Y dale con las series

Cuanto más insiste el populacho en llamar “caja tonta” a la tele, más crece la cultura hacia ese mundillo. Lo último, ya saben, son las series. Y venga palanca en mano con las series, que parece que si uno no se engancha a esta o la otra, no va a tener de qué hablar con el resto de la humanidad. Curiosamente, los que más ven son los que menos encienden la tele, porque como esperar siete días hasta un nuevo episodio les resulta inaguantable, corren a sus ordenadores a bajarse temporadas enteras por internet. Así que recorren la línea clásica de una serie:
Captación —> Curiosidad —> Enganche —> Quemazón
en aproximadamente treinta días. Tengo un amigo que se enchufó siete temporadas de Expediente X en un mes y medio, y aún tenía tiempo de trabajar, dormir ocho horas y salir los fines de semana (imagino que los vería en la sala de entrenamiento del sr. Popó). Al final tenía miedo de estornudar por si se le salía el cerebro, que a esas alturas ya debía de tener hecho agüilla.
Otra cosa cojonuda es lo rápido que busca acólitos un fan. Conteste negativamente al ansioso “¿Ves Prison Break?” y ya verá, ya, lo rápido que se la venden, como si fueran accionistas de la productora. Y eso con las de acción/drama, ya no digamos con las comedias desternillantes, tipo “Cómo conocí a vuestra madre” (si alguien más me habla de esta serie, intercalaré un PUTA entre la cuarta y la quinta palabra del título) o “The Office” (la versión inglesa, mucho mejor que la americana). Porque den por hecho que lo inundarán a gags para convencerle de lo tronchante que es, y rece por no encontrarse entre dos o más seguidores de la serie, o se enfrentará a un fuego cruzado de complicidades que se basan en rememorar, a ritmo vertiginoso, cuantos más momentos de la serie mejor, todos salpicados por “qué bueno, qué bueno” “qué serie más cojonuda”. Luego le mirarán, con ojos glaucos y muertos, y sus voces de ultratumba recitarán la letanía “únete a nosotros, tienes que verla, es la risa, te paso un DVD…”
Por desgracia, hay que reconocerlo: Si uno está fuera de las series, está solo y perdido. No compartirá las carcajadas buenrollistas del resto de la sala ante ese cameo tronchante de fulano de tal, de la serie cual, que nos hace sentir tan vivos como reír un chiste en una sala de Versión Original un rato después de que el subtítulo haya desaparecido, para dejar claro que entendemos el idioma perfectamente y disfrutamos más de la película. O en medio de una cena, cuando uno (o varios) hayan confesado que nunca han visto más que un par de episodios de Padre de Familia, y precisamente esta serie se convierta en tema de disección durante hora y media, pormenorizando episodio a episodio y chiste a chiste.
Y si ya uno de ellos se sabe el nombre de los actores de doblaje, échense a temblar. No hay hada peor que un tío sonriendo en plan “Soy Dios, besad mis sandalias” mientras sonríe de medio lado y suelta “Ay Perucho, qué genio” cuando alguien suelta una de las más graciosas intervenciones de Peter Griffin. Está esperando a que le pregunten que cómo es, que si son amigos y que si… vamos, como si ser actor de doblaje fuese la hostia. Más allá de Ramón Langa, Constantino Romero y “el que dobla a Will Smith”, nadie quiere un autógrafo de esos “seguidores de la tradición impuesta por Franco”. Todo lo más, que Sara Vivas les grabe un mensaje en el móvil diciendo “Multiplícate por cero”. Y Sara Vivas, de quien el agradecido portador del móvil no recordará el nombre una hora más tarde, hasta los cojones de Bart Simpson (¿nadie le pide que ponga la voz de Kyle de South Park? ¿Alguien recuerda aún esa serie, más allá de hacerse monigotitos para el avatar de blogspot con el diseñador que rula por internet?).
Total, que los seguidores de la serie tronchante en cuestión normalmente ocupan lugares estratégicos de la mesa, como el puto centro, o el triángulo ideal para partir la mesa en tres y que nadie tenga ocasión de llevar una conversación alternativa a lo gracioso que estaba Joey cuando se disfrazó de Chandler, le van a dar el postre, mientras usted pone el piloto automático en “asentir sonriendo”. Y de lo que le entran ganas tras tan honda disertación no es precisamente de llegar a casa y ponerse a descargar episodios. De hecho, uno tiene ganas de emular a Estopa en su lejana guerra contra Napster, y tratar de tumbar esos focos de conversaciones coñazo llamados bit torrent y emule. Y las páginas que ayudan a piratear el Digital +. Y enviar polvorones de carbunco a Cuatro, a ver si tienen cojones a seguir dejando que las series “lo elijan”.
He aquí una pequeña relación de series que me tienen hasta el ojete y de las que no he visto más que retazos. Hagan el favor de dejar de abrasar con ellas, por Dios:
House. La gente odia a Horatio el de CSI Miami porque es el rey del mambo, y sin embargo a este, como es cojo y se droga, y además es médico que eso es hasta respetable lo tienen en un pedestal (sí, los mismos que si leyeran tebeos adorarían al puto coñazo de Lobo), y son de los que llegan echando pestes del médico de cabecera cuando le dice “Usted no tiene nada, será estrés. Procure dormir más y no fume ni tome café.”
Prison Break. Una serie de un tipo que se cuela voluntariamente en la cárcel para sacar a su hermano, condenado a la pena máxima (roja directa y penalty, imagino). El tío se tatúa el plano de la cárcel en el cuerpo, y la gente aún se queja de que la serie vaya perdiendo credibilidad. Vamos, no jodas.
24. Ojalá Julia Roberts no hubiese dejado tirado a Kiefer Sutherland por Robert Patrick. Ahora él estaría eclipsado por ella, así que pasaría de trabajar y actuaría en Broadway como todo el mundo. O se metería en un reality show de fabricar juguetes para los huérfanos y acabaría a hostias con Suzanne Sommers. Pero no, ella se tuvo que largar, y él venga a hacer temporadas, venga. Claro que cuando para es peor, cuando para hace “Última Llamada”.
Mi Nombre es Earl. Subnormalidad en estado puro. El primer propósito en la lista de karma de todo el mundo debería de ser: No perder mi tiempo intentando reírme con garruladas, mientras ridiculizo a los que se ríen con Los Morancos, que hacen humor zafio. Es que todo el mundo sabe que las garruladas extranjeras molan más que las nacionales, porque tienen como más glamour.
Mujeres Desesperadas y Sexo en Nueva York. Series de esas que si los protagonistas fueran hombres, provocarían manifestaciones feministas tachándolas de denigrantes y bochornosas. Sus protagonistas aparecen en las portadas de millones de revistas y nos llegan, de rebote, sus intervenciones en fracasados intentos de saltar a la gran pantalla. Todas esas pelis tienen el mismo muelle: “Refrito romántico-chisposo, pero protagonizado por famosos de la tele.”
Maestros del Horror. Esta es una puta mierda de principio a fin. Historias de la Cripta y Misterio para Tres son series de esas que tu obtusa mente se empeña en chillar que molaban, y cuyos guiones luego parecían escritos en el margen de una libreta Enri, acompañando los deberes de lengua de un colegial. Maestros del Horror es un intento de rescatar a esos pobres diablos cuyos nombres suenan mucho en los foros porque queda muy bien saber quién es Tobe Hooper, que hace tiempo tuvieron la suerte de hacer sonar la flauta y aún pretenden conservar su frescura. Total, que son una serie de mierdas infumables parecidas a las de las series referidas al principio, pero largas como la madre que las parió. Ah sí, la de John Carpenter y la de Joe Dante son todavía peores, ya que la gente aún tiene cojones de considerarlas “divertidas” (sí, los zombies que vuelven a votar, qué risa)
Futurama. Incorpora todo los que los entendidillos adjudican a las últimas temporadas de Los Simpson, es decir: repetitivos, demasiado absurdos, tramas cogidas con alfileres, referencias injustificadas. El rollito de que Fry se enamorase de Leela aún lo hace peor, y el último episodio es ñoño y deprimente. La figura del “canalla” que fuma y bebe, de caradura simpático y macarra indomable recae sobre el puto Bender, el personaje más típico y de diseño más cutre de la historia de la televisión. Y su voz original es infumable, menos mal que el calvo ese que dobla a Krusty le da algo de gracia al invento en la versión española.
Como colofón, y para que puedan contraatacar metiéndose con mis gustos, ahí va una lista de putas series que me molan:
Los Simpson (sí, ratas de foros de televisión, las últimas temporadas también, aún hacen bastante más gracia que el Gran Héroe Americano, que tanto reivindicabais hace un año y pico), Brandy y Mr. Whiskers, Dave el Bárbaro, El Laboratorio de Dexter, Scrubs, Sobrenatural, Héroes (que se desinfla como esos hongos, los pedos de lobo), Arrested Development, Malcolm.

110 thoughts on “Y dale con las series

  • Amigo, me debato entre grandes aciertos (kiki en N.Y, Earl, House y todo el planteamiento inicial y el estrepitoso descenso a los infiernos de “voy a darle la vuelta a un tópico” (que es un tópico en sí) con la conclusión, cumbre en lo que opinas de Los Simpson.
    Lo que pasa con sus últimas temporadas no es culpa suya, es culpa nuestra (mía también), que ya damos por hecho lo que nos ha aportado y queremos un paso más.
    Al menos no rajas de Seinfield (todavía)
    Eso sí, me tienes desde ya de Fan(s), y te lo digo en serio.

  • Como siempre, suele influir más la brasa que te den que la serie en sí. Me alegro ver que eres un fan de Dexter, claro que si todos estuvieran dando la tabarra con Dexter,quizá habría que reconocer que es un poco cutrilla. I know, it’s only a cartoon, but I like it.

  • Como me duele que nunca se tenga en cuenta a Lost ni para lo bueno ni lo malo. Parece como si no existiera y eso que es muy buena

  • Enhorabuena, llevaba siglos esperando un artículo como este. Lo mejor, el párrafo acerca del doblaje, que hará las delicias de nuestro amigo común.
    Sí, sí, ahora Ud. también es, públicamente, colega mio. Lo siento.

  • En las series esta el futuro, chato. Y si, soy un poco como dices.
    Aun así te recomiendo “Dexter”, sin el laboratorio delante, y tambien “The IT crowd”. A ver si cambias de opinion poco a poco.
    Pero sobre todo visita el blog “Espoiler” de Hernan Casciari, un gran hombre… …

  • Ay madre mía, menudo colofón… Simpsons, Scrubs y Sobrenatural… las tres eses de la desgracia… Con razón no te gustan otras series que mencionas en la primera parte. House es para pequeñas dosis, si ves demasiados seguidos te dan ganas de meterle el bastón por el culo, y mete el puta, mételo, porque te voy a recomendar How I met your mother (en VO, el doblaje pierde chistes de juegos de palabras).
    Por cierto, Me LLAMO (que mi nombre ni que leches…) Earl tiene muy buenos puntos, y ninguno de ellos es comparable a la absurda parodia que hacen de los pobres andaluces los malditos morancos. Son garruladas, sí… porque todo el mundo sabe que el 50% de la población estadounidense es así de absurda, ¿si no como tendrían esos presidentes?
    Lo del éxito y la continuación de Prison Break jamás lo entenderé… como mucho daba para una miniserie, pero dado que el querubín tatuado tiene una legión de babosas seguidoras los tíos van por la 3ª temporada. Sigo sin saber cómo. Como tampoco entenderé que Carry Brassssssdawww o como leches se llame no provoque el vómito y posterior introducción de uno de sus malditos zapatos de 400 euros en el recto a la totalidad de la población. Esa mujer no es sexy, no puede follar con tanta gente y punto, no es creíble.
    Por último, recomendarte un par de series ya concluidas: Oz y A dos metros bajo tierra. La última con el mejor final que he visto en mucho tiempo.

  • ¡Que nadie más diga que el final de ‘A Dos Metros bajo Tierra’ es el mejor que ha visto nunca! Voy por la primera temporada y voy a pasarme las 5 siguientes palpitando de ansiedad.
    Mis mayores descubrimientos en series del último año: Scrubs y Me Llamo Earl. Así que de acuerdo con usted sólo en un 50%, sr. Wally.
    Ah, y House mola. Y Lobo más.

  • De acuerdo en la casi totalidad del articulo… Si, yo tb odio Sexo en Nueva York, y toda la retaila de series que entienden feminismo como “los hombres son un asco, que buenas somos” (y conste que yo pienso muchas veces asi, pero joder… es q ves la serie y te sentis indignado…)
    Discrepo en lo de Futurama… me gusta por el mismo motivo que me gustan los simpson, incluso en las “ultimas” temporadas (cuento hasta la 14-15, despues ni me he molestado…) que siguen haciendome reir…
    Pero particularmente discrepo en el comentario de Heroes… La semana pasada podria haberlo dejado pasar… Pero despues del capitulo de esta semana es imposible considerar que Heroes esta decayendo.
    Bueno, ahi queda la parrafada esa…

  • En realidad a mi no me parece que el Sr. Week critique abiertamente una serie, unicamente nos apunta aquellas de las que ya esta harto.
    ¿Que opináis de Expediente X? Es el prototipo de serie endiosada que avanzaba arrastrándose agónicamente de una temporada a otra sin que los guionistas supiesen cómo iban a rematarla; y sin embargo, casi todo el mundo conoce algo de ella (todo sea dicho, la mayoría de las primeras temporadas) y meláncolicamente parafrasea a Mulder o Scully en el capítulo como-se-llame (eso lo saben los muy aficionados, porque nunca decían el nombre del capítulo). Además, si no conoces nada de ella, deberían atarte por los pulgares y colgarte del Empire State…
    Por lo demás, enhorabuena por el artículo, nada más recordar otras series como Anatomía de Grey, 7 Vidas (que sea española la hace más censurable) o Friends. Saludos.

  • No se tio… casi todas las que citas son maluchas pero es que las que defiendes aun lo son más… supernatural… es un puto asco comparable a los topicazos de la marvel sobre heroes caza monstruos y no me tires de la lengua con la propia “heroes” agfh… en fin … que puestos a quemar las quemamos todas… salvaria Futurama, buscate la vida, la cabeza de henry y alguna temporada de Dr. Who… lo demás… tan malo es lo que acusas como lo que defiendes.

  • Teniendo en cuenta que el 90% de las series tienen tramas intercambiables en lo que único que cambia es el sitio donde sucede la trama, pues entiendo el aburrimiento. Tragarse una temporada entera de un tirón de Shark es para suicidarse. Ésta, Bones, CSI, Ley y Orden, Jag, NCIS, 24, House; son iguales. Vista una vistas todas. Así pasa con las sit-coms, las series para teenagers o las series de miedo. Prison Break es un chiste mas alargado que el 90% de las series españolas.
    Pero lo que más odio es ese supuesto aura de superioridad de los cansinos que se tragan las temporadas subtituladas antes de que salgan por aquí y te miran con desprecio por saber gilipolladas que tú no sabes, jodiéndote las ganas de ver la puta serie. Cabronazos así me quitaron las ganas de ver Perdidos, ya que yo la veía en la Primera, mientras que los interfectos iban ya por la Tercera y te iban contando las paranoias sin venir a qué: QUE LES PETEN!! Lo que más me jode es que cuando dices de ver una peli en V.O, son los primeros que se quejan, alegando que les da palo leer. HIPÓCRITAS!!

  • Te lo dije una vez y te lo repito: cuando nos gusta algo, lo queremos compartir con los amigos y conocidos porque realmente creemos que es bueno y que puede gustar a los demás. No creo que nadie intente convencerte de nada.
    De refilón cojo el relevo de un par de puyazos, sólo que de verdad creo HIMYM es un buen trabajo (perdón por creer que te gustaría el humor un poco absurdo de Barney) y que sí que recuerdo, y hasta con cariño, South Park.
    Y nada más. Suit up!

  • Reconozco que soy de los que no soporta ver determinadas series en televisión (Perdidos, Prison Break) y que me trago unas cuantas de las que actualmente emiten. Lo raro en mi caso es que no doy la tabarra a nadie que no siga la serie de turno y no hablo de ella apenas cuando hay gente poco interesada en saber algo. Hay que reconocer que emiten mucha bazofia y que cantidad de cosas que suceden huelen a refrito, sacado del sombrero o directamente a chamusquina pero amigos, esa es también la grandeza de las series. Probablemente casi ninguno seguiríamos una serie realista sin giros argumentales poco probables y con personajes actuando con sentido común porque sería aburridísima.
    Eso sí, es un auténtico crimen que alarguen hasta más allá de lo razonable determinadas series y tengamos que ver a los protagonistas de Friends con 40 años y compartiendo piso, que en la isla de Perdidos caben infinitas estaciones Dharma y que no existe en todo el gobierno y servicio secreto estadounidense una sola persona que no esté relacionada con el caso Burrows.

  • Estoy de acuerdo con usted en todo, salvo por lo de “Me Llamo Earl”. De entrada, es de agradecer que todavía se hagan series con capítulos autoconclusivos como los de esta, que además tienen una redondez tremenda (jamás se deja un cabo suelto por insignificante que éste sea). Desde el punto de vista narrativo me parece una genialidad. Por garrula que pueda parecerle, le puedo asegurar que es una serie hecha con buen gusto. Y, ¡que coño!, es divertidísima. Eso por no hablar del trabajo de montaje: los capítulos tienen el ritmo apabullante, digno de un metrónomo. Maravillosa, un 10.

  • no se si será tan cazurro por masoquismo o algo asi, pero negar que las ultimas temporadas de los simpson sean UNA PUTA MIERDA no es de alguien que pueda criticar a, por ejemplo, Futurama. Scrubs mola. House?? hay tienes razón: Todos los capitulos son iguales: llega enfermo–chuleria–fallamos dos veces–chuleria del cojo–casi le matais–chuleria–llego y le salvo.Fin

  • La verdad es que como le ha ocurrido a muchos, estoy de acuerdo al 50% contigo, ya que algunas de las series criticadas me molan. Pero bueno, ya sabe, los gustos y tal. Lo que sí es cierto es que House, a pesar de que me guste, tiene bajo mi punto de vista dos defectos principales: uno, que como decían en otro blog, cada capítulo sigue la misma puta estructura narrativa que los demás, y dos, que es una serie de la que si te tragas muchos días seguidos, puedes acabar del colega hasta los mismos huevos.
    Ahora, que tu mención de Brandy y Mr. Whiskers hace que te tenga más cariño aún. La maldita serie supuestamente para críos más guay que me he echado a la cara ultimamente. Ay, cuántas cervezas podríamos tomarnos en comuna…

  • Yo de lo que estoy a la polla es de los que le atribuyen a dos metros bajo tierra ( lo llaman six feet under) cualidades suprartísticas como si reinventase el cine. He intentado mazo de veces verla y es un puto bodrio.

  • En su linea pero he de decir que Me llamo Earl mola. Decir que la serie es una garrulada americana es decir que solo has visto la cabecera con el banjo sonando y un tio con una camisa a cuadros, como si fuera “Cletus & Co.”
    Y una banda sonora genial oye…

  • No quiero pontificar y menos en cosas de gustos pero Me Llamo Earl sólo es entendible para aquellos que profesan admiración por la cultura redneck americana. A mí me encanta, pero veo dificil que un treintañero de Parla se sienta identificado con Earl.

  • Uhmm ciertamente lo de las series está empezando a dar mucho asco y todas tienen la misma estructura, antes me hacía gracia House y también me gustaba ver algún episodio suelto de Me llamo Earl porque como dijeron más arriba los capítulos son autoconclusivos, pero a la que más odio con diferencia es a Anatomía de Grey, agur encima nos machacan con todas las canciones que salen en esa serie en anunciós, radio, tiendas, etc (canciones que no me gustan nada por cierto) lo que me recuerda a la serie y me pongo de mala leche xDD
    Saludos¡¡

  • He visto tres episodios de “My Name is Earl” (disculpen, traduje literalmente), y no me hicieron ninguna gracia. Y la vi con ganas, que conste, de hecho le di tres oportunidades pensando “igual es que he visto un capítulo flojo”. Pero no.

  • El laboratorio de Dexter, esa serie sí que merece una edición especial en Dvd, junto con la estrambótica Bob Esponja.
    Coñazo, el final de Héroes 1ª temporada.
    Y Earl, con ese bigotón, es irresistible señor Wally. Cierto es que el humor puede no entrarle a uno (yo por más que lo intento no consigo reirme con nada de Monty Python por ejemplo), pero recalco lo que alguién ha dicho por ahí arriba, que se hechan de menos series con capítulos autoconclusivos cuya estructura no sea una fotocopia cual vulgar Equipo A.

  • ¿No te gusta Futurama? ¡Pero si es mucho mejor que los Simpsons! Vale, sólo lo he dicho porque sé que odias esa frase pero creo que también es una gran serie.

  • Perdidos es la obra de arte más grande que ha dado la humanidad. Por encima de Iliadas, sinfonías, y capillas sixtinas, varias. He dicho.

  • Yo visto el panorama, en lugar de darme a la bebida me he pasado al anime sin estrenar en version original subtitulada, que hace moderno.
    Vamos, en cuanto alguien empieza a preguntar si estoy bajando la segunda temporada de Heroes le suelto un “No, es que ando demasiado liado con los ultimos episodios de Kuro No Keiyakusha”. Mano de santo oiga, ellos dejan de dar la brasa y yo tan tranquilo que me quedo…

  • ¿Cómo que nadie habla de South Park?
    Precisamente la semana pasada superó el record de audiencia de toda la historia de Comedy Central. No se pierdan la trilogía Imaginationland, amigos.
    P.D: Perucho es un genio. Anda que no me habré tomao cafés con él…

  • Me ha parecido un buen articulo de opinión (con el que no estoy necesariamente de acuerdo) hasta que has dicho las series que te gustaban y a salido a la palestra “sobrenatural” que es algo así como sensacion de vivir con latex y cuatro Fx más. En ese momento te me has caido del pedestal macho.
    Un Saludo.

  • Pues sí, el rollito series, así, como fenómeno, empieza a hartar, aunque más por la gente, como siempre. Ay, la gente, la gente…
    Eso sí, lo que me hace gracia es lo de “completamente de acuerdo, José María”, o el puntualizar sobre series. Si es que eso es secundario.

  • Lo siento, no queria comentar, me gustan algunas de las que has criticado y otras no, pero es que poner entre las favoritas la defecacion Disney mas purulenta me ha tocado la fibra. Sosa y estupida hasta la nausea, con un planteamiento refrito de cosas vistas mil veces con guiones de situaciones mas que mascadas y el personaje menos carismatico del mundo (eso si que es un mal diseño!). Whiskers hace lo que puede con sus tortas mil veces dadas (pero nadie se da una torta como Goofy) en otros guiones de otras series pero no puede tapar los bostezos.
    Vamos, que si no fuera para niños (que cuela todo si no hay tetas) cancelada en tres capitulos.
    Debe ser que me estoy haciendo viejo y que tras tanto South Park y Megabebes se vuelve al puritanismo de antaño, donde no pasa nada nunca y la trama es ganar el concurso de Surf (pero esta mal hacer trampas!)

  • Y me olvidaba, las ultimas temporadas de Dexter (capitulos casi de arte y ensayo), las Supernenas (eso SI me parece una serie supuestamente para niños buenisima) y los Simpsons podran ser mas divertidas que el Gran Heroe pero apestan a un bartiano “Jo tio, tu antes molabas”

  • Yo en realidad no vengo a opinar sobre las series porque no veo ni he visto ninguna de las que nombras. No por nada pero hay algunas que requieren un esfuerzo de seguimiento y dedicación que son superiores a mi capacidad de concentración.
    A demás como te dije, yo sólo me engancho a lo puto peor, lease Gran hermano, Jericho ( jodido timo de serie) y ahora Gominolas, vamos, terreno exclusivo para masocas.
    Una vez vi “Me llamo Earl” pero no me hizo nada de gracia y ya no le di más oportunidades, con una vez tengo más que suficiente.
    Pues eso, que fue un placer compartir una cocacola en un bar “musical” con vosotros y a ver si repetimos pronto ;).
    Besos mil.

  • Pues claro que hablamos de series.
    De que cojones vamos a hablar sino?
    De gran hermano? De cambio radical? Del Tomate? Del “cine” español? Del de Hollywood o del de Bollywood?
    Estamos viviendo un momento en el que las series son las propuestas más arriesgadas, donde se desarrollan ideas con las que hace un tiempo, cuando sólo había Cosas de Casa, era imposible soñar..
    Así que no seamos cínicos. Es más cargante que digas que no te mola Futurama que escuchar a una encefalogramaplano diciendo que Sexo en NY es lo más.
    Parece que a Me llamo Earl no le has dado una oportunida, es muy recomendable.
    Arriba Battlestar Gallactica!!

  • Pues estoy a punto de salir a alguna plaza pública a dejarme apedrear, porque me trago un montón de series y no siento que mi inteligencia se vea insultada (a lo mejor es que presumo erróneamente ser inteligente).
    A mí me gusta Me llamo Earl; no pretendo buscarle ningún metamensaje, me hace gracia y punto, y me encantan sus personajes secundarios, especialmente la prostituta sin dientes.
    Me descojono desde siempre con Malcolm, no sé si porque mi familia es exactamente igual, y me gusta ver en una pantalla lo que de pequeño me avergonzaba vivir.
    Me sé las temporadas de Friends de memoria y… sí, me hace gracia Phoebe.
    Me resultó muy entretenida Héroes, aunque reconozco que le final pssssé. Perdidos me tiene muy intrigado, aunque obviamente se les está yendo demasiado la pinza. Partiendo de que 24 me parece una fantasmada, debo decir que me parece que la tensión la llevan cojonudamente y las primeras temporadas me tuvieron totalmente flipado, gritando a la pantalla Jack Bauer-Jack Bauer!.
    Soy fan de Mujeres desesperadas (nada que ver con Sexo en Nueva York, por Dios!!!!!), puede que porque me encanta la figura de mujer retorcida, manipuladora e hija puta estilio Mae West.
    Me encantan las Supernenas (forza Mojo Yoyo), me meo de la risa con la Nanny, …
    Eso sí, no resisto a House, ese sarcasmo forzado me pone enfermo.
    Nótese que obvio las series españolas, porque creo que los españoles tenemos muchas virtudes, pero hacer cine o series no está entre ellas.

  • Extracto de wikipedia:En la jerga de Internet, un troll (a veces trol) es un mensaje u otra forma de participación que busca intencionadamente provocar reacciones predecibles, especialmente por parte de usuarios novatos, con fines diversos, desde el simple divertimento hasta interrumpir o desviar los hilos de las discusiones, o bien provocar flamewars, enfadando a sus participantes y enfrentándolos entre sí. El troll puede ser más o menos sofisticado, desde mensajes groseros, ofensivos o fuera de tema, a sutiles provocaciones o mentiras difíciles de detectar, con la intención en cualquier caso de confundir o provocar la reacción de los demás.
    Aunque originalmente el término solo se refería a la práctica en sí y no a la persona, un desplazamiento metonímico posterior ha hecho que también se aplique a las personas que presuntamente incurren en ese tipo de prácticas. Su origen etimológico más probable evoca la idea de «morder el anzuelo»
    por cierto, esta página te dirá lo que pienso de tí y de tu rídiculo blog:
    http://www.343guiltysnark.com/wp-content/uploads/2006/09/douchebag2.jpg

  • Don Wally, seguro que a usted es de a los que le dicen que no le gusta na, :P.
    Por cierto Gaturro, un troll suele ser una especie que habita en blogs ajenos, según la definición que pones, llamar troll al dueño del blog como que quien queda de troll, irónicamente, es usted.
    PD. Nunca he entendido a la gente que se rebota cuando se critica alguna frivolidad, como si uno se metiera con su padre. O peor, si se metieran con su padre no les sentaría tan mal.

  • Hombre sí, muy agudo.
    A mí es que, realmente, no me gusta ninguna serie actual. Me aburren todas, y el rollo californiano loco de Lost o Heroes me provoca irisipela.
    No sería tan malvado con Mi nombre es Earl, que tiene sus momentos, aunque es un Parker Lewis hecho por imitadores de baja estofa de Kevin Smith. Y este último es, MWJHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHAHA, el Cels Piñol americano.
    Las de tías – Mujeres y la otra – no llegan a la suela de los zapatos de esa serie que Misternny y yo amamos, que era Melrose Place.
    La próxima semana hablamos de los fan de Embrujadas y de Xena. Que los hay, eh.

  • dices que te molesta la gente que habla de las series y luego hablas de las series que te gustan y de las que no te gustan
    lo que pasa es que las series que a ti te gustan no le gustan a casi nadie, detecto mucha hipocresia, porque bien te gustaría poder hablar de ellas con tus amigos.
    el problema no lo tienen los gustos de tus amigos, el problema lo tienen los gustos tuyos

  • A mi me encanta Me llamo Earl, pero claro, como dijo alguien mas arriba, es que me encantan los rednecks, viviría feliz en mi cabaña en medio de mi maizal vestido como el coronel del KFC (o un buen peto) y tocando un banjo con mi winchester al lado, por si se acerca alguien a acostarse con mis hijas.
    Futurama esta mucho mejor que los Simpson, aparte de por molestar a Wally, por que lo pienso de verdad XD.
    Pero es cierto que la gente da por culo, me he bajado las dos primeras temporadas de perdidos por pura presión del entorno. No se que hacer con ellas…
    Y no solo me acuerdo de South Park, sino que la sigo disfrutando!! ojalá doblaran mas temporadas al castellano, se quedaron en la sexta y debe haber mas de diez.
    Heroes no me gusta, y no he visto un solo capítulo, pero es que me la ha recomendado una persona que me cae muy mal, y eso es todo lo que necesito 🙂
    Y para gaturro: Tranquilizate, hombre, ya pongo yo un comment en tu pagina, no hace falta ponerse violento con los blogs que tienen mas de 50 comentarios por entrada de media por que nadie ha puesto un puto comment en una sola entrada del tuyo. Lo pongo en la ultima, ok?

  • Uy! no puedo! solo para usuarios registrados en google!
    Bueno, tendrás que seguir con tu brillante media de 0 comments…

  • sI ALGUIEN MENTA A LOS soprano POR HACER esas gracietas quedonas que tanto os gustan en este antro, os buscare uno a uno,os atare en un garage y os hare cachitos, hijos de perra.

  • Se llama “criterio propio”, ojete, y todo el mundo lo tiene. Yo no abraso a nadie con las series que me gustan, y si he puesto precisamente una lista de las últimas series que me han gustado, es para dar ocasión a los demás de meterse con ellas como yo me meto con otras.
    Por lo demás, que siga el festival. (Nosotros también lo pasamos muy bien, pauli, hay que repetir.)

  • Yo sí abraso con las series que me gusta, y haría un decreto por el cual cada hogar español estaría obligado a tener Fawlty Towers.

  • Te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio.
    Te llamo este domingo pa tomar unas cañas.
    Te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio, te odio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *