Heavy, Rolero, Soltero y Hetero 2: tirada de iniciativa

Hoy vamos a analizar la otra parte de un fenómeno que se dio en nuestro país allá por los 90. Hablamos ya de los heavys roleros centrándonos en su música: hoy toca hacer lo propio con su otro gran pasatiempo, el rol, y de como los dos mundos convergieron para dar a luz a la tribu urbana más mansa de la que se tiene noticia y que aún pervive en eso que ya llaman “los frikis”, que viene a significar lo mismo que GURPS. Vamos a ver no la historia de los juegos, sino como lo vivieron muchos en su época de mayor esplendor.

heavy-metal.jpg
Tenemos una selección joven y llena de futuro

Sino conocen bien lo que son los juegos de rol(JdR), desconocen uno de los motores del nerdismo y una de las claves de la cultura pop de finales del siglo pasado. Así como suena. Existen cantidad de historias del rol por ahí, pero se podía resumir así: a principios de los 70, los jóvenes de derechas que repudian el jipismo se dedican a darle a los juegos de guerra y estrategia que recrean conflictos históricos. De ahí sale un juego que utiliza aventureros individuales en vez de tropas o unidades de más alcance, que carece de tablero y precisa de un jugador-árbitro para representar los monstruos y obstáculos que se encuentran los aventureros. Y va, como casi todos saben de matar y matar para subir niveles. Era el Dungeons & Dragons (D&D).

dydbasico.jpg
La primera cartilla


El D&D primigenio se vende lenta pero constantemente, siendo el producto pajero por excelencia: los jugadores creaban no ya un blog, como hoy, si no sus propios universos de juego. Cuando asociaciones cristianas y de padres ponen el grito en el cielo cuando acusan al juego de satánico y poco apropiado para chavales es cuando pega el petardazo. Igual que en el metal. A raíz de ahí la empresa, TSR, prospera, y se hacen novelas y la serie de dibujos, aparece en E.T. y Tom Cruise quiere jugar en Taps, más allá del honor. Aparecen otros títulos (ciencia-ficción), librojuegos, juegos de ordenador…. Toda una industria que va a toda vela durante todos los 80, gracias a Star Wars y las pelis de Conan.

Pero vamos a lo que interesa, a España… Pues aquí poca cosa, como siempre. La caja básica, que lanzó Dalmau fracasó, y eso que se anunciaba en la contraportada de los tebeos de Spiderman. Hasta el 89 / 90 y la aparición de Joc Internacional no se creó un poso de fieles, y la aparición de las TVs privadas, Son Goku y los Caballeros y Blind Guardian multiplicó el número de interesados. ¿Os acordáis de Robertito, nuestro heavy rolero y hetero? Ya vimos que el entró en el mundo del metal, a través de los Jdr. Allá por 1994 era un chaval como todos. En el colegio no era de los más populares, pero tampoco le llovían collejas a diario, como a otros, y además, estaba en el equipo de futbito. No le importaba no salir aún con chicas. De hecho ni se lo planteaba, el prefería estar con sus amigos que compartían sus otras aficiones: los tebeos y las películas. Le pirraban las películas de terror, cuanto más sangrientas mejor. Cómics no leía tantos como de pequeño, pero no faltaba El jueves y Lobo entre sus lecturas.

fichadepersonaje.jpg
Un jugador nos enseña orgulloso su guerrero con fuerza 18/52

Un día su primo Nico, con quien quedaba para jugar a la consola y a salir con la bici por ahí, le preguntó si le apetecía jugar a rol con él. “Es como el Heroquest, pero sin tablero, y puedes ir por ahí haciendo lo que quieras, y no gana nadie”. El Heroquest era su juego favorito durante varios años, y la cosa le sonaba, de aquello de El asesino del rol, que había pasado poco antes, y de leerlo en alguno de los librojuegos de Lobo Solitario y Lucha Ficción que tenía su hermano mayor. Así que sin tablero…. ¿Y no gana nadie? Igual quedaban empate, como en el fútbol. Aceptó la idea de jugar a rol con el hermano de Nico, y un amigo suyo, que era el que hacía de “master”.

Dungeons&Dragons.jpg
Nuestro grupo de protagonistas

Jugaron al juego de rol de Star Wars. Antes de empezar le explicaron un poco las reglas. Tardaron unos cinco minutos en crear su muñeco, un cazarrecompensas al que llamó Juan Solo No tardó en ver la mecánica del juego: básicamente se trataba de tirar dados a mansalva, como el Risk , y se luchaban contra el máster, que “manejaba a los monstruos”. A él le mataron su personaje solo porque decidió imitar sus películas gore preferidas… Total que sólo por torturar y decapitar a un soldado con un vibrofilo ya te pasabas al lado oscuro. Nadie le había explicado que los PJs (así se llamaban los jugadores) no podían hacer eso. Vaya
coñazo.

negrajuega.jpg
Después de La tarrasca y Cthulhu el gran ser legendario del D&D: la negra rolera

Un par de semanas después, Nico decidió ser él el master de la siguiente partida. El juego elegido, El señor de los anillos , libro que conocía de oídas, pero que nunca había leído. “¿Puedo llevar un bárbaro con un hacha?”, preguntó. Y podía. Aquel juego sí que le gustó bastante más, aunque era lioso, y se usaban unos dados muy extraños, de 10 y 20 caras, por ejemplo. No sabía que se hacían dados de estos y le molaron cantidad. Se infiltraron en una cueva con orcos y se infló a matar (y la policía ni mú) El juego, tenía, además, una cosa llamada “golpes críticos” y una tabla donde describía con todo lujo de detalles las bestialidades que cometía cuando conseguía uno. Eso ya era otra cosa. Aquella noche se llevó la novela a casa y comenzó a leerlo, tras la pajilla de rigor.

Elseñor.jpg
La primera regla: no ponerte del reves la manta élfica

El señor de los anillos le encantó, y aquel verano, las partidas se convirtieron en la principal actividad de ocio del grupo. Jugaban hasta en la piscina, y en los recreos era el principal tema de conversación. Adquirieron miniaturas para representar sus personajes que jamás aprendieron a pintar correctamente. El pasatiempo les absorbía Les encantaba la libertad que daba el rol sobre cualquier otro juego: lo mismo podían asaltar la torre de un mago que la guarida de un brujo o invadir el castillo de un hechicero. Su madre, tras verle llegar una noche todo borracho, y total para no comerse un rosco, prefería tenerle en casa jugando a la cosa esa rara que por lo menos le tenía controlado y no por ahí endrogándose con tasios en la ruta del bacalao esa.

dungeonmajesty.jpg
Best band name ever.

¿”Y había juegos de rol españoles”, preguntó Rober un día ? Sí, sí los había. Le dejaron un ejemplar de Akelarre, el cual ojeó como debe hacerse, empezando por el final para ver la hoja de personaje y ojear un poco la ambientación. Pero aquello de estar ambientado en España le sonaba a cutre, como todo lo que fuera en España. No fue el primero, pues antes se había editado alguna cosilla como el S.A.M., aunque fuera en plan amateur. Luego estaba Mutantes en la sombra, que no estaba mal, y Ragnarok, que no sabía ni de que iba. No obstante y hasta la llegada de Fanhunter , el juego más difundido y jugado era el Mili KK , juego de rol sobre… LA MILI que incluyó la revista Líder en uno de sus números, y que significaba que todos sus miles de subscriptores y compradores habituales de la revista iban a leerlo y posiblemente jugarlo. Aquí, como en tantos otros campos, tiró más el esperpento y la tontuna, y triunfaron el juego de Piñol ese de mucha risa, este de la mili, o los mil y un juegos de tonterías cachondas que han ido apareciendo, para desesperación de muchos diseñadores “serios”.

Y es que España es un capítulo aparte en esto de los JdR. Fijaos como un día, con nuestros chavales ya entrados en el instituto, los telediarios hablaban de una profanación de tumbas y de cómo la policía sospechaba que podría tratarse de un “macabro juego de rol”. También apareció un psicólogo, José Cabrera, hablando muy serio de la peligrosidad del tema. Al día siguiente unas chicas se acercaron a Nico y a él en el instituto, interesadas en el tema del “rol”. Lo fliparon cuando vieron tantos dados de colorines raros “haaalaaaa, mira, cuatro caraaas”, y torcieron el gesto ante los libros de Luis Royo con tías buenas y belicosas y el Kiss Comics que se había dejado por ahí Wl pelos Cuando les explicaron que no había que matar a nadie, ni se hacía espiritismo ni misas negras perdieron todo interés. O quizá fue el olor a sudor y a semen retenido. A Robertito le moló la sensación. Por unos breves momentos había sido “El chico malo”, como los roqueros de las pelis. Y le había gustado, aunque en las pelis no llevaban gafas y una camiseta de Gandalf .

battlelore_penoso.jpg
¡Podemos, podemos, podemos síiii!!

Al pelos le llamaban así porque llevaba mullet y decía que escuchaba heavy, música que el recordaba haber oído un par de veces en algún garito pero que no llamaba la atención. Le dejó un CD donde aparecían unos elfos o algo así en la portada. “Ya verás como te mola, mira esta canción, se llama El señor de los anillos, y todas las letras y todos los discos son de libros de fantasía, o de pelis”. Sabiendo eso, la cosa cambiaba. En cosa de unos meses ya había escuchado varias discografías enteras, y, aprovechando que había aprendido a tocar la guitarra en la parroquia, ya hablaban de montar un grupo. Se barajaron los nombres de Chaotic Evil o Azathot’s Legacy . Al final optaron por llamarse Stormbringer , como el juego aquel tan de puta madre donde todos personajes que podían invocar demonios (sino podían, repetían tiradas hasta que les saliera así el PJ). Pensaron en llamar a su música “Bard metal”, pero mentar a Asurancenturix no parecía especialmente épico.

kodt-contraportada.jpg
Recreación de nuestro artista de un macabro juego de rol

Como ven edad de oro del pasatiempo en nuestro país fue la década de los 90 (precisamente mientras mandaba el PP, véase el primer párrafo), con numerosas compañías editando mucho producto con regularidad y jornadas en cualquier instituto, universidad o centro cultural que se preciara. Nuestro protagonista respiraba el tema: en casa se enganchó al Ultima, que al menos estaba en español no como otros. Otro, mientras compraba un disco de Hammerfall en una tienda, un chico le dijo que molaba su colgante (era un dado de 4 caras). Compró también sus primeros manuales: los amigos le convencieron para que se pillara al mítico Dungeons and Dragons. Pero mientras otros juegos venían completos en un libro, aquí había que dejarse los cuartos en Manual del master, el compendio de monstruos, el manual del jugador, una caja para aventuras… ¡Joder, es que no venía ni la ficha de personaje! Pero, le aseguraban en el libro, con estas herramientas sería capaz de crear las historias más complejas y absorbentes. A él y a sus amigos se les hacía la boca agua viendo el compendio de monstruos y pensando en pasar por el cuchillo a los monstruos, uno por uno. Aunque al final los acababa usando el caradura de Nico más que él: no se le daba especialmente bien lo de dirigir.

Riftslote.jpg
Si ese tiempo lo emplearas para estudiar….

Y es que el modelo de negocio que se perfiló al poco propusieron los dos padres creadores era el sueño de cualquier futuro trabajador de la banca licenciado en empresariales: un paquete básico, imprescindible para jugar, que consta de varios volúmenes que le jugador debería adquirir para aumentar la experiencia, bien se a base de Manuales del jugador, Compendios de monstruos y ambientaciones, bien fuera a base de cajas básicas, expertas, avanzadas… El caso era sacarle el dinero de los cumpleaños, los reyes y las pagas a los críos… Y eso que en la contraportada solían poner que “solo necesitas este libro y tu imaginación”. De hecho muchos jugadores optaban por inventa su propio material, desde monstruos a mundos enteros para jugar su campaña. Es, por tanto, el medio pajero por excelencia. Sin ir más lejos, Toni hizo una adaptación casera de Freezer, Célula y los Saiyajins para incluirlos en su campaña de La llamada de Cthulhu y que lucharan con los monstruos de Lovecraft. Total, si eran los dos extraterrestres…

FatNerd.jpg
Ríe, ríe, pero como no lo arregle mañana no hay partida

Aunque los exámenes de la uni apretaban, su rutina estaba bien definida, y lloviera o tronase, los domingos seguía siendo el momento reservado para, como decía Nico “hacer el friki”, expresión que había leído en Internet y que les hacía a todos mucha gracia. Esto consistía en sentarse en la mesa de la cocina de sus padres, comentar el último libro de R.A. Salvatore sobre Dritzz, beber mucha Coca Cola templada, inflarse a Rufinos y patatas fritas y tirando dados. Vamos, como un cumpleaños cuando eres pequeño. Y que dirigiera Nico, que él no lo hacía tan bien, y además se estaba inventando un juego de rol de Los caballeros del zodíaco con las reglas del Runequest que iba a molar mucho. Desde luego, ellos eran los más frikis de la ciudad y bien que se lo pasaban con sus movidas “to frikis”. Como cuando fueron a ver La amenaza fantasma, que no les gustó mucho, sobre todo por el “tonto de Jar-Jar”. Pero anda que no molaban todos los Jedis que salían: habría que mirar de adaptarlos al juego.

jugadores.jpg
Hay gente follando, pero el creador del cartel no está entre ellos.

Todo jugador de rol se encuentra tarde en temprano con “Los narrativos”, unos juegos de rol pretendidamente más serios y oscuros, que, obstante, seguían tratando de tirar dados de colorines y hacerse pasar, por ejemplo, por vampiros. Gracias a este juego y la caída de Joc, el lugar prominente de edición en nuestro país pasó a La Factoría de Ideas. El iniciador de la corriente fue el juego de superhéroes egocéntricos Vampiro: La mascarilla, y el mundo que servía como trasfondo, Mundo de tinieblas. Posteriormente se editaron posteriores juegos sobre Hombres Lobos, Fantasmas, Magos, Tostadas con ojos y boca (torturadas, claro)… total que al final todo bicho viviente sobre la tierra pertenecía a una cultura underground que debía tener cuidado para que “los humanos sigan en su ciega ignorancia sobre nosotros”. ¿Quedaba acaso alguien humano, con tanto clan y tanto bicho? Los más fans de estos son, posiblemente, los peores de todos los grupúsculos, ya que miran con desprecio al resto de chavalillos por hacer precisamente lo que ellos hacen: jugar a ser otra persona. Pero mientras para muchos la cosa terminaba al terminar la sesión, muchos de estos góticos roleros se ponían el guardapolvo y se iban a seguir conspirando, a poner a parir al personal e intentar impresionar a la élite, como en el Vampiro. Y a ver si alguna parejita de chavalas con ganas de calentar le proporcionaba buen material masturbartorio en el After.

Vampiros.jpg
Las fascinantes, románticas y decadentes criaturas de la noche

Vampiro es el juego favorito de los españoles, ya que el motor del juego es la envidia, y las ganas de ser más que los demás, sentimientos muy familiares para todos ustedes. Nuestro amigo también había jugado varias a veces a y le gustaba bastante. ¡Si se daban más hostias que en el Dungeons, y además tenían más poderes! Llevaba a un Malkavian que se creía Benny Hill. Un día uno del grupo les comentó que en el club de rol estaban preparando una partida de rol en vivo de vampiro. ¡Rol en vivo! Eso tenía que molar mogollón. Aquel sábado se dedicaron a deambular por la zona de copas siguiendo las instrucciones de su Príncipe, mientras el resto de jugadores hacían lo propio con su superior. La mayoría acabó con la cogorza habitual, eso sí, siempre dentro del personaje,. Nico se largó a casa , pues decía que “para que un tío me diga lo que tengo que hacer, ya tengo a mi Padre”. Pero Robertito pensaba que el quería mandar para putear a los demás como le puteaban ahora a él. El momento cumbre fue cuando 10 toreadores y 10 brujah se vieron en medio de la calle y ambos bandos corrieron a luchar por su clan. Los dos grupos gritaban enfebrecidos dirigiéndose hacia la batalla cual grupo de ultras enfrentaron. Y cuando se encontraron, tuvo lugar la más épica, oscura, decadente y emocionante batalla masiva a “piedra, papel y tijeras” que jamás haya visto las calles del Madrid nocturno. Eso sí que era rol.

rolera.jpg
Las chicas también juegan

Los chicos habían fundado un club, como tantos otros grupos en cualquier ciudad española, y el ayuntamiento les cedía una sala en un centro cultural. Teóricamente era para fomentar la afición, ofreciendo otra actividad de tiempo libre, y organizando jornadas, pero en realidad cuando venía algún chaval nuevo, le ignoraban hasta que se piraba y no volví. Jaja, menudo pringado. Mientras tanto, aprovechaban las cuotas para comprar esos juegos que nadie se atrevía a pillarse por su cuenta y que hacían de bonito adorno en el armario del local. La actividad semanal consistía en marujear, jugar un poco al Blood Bowl y comer brazos de gitano. A la única que hicieron un poco caso fue a una chica que iba de siniestrilla y su hermano, y que querían jugar, principalmente al vampiro. Ella se creó una soprano dramática que cantaba en un grupo de metal gótico, género que le privaba mucho a Robertito. Cuando ella le dio calabazas, nuestro amiguete comenzó a pasarse menos por allí. Se ve que pifió en la tirada de seducción.

Patos.jpg
Por fin podremos matar a Narciso Bello

Por su parte, grupo que había montado no iba a ninguna parte. Rober se había currado unas interesantísimas letras sobre su campaña de rol, en inglés, claro, que el español no triunfa. El team que mejor había quedado, Warrior of Fire, venía a decir algo así “The warrior in the night / is looking at t he sky / his sword of steel and fire / is burning with desire”. Estaba claro que líricamente podía competir con cualquiera de los grupos que le molaban. Pero durante los ensayos, y él el primero, preferían quedarse fumando porros y hablando de sus cosas, o jugando al Magic, un juego que habían descubierto hace poco y que les encantaba, hasta el punto de dejar aparcadas las campañas para ir a torneos de la cosa esa de las cartas, pasando las tardes empapado en sudor con la camiseta pegada al cuerpo en un restaurante de pollos asados sin aire acondicionado. El hecho de que comenzaban a salir muchos grupos españoles con disco no les animaba: hacían lo mismo que ellos pero todos les parecían muy cutres y como de risa. Los mejores, Gigatron. Igual que en el rol.

moderntolkien.jpg
El rol a lo chanante

Como hemos dicho al principio, era bastante habitual las llamadas jornadas de rol, organizadas por el club local (del pueblo o de la facultad) e ignoradas y criticadas por los clubs rivales. Se trataba de una manera de justificar ante los ayuntamientos o consejos los locales que estos les cedían para desarrollar la “actividad cultural” de pasarse diez horas gritando “CAÑON DE PLASMA EN TODA LA CABEZA, TOMAAAA”. Era también, teóricamente, un buen momento para hacer relaciones públicas, salir en la prensa local (y enseñárselo a la madre) y tratar de convertir más adeptos a la causa y demostrar que “no son bichos raros”. Aunque en el fondo les encantase que les dijeran que son “unos frikis de esos” y sentirse diferentes a los borregos que hacen lo que les dicen esta sociedad que les marginaba. La misma que hacía que en Al salir de clase dijeran que jugaban a “rol pacífico” o que ponían a Luismi proponiendo una partida rol en Compañeros. Les cegaba la ignorancia.

Roleroshaciendoeltonto.jpg
Gente sana, que ni fuma ni se droga

Aquel año decidieron ir a unas megajornadas nacionales que prometían ser la meca de los JdR en la península. ¿Cómo iban a faltar ellos? Así que nada, se metieron en el coche de Nico y tras cuatro horitas escuchando Gamma Ray a toda pastilla (a los dos les dolía la cabeza, pero ninguno lo aceptaría) llegaron al pueblo en cuestión. Las jornadas se celebraban en un instituto, y estaba repleto de chavales como ellos. Chicas había pocas, y todas llevaban el pelo recogido, gafas y camisetas de “El rol no mata, la ignorancia sí”. Hacía un sol de justicia y de un destartalado radiocasete sobre un merendero sonaban los Blind Guardian. UEEEEE. Que bien se lo iban a pasar frikeando (jeje). De repente Nico puso mala cara al cruzarse con un grupillo: “es que uno de esos es un famoso del rol y me llevo fatal con él”. “¿Famoso? ¿Ha creado algún juego o algo?” Preguntó Robertito. “No, de las listas de correo de Internet”, le contesto Nico. En aquellas listas, según le explicó luego, había unas cuatrocientas personas, así que tan famoso no podía ser, pensó. Pero bueno, son los piques de Nico que es muy suyo.

rolcrusaders.jpg
También existió la Rolexploitation

Se echaron en el suelo, en un saco, con otras 18 personas, en unas aulas que habían habilitado para dormir. O más bien lo intentaron: entre unos haciendo chistecitos y un chaval que se pasó toda la noche roncando pegaron poco ojo. Podían haber cogido un hotel, pero hay que ahorrar: esas miniaturas de Warhammer podían ser bastante caras y el quería completar su ejército. Los bocatas que comieron en el bar de viejos más cercanos valdrían para recuperar puntos de vida y les dieron fuerza para acometer la última ronda del torneo de Battletech, que ganó ante la no presencia de su rival, que estaría durmiendo la resaca. El premio: un lote de libros entre los que se encontraba el Traveller de Diseños Orbitales, unos mazos de Doom Trooper y la horrorosa versión española de Los cazafantasmas. Menuda mierda.

battlelore.jpg
En el futuro, todos los grupos tendrán nombres de juegos

Así fueron pasando los felices años de juventud. Durante el siguiente lustro cayeron muchos viajes a conciertos y a jornadas de rol. Una vez, yendo a ver a Rhapsody, y dispuestos a pillar un buen sitio, se sentaron en el suelo de la sala, mientras esperaban, y se pusieron a rolear. Le daba un poco de vergüenza, pero mejor que estar ahí sin hacer nada… ¡Y al final había varios que querían jugar con ellos. Pero todo cambia. Y todo tiene su fin. Por aquel entonces R afrontaba el último año de carrera. Por fin se hecho novia, una chica de su facultad, y un día la invitó a jugar con ellos su campaña de Reinos Olvidados. No fue la única pareja que apareció, aunque la del pelos sí parecía molarle jugar. Sobre todo al Vampiro. La chica se aburrió como una ostra y no quiso repetir. Así que los sábados tenía que decidir. Y aunque no había presión por parte de ella, sabía que era o una cosa o la otra. Fue el primero de una serie de sucesos que le distanciaron del grupo. Además sacó las tiradas de Inteligencia y terminó la carrera, se cortó el pelo y se puso a hacer unas oposiciones, como Dios está mandado.

Casi sin darse cuenta había dejado aparcado el pasatiempo que tanto tiempo le había dedicado. No fue el único: la primera peste negra para el rol llegó con la forma del llamado Magic y el resto de juegos de cartas, a las que había que echarles menos trabajo que al rol y a los que muchos pasaron a destinar sus escasos dividendos. Las bajas se contaron por miles, como las víctimas de los hachazos de Manowar. A pesar de un breve repunte allá por el 2001-2002, con la aparición de nuevas empresas, El Ultima Online, el World of Warcraft y el Emule y el DC++ terminaron por darle la puntilla y sumirle en un coma del cual aún no ha salido. Muchos crecieron y lo dejaron atrás, otros se dedicaron a otros pasatiempos y al Rober le dio por culo el tema de la 3ª edición de Dungeons, y le tocaba a él comprarse de nuevo todos los suplementos, pues el juego era bien distinto al anterior. Ni de puta coña. Prefería guardar su dinero para salir con ella, que ya llevaba bastantes años jugando sin comerse una rosca. Tras varias semanas de ausencia, Nico llamó a su primo “calzonazos” en su cara y le instó a pasar de ella al menos ese domingo, a lo que Robertito esputó “Ya, pero ¿y entonces con quién follo?”. El argumento era irrebatible.

Nico.jpg
Nico hoy en día. El tiempo le ha tratado bien.

Pero nuestro amigo no se enteró de nada de esto. Comenzó a frecuentar otros ambientes, más del agrado de su pareja. Tampoco era tan grave: la música le gustaba menos, pero habiendo alcohol y drogas daba un poco igual. Total en el fondo se metió en esa historia porque parecía que así iba a ligar más. Y no, en el grupo no ligaba un carajo. Aún sacaba la guitarra de vez en cuando, claro. Pero no echaba de menos el rol: ahora follaba de vez en cuando (aunque a veces ella le hacía chantaje para que la llevara por ahí), alguna chica le hacía más caso cuando sabía que llevaba unos gramos y además, bastante tenía con la oposición. Compró el último disco de los Gamma, pero ya no molaba tanto como al principio, como pasaba con viruete.com, la web friki esa de la nostalgia. Hace poco le ofrecieron volver a jugar una partida, como en los viejos tiempos. A lo que Robertito respondió: no me apetece pasarme la tarde del sábado en la cocina, sudando y rodeado de gordos con gafas sin afeitar y bebiendo todos de la misma botella de Fanta. Pero en el fondo… que diablos. Igual volvía a desempolvar la ficha de Carlos, el enano. Por los viejos tiempos.

139 thoughts on “Heavy, Rolero, Soltero y Hetero 2: tirada de iniciativa

  • Lo del comentario de “por fin podemos matar a Narciso Bello” me ha hecho soltar una carcajada de espanto.
    La primera y ultima vez que jugue al rol, uno de los novatos como yo se hizo como personaje a Xena. Mira, que chapa que pesao, con que mientras estaban durmiendo, Xena era sonambula y ninfomana y se queria follar a su compañero enano. Eso si, que risas, pero viendo que no habia seriedad, lo dejamos. Soy como Bart, si algo me cuesta minimamente, lo dejo. Bendita tele…

  • Aquí un pogüermetalero de pro en los 90 aunque también me molaban piperrak y el “rocanrol”, la verdad es que nunca me gustó este rollo y siempre lo vi muy de flipados; además hacía falta ser ingeniero para entender estos juegos. Mi experiencia se reduce a una partida creo que del señor de los anillos, a mi entender el “master” en estas historias hace lo que le sale de la p”%/a. Muy bueno lo del rol pacifico, en los 90 era una lacra para la sociedad a la altura de la ruta del bakalao que dirían en antena 3

  • Lo reconozco. Yo fui uno de esos. En su momento fue divertido, aunque ahora miro atrás y me arrepiento de haber perdido tanto tiempo dedicado a eso.
    Si queda alguno, arrepentíos mientras podáis! XD Salid de marcha! Echaos novia! No desperdiciéis la vida metidos en una habitación :p

  • De los mejores artículos de la web, sin duda. Has podido condensar en este texto tantas vivencias e historias que hemos pasado casi todos los verdaderos asíduos a esta web que me siento abrumado tras la lectura.
    Brindo por Rober!

  • Muy buena crónica,sí señor, incluso más allá del tema que se supone que trata.
    ¿Soy yo, o este artículo tiene un tono quizá un poquito más amargo de lo que se estila en Viruete.com?
    Tenga cuidado con acercarse a la literatura…perderá lectores, jejeje.

  • Ya sabes que me encanta cualquier cosa narrativa; de eso iba memorias del perroflautismo.
    Recuérdese que yo era fan de Rolemaster.
    Viru

  • Sí, fui uno de los flipados. Y luego me dio por el power de los ’90. No recuerdo jugar por intentar ligar. El rol contribuía aún más a que las chicas huyeran de mí. Creo que como todos, me gustaba ser diferente de tanto gorrilla y tanta choni que veía “Al Salir de Clase” y escuchaba bakalao.
    Hoy estamos adormecidos. Hacerse adulto es lo que tiene, pero a pesar de que ahora todos tienen un blog y todos son muy frikis porque veían Crónicas Marcianas, se nos reconoce en cuanto empezamos a hablar.
    No me arrepiento en absoluto. No fui un flipao pero le dediqué tiempo y algo de dinero. Soy lo que soy gracias a eso, y no lo cambio, qué coño.
    Ah, y poner a Timo Tolkki en la 2ª foto me ha partido por la mitad, jajaja!!!

  • Yo también me declaro culpable de ambos delitos, aunque a mi siempre me gustaron más los juegos con reglas más sencillitas y narrativos (vamos, que usaba las reglas del Fanhunter y utilizaba una sola tabla para casi todo, y el otro casi me lo inventaba cuando hacía de master).
    En mi caso si hubiese sido más espabilado con las chatis tal vez no habría pasado tantos fines de semana tirando dados, pero…!me lo pase estupendo! aunque la verdad es que a dia de hoy me quedo con el sexo
    Viru: no veo el delito por ningún lado si se lo pasaba bien con sus amigos. A ver si se creen que les estoy leyendo la cartilla o algo.

  • Mis unicas experiencias con el rol se reducen a alguna partida algun dia de lluvia en un soportal y luego a lo del tema de magic a lo que si estuve enganchado año y medio mas o menos.
    Hasta que mande las dichosas cartitas a la mierda cuando hubo que elegir el repartir el dinero entre ellas o entre la fiesta y el cubateo.

  • “Vampiro es el juego favorito de los españoles, ya que el motor del juego es la envidia, y las ganas de ser más que los demás, sentimientos muy familiares para todos ustedes…”
    ¡Dios, debe de ser la frase más brutalmente acertada que he visto en esta sacrosanta web! Echo de menos el rol, la verdad. Pero entre que el mundillo está muerto y que mi antiguo grupo de juego vive a 300 km del menda, me da a mí que me voy a quedar con las ganas por mucho tiempo.

  • Grandisimo articulo. HAce poco le regale a un amigo un libro de reglas sobre otro juego de rol. A ver si se lo lee rapido y empieza la enganchada XD
    ¿Por cierto Viru, leiste mi mail?

  • Bufff, Viru, impresionante! Yo nunca he jugado al rol, pero tengo un hermano que en su época cumplía punto por punto lo que narras. Él tenía una cadena que simulaba ser una espada abrazada por dos serpientes cuyas cabezas se juntaban en la empuñadura; y justo n el centro una cutre-piedra roja en plan mannowar somos los amos del metal! Y así se marcaba sus partiditas al D&D, al Runequest… eso sí, cuando salió el Heroquest mi hermano montó en cólera, diciendo algo así como que “eso pervertía el rol, qué cojones era eso de rol con fichas” jajajaja. Ahora ha dejado ese submundo (desde que se casó hace poco, porque hasta el mes antes de la boda seguía dale que te pego haciendo reuniones “por los viejos tiempos”), pero se vicia a juegos de ordenador tipo Baldur´s Gate (AKA La puerta de Baldomero), y similares.
    Mi única aproximación al rol se dio con Star Wars… no duré más de 5 minutos… qué coñazo!
    Viru, tú sí que eres dios y no Casillas.
    Viru: no se pase, que yo he ganado el mismo número de Eurocopas que Rául, por ejemplo.

  • De lo único que me arrepiento de aquella época es la cantidad de tiempo y pasta que dediqué jugando a las Magic. Menuda estafa manifiesta.
    Por lo demás, me alegro de haber pasado tiempo jugando a rol, escuchando heavy metal, y demás cosas. Sig haciéndolo. Y tengo novia, y todas esas cosas, y un curro, y una vida relativamente normal. Amigos, segundas aprtes nunca fueron buenas. El primer artículo me gustó, pero esto suena a verano total, a muchas ganas de tocarse los huevos, y a sacar del baúl algún tema recurrente, con más transfondo sórdido que el simpático primer artículo al respecto.

  • Muy bueno, si señor, sobre todo lo de la foto del loco del Tolkki no tiene precio. En mi caso fué algo al revés: llegué de la música al mundillo, pero no llegué a quedarme. Una partida en un bajo mientras fuera hacia una tarde cojonuda para estar por ahí me dió la puntilla. tal vez fué un mal comienzo, pero no volví a echar otra partida. Además, no importaba porque los colegas usaban para jugar los domingos por la tarde, resacosos perdidos. Esa es otra, mis amigos NUNCA antepusieron el rol un buen bar lleno de amigos, alcohol y payujas. NUNCA pasaron un viernes o un sabado encerrados por el juego. Tal vez el problema no este en el juego en si, sino en quién lo juega, como tantas y tantas cosas.
    Viru: si es que tampoco hay problema, en realidad, cada uno que haga lo que quiera, faltaría más.
    Por otro lado yo conozco gente que hacía al revés: la novia en casa y ellos roleando todo el finde.

  • El primero me hizo gracia por la parte de la música que me toca, pero la verdad es que este me es ajeno, yo soy de una generación anterior. Sólo he asistido a una reunión de estas “de oyente” un conocido me invitó y allí fui yo sin tener nada mejor que hacer, creo que era de la Dragonlance o alguna mierda de esas, no recuerdo muy bien, se pasaron la tarde hablando de gilipolleces sin sentido para mí, organizando el tema, cuando pasadas unas horas se pusieron a jugar, entraron en una cueva o algo así, salieron unos monstruos y se acabó el tiempo, cada uno a su casa, hay que joderse, nunca volví por allí. Por cierto había una tía que estaba riquísima, si no había tema sería porque no querian, material había, fue mi única distracción esa tarde.
    Todas estas patochadas me son totalmente extrañas.

  • Yo sigo jugando al rol, a pesar de las novias, los trabajos y los estudios, y si bien es cierto q ya no jugamos todas las semanas (ni siquiera todos los meses) el dia q con 50 de bronze no me pueda comprar mis tres metros de cuerda y la pertiga para la pericia de acrobacias, ese dia sera un dia triste.
    VENDO VORPAL EN PERFECTAS CONDICIONES

  • En mi club de rol habían 5 chicas. CINCO. Y tres estaban BUENAS. Y solo UNA era siniestra.
    Beat that, aprendices.

  • Gran artículo. Yo tambien fui friki, rolero, hetero, soltero y PAJERO. Jajaja.
    Y no me arrepiento (bueno algunos momentos son vergonzosos jaja),pero salir de copas y follar es algo que puedo hacer toda la vida, pero estar con tus amigos jugando al rol o a las recreativas o un sabado jugar al baloncesto e ir despues a la discoteca todo SUDADO, eso es algo mítico.
    Eso no lo cambio, es mas todo el rollo de salir de marcha está bien, pero me da pena la gente que nunca ha hecho el chorra con los amigos. Esos tiempos no volverán, por lo menos igual que antes (jugar al baloncesto, rol, partidos de fútbol..) en cambio emborracharse hasta mi abuelo puede hacerlo.
    PD:Me acuerdo que en el Dungeons & Dragons me pedia un guerrero con un HACHA de combate de 2 manos(hacia un dado de 8 de daño)en vez de un mandoble (1 dado de 10)pero por que me molaba ir con el hacha en plan animal jajaja

  • La verdad es que yo tambien tuve mi epoca rolera…aunque no me acuerdo como empezo. Creo que fue con el señor de los anillos, los libros nos fliparon pero luego el juego era un rollo, demasiadas tablas. Luego flipamos con el Stormbringer, y una partida ambientada en un barco pirata usando el mapa del Black Beard de la Micromania…Años mas tarde llegaria el “rol ligero” con el Star Wars y poder ser un “jedi fracasado”, el Cazafantasmas y equiparte con el PKE, y por supuesto, los juegos de rol que se inventaban los amigos, con uno que mezclaba Street Fighter y Bola de Drac, era la bomba. Conoci a un monton de peña, incluso estuve en un club de rol, los sabados por la mañana en maristas, donde conoci a algunos de mis amigos actuales, junto con el Warhammer y sus mil figuras carisimas.
    Y si, luego lelgo el magic y fue el apocalipsis. Pero que jeugo ams divertido y viciante! partidas rapidas, cada uno se montaba su baraja, y realmente todos los jugaores estaban equilibrados. Yo organice un torneo de Magic en el instituto, y fuer la actividad a la que mas gente se apunto…Pero acabo siendo algo muy chungo. Se convirtio en un juego donde ganaba el que se habia gastado ams dinero en cartas raras en el salon del comic de barcelona, y ya no tenia gracia. Yo deje de jugar cuando cambiando cartas en la tienda de comics, alguien me metio la mano en la mochila y me mango una baraja de 10mil pelas en cartas. Me sali del ambiente asqueado, y a partir de ahi, el rol en el PC o en la Plei, aunque no era lo mismo. Me hizo gracia ver hace unos años, con la llegada del Vampiro, como se vuelve a repetir el ciclo, con frikis antisociales creando ese ambientillo, cambiando las camisetas de comics que llevaba yo en los 80-90 por las de ahora, con Craddle of Filh, la calavera del castigador y anks goticos. Todo es ahora mas oscuro y molon, pero no es lo mismo. Ahora los jevis no son tan autenticos como antes. Y el rol, tampoco.

  • Yo tengo un grupillo, y seguimos jugando y tó. Eso sí, en mi propio piso, siempre amenazado por el monstruoso EURIBOR.
    La verdad es que el rol es bastante farragoso en sí. La mayoría de veces en vez de jugar a rol, tenemos sucedáneos como las miniaturas de Star Wars, el Munchkin y derivados y demás juegos de tablero, amén de sesiones ocasionales de cine friki.
    Es lo que tiene que mi novia curre en una recepción todos los domingos por la tarde, soy de los pocos afortunados que NO TIENE QUE ELEGIR, además ella está más tranquila (no estoy por ahí en ambientes de zorroneo, sino con mis colegas, tan frikis gordos y sudaos como yo mismo)
    Grande Viru!

  • Mi primera incursión en este mundillo fue durante algunos recreos en el insti: unos cuantos “frikis” jugaban a rol en clase, y yo iba a buscar a una amiga mía que también iba a esa clase. El caso es que la curiosidad mató al gato y empezamos a quedarnos a mirar. Claro, era Vampiro, nos atrajo toda la parafernalia que hay alrededor de esos seres… y el resto es historia.
    De todas maneras, y aunque conozco gente que todavía sigue jugando de manera asidua (el jueves partida de Leyenda, el viernes AD&D, el sábado hemos quedado con unos para salir de fiesta y el domingo por la tarde toca 7º Mar), yo hace tiempo que no me dedico…
    Y que quede claro que nunca he sido gótica, aunque me guste Blind Guardian y Metallica. Prefiero los juegos más interpretativos, como Akelarre o Leyenda de los 5 Anillos. Y de estos dos, soy máster…

  • Increible. Grandisimo articulo con el que me identifico en muchos aspectos. Aun seguimos jugando al rol en la cuadrilla aunque no con tanta frecuencia como nos gustaria, pero seguimos disfrutando decapitando y asesinando como el primer dia. Ademas cada vez que estamos de fiesta siempre sale en algun momento el tema del rol y nos tiramos horas hablando y discutiendo a gritos si tu espada es mejor que la mia, de aquella vez que tu pifia casi nos mata o de que el mago del grupo es un poco cobarde xD.

  • Arrepentirse, arrepentirse… A estas alturas no creo que sirva de nada hacerlo, salvo para margarse por haber desperdiciado tiempo en esto o en aquello (y lo del desperdicio sería una cuestión relativa; por ejemplo: yo conocí a mis amigos de toda la vida en el instituto a través de este rollo (hace la mitad de mi vida, ya).
    Naturalmente, con el criterio de la edad y la madurez (la de quien la tenga, es un decir), muchas cosas no las volvería a hacer y cambiaría decisiones y demás pero a toro pasado esto es pasarse de listo.
    El propósito del artículo, de todas formas, creo que se acerca al de esta tira: http://www.viruscomix.com/page446.html
    En el fondo, hay mucha gente por ahí que aborrece su propia vida y está metida en un auténtico marrón en el que se han metido ellos solitos al no tener el valor o el sentido común como para hacer lo que de verdad les haría felices en vez de lo que la sociedad (familia, amigotes, novio/a, costumbres, etc.) les decía que era lo correcto y eso si es lo realmente grave.

  • jajjaj Hola a todos. Que buen articulo, tienes que explicarnos si esto tiene tintes autobiograficos por que esta escrito desde los sentimiontos de su narrador.
    Mi recuerdo de los juegos de rol se remonta a 1992. Por esa epoca (y por la actual) si me dejaban un libro de juego de rol, lo dejaba estancado en el primer sitio que pillaba hasta que su dueño lo reclamara y luego le contaba que no me habia entarado de nada jejejje (soy un cara) si que me suenan los juegos … and bowl que era un tablero de un campo de rugby con miniaturas de orcos y humanos y era un rollo a lo yanki de puta madre (donde este un futbolin) y alguna vez juge al rol en casa de alguno de mi clase.
    Para ellos seria la ostia, para mi solo era un niño dando la tabarra contandonos historias sobre espadas, guerreros, brujos y demonios de nombres impronunciables que custodiaban no se que coño y mira por donde tenias que matar a tol que aparezca. Lo que es lo mismo tirar dados de colorines como tu dices toa la tarde hasta que por fin se acababa y nos dejaba algun juego de pc o pelicula que era en realidad para lo que habiamos ido (que hijos de puta).
    El juego heroquest y cruzada estelar eran mogollon de guapos y el batle master tambien nunca juge al risk. No e tenido una etapa rolera en mi vida pero el caso es pasarselo bien con sus amigos que son afines a tus gustos. Yo de 14,15,16 años mi mejor amigos era cazador y me iba muchos domingos a cazar con el y me dejaba tirar con su escopeta (fuerza de daño+100) disparaba a una codorniz y “TOMA le he quitado todos sus puntos de vida” (de echo le he quitado hasta la cabeza) pero la caza es muy cansina hay que madrugar mucho y estar muchas horas esperando (nos hacemos unas pajillas).
    Al caso que pasar una tarde entre amigos es lo mas normal del mundo que nos quiten lo bailao larga vida al heavy metal.
    PD: muy bueno lo de “llevavan 4 horas oyendo gamma ray los dos tenian dolor de cabeza pero ninguno lo aceptaria jojojojo me paso igual en un viaje de DONOSTI HASTA CADIZ OYENDENDO BACALAO que si de chocolate, que si escorpia, que si dj lumi y sonidos epeciales su puta madre, cada vez que salia del coche mi cabeza hacia poum poum POUM POUM. Buenisimo el articulo sigue asi un saludo para todos.

  • Que recuerdos madre, yo y otros dos amigos nos empezamos a meter en esto del rol por el hero quest, vimos que organizaban un club de rol en el pueblo y alli fuimos a ver de que iba esto.
    Se nos rompieron todos los esquemas cuando vimos que aquello no usaba miniaturas ni tablero ni nada, en fin aquella tarde me volvi a casa todo pletorico por que habia desgarrado la yugular de un orco con una cimitarra arf(señor de los anillos con sus tablas de criticos, principal alicente).
    El problema es que los que montaron el club de rol, estaban en plena transicion, eran chicos mayores acabando el instituto apunto de entrar en la uni, y claro eran gente sociable que tenia otras cosas que hacer aparte de estar tirando dados toda la puta tarde del sabado.
    He de romper una lanza en favor de los roleros, nosotros eramos unos parias sociales si, pero el rol no tuvo nada que ver jejejeje.
    Mas tarde cuando empezamos a salir de bares y ser mas sociables, seguimos jugando para empalmar la partida del sabado por la tarde con la ronda de jarras de cerveza en el garito jevi de turno, regentado por el gran Torkal!(que sigue ejerciendo de master de lo que le echen) en fin, es cierto que hay mucha gente encerrada en bajos tirando dados, pero no creo que tenga nada que ver el rol, es mas bien la persona en si, si eres un antisocial lo seras con rol o sin el.
    Sino mirar esos que echan pestes del rol pero se pegan 24 h seguidas en el WOW con un gotero para no morir de inanicion.

  • Heavy, Rolero, Soltero y Hetero 2: tirada de iniciativa

    Hoy vamos a analizar la otra parte de un fenómeno que se dio en nuestro país allá por los 90. Hablamos ya de los heavys roleros centrándonos en su música: hoy toca hacer lo propio con su otro gran pasatiempo, el rol, y de como los dos mundos convergier…

  • No se por que me parece que esta historia tiene algo de autobiografico del Sr.Viruete jeje (como todo lo que escribe no?)
    Viru: algo hay, claro, pero la mayoría es o inventado o cosas que he leído o le psaron a conocidos.

  • Ah se me olvidaba: ¿Por que elegir entre ser friki y tener novio? yo soy friki y mi novio tambien y salimos y follamos y no pesamos 200 cada uno! (viruete lo puede decir; xk el me ha visto en persona 😛 )
    Yo creo que no podria salir con una persona que no fuera friki!

  • Comoya ha observado varias veces el señor Viru yo tambien formo parte de esa familia powermetalera jeje. El caso es que yo aun estoy en esa fase de fin de carrera (tengo 24 años, asi que no me puedo quejar) y ver como amigos se echan novia y son chantajeados para no ser compartidos con los amigos. De todas formas nunca fui muy rolero. Los amigos roleros me los encontre en la facultad, y solo jugue un par de veces a eso de los dados de varias caras. Supogo que cada vez que el señor Viruete escribaun articulo asi habra miles de personas comentando su situacion personal, y diciendo lo mucho que recordaron viejos tiempos, cumpliendo asi un topicazo. Pues yo me sumo a ellos, y quiero decir que me lo pase genial leyendo este articulo.
    Nos vemos!!!

  • Yo ni siquiera llegué a jugar al rol nunca, pero sé de personas que me tenían miedo por considerarme “psicópata rolero” porque usaba camisetas con portadas de “Blind Guardian” y leía cómics de vez en cuando.

  • La mayor parte del texto me parecen tópicos absurdos.
    Mi grupo de rol no está compuesto por gordos con gafas. Algunos tienen novia y otros están solteros. Haylos que meten y los hay que no. Y a pesar del rol, salimos, socializamos con no roleros, etc etc.
    Y aún así, ¿no es una partida de rol con los colegas un acto social?

  • Yo en mi vida he jugado sólo un par de veces a un juego de rol (no recuerdo a qué era), pero lo mejor fue cuando después de ver las noticias sobre las muertes y el rol se me ocurrió decir “pues la otra tarde estuve jugando al rol con estos”, a lo cual mi padre reaccionó diciendo “pues ni se te ocurra jugar más! Que a la gente esa se le va la cabeza y termina matando a la gente!”.
    Sobre José Cabrera, sólo decir que se le podría incluir perfectamente en el grupo de “mis pedantes favoritos”, porque un tío que tan pronto te habla sobre las psicopatologías de un asesino, como te destripa un juego de rol, como te debate sobre las apariciones marianas y los extraterrestres, del fenómeno fan de OT, y hasta de la muerte de Carmen Ordóñez, se merece un hueco en la lista.
    Y lo del rol en Compañeros fue para echarnos unas risas, jajajaja, porque la madre que parió a los guionistas…

  • Ahora que lo pienso, algunos que conozco que jugaban al rol me dijeron que lo dejaban porque ahora solo se juega al “Vampiro” para poder joder a los demás y se habían aburrido de eso.
    PD: ¿No hay también una película española extremadamente mala con roleros asesinos?
    Es una que transcurre durante la semana santa sevillana, creo, y no es muy vieja. A toda mi clase de FP nos obligó a verla un profesor de la asignatura de “Relaciones en el entorno de trabajo” y nunca llegamos a saber por qué.

  • La peli que dice Sergio es la de “Nadie conoce a nadie”, que como dice tiene roleros asesinos y como al año siguiente de la peli hubo unos jaleos en Semana Santa similares a los de la película.
    Es curioso, pero años después de que mi padre me dijera lo de que no jugara al rol, cuando vio las noticias ese año, me lo volvió a repetir con las mismas palabras: “que a la gente esa se le va la cabeza y mira!”. Aún sigo pensando que mi padre se cree que se juega con una pistola encima del tablero…

  • Sergio, la peli que dices es “Nadie conoce a nadie” y quitando que a los guionistas se les va un poco la pelota en algún momento, tiene cosas que no están mal. Precisamente la semana pasada lo comentaba con Wally Week.
    Yo creo que hay muchos clichés, como en todas las cosas, y que hay grupos de gente que juega muy diversos: están los heavies roleros, los que roleros que escuchan reaggeton (prometo que conozco alguno), los que se juntan para salir de fiesta y para echar unas partidas y los hay que se juntan ocasionalmente. Y la mayoría tienen vidas normales.
    Hoy en día, al que no le hayan llamado friki nunca que levante la mano. Para mí es igual de friki un jugador de rol que un eurofan o uno de OT.

  • Hoygan, es que si lo tomamos todo “sin esterotipos” no tiene gracia. Es como si Zoolander no fuera idiota… ¿qué gracia tendría le peli?

  • PUTO AMO
    Este se convertirá en visitas en un greatest hits de viruete, com el primer artículo de heavy, rolero, soltero y hetero.
    Saludos

  • Vaya, nunca jugué al rol y mira que me insistieron. Por ahí anda fotocopiada “La llamada de Cthulhu”” y todo…
    Eso sí, casi todos terminamos opositando ¬¬

  • Yo soy de los que todavia juego al rol, a las magic y al warhammer, y todo eso sin dejar de salir, quedar para tomar unas tapitas o ligar. El resultado, evidentemente, es que me falta tiempo por todos lados XD
    Es cierto que mucha gente que jugo a todas estas cosas luego lo repudia y se arrepiente de ello, pero tres cuartos de lo mismo pasa con muchas otras cosas. Mucha gente no quiere recordar ahora lo mucho que disfrutaba con la movida madrileña o sus tiempos punk o grunge. Es como si al hacerte mayor tuvieras que olvidar las cosas que hacias de joven porque “ya no tienes edad para esas tonterias”
    Yo de momento sigo tan viciado como siempre (y en algunas cosas hasta algo mas, como las magic) y sinceramente espero no dejarlo nunca porque me lo paso como los indios quedando con mis amigos para masacrar unos cuantos orcos o intentar cazar traidores al servicio de nuestro bienamado Ordenador.

  • jajaa mu bueno, en ciertos momentos me he sentido identificado y todo.
    Por otra parte fijo que estos chicos tenian mas personalidad que por ej. bakalas y pokeros

  • El rol es tan absurdo o respetable como cualquier otro juego. Y basar tu vida en ello, tan absurdo como basarla en cualquier otro juego.
    Lo que sí he de reconocer es que los que juegan bien al mus no están todo el puto día hablando de él, pero los roleros llegan a ser cansinos de cojones.
    Yo como juego a cualquier cosa, no me considero “rolero”. Me considero “jugador”. Y, por cierto, para gente interesada en el tema:
    http://www.comunidadumbria.com
    La mejor página de juego de rol por web que he conocido.

  • Otro que sigue a muerte con el vicio del rol! (bueno no tan a muerte)…
    Y follo que conste!
    Wally Week: La gente se enorgullece por cualquier cosa hoy día…

  • Pues me acaban de entrar unas ganas de desempolvar el Cthulhu y llamar a mis amigos de partidas de hace 12 años….
    y recuperar esos calendarios donde anotábamos las pajas de cada uno y luego veíamos quién era más pajero (vimos El Año de las Luces y copiamos la técnica de Jorge Sanz, qué descubrimiento!!)
    Y follar esta de p.m., pero esa sensación de dar el último golpe al malo maloso y quitarle sus últimos puntos de vida!!ufffffff, eso es orgásmico

  • Yo jugaba, juego y probablemente seguire jugando a rol, ademas a varias partidas a la vez, mira como molo. Aunq no soporto el jevi, pero si q es cierta su conexion. Ya si lo unes con la informatica y el manga-anime te premio con la Mataorcos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *