Articulos / Cómics / Miscelánea bizarra

Los superhéroes que me inventé

Esta página no deja de ser la conclusión lógica de una larga lista de actividades. De crear mi fanzine allá por el 99. De hacer mis programas de radio, no ya en una emisora, sino con el radiocassette que me compraron mis padres cuando tenía 6 años. Y, como buen lector de cómics que he sido, soy y seré, de crear mis propios superhéroes.
Que gracia me hace que hayan eliminado las cajitasesas donde se refieren a números pasados. Para mí eso era lo máximo; indicaba una historia rica, de años y años de tebeos que tenía por delante para explorar, y que yo imitaba en mis propios tebeos, para darle una sensación de importancia de la cual, obviamente, carecían. Esto es cierto hasta tal extremo que les confesaré que el tebeo más largo de estos personajes tenía unas 4 páginas. La mayoría no pasaban de un apresurado dibujo en un folio o cuartilla, de un diseño de un traje, una elección de poderes y un origen que, obviamente, nunca llegaría a desarrollar. Como, imagino, les pasaba a muchos de ustedes. Me atrevería a decir que el 99% de lectores de superhéroes en esas edades creaban sus propias sagas.

superalgos.jpg

Los siguientes dibujos varían en calidad y fecha; alguno incluso ha sido recreado hoy día por puro interés histórico. Con ustedes el Viru Universe al completo.

Mi primer supergrupo.

No, no se llamaba así, como si fuera un juguete educativo con un teclado y ratón de mentira. Es que no me acuerdo del nombre. De lo que sí me acuerdo es de tres de sus componentes: Super mujer Gorda, Morfeo y Cruzman.
La Super mujer Gorda estaba más que inspirada en La gorda de las galaxias, del genial Nicolás. La gran diferencia es que llevaba capa, que para algo era súper. Era un personaje muy popular, porque cuando eres pequeño las señoras gordas te hacen muchísima gracia, siempre y cuando no sean tu madre.

Morfeo
era un marciano de los de trompetilla. Amigos, antes de que la parapsicología nos dijera que no, que los marcianos eran todos cabezones y con ojos almendrados, los había también verdes y con trompetas. Es posible que unos acabaran con los otros en una muestra de genocidio interplanetario. Marciano, go home! En todo caso, Morfeo lanzaba un gas adormecedor que ponía a serrar troncos a los malos. Poco espectacular, pero pregunten, pregunten a los magos de nivel 1 lo útil que es.
En cuanto a Cruzman, era mi favorito. Era el héroe más “convencional” y líder del grupo. Su nombre se debía a su poder: tiraba cruces por la cabeza. Bueno, más bien, por una especie de casco extraño que había copiado al Unicornio, un enemigo de Iron Man que me molaba. Y pinchaban, pinchaban mucho. Con el tiempo, me di cuenta que Cruzman era mejor mote para un compañero de oficina que para un superhéroe.

truenoazul.jpg
Los recortables también pueden ser muy viriles
Trueno Azul

El nº6 de La Masa, de Cómics Forum, traía un recortable para “crear tu propio superhéroe”. Yo puse una máscara y unos calzoncillos por fuera, y un emblema con un rayo azul en el pecho. Así nació Trueno Azul, mi primer superhéroe, que hasta tenía una canción propia que grabé en un casete: “Trueno azul vencerá a los malvados, a los malvados Trueno Azul, ye ye. Nadie le puede ganar, Trueno Azul siempre vencerá”. Alex Ubago mataría por una letra como esa.
Cuando poco después pusieron la serie El trueno Azul en TV, basada en la película, me indignación fue superior a cuando jugué al desastroso Cooking Mama 2 de la Wii. ¡Me habían copiado el nombre! Como comprenderéis, acudimos a los tribunales, pero la Warner, con su ejército de abogados profesionales, no dio ninguna oportunidad al tío Jorge quien, a decir verdad, aún no había terminado la carrera de Derecho. Tengo intención de volver a sacar el caso. Para algo que me invento y me lo copian. Imagino que el viento se llevó el folio con mi Trueno Azul y lo llevó volando hasta América, donde, lógicamente, a alguien le gustó el nombre, en este caso, para hacer una película sobre un helicóptero de combate. ¡Maldito viento y malditos abogados!

relampago.jpg
Supergrupo nº2

Otro del que tampoco me acuerdo de su nombre, y este seguro que lo tenía. Estaba formado por tres personajes. El primero era un tío cachas en calzoncillos con superfuerza. Como ya sabemos que los que van al gimnasio buscan cualquier excusa humana o no para quitarse la camiseta, es el personaje más realista que nunca creé.
El líder del grupo era El Guerrero Americano, un Iron Man con cabeza de bala y nombre extraído de una película muy popular en mi colegio. No era cuestión de desperdiciar un nombre tan bueno. Me gustaba el detalle de los cables por fuera, que seguramente habría copiado del uniforme de Pyro, aunque en aquel momento no era consciente. Por favor, no viajéis atrás en el tiempo para decírmelo, me haríais una putada e igual Virucom nunca se hubiera creado. Porfa, no lo hagáis.
El tercero, Relámpago, un velocista, fruto de mi pasión por Kid Flash, y que era complicadísimo de dibujar porque le llené el uniforme (marrón y amarillo en mi monte), y que propició mis pocas ganas de volver a dibujarlo. Pero claro, cuantos más rayos tenga en el traje, más rápido parecía que corría.

necrodamus.jpg

Su única aventura consistía en una lucha contra Necrodamus, un espectro que poseyó a La Visión en un tebeo de Spiderman y se ponía a hacer el salvaje. Mi versión duraba unas cuatro páginas y Necrodamus les poseía, porque me encantaba eso de poseer, ser un traidor y volverse malo: puedes hacer el salvaje todo lo que quieras, pegar a tus amigos, pasarte con las tías y encima nadie puede decirte nada porque no eres tú mismo. Nada que no veamos cada viernes noche.

guerreroamericano_pequeña.jpg
Si hijo, sí: pincha para leer la ficha
Comando América

Aquí ya el despiporre de plagios era total. Recuperaba a El guerrero americano y le juntaba con otros. Nodens, el típico tío ágil a lo Daredevil, Velocidad Punta (otro Relámpago) y Ultraman. El nombre de Nodens lo había sacado de La llamada de Cthulhu, juego que acababa de comprar y que supuso mi introducción a Lovecraft, como la de tantísimos miles de jóvenes. Pues eso, que Nodens me sonaba bien.
En cuanto a Ultraman, me alquilé un video con capítulos de una serie de dibujos de Ultraman. No tenía ni idea de dónde había salido, ni que era un icono nacional japonés. Para mi era un personaje chulo de una cinta de dibujos de esas que no veía nadie salvo yo, así que nadie se daría cuenta de el plagio, pensaba. Claro está que como nunca terminé el tebeo y nadie llegó a leer las dos páginas que hice, tampoco había mucha posibilidad.

Los Exterminadores.

Mi amigo Felipe y otro niño amigo suyo se inventaron unos superhéroes que eran ellos mismos. ELLOS CON PODERES. Todos los mismos: rayos y volar. Lógicamente tenía que mirar de unirme a semejante grupo. La idea es que todos dibujáramos aventuras donde salíamos los tres. Aventuras que acababan siendo unos recuadros en las libretitas que teníamos para dibujar. El logotipo tenía dos rayos cruzados haciendo la “X” de Exterminadores, y hasta lo pintábamos con Eding en la fachada del colegio. Esa fue una de las únicas dos veces que he hecho un graffitti; en la otra puse “Viva Star Trek” en un pasillo del metro.
La cúspide de esto fue Exterminadores VS Critters, donde juntaba a estos superhéroes contra los bichos de las pelis. Estos realizaban “el ritual secreto de los Critters”, con el cual poseían a un ser humano. ¿Para qué cojones quieren los Critters poseer a nadie, en lugar de comérselo? Y yo que coño sé; solo era un niño. Con ganas de ser poseido, me temo.
Muelle Man
Aquí es cuando ya estaba comenzando a querer crear mi “universo propio”, a base, claro está, de inventarme superhéroes. Lo de dibujar más de 2 páginas ya es otro asunto. Muelle man era un superhéroe serio. De verdad. Bueno, no del todo…. Pero vamos, que no era un Superlópez. El origen del personaje era el que yo consideraba mejor hasta la fecha: un tío al que le habían sustituido los huesos por muelles. Eso no lo había copiado de ningún tebeo Marvel. Por motivos obvios.

newjusticiero.jpg

El New Justiciero
Durante unos años, mi personaje favorito. Influido por la lectura de tebeos de Lobo o El Castigador, creé a un personaje cuyo único poder era superfueza y resistencia y, sobre todo muchas armas. Y dirán “quién tuviera ese único poder”, pero tengan en cuenta que Flash se dedica a atravesar paredes, correr sobre el agua, hacer tornados y viajar en el tiempo. Y es un tío que se supone que sólo “corre muy rápido”. Básicamente, como no tiraba rayos, me parecía un personaje comedido. Además, necesitaba superfuerza para arrancar brazos y cabezas. Era mi respuesta a Robocop, y la respuesta de Robocop fue meterme el pincho ese que tiene por el culo. El New justiciero Este fue mi personaje favorito durante mucho tiempo.

sadiquismo.jpg
Sadiquismo

Al mismo tiempo, mi hermano Javier crea (con dibujos mios) al mejor superhéroe que nos inventamos hasta la fecha. Sadiquismo era un Castigador salido de madre, al que no le importaba cobrarse víctimas inocentes en su búsqueda de justicia. Y siempre, siempre, con esa risa llena de dientes. Aunque apenas dibujamos dos páginas de sus aventuras, Javi ya había imaginado decenas de aventuras. En una de ellas, Sadiquismo, sabedor de la presencia de un narcotraficante en un estadio de fútbol americano, se termina cargando a todo el estadio (decenas de miles de personas) para acabar con él. Que maravilloso tebeo habría sido ese.
Aquí es cuando mi infancia / adolescencia primeriza da un vuelco. Empecé con el rol con unos 11 años, y con 13 años entiendo el bastante inglés como para comprarme el juego de rol Marvel Superhéroes, el de la caja amarilla. Utilizaba el sistema FASERIP, que me parece estupendo para simular estas cosas, y generaba al azar a tus superhéroes. Si bien jugamos muchas partidas con los personajes de la editorial, nuestro flipamiento alcanzaba cuotas altísimas cuando decidimos crear nuestros propios personajes. Juntos se llamaban, atención, el COMANDO DEFENSOR. Ya les dije en otro texto que antes lo de “Comando” molaba mucho. Los componentes de este grupo fueron

energyman.jpg
Metal Man

Un Cyborg con superfuerza y alguna tontería más. Lo mejor de todo, la muletilla que se inventó su creador, mi amigo Rafael Pérez, para entrar en escena: “Iiii’m Mechalmen”. La coña se extendió a todos los ámbitos de nuestra vida, desde “remixes” caseros con el nombre de la cabeza “me-meme-mechal,mechal” a identificarse como su superhéroe cuando llamaba al telefonillo de mi casa. Imaginense que una tarde de Agosto llaman a su casa y en lugar de usted se pone su madre y al preguntar “¿quién es?” escucha un “I’’’’m MECHALMEN” que le deja más que confuso. Pues así éramos.

Energy Man

Desde luego mi amigo Tomás no tenía mucha imaginación para los nombres, no. Energy Man era uno de tantos superhéroes energéticos, si bien se caracterizaba por tener el peor uniforme diseñado por todos, con una enorme “E” en el pecho, que a mí me recordaba a la “E” que aparecía en la cama de Epi. El que aparecer en la imagen de arriba es el rediseño que le hice.

Aquatic Steel

Aquatic Steel tenía dos superpoderes: respirar bajo el agua y convertirse en acero orgánico, como Coloso. Normal que, ante dos poderes tan disparatados y poco justificables en conjunto su creador optase por el nombre más ridículo que recuerdo. Acero Acuático. Piensen sobre él. Díganlo en voz alta. Es como si llamamos a Lobezno “Garras regeneradoras”, a Spiderman “Telaraña trepadora” o a Gámbito “imbécil con bastón”. Claro que teniendo en cuenta que a Linterna verde no le cambian el nombre…

Spenchur

Un tío en camiseta de maltratador, con una careta y nariz y gafas de broma y calzoncillos boxer por fuera. Uno de esos personajes “cachondos” que me hacía para fastidiar las partidas de los demás.

invencibles_peque.jpg
Pincha para verla ampliada. Si quieres, claro.
Los invencibles

Tras un par de años jugando al Marvel, me compré el Champions, con fama de ser el mejor juego de rol de super-héroes. Y lo era, al menos, para chavales de 16 años con mucho tiempo libre. Porque os garantizo que un adulto se volvería loco al tener que ocupar su poco tiempo libre en memorizar 400 páginas de permutaciones algebraicas que, eso sí, te permitían hacer tus personajes como quisieras. Tomás traspasó a Energy Man a este sistema y se crearon nuevos personajes….

TKMAN.jpg
TK Man

Lo de TK no va por la conocida marca de electrodomésticos que patrocinaba al Real Madrid. No; TK Man no es Rául. TK significa Telekinetic. Con lo cual TK Man es Telekinetic Man. Y claro, tenía telequinesis. Les recuerdo que ya teníamos 16 años, con lo cual este nombre tenía toda la intención de ser irónico. Lo mejor de todo, su cinta en el pelo al más puro estilo tenista 80s. Podía ser peor: podía ser una braga de esas que se ponen ahora en el pelo la gente, a lo Manuel Carrasco. Morid.
mysticforce_grande.jpg

Fuerza Mística

Dr Extraño con armadura. Lo llevaba Felipe y reconozco que me pasé con sus poderes. Solía teleportar a los malos a otra dimensión y punto.

Maximus

Mi propia versión del Hombre Gigante. Un PNJ necesario para que hubiera un científico en el grupo. Con Champions jugué mi última gran campaña de rol de Superhéroes, donde llegaron a aparecer personajes como Fotón, el compañero de Energy Man. En su ficha pone “perseguido por genocidio”. ¡Que buen chico, este Fotón! Ah, no, que Genocidio era un malo de nuestro universo.
El Superhéroes INC ese que salió después siempre me pareció una castaña importante que no le llegaba ni a la suela de los zapatos al Champions. Y me lo sigue pareciendo. Eso sí; no se tarda 3 horas en hacerte el personaje. Hace poco rescaté el juego y vamos, como para ponerse ahora con el temita.
“>

El mejor personaje que verás en tu puta vida. Pincha para ver la ficha.

Tras rendirme un merecido auto-homenaje con esta serie de confesiones, les invito a que compartan sus experiencias de creación superheróica. Pueden hacerlo en los comentarios, o hablar del tema en su blog. Y si lo desean y tienen dibujos, pueden enviármelos a mí y realizaré una serie de posts con sus dibujos e historias. No se avergüencen; viendo el estado de Marvel y DC, seguro que sus personajes e historias le dan sopas con ondas a los desvaríos de Quesada y Didio.

Tags: , ,

94 Comments

  1. Grendel says:

    Que gratos recuerdos….nosotros tambien eramos asi, tocando el timbre y presentandonos con nuestra propia entrada absurda….
    Me has hecho recordar un super heroe que me invente con mis GIJOE de toda la vida. Era “Flamaman”
    (poner musica de entrada espectacular)
    Flamaman era y es mi mejor juego de palabras. Mezcla de llama, flema, y ademas suena como flanagan!!!!increible muestra de ingenio a tan temprana edad (nunca superada)
    Flamaman era en realidad un muñeco de origen desconocido, bastante mas grande que los gijoe al que con un poco de rexona del amarillo por encima, pegaba fuego. Lo se, visto ahora suena a que deberia estar encerrado, pero en su dia les ponia en su sitio a esos arrogantes gijoe.
    Tanto me gustaba el tipo que cuando se me fue la mano y le carbonice la cabeza le cree un trasfondo y todo y empece a hacer historietas con el…y se volvio malo!!!! claro, casi sin cabeza al final te dejan de invitar a las fiestas guays y te vuelves un antisocial….
    En fin, que no es normal que un articulo saque estas joyas del subconsciente….Monta una consulta tio, que te forrarias

  2. Simplemente increible. Yo de pequeño no era muy dado a crear superheroes y todo eso, ya que nunca fui demasiado aficionado a los comics y casi toda la inspiración la sacaba de las series de televisión y el cine (con pensimos resultados). Recuerdo que dibujaba a bestiajos del palo comando, dibujaba luego unos ninjas, los recortaba y me ponia a jugar con ellos hasta que se perdian o se acaban desgastando, luego las cosas acabaron incluso tomando cotas mayores y las cosas pasaron a estar más elaboradas y tal, pero al fin y al cabo no dejaba de ser la misma mierda. En fin, al menos eso que mis padres se ahorraban en juguetes y por cierto, mi abuela los nombraba Mixumixu, seguro que cualquier marca de ropa cool mataria por ese nombre.

  3. Albert says:

    Ooooh! Que gran articulo! Que recuerdos!
    Me alegra saber que no era el unico que hacia sus propios comics.
    Yo soy un poco mas joven que Viru, del 84, y a mi me pilló mas fuerte la etapa de Dragon Ball, así que la mayoria de super heroes que dibuje era tipo manga, luchadores con katanas y cosas así. La verdad es que tampoco pase del diseño de personajes, pero los basaba en gente de mi entorno, siendo yo el bueno y el malo el matón de clase.
    Si consigo encontrar los diseños te los enviaré!

  4. Professor Colossus says:

    Las flipadas de chavalin, que grandes! Yo tambien cree un grupo de superheroes con mis amigos. Media libreta llene de eso!
    La otra media libreta era…
    …en cada pagina un bote de fabada diferente, y un culo tirandose un pedo diferente.
    No me arrepiento de nada.

  5. mech Salo says:

    soberbio como siempre viru, leo tu blog hace mas de 2 años y es la primera vez que me animo a escribirte, siempre te aplaudia desde las sombras cual rata cobarde… los superheroes creados por uno mismo, no nos engañemos todos lo hicimos alguna vez, uno de mis favoritos era “Echoes” que podia transmitir sus deseos y controlar a sus enemigos, y “el Lightingboy” un chaval que podia surfear sobre los rayos que el mismo creaba..te juro que era solo un crio cuando los dibujaba, y ahora que lo pienso…deberia demandar a Heroes por el gordo matt parkman..es una claro plagio a mi Echoes xDDD
    un Caluroso Saludo Viru, a ver cuando te animas con otro podcast que en mi casa disfrutamos todos cada publicación ^^

  6. C-Sauron says:

    ¡Que artículo mas chulo!
    Yo recuerdo que junto a un amigo, a la edad de 14 años, creamos un superhéroe, “Hangman”. Era un juego de palabras, como “hangman” en inglés significa “ahorcado”, el superhéroe en cuestión tenía el poder de acudir a la escena del delito como una bala y ahorcarse (en plan escuadrón de suicidio de La Vida de Brian).
    La melodía del susodicho era la música de Batman, cambiando Batman por Hangman y simulando estar ahorcado en las partes instrumentales.

  7. Se me llenan los ojos de lágrimas…
    Cuántos recuerdos!!!
    Yo creé un huevo de personajes, pero ya ni me acuerdo de los nombres. Me acuerdo de Electrón, del Conejo Ninja y pocos nombres más.
    En plena efervescencia de hormonas puberales me apunté a una academia de dibujo de cómic y de ahí salió cantidad de basura, pero era mi basura…

  8. The blink says:

    Que grande, Mr. Viruete, oiga! No solo yo hacia lo mismo (disenar superheroes e imaginarme cientos de aventuras que nunca llegue a dibujar) sino que luego, mas mayor, cuando empece a jugar al rol, repetiamos la misma jugada con las fichas de personaje. Nos pasabamos tardes enteras haciendolas, imaginandonos entusiasmados como ibamos a flipar con el pj, para luego como mucho jugar una o dos aventuras y luego pasar a hacernos fichas nuevas, generalmente de otro juego. Yo creo que en el fondo lo que nos molaba de verdad eran las fichas!

  9. Zippie says:

    Vaya, me ha dejado francamente impresionado el nivel de combate cuerpo a cuerpo del Guerrero Americano: ni más ni menos que cinturón marrón de kárate!!! y gracias a su entrenamiento en el ejército!!! Todo un arma letal, vamos. ¿Sus compañeros de grupo qué cinturón tenían, el amarillo-naranja?
    A mí me molaba bastante de pequeño lo de diseñar superhéroes. De hecho, recuerdo que mi influencia principal fueron tanto los trajes del capitán Márvel, como especialmente ese traje del bicho raro de color morado que es como un mono mutante, de la Patrulla X.
    A este respecto, había un comic de la colección Olé muy chulo que hablaba de un montón de superhéroes, creo recordar que estaban todos catalogados y se mezclaban de diferentes editoriales.
    El único héroe de mi propia cosecha que ahora mismo recuerdo es Catman, con un traje que incluía cola, bigotes y uñas extensibles. Era ágil como un gato. Y además, bufaba.

  10. Imagino que le puse cinturón marrón para que Nodens fuera cinturón negro… no iba a tener la armadura y encima ser cinturón negro, eso ya sería demasiado.
    Imagino, porque a saber en qué coño estaba pensando.

  11. Super Robot King says:

    Muy buena la portada de los Invincibles simulando la de un comic book USA jejeje. A pesar de que siempre fui (soy) bastante flipado de Marvel, mis creaciones particulares se inspiraban más en Mortadelos y Filemones patrios. Quizás es que mis habilidades artísticas tampoco daban para más…

  12. Lo de Sadiquisimo es tremendo xDDD
    Pues yo he empezado a leer comics hace poco (tras ver Iron Man concretamente) así que, aunque escribía cosas nunca me dio por inventarme superhéroes… hasta hace un par de meses!!
    Estoy escribiendo una serie de pequeñas historias (no comics) sobre un par de personajes llamados El Silencio e Invierno Nuclear. Uno mueve cosas con la mente, y la otra, que es chica es como un invierno nuclear andante (frío, radiación, todas esas cosas).
    Por si os interesa ir mirando, y siempre que Viru permita algo de propaganda… aquí lo voy colgando entre otras cosas: http://excidivm.blogspot.com/

  13. Tróbal says:

    Ay q recuerdos madre mía… Como volaba la imaginación cuando de pequeño cojías un lápiz. Yo siempre he dibujado mucho y lo sigo haciendo si cabe todavía más y recuerdo q tenía especial obsesión por las tortugas ninja. Mi tío siempre decía:… coño q fijación tiene este crío, todo el puto día dibujando tortugas ninja! jaja… era la ostia. Dibujar es una afición cojonuda y me encantaría poder dedicarme profesionalmente al dibujo y en ello estamos, mandando historietas a revistas diversas a ver si suena la flauta. Un saludo peña.

  14. gevaudan says:

    “Esa fue una de las únicas dos veces que he hecho un graffitti; en la otra puse “Viva Star Trek” en un pasillo del metro.”
    JUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAJAUAAAAAAAAAAASSSSS!!!!
    Que grande!

  15. dr.Kaligari says:

    Un saludo Viru! Veo que en asuntos superheróicos todos los que leíamos estos comics (y leemos)tenemos nuestros propios supers, la de ideas que podría pillar la Marvel de nosotros!
    Yo sigo de ilustrador en mis ratos libres y de heroes he dibujado muchos muchos, ya le mandaré algunos diseños, algunos hasta llegué a creerme que podían llegar a ser publicados. Recuerdo un supergrupo que creé basado en personajes del cine de terror, momia hombre lobo vampira y alguno mas, dejeme rebuscar en el trastero. Y sentía predilección por los toscos del tipo la Cosa y Hulk, y creé uno que se llamaba “BLOQUE” todo de metal y con cabeza cuadradota. Le mandaré algunos para que vea.
    Un saludo!!

  16. Pues si te vas a meter a juicio, yo que tu iba a pachas con Trueno Azul. Energy Man le ha plagiado el tupé…

  17. Odio a mi madre por haber tirado mi pasado…

  18. Ah, yo también hacía eso pero, SIN DUDA, mis personajes (y los de mis amigos) eran mucho peores que los vuestros.
    Sigh.
    Ah, yo tenía a otro tipo eléctrico con un traje prácticamente idéntico al de tu Trueno Azul.
    Pero es que, claro, entre Electro, Apagon y el Rayo Negro de los Outsiders…
    Viru: ¡Vaya trío eléctrico! Pero no creo los tuyos fueran peores, Efe, si estos eran todos copias de otros. Será que me he emocionado contándolo.

  19. Wally Week says:

    Yo sólo me he inventado un superhéroe en mi vida. Era un policía que se vio en medio de una pelea entre un superhéroe y un supervillano y terminó “tocado” por una especie de portal de fuego.
    Se le quedó parte de ese fuego en el interior y lo podía canalizar con un escopetorro con el que iba por la vida el buen hombre.
    Después descubrí a John Blaze y me deprimí porque se parecía demasiado.
    El artículo me parece cojonudo. Sobre todo, muy original. Me da mucha pena no conservar aquellas fichas con diseños para un supuesto videojuego beat’em up que nos inventamos mi amigo David y yo.

  20. pableras983 says:

    Mataria a Alex Ubago por poder escribir algun dia un post como este.Un saludo de un fan de pornotopia…

  21. Rodion says:

    Yo creé dos comics durante mi infancia, uno sobre superhéroes, cuyos integrantes éramos yo y mis amigos del barrio, y otro sobre balon prisionero, obviamente inspirado por Bola de Dan, donde los integrantes del equipo eran mis amigos del colegio.
    En el de superhéroes cada uno teníamos poderes relacionados con algún aspecto de nuestra personalidad. Yo, por ejemplo, como tenía gafas, era una especie de Ciclope el de los X-Men. El chico gordito se hinchaba en plan Chouji el de Naruto. Uno que era un flipado de los videojuegos tenía una especie de Super Nintendo incrustada en el pecho y mandos en las manos, pero no recuerdo muy bien de que iban sus superpoderes. La chica del grupo utilizaba su cinta del pelo en plan lazo que se agrandaba y encogía para cazar a los maleantes. Había otros dos o tres integrantes pero no recuerdo sus superpoderes. El malo malísimo era El Abuelo de la Cachaba, quien en la vida real era mi vecino del 1º I que no nos dejaba jugar al fútbol en la parcela y se quedaba con los balones que encajábamos en su ventana. Creo que dibujé un par de historias de unas 10 páginas sobre este supergrupo.
    El de Balon Prisionero en cambio tuvo bastante continuidad, unos dos tomos (archivadores donde guardaba las hojas dibujadas), con campeonatos y varios equipos rivales. De hecho al final del todo creo que mis amigos del barrio aparecían en plan superequipo final. Lo más curioso es que durante los periodos entre partidos dibujaba normal, pero en los partidos calcaba las poses de una especie de trading-cards que tenía de Bola de Dan, pero dibujaba las cabezas de los personajes en plan normal (es decir, lamentable), por lo que quedaban bastante extraños.
    Teóricamente todo está en el trastero de casa de mis padres, pero no sé si realmente seguirá por allí. Cuando vuelva a casa en abril a ver si me acuerdo y los busco.
    Viru: NO JODAS. Yo también me flipé con Bola de Dan y empecé a dibujar un cómic, calcando dibujos del manga Xenon, pero ni de coña llegué a dos archivadores!!

  22. NetDancer says:

    No quiero ni pensar en como estará la dimensión esa a la que Fuerza Mística enviaba a todos los villanos. Por lo menos como un after-hours el día de Año Nuevo… xD

  23. kike (otro) says:

    que recuerdos la gorda de las galaxias, me compraba mi padre aquel comic de ninio….tu personaje inspirao en ella me ha encantado, que nostalgia…

  24. C-Sauron says:

    Por cierto, con Fuerza Mística creo que estaríamos hablando del primer superhéroe judío.

  25. Winckle says:

    Con 10 años creé una serie (?) de 8-10 capítulos de 2 viñetas cada uno -qué grandes aventuras…-, de un cavernícola llamado Krom (vive Krom que SÍ me inspiré en Conan!), que era una bola de pelo con sus piernas y brazos de una raya, al que le pasaban cosas graciosísimas cuando iba a la farmacia (?), o al campo…no era un superhéroe al uso, la verdad, pero para los que lo conocíamos sí (yo y él…).
    Si encuentro los dibujos los envío!
    Saludos desde Alcala.

  26. Imsai8080 says:

    ¡Que muestra de imaginación! A mi la verdad es que nunca me llamaron la atencíon ni los comics ni dibujar, por lo que no llegué a crear ningún personaje.
    Viru, queremos ver historias de Sadiquismo…¡Es dios!
    Grendel, gracias por contar su historia. Aun me estoy partiendo el culo de imaginármelo prenderle fuego al muñeco…jejejejeje

  27. Que grande Viru. Yo es que soy un copión y desde que vi La Patrulla X en Telecinco me dediqué a dibujar y crear mutantes de la nada. No los recuerdo todos porque iba cambiando pero en mi corazón siempre está el “atormentado” Serpiente de Mar con el aspecto del caballero de Hidra de Saint Seiya. Puede ver bajo el agua(WTF) y en la oscuridad y tiene poderes eléctricos.

  28. Wally Week says:

    Pues me remito al “no rejodáis”, porque basándonos en Bola de Dan, mis amigos del pueblo y yo nos inventamos un deporte y cada uno “interpretaba a un personaje” con sus tiros especiales y demás. Hasta hicimos campeonatos.
    El deporte no dejaba de ser una especie de Squash con un baloncito de esos que tienen dibujado al pato Donald y caben en una mano. Pero no vean si daba juego.

  29. Liquid says:

    Este articulo me ha encantando, todos nos sentiremos identificados con el. Yo llegue a dibujar comics de varias paginas, uno era un plagio de bola de dragon pero conmigo y mis compañeros de clase como protagonistas a ver si los encuentro xD

  30. Metal Inside says:

    Yo tampoco era muy dado a crear superheroes, aunque creé un par en plan paródico, inspirado seguramente por los tebeos de Superlópez, Mortadelo… que eran la mayoría de los cómics que leía. Uno era Tirolino el Cebollino, que era como indiana Jones pero en cebolla y todo le salía mal. EL otro era la Superabuela, que tenía los poderes de supermán pero con un bastón, y que en todas sus aventuras se dedicaba a luchar contra punkis con cresta.
    Por otro lado, aunque se desvíe un poco del tema, me flipé mucho con la serie de Seaquest, y me dedicaba a crear malvados submarinos y monstruos que se enfrentaban con el. no recuerdo bien como eran, pero si recuerdo que como no me aocrdaba de como era el seaquest en mi mundo era un submarino de la segunda guerra mundial con el morro en forma de punta de flecha.

  31. Corrales says:

    Yo nunca hice superhéroes, aunque dediqué gran parte de la ESO a crear con un amigo (en tándem, en plan guionista y dibujante, aunque nos intercambiábamos los papeles de una historieta a otra) un cómic en el que cierta profesora a la que detestábamos se convertía en una horrible amenaza alienígena. Hice alguna portada bastante espectacular en la que aparecía ella sentada encima de una montaña de osamentas humanas, que costaban mucho de dibujar. Recuerdo que tenía esbirros alienígenas de variadas formas geométricas, y que sus oponentes eran un grupo de soldaditos del ejército profesional español claramente inspirados por los marines coloniales de Aliens. Con ese muchacho y otro más también tuve mi cadena de radio por magnetófono, aunque en eso ya tenía amplia experiencia de grabar radioseriales con mi hermana y mis primillas xD
    Y oye Viru, ¡encantado de conocerte!

  32. xisco_delico says:

    Mi infancia estuvo más marcada por Bola de Dragon y otras series anime y cuando se cortó la serie aquí (al principio de la saga de los Androides) pues un amigo y yo nos poníamos todas las tardes a dibujar la continuación e incluso otras historias (una especie de fanfic antes de que se llamara así). Hicimos más de 70 folios entre los dos, lo que no me acuerdo es donde habrán acabado.
    Yo no solía crear muchos personajes, ya que la mayoría de mis comics eran en plan Profesor Cojonciano, hablando de un tema y con un gag en cada viñeta. El único personaje que recuerdo que cree fue un aventurero al que bauticé con el poco original nombre de Paco Jones, era como una roca con el típico sombrero y látigo.

  33. Emotivo y genial artículo Viru, como siempre.
    Yo de pequeño estaba muy falto de imaginación, y en vez de inventar superhéroes, me dajaba llevar por las modas y dibujaba lo que había a mi manera, nunca partía de nada original.
    Lo más destacable que hice fueron mis decenas de gremlins inventados, cada cual más rebuscado y sangriento que el anterior. ¿Quién no se ha intentado imaginar a Gizmo transformado en su alter ego gremlin? Yo no sólo lo imaginé, sino que lo dibujé. Y a Stripe (“Estroip” como pronunciaban en castellano, al punky vamos) con melena y chupa de cuero, que a mí los punkarras de pequeño me daban miedo.
    Oh, y antes de ver la secuela, yo ya dibujé un Gremlin en plan vampiro, aunque las alas las tenía de brazos, no en la espalda. ¿Denuncio o no denuncio?
    Un saludo.

  34. H. Flashman says:

    Que grande, que grande eres. Yo también dibuje mis supers siguiendo un estilo muy parecido al de George Perez en los Titanes, afortunadamente han desparecido las prueb…digo los dibujos y no podeis disfrutar con ellos asi que tendreis que fiaros de mi palabra. Sí que recuerdo que hubo una época en la que era fan del Daredevil de Miller y le pedí a mi tío que mi hiciera un bastón como el de Matt Murdock con su cable de acero y su gancho. Esperé durante dos semanas imaginandome en las azoteas de Zaragoza limpiando de criminales el barrio de San José, mi propia cocina del infierno. No veais el churro que me hizo. Aún se me humedecen los ojos al recordar como se truncó mi carrera de luchador contra el crimen solo porque mi arma era un barra de hierro oxidada con una cuerda de esparto atada en un extremo.

  35. Otras cosas que se me han olvidado:
    -¿Recordáis la serie de “las mostroplantas”? Me encantaban los coches de los malos, el de la planta carnívora, el que tenía dientes, el de la bola de demolición (que no sé que tendría que ver con las plantas pero bueno). Hice mis propios vehículos de esas serie también, de los malos cómo no, plantígrados que exhalaban venenos, todoterrenos con púas de rosal, y otro que me vino por inspiracion extremeña: sus misiles tenían un no muy sospechoso parecido con las bellotas.
    -En las habilidades de Maximus, ¿de que va esa de “RICO” de 10 puntos?

  36. Grandioso…
    Yo también fui fanático de dibujar a superheroes inventados, la inmensa mayoría auténticos plagios.
    A veces, formaba, como Corrales, tándem con un amigo mío con el que llegamos a crear grandes personajes como Indiana Lirón (vease más arriba Paco Jones), Tioman (que era como Superman) o Catman, que también alguien lo ha nombrado arriba. Intentaba darles un toque más humorístico, eso sí.
    Mi colega siguió y creo auténticos universos ficticios, como una saga estilo bola de dragón que, os aseguro, tenía más de 300 páginas. Impresionante.
    También hicimos un grupo de heroes aventureros que eramos nosotros (aunque sin traje ni nada, solo nos poníamos una gorra para ejercer de justicieros) de los que hicimos, primero cómics, luego libros de “elige tu propia aventura” y luego… ¡¡2 películas, señores!!
    Aun veo a estos amigos, y precisamente el otro día nos reíamos hablando de que está pendiente la tercera parte.
    Ay, que recuerdos!
    Venga,un saludo!

  37. Ruboslav says:

    ¡Jodeeeer! No pensé que fuéramos tantos los que inventábamos superheroes. Yo con unos amigos llegamos a hacer varios tebeos que ahora estan durmiendo el sueño de los justos. Los que recuerdo son:
    - Magman: Un tío que le salia lava de las manos y que usaba para hacer bolas de fuego y cosas así. HAsta hice su origen y todo. PAsaba por un volcán justo cuando entraba en erupción y, al ser enterrado por la lava, en vez de palmar por gilipollas adquiría ese poder.
    - Kid Yakar: que era un especialista en artes marciales. Supongo que lo de Kid vendrías por el Daniel San, que yo en los 80 estaba flipado con el KArate Kid.
    - Otro que era una especie de Superman pero que además (ojo al loro) ¡tenía una espada laser! lo mejos de dos mundos : DC y Star Wars. Claro que sí. No me acuerdo como se llamaba.
    Me he partido el hojaldre con el artículo y los comentarios. Para mí de lo mejor que ha pasado por esta web, Lord Viru.

  38. Hektols says:

    Mis amigos y yo creamos unos cuantos superheroes al azar para el Superheroes Inc. Debido a que el héroe era creado al azar, nos pusimos a crear unos cuantos hasta que salieron algunos que nos gustasen.
    Al final tuvimos que crear varios supergrupos para situar a los heroes segun su nivel de poder, nadie iba a querer jugar con el justiciero que le salió mientras que otros tenían a su disposición mutantes del nivel de Magneto. Acabamos con un grupo de justicieros, otro de superheroes de poder moderado y otro capaz de conquistar el mundo en una semana.
    En el grupo de justicieros tenía a un burócrata psicopata que siempre iba elegante, sin importar la situación. En el grupo normal tenía un tipo con supervelocidad capaz de controlar el sonido y hacía música de guitarra haciendo air guitar. En el grupo de los superpoderosos tenía un mago mutante con superinteligencia, superconstitucion, superagilidad y Donación de Vida a nivel cósmico (podía resucitar a los muertos y curar enfermedades a nivel genético), nunca llegué a usarlo por razones obvias.

  39. Sadiquismo (best name EVER!!) parece totalmente obra de ROB!

  40. Wywern says:

    Sadiquismo merece un episodio en cualquier plató de serie española jajaja.
    Joder hay que ver que listos eramos de niños (yo por lo menos) para conseguir entender esas instrucciones de los juegos de rol.
    Las tablas de críticos de “El señor de los anillos” si tuviera que entender eso ahora y crearme un personaje antes me matriculo de un par de asignaturas en la UNED antes que eso. Complicadas de narices ¡pero lo hacíamos y entendíamos, no se como!. Recuerdo las sabias palabras de nuestro profesor el bombilla mientras nos vió en un bar jugando al Moonwalker “Esto si que os gusta y no las matemáticas”
    Por cierto y no viene al caso van a demoler Paladium en Coslada (DEP). Voy a llorar, mi juventud demolida para hacer pisos.

  41. Wywern says:

    Por cierto yo no dibujé superheroes porque la calidad de mis dibujos es similar a los primeros que ha puesto Viru jajaja.

  42. Elnava says:

    Gran post. Una pregunta, ¿La peli de Ultraman que alquilabas, no sería una en la que había un tornado en el que se ocultaba un monstruo con el que peleaba ultraman? Joder, es que alquilé esa película como diez veces de niño y flipaba con ella. Luego llegaba al colegio y ni cristo lo conocía. Desventajas de tener un video 2000.

  43. Superhéroes… no muchos, la verdad. Uno que era como el tío ese de las manchas de Spiderman y poca cosa más. Lo mío eran los Transformers: y mejor los chungos Decepticons. Ay, si hubiera sabido lo del puto chino que se forró con ellos…

  44. Entrañable. Yo también me inventé algún superhéroe, aunque nunca de forma tan elaborada. Sobre todo creaba malos para Batman.
    Esto si que mola y no los ladrillazos de Alan Moore.

  45. marcos says:

    Muy buen artículo, qué recuerdos! De pequeño dibujaba mucho y cree muchos superhéroes, pero solo me acuerdo de uno. El nombre no lo recuerdo, pero era una suerte de Martínez Pujalte con algo más de pelo, antifaz y sus poderes especiales eran volar, beber cocacola de un trago y zurrarse pedos huracanados. Recuerdo que tuvo bastante éxito en mi clase y me pedían bastantes dibujos de él xDDD
    Como nunca fui muy fan de los cómics de Superhéroes, supongo que me salió uno un tanto mortadelesco, que era lo que más me gustaba de pequeño, junto con los Astérix.
    Por cierto, aprovecho para presentarme, creo que nunca antes había posteado aquí, aunque soy lector habitual del blog desde hace unos meses.

  46. Pelayo says:

    Me encanta el Guerrero Americano y su cabeza de Bala. Sobre todo en su ficha: Nivel de combate: cinturón marrón de Karate. ¿Porqué no le diste el Negro? ¿Para que hubiera algún chavalete que le pudiera atracar por la calle y quitarle veinte duros para comprar costo? (Argumento para una segunda parte)

  47. Ruboslav says:

    Leyendo estos comentarios me pregunto: ¿Cuantos nuevos Alan Moore y Jack Kirby se ha perdido el mundo? ¿ein?

  48. En el primer dibujo hay uno que se parece a Super Gorda!!! XD

  49. RED-LENIN says:

    Mucho mejores que aquellos superheroes horteras de otro de tus articulos ¡La imaginacion del ser humano no tiene limites!

  50. De todas formas hay que recordar que: ¡¡¡TODOS SOMOS DE PULPA!!!

  51. Imaginación nunca te ha faltado ^_^
    Muy entrañable el artículo.

  52. Cpt Garfio says:

    Acaba de sucederme algo muy curioso, realmente notorio y que, por tanto, merece la pena compartir con vosotros.
    Quizás, y si Viruete tiene suerte y se sube al carro de las subvenciones estatales, no sólo pueda publicar estos dibujitos, sino que haya una serie de señores dispuestos a cobrarnos por verlos, por mucho que el autor nos invite a hacerlo gratis.
    Conozco muchos foros, y en todos ellos estoy dejando un post parecido a este, a la espera de ser comentado y recibir, por tanto, vuestras opiniones.
    No es un tema específicamente viruetense, pero desde luego nos afecta, como usuarios de internet que somos.
    Además, buena parte de la eh…cultura de este sitio es basa en archivos compartidos, libros, series y películas a los que no hubiésemos tenido tantas ganas (o siquiera la posibilidad) de acceder de no resultar gratuitos en el formato de descarga.
    Sin fansubs, sin pacientes uploaders, gran parte de las obras que nos han marcado o simplemente hecho soñar jamás hubiesen acabado en nuestras manos, permaneciendo ignotas en sus países de origen hasta que alguna editorial o distribuidora local decidiera que es lo bastante buena como para traérnosla y sacarnos los cuartos.
    Verán ustedes:
    Hace un par de horas, presa mi persona del insomnio matutino, ese que me obliga a levantarme por las mañanitas a la misma hora en que lo haría en un día laborable (gran virtud es la del funcionariado, que protege el pan de sus trabajadores aun en tiempos de crisis), me encontraba yo en la disyuntiva que a todo ser humano le atenaza en algún momento de su vida: la de elegir qué hacer hasta que el resto del mundo se ponga en funcionamiento y permita cierta interactividad.
    Como por el momento me siento satisfecho con mi relación y aprecio mi vida bastante, escogí encender el ordenador antes que despertar a mi pareja.
    Tras visitar todos estos lugares en los que a posteriori me dispongo a dejar esta queja y abrir la tienda de objetos y pociones en uno de los muchos juegos online gratuitos que frecuento, quedando por tanto en modo afk, recorrí ávidamente mis sitios de intercambio de archivos favorito, amerizando (que por algo internet va de navegación) en EstrenosOnline, lugar con links a diferentes archivos de Megavídeo.
    La mayoría de las películas las había visto ya, agradeciendo en muchos casos no haber pagado por verlas en el cine, (que es la más difundida forma de estafa a nivel mundial, después de la bolsa y algún que otro depósito bancario) pero una de ellas llamó mi atención: “Los abrazos rotos”.
    Uno no es fan de Almodóvar ni, en general, del cine español, ese cortijo de señoritos y fulanas, a cada cual más arrogante y ridículo, que viven de nosotros y, por si fuera poco, se permiten criticarnos con sus obras supuestamente costumbristas; pero súbitamente sentí la necesidad de saber qué se hacía con mis impuestos, además, claro está, de mantener a la serie de boronos faltos de cualificación alguna que nos endosan vía oposiciones y a los que luego hay que solucionarles la papeleta en el ámbito laboral.
    …Y es que en un lugar donde se da preferencia al conocimiento de lenguas tribales antes que a la excelencia académica, pasan cosas como la que intento contarles: un anuncio policial en medio del visionado de un bodrio nacional.
    Fueron 35 minutos bochornosos, exentos de toda ligazón argumental, con actuaciones pésimas que estaban minando mi paciencia y me conminaban a acabar con la película, el pc y el sistema de asignación de subvenciones por parte del Ministerio.
    Llámenme valiente, orate o simplemente resignado a lo inevitable, pero decidí darle una oportunidad más al filme, y quedarme mirando la pantalla hasta que sucediera algo digno de mi atención.
    Efectivamente, y como en los peores slashers, el pronóstico más ridículo se cumplió: allí estaba, impactante y a todo volumen, un anuncio del Ministerio de Cultura acusándome de ladrón y asegurando que tomarán cartas en el asunto.
    “Ahora, la ley actúa”, rezaba, con total desfachatez.
    Aseguraban que “todo robo (descarga) quedará registrado”, publicidad deudora de aquel “1984″ del que pocos se acuerdan ya.
    ¿Tenían ustedes conocimiento de que el totalitarismo había vuelto? Estamos pagando demasiado caro el apoyo de los famosos al “No a la guerra”, maniobra repulsiva donde las haya y que nos preparó para el clima Post 11-M.
    Zapatero ha hecho cosas buenas y cosas pésimas, pero esto que pretende es simplemente anticonstitucional: la Carta Magna nos reconoce el derecho a la privacidad en las comunicaciones, y si Telefónica, Jazztel y el resto de operadores deben proporcionar nuestros datos a este gobierno, deudor de quienestanto ayudaron a su llegada, estarían quebrantándose nuestros derechos.
    Esto es: se estaría realizando una modificación ilícita (en tanto no cumple con el protovolo necesario para acometer una reforma constitucional) de nuestras libertades fundamentales.
    Por si alguien se ha perdido, le diré que esa reforma aparecía en un borrador de Ley de hace menos de una semana, pero que en ningún caso se ha sometido ya a votación y MUCHO MENOS se ha APROBADO, por lo que ese anuncio “filmis-interruptus”(XD) está totalmente fuera de lugar: aplicar una ley antes de su publicación va también contra el sistema del que nos dotamos todos los españoles.
    Existe además conocimiento de que la Sgae, las compañías proveedoras de internet y el gobiernos están celebrando reuniones a puerta cerrada cuyas deliberaciones, que es fácil imaginar serán en contra del ciudadano, no se harán públicas hasta este verano, dejándonos en vilo y sin saber qué nuevos atropellos se fraguan.
    ¿Para qué están los cánones, si ahora, una vez pagado por un “robo”, no nos dejan cometerlo?
    ¿Es lícito encarcelar de manera preventiva a un ladrón, por sospechar que puede robar en algún momento de su vida?
    ¿Deben los seguros pagar indemnizaciones previas por la posibilidad de que suceda un accidente?
    ¿Cuántas veces debe uno pagar por un piso? Con las películas, pagamos el terreno (cedemos instalaciones públicas para el rodaje), los planos (los guionistas reciben subvenciones), los materiales (actores y directores se llenan los bolsillos con nuestro dinero, mediante subvenciones y el canon) y ahora, encima, pretenden que paguemos por el alquiler (visionado de la película), cuando oficialmente nos pertenece y se dan el lujo de llamarnos Okupas.
    En fin, me gustaría leer su opinión :)

  53. La primavera parece que llega, y en este viernes luminoso en el que TODOS sabemos que no vamos a pegar ni chapa, al leer este articulo me he sentido rezagado y acogido,con esa extraña sensacion de no ser un omega man. Pues si,yo tb hice superheroes absurdos con los amiguetes tras la influencia de los hermanos mayores de algunos amigos. Para mas inri no eran ni humanos ,sino seres humanoides, con influencias de marvel, DC (numeros sueltos,sin saber por donde venian los tiros) y de lo GI Joe…todavia recuerdo su expectacular nombre “El Escuadron Imposible”, toma ya!
    …voy a buscar por los cajones a ver…
    PD: mi personaje era una especie inventor autodidacta ninja que dominaba el viento para poder crear “surikeys de aire”…bendita juventud…

  54. Pufff… yo tengo páginas y páginas de comics que hacía cuando era cani. Por supuesto, inventé un par de superhéroes, pero la por aquel entonces en boga mascota de Sega (Sonic) cautivó mi corazoncito, y empecé a hacer comics basados en su universo. Todavía los conserrvo: cientos de páginas de material apócrifo que haría enrojecer a los directivos actuales de la compañía nipona.
    Cuando ya fui un poco más mayor, decidí que quería continuar con la historia pero sin Sonic (por aquello de que los personajes no eran míos y tal) e hice un comic al más puro estilo The Death of Superman en el que me cargué a todos los personajes oficiales de la franquicia y salvé a los que yo había añadido convenientemente a la historia. Tengo que releer todo este material algún día, aunque reconozco que me da vergüenza ajena (de mí mismo, irónicamente)
    Gracias por estos recuerdos, Viru. ^_^
    Salu2.
    VIru: MANDANOSLOS!

  55. Tróbal says:

    Yo siempre soñé con crear el mejor superhéroe, fallo q ya lo habían inventado antes: Venom-Eddie Brock.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>