Casanyes, Bruguera y los tebeos de Quicky

Recuerdo que cuando en su día pude echar un vistazo a los tebeos de Quicky, el conejo de Nesquick, me parecieron sorprendentemente bien hechos para ser un mero vehículo publicitario (o eso pensaba yo). No estábamos hablando, precisamente, de los Gelatiboys, sino de un caso similar al de los AstroSniks: un tebeo que nace por encargo publicitario pero que gracias al buen hacer de sus autores logra trascender y convertirse en un buen cómic destinado a los pequeños. Como en mi casa somos de Cola-Cao, lo veíamos como un intento a la desesperada. Sin saberlo, estaba más que familiarizado con la obra de su autor, Ramón María Casanyes.

Casanyes, dibujante anónimo de Mortadelo y Filemón, creador de aquellos Paco Tecla y Lafayette del Garibolo (y de aquella historieta porno de Mortadelo), ha colgado en su web un documento en PDF que de imprescindible lectura para todos los fans del tebeo español. 

Aquí encontarán información sobre El sulfato Atómico,  el cambio que supuso A por el niño, sobre la Bruguera de la época, la redacción y lo que era ganarse los cuartos con el cómic en aquella época.  Tras Bruguera y el fracaso del Garibolo (tenéis ahí el anuncio de la tele), se dedicó a labores bastante más productivas que el siempre difícil y, salvo para algunos afortunados, siempre duro e ingrato mundo del cómic en este país.

Imagen de previsualización de YouTube

 Lo vi en El rincón de Mordelón, y si quieren más, como no, pueden acudir a El Foro de la tía. Hala, bajen el PDF, y a leer, y disfrutar.

33 thoughts on “Casanyes, Bruguera y los tebeos de Quicky

  • Había también un videojuego, para sistemas MSDos, tipo arcade de plataformas. No encuentro enlaces en google, pero yo lo tuve.

    • Pues tiene hasta buena pinta, en serio. Quizá un poquillo anticuado (los gráficos parecen de Amiga o algo parecido, más que de un juego de PC de ese año), pero nada que no sea perdonable en un juego de esta naturaleza.

  • Soy el único que piensa que el anuncio de los Rio Grande es tremendamente pro-pedofilia? A mi que no me vengan con que si antes eramos mas inocentes ni ostias, un niño moviendo el culo con un ajustado vaquero queda mal ahora, en los 80, en los 90 y en los recién pasados 00

  • Da gusto leer estas pequeñas historias de la gente, sobre todo cuando se trata de gente como Casanyes a la que has leído de pequeño (muchas veces sin saberlo).
    No puedo evitar asociar las primeras páginas del PDF a Los Profesionales de Carlos Giménez, aunque haya diferencias. Realmente todos los trabajos son así, se empieza cobrando una miseria a cambio de dejarse el lomo y luego las condiciones mejoran. Aunque el mundo del tebeo siempre ha estado particularmente mal pagado, según creo.
    Y lo de Bruguera y los originales no deja de ser escandaloso, aunque sea bien conocido.

    • A mí me suena haber leído el primero en su momento (sí, en mi casa sí somos de Nesquik) pero ni idea de dónde acabó, y la verdad es que no me acuerdo de casi nada salvo de lo del malo al que le daban ataques cada vez que alguien hablaba de Nesquik.
      En las descripciones me ha recordado a Jan, otro al que también le encantaba dibujar los sitios en los que había estado, aunque parece que hace mucho que no lo hace.

  • ¡¡Joder que anuncios!! MANOLO EL GARIBOLO, ya no me acordaba de eso. Pero si os fijáis hay un salto de alidad entre el último anuncio, el de las galletas Príncipe (bastante bien hecho) y las cutradas del principio, solo falta Esteso y Pajares.
    El anuncio de pantalones Río, jajaja, que flipado, montando en monopatín y a la vez tirando a canasta, solamente Poochie sería capaz.¡Y guiñando el ojo a las nenas!
    Por cierto el niño del anuncio del Garibolo, DEBE morir.

  • Seré raro, pero yo suelo beber tanto Cola Cao como Nesquick,  los voy alternando, cuando se termina uno la siguiente vez compro el otro, y después el otro y así, “rotándolos”.  Me gustan los dos, al igual que me es igual beber coca cola o pepsi.

  • Yo he sido, soy y seré de NESQUICK siempre! Entre otras cosas porque soy celíaco, y este soluble no tiene  gluten. Otro punto a favor del ‘hermano pequeño’ del colacado.

  • Había leído sobre éste tema sólo por encima, seguramente por no ceder ni un poquito en negativo los recuerdos de los tebeos ni de Ibañez. Pero ahora que lo he leído entero lo del pdf me impresionan varias cosas. Además de corroborar (y alegrarme) de que fuera cosa de la editorial y no de Ibañez, y sin olvidar que Casanyes fue negro por elección, admiro tanta preocupación por detalles sobre un chichón, el color del cielo o que se fuera a París para inspirarse bien. Bueno ésto último ya es hiperadmirable.

    Lo que no tiene nombre es lo que han hecho a Zipi y Zape últimamente para modernizarlos. Duele a la vista.

  • GRANDÍSIMO descubrimiento el de este genial e interesantísimo pdf. SORPRENDENTE revelación sobre quién era el autor de los comics de Quicky. MAGNÍFICA forma de conocer un poco a un tipo hacia el que siempre he sentido la antipatía que guardo a los negros de Ibáñez, tremendamente inferiores al maestro; y al que siempre había considerado, como a todos ellos, un bufón sin iniciativa, un mercenario sin idea de cómics. GRATUITO acto de autopromoción con algo que no se aleja demasiado del tema: http://roseistheword.wordpress.com/2010/01/16/la-portadas-chapuceras-de-mortadelo-y-filemon/

    • Amigo…tanta rabia para profesionales que intentaban ganarse la vida haciendo lo que les gustaba a pesar de las condiciones (artisticas y economicas) que Bruguera les ofrecia…Casanyes hacia historietas da MyF divertidas y con bastante personalidad propria…se notaba que queria destacar y al final lo consiguiò…los negros existian para ser explotados por la editorial, por lo que tu dices parece que quieren robarle el merito a Ibanez, suplantarle o algo asì…un poco mas de tolerancia!

      • Tanta ex-rabia.
        En honor a la verdad, cuando lees los apócrifos de Mortadelo, da la impresión de que los negros no tienen ni idea de cómic ni conocen los resortes habituales del Mortadelo de siempre. Pero claro, llegado un momento descubres que esos negros eran conscientes de lo que hacían, que no se sentían probablemente orgullosos, y que muchos querrían haber aspirado a algo más digno, con lo cual se deja atrás el resentimiento y se piensa “bueno, tampoco era culpa suya”. Caso de Casaynes o de Gene Deitch con la inenarrable etapa soviética de TOM Y JERRY.
        Pero a ver qué coño podría pensar un chaval que lleva leyendo a Mortadelo desde los cinco años y que un día descubre que esas historietas tan malas eran de otras manos, aparte de “vaya tíos mierda”. Todo eso se entiende en toda su dimensión con la edad y con textos como el que nos ha dado a leer Viru.

  • Viru, gracias por el PDf de Casanyes, es una historia personal que va acompañada con la evolución en las técnicas de un dibujante a traves de decadas de trabajo.

    Ni que decir de los avatares y experiencias personales  obtenidas en el proceso, si hasta podría hacerse una película con lo que ha vivido Casanyes!!

    El paralelismo con “Ben Hur”, la separación familiar y el gran mensaje final me han dejado estupefacto, solo alguien que esta acostumbrado a contarnos historias en 3 cuadros puede generar tal derroche de vivencias en tan pocas lineas.

    Gracias a Ramón María Casanyes por compartir todo esto.

  • No te lo vas a creer, pero el niño del anuncio de Garibolo fue compañero de colegio mío desde 1º de EGB hasta BUP, si no me equivoco. Ahora me dispondré a torturarle a él y sus compañeros del cole con este YouTube. “¡Manolo, el Garibolo!”

  • Me apuesto un petromortadelo a que la manostijeras es Anna María Palé. Sale caricaturizada en varios Mortadelos, sobre todo en el 25 aniversario, y da el perfil al 100%.

  • Maravilloso el PDF de Casanyes. Muchas gracias. Sobre el mismo:
    Las primeras páginas de “Valor y al toro” fueron diseñadas para una editorial extranjera. Ibánez estaba hasta los huevos de Bruguera y quiso probar con el mercado de fuera (previsiblemente el francés). Hizo unas páginas muy curradas con dos personajes nuevos, pero luego llegó a un acuerdo con Bruguera y las aprovechó para ese álbum.
    Esto lo aclara el propio Ibánez en “Del tebeo al manga: Una historia de los cómics”, de Toni Guiral.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *