • Yo el programa que odiaba a muerte era el planeta imaginario, pero tambien el planeta imaginario, y los barbapapa, que muchos niños no salian, pero eran de vomitar.

  • Sopa de Gansos!! (Nombre acertadísimo) Creía que sólo yo me acordaba de eso (como siempre aqui) Ese era el programa donde saían los hermanos aquellos de “Tete, acuerdate, Tete…” Pfff.
    Juego de Niños. Mi madre siempre decía que ahi Sardá todavía era un buen periodista.
    Lo de Esos locos bajitos no hay quien lo aguante. Acertado el título de la entrada para este programa. Con la gracia que me hace Juan y Medio y que se desperdicie en un asco como esto.
    No entraría aqui el Superguay o es demasiado evidente?? Y la tia esa que regalaba Micromachines?? Mi preferida!
    Enhorabuena Señor Wally!!

  • Faltan el programa de Xuxa, con la canción repetida cada programa, y el de Miliki feat. Rita Irasema en el que se elegía al mejor gorro/sombrero que llevara un niño del público. Por supuesto yo me hice uno y así era, un truño digno de mis seis años.

  • Zona de Juego y El rescate del talismán!! Vaya dos programazos!! Esperando ese artículo estoy…
    Ante tanto despropósito con niños de por medio, me quedo con el programa de Rita Irasema y Miliki, que lejos de dorarles la píldora a los niños que cantaban mal, les sacaban a Morondongo para que les inflara a ostias con una cachiporra.

  • Bueno, no se aceleren que esos programas (Xuxa, Superguay) tampoco eran exclusivamente de críos haciendo el tonto… Había series, sketch y esas cosas.
    Yo era muy fan de Sopa de Gansos de crío, pero no pude ir. Recuerdo a un crío cantando Atrapados en el ascensor del Pingüino… incluida la parte de la violación.

  • Lo que Herodes se Perdió: aquellos programas de los 80 con niños

    No les será ajena la frase "Recuerdo cuando a las seis de la tarde ponían programas para niños" Ya saben, la nostalgia mágica según la cuál uno podía estar en casa, viendo la tele y comiendo nocilla, y al mismo tiempo jugando al balón en la c…

  • Ese karaoke que iba por las ciudades, presentador de nombre Dani. Ejem. El planeta imaginario no era concurso, pero hacían cosas educativas y raras. Y un progrma de Canal 9 que el presentador era Paco ¿Nadal? y la sintonía era la cancioncita de paco paco paco, hace como 15 años.

  • Dios mío, lo peor es el ver como han ido degenerando con el tiempo (y eso que no es que partieran de un concepto demasiado bueno, la verdad), y es que la calidad de Menudas Estrellas (el primero que recuerdo de los citados), era incluso superior que Sabes Mas… (y me imagino que eso pasará si seguimos subiendo en la lista.
    Lo que me llama la atención de estos programas, es que en realidad, el público que buscan es familiar, lo cual incluye adultos que se ponen a ver esto!
    Quizás esa sea la diferencia con Zona de Juegos (una de las bases de mi afición a los videojuegos, junto al Monkey Island), El Tesoro del Talismán (adoraba este programa) y Carmen Sandiego (que nunca soporté), que iban hechos con y para niños, como debería ser lógico.

  • Que grande Wally Week ya pensaba que te habias retirado con el Doctor Sierra a una isla del caribe a vivir de los royalties de los discos de Calipo A.
    ¡Queremos actualizaciones de pyjarama ! (yo por lo menos)
    Me he descojonado a gusto con el articulo ,sobre todo con los crios de esos locos bajitos que es un programa que me daba verguenza ajena ,algo que tambien me pasaba con el de Ramon Garcia . Eso si , tal y como esta la tele actualmente yo creo que hemos ido a peor todavia …

  • Cierto el comentario sobre “La bola de cristal”. Cuando pusieron en la tdt el canal 50 aniversario de tve, pusieron algún programa y, salvo Pedro Reyes y Pablo Carbonell y alguna cosa de Alaska, el resto era repulsivo. Lo repipis y proSGAE que podríamos haber sido si no llegan a aparecer las privadas con las toneladas de anime que puesieron. Dios salve a las Mamachicho.

  • Yo fui con toda mi clase al Club Disney pero siempre que me enfocaban me ponía a hacer el payaso (un poco cargante sí que debía ser de pequeño), así que al final, a pesar de estar sentado en una de las primeras filas, sólo salí una vez que me pillaron mirando a otro sitio. En cuanto al artículo, muy bueno. Lo mejor los pies de foto (con el de Silent Hill casi me caigo de la silla).

  • Siempre recordaré a una niña en Sopa de gansos cuya “actuación” consistía en dar vueltas sin parar sobre si misma, mientras movía un abanico, para acabar totalmente mareada. Antológico.
    Si esa niña lee este artículo allá donde esté, que haga un comentario por favor, siempre he querido saber que se le pasó por la cabeza para ir a la tele a hacer eso.
    Y antológico también fué el niño al que se le olvidaba la letra de “Aquí no hay playa”, y decía: “¡Que se me ha olvidado la letra, que no sé como seguir!”. Casi me estoy riendo todavia.

  • “El Rescate del Talismán” y “El Superguay” (incluyendo el Telocambio…YA!) dan para unpar de articulos. Por favor, ponganse manos a la obra!!!

  • ¡Buf, ni me hablen de Menuda noche! Para seguir copando audiencia, pusieron a los pobres críos (es un decir) a interpretar sainetes de la escuela de José Luis Moreno; y hace poco han añadido a un muñeco graciosete (es serio, no estoy drogado) que llama a Juan y Medio “Tito Juan” (un poochie más para la lista).
    Por otra parte, habría preferido una referencia silenthillera a los tres primeros títulos de la saga, la verdad…

  • La verdad es que de niño a mí no me gustaba ni uno solo de estos programas, yo veía los dibujos de Bugs Bunny, o Fraguel Rock, pero nada de los que se muestran aquí.

  • Aunque no venga al caso con el tema, he de decirlo, puesto que se ha mencionado en el articulo: Es absolutamente imperativo que el Sr. Wally o el Sr. Viru hagan un articulo sobre esa joyita que era Scavengers.
    He dicho.
    Viru: puedo anunciar oficialmente que… ESTAMOS EN ELLO!

  • Genial artículo!
    Me encantaría rememorar zona de juego y el secreto del talismán, ya casi no me acuerdo pero en su día me encantaban.
    En la recien terminada Euskal Encounter encontré unos ripeos de la Noche de los Castillos, increíble, no? Jaja

  • “¡Queremos actualizaciones de pyjarama ! (yo por lo menos)” – Mr A dixit.
    Me uno a la petición, jeje.
    Pues sí, qué decir de todos esos niños repeletentes… Lo peor es que todos teníamos algo de ellos, y lo malo es que eran ellos quienes salían en la tele…
    – De Juego de Niños, lo que más recuerdo es la parodia de Martes y 13, que es impagable…
    – Lo de Queridos Padres es que llegaba un momento en el que decía “no les puede pasar tantas cosas, no pueden ser tan felices… todo eso es artificial!”, jeje.
    – A Menudas Estrellas siempre le tuve manía, porque era el fiel reflejo de los padres con afan de sobrexplotación y de proyección sobre sus hijos de hacer algo que ellos no pudieron hacer. No es de extrañar que los padres se supieran las canciones de pe a pa, y que los niños cantaran por Farina… De hecho, es lo más normal, que un niño de cuatro años cante por Farina, Raphael, o María Dolores Pradera… Además, el programa era un timo, porque no sólo las valoraciones eran como comenta Wally, sino que el ganador se basaba en en buscar al niñito/niñita más cuco caracterizado. Era ver a una niña de tres años que apenas hablaba vestida de faralaes y premio al canto, aunque cantara como un gato…
    – El niño ese de gafitas que imitaba a Aznar era el mismo que imitaba a Chiquito? Es que me suena mucho uno que imitaba a Chiquito (menuda novedad… si toda España decia “jarl, no puedo”… De hecho, yo sigo diciéndolo…). A ese niño se le repescó hace poco para un programa similar, ya más mayor, y fracasó… Lo más curioso es que se ha intentado hacer programas similares a dimensión nacional y siempre han fracasado, salvo los de Canal Sur… Será el gracejo andaluz…
    – Y de Sabes Más, yo creo que el gran defecto era ése, que no eran niños andaluces y les faltaba gracia… Cualquiera de los del programa de Juan Ymedio le habría soltado algo a la Obregón del tipo “pisha, no faztidie que no zabes ezo!”…
    PD: Wally, lo de Rosa León te lo tenías guardado desde el podcast ese de “un viernes por la noche viendo la tele”, jaja, que recuerdo que ya soltaste un par de puyitas por entonces, a propósito de Rosa León y Monano, jeje.

  • Sí, muy bueno lo de meneame jaja.
    Una de las mayores pesadillas que tenía mi hermana, era llegar medio borracha un sábado y yo en el salón con mi abuela viendo Menudas Estrellas… Menos mal que sólo ocurrió durante un año XD
    Viru, tienes razón en lo de Xuxa y compañía, porque sino también habría que meter todos los especiales de verano con niños, y me refiero a los que echaban los sábados, con competiciones absurdas, como ver quién recorría más metros con una pedalada en la bicicleta. Cosas así.
    Siendo muy crío, no soportaba “Juego de niños”, siempre pensaba que esos mamones que salían diciendo tonterías, tenían en casa una tele en la habitación.

  • Yo conoci a un niño que habia participado en “Juego de niños”, que me acuerdo que lo anunciaban como la imaginación de los niños al poder y de eso nada, que me contó que le habian dado un guion con las chorradas que tenia que soltar

  • ¡Juego de niños! presentado por Javier Sarda antes de destruir (y forrarse) su carrera profesional con Cronicas marcianas o tonicas murcianas como decian otros,Recuerdo que me gusto el programa de la 2 Hyakutake, en uno de los intentos de esta cadena en recuperar las tardes para los niños(no cuajo, desgraciadamente)y salvo Veronica Mengod odiaba profundamente el Kiosko y su patetica marioneta PP, que con ese nombre hoy va listo.

  • Recuerdo en la última etapa de Menudo Show, presentada por Raquel Meroño y cuyo jurado también eran niños que, obviamente, no tenían ni puta idea y sus comentarios eran descojonantes, “cuando cantabas levantabas así la mano muy bien”

  • La serie Ravioli la veia de enana, la daban por tv3(autonomica catalana)
    Rosa Leon es en la actualidad una de las jerifaltas de la $GA€ ¬¬
    Esos locos bajitos era repelente a mas no poder ¬¬
    Buenisimo el articulo!!

  • ¿Realmente echamos de menos esos tiempos?
    Efectivamente, acaba de dar con una de las razones de ser de esta página.
    Sé que siempre he sido de los raritos pero he llevado siempre a cuestas una tremenda vergüenza ajena, por eso a mí lo de los programas de niños me daba grima y nunca le encontré la gracia.
    Lo único que me reconforta de ellos es que muchos de los engendros que salían en esos programas acabaron sus carreras ahí, por lo que nunca tendrán la oportunidad de amargarnos la vida a posteriori.

  • Me acuerdo muy bien de “Zona de juego”, con Arancha de Benito en sus años mozos y un tal “Benjamin” (con 6 años descubrí que existía tal nombre).
    Y también me acuerdo del programa de Canal 9 con la canción “Paco x3”. De hecho, escuchaba la canción, y apagaba la tele nada más empezar el programa.
    Un saludo.

  • Viru, genial la noticia de que estais preparando un artículo sobre Scavengers, pero el programa creo que no dá mucho material para dedicarle un artículo, sino que sería más recomendable que el artículo fuera sobre los concursos roleplaying, tales como La Noche De Los Castillos, En Busca Del Talismán, y en menor medida El Juego De La Oca y Zona De Juego (artículo-reto XD)
    ¿Sabeis algo nostálgico de verdad? Cuando megatrix emitía dibujos animados (los cambiaron en 2003 por preteen-dramas y teen-sitcoms de Disney), no bromeo, podeis poner Antena 3 cualquier fin de semana por la mañana y comprobarlo por vosotros mismos
    ¿Por qué aquellas cosas destinadas al público infantil las cambian y acaban siendo una sombra de lo que fueron? Disney Channel es el ejemplo perfecto de ello, de series de calidad como La Banda Del Patio a basuras idol como Hannah Almorrana
    Con Fox Kids lo mismo, todo el día dibujos hasta que se convirtió en Jetix y empezaron a poner basuras como Floricienta
    Y ya dejando lo infantil a un lado: Manga Films, que antaño era la única fuente de Anime serio, ahora trae de todo menos manga, deberían cambiarse el nombre 😛
    Y el canal Animedia ya está empezando su declive, con su primera serie con actores… bendito Internet y la descarga de series libre de censura
    PD: ¿És Daniel Martín el puto Dani por excelencia? si hasta tiene un alto nivel de poochismo y todo

  • Ya se te echaba de menos Wally. La foto con el niño de menuda noche me ha cogio por sorpresa y me he tirao cinco minutos riendome, el otro dia vi un cartel por la calle y por lo visto el niño ese y su gemelo tienen un disco y hacen actuaciones, me da escalofríos con solo pensarlo. El recuerdo del niño del anuncio de “Sabes mas que un niño deprimente” llamando pringaos a los espectadores me llena de ira, no cabía tanto esteotipo en un solo niño.
    Espero que alguien encuentre al niño yogur, tiene que ser un tipo interesante. Gracias por otro genial artículo y que tengamos más pronto, y ya que pedimos otro podcast con Wally ( si puede ser) xD

  • Hostias, Hyakutake!!! Yo me enganché involuntariamente a La Familia Crece y lo veía (pero a escondidas de mi hermano. Me daba vergüenza que descubriera que su hermano, que estaba en COU, se tragaba semejante culebrón para niñatas japonesas).

  • Me agrada conocer que no sólo yo era el único que veía la Familia Crece a escondidas….
    … Te quiero, Miki Matsura!

  • Al charni que sale en la foto al lao de los nazis lo conozco, es de aqui de sevilla, concretamente de alcosa y se llama “er morale” xDD

  • ¿Y dónde dejáis a PINNIC? Yo junté todos los Pins menos los de Tirant y Fanzina, que parece ser que eran demasiado guays para la menda.Y pensar que Tirant acabó de cura en Cuéntame…

  • No viene mucho al caso pero, alguien se acuerda, o sabe qué fue de cierto niño francés que hace bastante tiempo con unos 3-4 añitos se hizo muy popular con una canción, una especie de remix…lo consideraban un niño prodigio de la música pero para mi que debió ser el one-hit wonder más precoz de la historia.
    Ah, sobre programas de videojuegos, también estaba el “super juegos” de antena 3, del cual recuerdo que hacían concursos en los que 2 niños se enfrentaban a algún juego tipo Mario Kart o Donkey Kong.
    Viru: te refieres a Jordi. Tengo un par de discos… ya escribiremos algo :)

  • Un amigo mío participó en el 3×4, el concurso aquel que presentaba Julia Otero, (y con la chica arlequín semi desnuda que tiraba los comodines cuando perdías), donde los concursantes elegían los premios. Mi amigo eligió (y ganó) un acordeón X-D

  • OHHH RAVIOLI!!!
    Que programazo infantil!!
    Invitaba a echar de casa a los padres. XDD
    Yo de todo esto.. me quedo con el gallifante. Peazo obra de arte. ¿Alguien conoce al autor? ¿Le dieron algun premio por tal escultura?

  • No creo que lo de echar de menos los viejos tiempos, y lo de la nostalgia sea por estos programas. En mi caso odiaba los programas de niños, y a los adultos que los veían. Mi prima repelente (hoy zorra hija de puta) siempre decía querer ir a sopa de gansos, y yo la odiaba por eso, y odiaba cuando su madre, delante de mi abuela, intentaba convencerme para que fueramos de pareja de baile. Osea que lo de nostalgia dejémoslo para el Equipo A, coche fantástico, Oliver y Benji, etc, porque no creo que a nadie en su sano juicio le gustaran esas mierdas por muy niño que fuera, que ser crío no es sinónimo de ser gilipollas.
    Viru: no se preocupe. Aquí nostalgia poca, a no ser que hablar de cualquier cosa que no sea actual sea nostalgia.

  • Cuando era pequeño y veía lo ocurrentes que eran los niños en los programas de la tele ya me olía que había algo preparado, por que vamos, en la vida real son escasos los niños que hacen gracia de verdad, seamos serios (excepto mi sobrina, claro está, pero ha heredado mi simpatía…).
    Y lo de ver a críos cantando temas de artistas que llevaban décadas muertos antes de que ellos nacieran, siempre me ha matado de la grima, y eso que mucha gente me decía que no, que sus padres no les imponían nada, que seguro que a esos niños les gustaba eso.

  • Fakemon, lo que dices de cantar canciones de autores que llevan décadas muertos, es por lo mismo por lo que no me gustaba a mí el programa, estoy contigo.
    En Telemadrid echaban un programa que se llamaba “Al Rico Barquillo” donde concursaban colegios, y recuerdo que fue el mío y que mi hermana (que estaría en 8º mientras que yo andaba por 4º) fue al plató y me dio una envidia que te cagas.
    Lo de Pere Ponce y Picnic yo también lo recuerdo, y cada vez que le veía en Cuéntame pensaba lo mismo: “y pensar que este tío presentaba un programa contenedor para niños…”. Lo bueno que tenía, era que tenía club y podías ser chico o chica Picnic. Y eso de pertenecer a un grupo, mola…
    Recordando contenedores de series, siempre pensé que el único que se salvaba era Club Disney, porque era el único cuyos presentadores parecían normales (y algunas evolucionaron tan bien como Vanessa Martin o Ana Ruíz), pero eran chavales que hablaban normal y se comportaban normal… Los actores de Picnic, encabezados por Pere Ponce, eran muy raros; Leticia Sabater era para echarla de comer aparte; los del Club Megatrix me ponían de los nervios, porque hablaban muy deprisa, soltaban palabras absurdas para quedar bien (tipo chachi, guay…) y, sobretodo, sobreactuaban tanto que no dejaban de mover compulsivamente las manos (y lo dice alguien que tiene más comunicación no verbal que verbal)… Y a todo esto… qué cojones pintaba la bocazapatilla de Ingrid Asensio en Megatrix? En Telemadrid (no sé si también sería en el resto de autonómicas) estaba Cyberclub, con Diana Lázaro y Miguel Mota (ahora sale en “Hay alguien ahi”), que me pilló ya mayor, pero vi alguna vez que otra por ver a Diana Lázaro embutida en un traje galáctico de cuero negro… Luego vinieron engendros modernos, como Max Clan (T5), donde disfrazaban a los presentadores y parecían una mezcla entre cyborgs e idiotas, o Birlokus Club, en otro fallido intento de T5 de recuperar al público infantil y volver a la senda de esos primeros años de T5 en el que era la cadena preferida por los niños, por Campeones, Los Caballeros del Zodiaco, Bateadores, y tantas y tantas series con las que crecimos…

  • Yo tengo dos amigas gemelas que fueron a Juego de Niños y tenían por ahí grabada su aparición, pero nunca les he preguntado si les daban guión.
    Ravioli ni me suena, y “El Rescate del Talismán” la verdad es que al final era un poco repetitivo (tenía un amigo que se cansó de mandar cartas y nunca le llamaron para concursar).
    Viru, espero que te sirva lo que te mandé para el artículo de “Scavengers”, algo más tengo por ahí (aunque no es gran cosa) después de tantos años buscando…

  • Bueno, y ya que sale lo del club Disney, ¿Alguien recuerda su primera época? y lo más importante, ¿alguien recuerda al programa que sustituyó, en el que salían unos punkarras? Una de ellos se llamaba “Chota” y recuerdo a fuego una frase de uno de los personajes “¡¡¡¡Chota, que me meoooooo!!!!”

  • La sinergia de menudas estrellas y Silent Hill, simplemente sublime. Me uno a la petición de un artículo sobre los programas de la tele role-playing!

  • El rescate del talismán fue los más cerca que estuve de los videojuegos hasta que pude pagármelos con mi dinero. “Que estropean la tele”, decía el cabrón de mi padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *