El fútbol es así…

Todo el mundo sabe que el deporte oficial de Viruete.com es el Wrestling. Sin embargo, me consta que entre los virueteros, quien más y quien menos ha intentado alguna vez darle pataditas a un balón, con muy poca fortuna en la mayoría de los casos. Igual hasta tú eres uno de esos que se visten con la camiseta de tu equipo favorito, con tu nombre y el dorsal detrás. Si eres de esos, igual te has equivocado de página, tú verás.

Por todo ello, porque esta web no puede eludir la más rabiosa actualidad futbolera, hemos rebuscado en nuestros archivos secretos (más secretos que los del Vaticano) y hemos rescatado algunas de las historias menos conocidas sobre el deporte rey. Este artículo por tanto es fruto de la investigación de varios meses, una exclusiva en toda regla que declinamos publicar, pese a la tentadora oferta económica, en la revista Don Balón.

 

Abraham Lincoln fue socio del Betis.

Puede sonar descabellado, pero el que fuera presidente de los Estados Unidos llegó a tener carnet de socio del Real Betis, un equipo que fundaron unos mormones en la ciudad de Andalusia, Alabama. Años más tarde, acabada la guerra de Secesión, estos mismos tipos refundarían el club en Sevilla, tras su exilio en Europa por amistades sudistas. De hecho, Abraham Lincoln fue uno de los máximos artífices de que jugadores de color tuvieran una oportunidad en el campo de juego, por lo que se puede decir que si Finidi, Denilson o Assunçao han jugado o juegan hoy en el Betis, es en parte gracias a Abraham Lincoln.

La historia oficial cuenta que a Lincoln lo asesinaron en un teatro, pero en realidad fue en un campo de Soccer. El magnicidio se produjo en un encuentro entre el Betis y el Cosmos, cuando un malhumorado hincha del Cosmos apuñaló al presidente después de que este gritara “penalti, penalti” durante el descanso del partido. Y es que el viejo Lincoln sabía mucho acerca de derechos civiles, pero de fútbol lo justito.

¿Alienígenas del Atleti?

En la actualidad son muchos los que cuestionan la autenticidad de los famosos círculos en los campos ingleses (esos que aparecen en Señales), prueba de una supuesta vida extraterrestre. Sin embargo, en ambientes privados se ha encendido la alarma después de descubrir una de las últimas figuras aparecidas (y nunca publicadas) en Crabwood Farm House, NR Winchester, Hampshire. Como se ve en la imagen, podemos apreciar algo parecido al escudo del Atleti a gran escala en los campos de trigo, aunque algunos científicos niegan esta supuesta concomitancia.

La sorpresa se agrava si tenemos en cuenta que la figura apareció el mismo día que el Atlético de Madrid jugaba un partido de la UEFA contra el Newcastle en campo inglés, por lo que según la versión del Instituto de Winchester, los alienígenas no sólo serían pacíficos, sino aficionados al fútbol, y por tanto, del Atleti. Hay quien llega incluso más lejos, pues están convencidos de que aquella victoria que el Atlético consiguió sobre el Newcastle tuvo una “ayuda sobrenatural”. Esa fue, entre otras, la opinión de Bobby Robson, entrenador por aquel entonces del equipo inglés.

Suena una canción de Journey en un Mundial de Fútbol

Ocurrió en el Mundial de Francia 1998, en la presentación del partido entre Jamaica y Croacia, que a la postre ganarían los croatas por tres goles a uno. Una vez que los equipos saltaron al campo y se leyeron las alineaciones, sonó el himno croata, que fue muy aplaudido por el respetable. Tras él, le tocaba el turno al himno jamaicano, que nadie por aquel entonces conocía. Recordemos que era la primera participación de esta selección en unos mundiales. Pues bien, como había que llenar ese silencio de alguna manera, los organizadores optaron por poner el primer disco que pillaron, por lo que todo el estadio pudo escuchar el tema I’ll Be Alright Without You de Journey, un medio tiempo con el clásico estilo de la banda.

Lo más chocante de la situación es que nadie pareció darse cuenta, ni siquiera los propios jugadores jamaicanos, quienes con la mano tocándose el corazón, llegaron a soltar alguna lagrimilla de emoción nacionalista.

Maradona y los Diminutos

De la estancia de Diego Armando Maradona en el Sevilla F.C. se conoce muy poco. Que le gustaba ir de fiesta, que corría mucho con su deportivo y que solía darle pataditas a una bola de plata en los vestuarios.

La historia que pocos conocen (quizás Monchi y algún directivo) es la siguiente: Por lo visto, en los primeros meses en el club, Maradona se quejaba con frecuencia de un picor en el cuello, que no le permitía entrenar con regularidad. Nadie conocía la causa, pero se especulaba con algún virus en el cabello, o tal vez algún tipo de infección en la parte posterior de la cabeza. Días más tarde, y tras ser reconocido por el doctor Antonio Leal Graciani, se descubrió que el motivo de los picores de Diego no era otro que la existencia de uno de los Diminutos (ese calvo y gordo que se parece a Bilbo Bolsón) escondido bajo su mullet.

Cuando el Diminuto fue arrestado y llevado a la cárcel de los clicks por “okupa”, soltó algún insulto que nadie pudo traducir. Recordemos que Los Diminutos es una serie francesa.

Se juega el partido de fútbol más largo de la historia

Injustamente no aparece en el Guinness de los récords, pero el partido más largo se celebró en Kenia y enfrentó en la Copa al Malindi contra el Mombasa. Debido a las nuevas reglas del fútbol, que sustituía la clásica tanda de penaltis (tras la tradicional prórroga) por el llamado “gol de oro”, el partido alcanzó la duración histórica de tres meses y dos días.

Al final del tiempo reglamentario el resultado era de empate a uno. El equipo de Malindi se las prometía muy felices, pues habían expulsado al delantero centro del Mombasa, el internacional Joseph-Desire Lumumba. Sin embargo, y a pesar de los múltiples ataques del equipo con once jugadores, el balón parecía no querer entrar en la portería contraria. A las seis horas, el público empezó a despejar el estadio, aburridos de tanto disparo al palo.

Con el tiempo, las fuerzas fueron mermando a ambos equipos, que casi no podían ni mantenerse en pie. Fue por esta razón que el portero del Mombasa, que tenía ganas de ver a su bebé recién nacido, se marcó el gol en propia puerta tres meses y dos días después. Es por este motivo (por el autogol, para muchos, ilegal) por lo que este partido no aparece en el Guiness, lo cual nos parece de lo más injusto.


John Lennon dedica una canción al Nou Camp

La conexión de Lennon con España no se reduce a la actuación de Los Beatles en la Plaza de Toros de Las Ventas, su boda en Gibraltar o el rodaje de un film en Almería. Aparte de todo eso, Lennon sentía una atracción por el fútbol catalán, como puede comprobarse en el tema All the people in the field is a shout, canción que hace referencia clara al himno del club catalán.

El tema ha permanecido oculto durante décadas en los archivos de Abbey Road, sin que nadie hasta hace pocos meses tuviera noticia de la existencia del mismo. Fue el expresidente Joan Gaspart el que reveló el dato, en una entrevista que le realizó Manel Fuentes en su programa. Gaspart, ante la insistencia de una anécdota por parte de Fuentes, acabó por sincerarse y contar la visita de Lennon al Nou Camp, silenciada entonces por motivos de marketing.

La canción aparecerá en una futura caja recopilatoria, que constará de cinco compactos, aunque el único material inédito será el tema citado.

Entra en juego el primer árbitro robot

En los Mundiales femeninos de Corea y Japón se probó el primer árbitro robot, que cuenta con la ventaja de acertar (al menos en teoría) en todas las decisiones que toma. Debido a las cautelas de la Federación japonesa de fútbol, el robot comenzó el encuentro de cuarto árbitro, pero tras los numerosos fallos del titular, se optó por hacer partícipe a Soccer-T 1000, que es el nombre del robot, en el juego de campo.

Según la versión de los tabloides coreanos, el robot se tragó un penalti de libro, así como un par de fueras de juego del equipo visitante. Aunque no hemos podido comprobar estos hechos, lo cierto es que el árbitro robot fue perseguido al final del partido por una masa enfervorecida de seguidores, que querían lincharlo, o al menos desconectarlo. Afortunadamente, el motor propulsor del robot sí que funcionó correctamente, y el árbitro pudo marcharse volando.

Encuentran una estatua de David Beckham en Marte

Lo comentaba Pedro Duque en el Telediario el otro día, sólo que nadie por aquel entonces se atrevió a ofrecer detalles. Se hablaba de que el vehículo-robot Spirit había detectado “una escultura de piedra con una forma parecida a la humana”, en la última expedición de la NASA al planeta rojo. Tras nuevas expediciones, en las que los ingenieros modificaron la posición del Spirit, se comprobó (aunque nadie lo ha hecho oficial) que se trata de una estatua de David Beckham, en actitud de saludo.

Los científicos especulan con la posibilidad de que un fenómeno atmosférico hubiera provocado el hecho insólito, coincidiendo tal vez con una retransmisión vía satélite de un partido del Real Madrid de la Champions League. De alguna forma, una imagen capturada del futbolista inglés a través del satélite, unido a una erosión atmosférica en una piedra marciana habría provocado el resultado que puede verse en la imagen.

Lo que nadie se explica a estas alturas es la aparición, a pocos metros de la estatua del inglés, de otra figura en piedra que recuerda al bailaor Farruquito.

David Hasselhoff compra un equipo de fútbol en Nueva Zelanda

Aunque en las entrevistas David Hasselhoff siempre declara que su deporte favorito es el béisbol, lo cierto es que el fútbol también se encuentra entre sus intereses. Prueba de ello fue la compra en los años noventa de un equipo de la tercera división neocelandesa, que bajo su batuta renombró como “Baywatch Soccer“. Las malas lenguas opinan que se trataba de una estrategia comercial para exportar mundialmente la serie Los vigilantes de la playa, aunque nadie ha podido probarlo.

Con el auspicio de “metebarriga” Mitch Buchanan, “Baywatch Soccer” se aupó hasta la división de honor, aunque de nuevo los rumores apuntan a irregularidades en el campeonato, esta vez dirigidas a la compra de partidos a cambio de una visita del equipo contrario al rodaje de la serie, en las playas de California.

El Rayo Vallecano aparece en un cómic de Spiderman

A pesar de la dictadura franquista, en los años setenta la ciudad de Barcelona estaba de moda, en parte gracias a la arquitectura de Antoni Gaudí. Este hecho hizo posible un extraño cómic de Marvel, descatalogado hoy, que situaba la trama en la ciudad condal. Con la excusa de unas vacaciones, Peter Parker viaja con Mary Jane a Barcelona, un domingo en el que se celebraba un partido entre el Rayo Vallecano y el Barça. Pues bien, debido a un intento de secuestro de Johan Cruyff, Spiderman acaba saltando al campo e incluso llega a rematar un balón a puerta, ante la atónita mirada de los seguidores.

Al final, Spiderman consigue evitar el secuestro de la estrella holandesa y cual será su sorpresa al recibir una oferta para fichar por el Barcelona. A pesar de que está tentado de aceptar (el sueldo de fotógrafo es lo puto peor y apenas puede ayudar a Tía May), al final declina la oferta, porque todo poder conlleva una gran responsabilidad.

Eso es todo por ahora. Otro día contaremos historias no menos curiosas de otros deportes tan populares como el badminton o el balón prisionero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *