Los Marginados del Videojuego

En algún momento de su vida lúdica, todos ustedes habrán formado parte de una selección. El caso más común a citar sería el partidillo en el parque, y para aquellos que no jugasen al fútbol, el Rescate. En todos los grupos siempre había algún destacado, por el que los capitanes de los equipos se pegaban para escoger, luego estaban los élites, que muchas veces eran elegidos por amiguismo, y al fondo del tarro estaban los marginados, que solían ser designados a modo de saldo: «Venga, yo cojo a Sergio y os dejamos a Marcos, Paquito y Juan». Y el agraciado con el trío escopeta ponía cara de vinagre porque le había tocado cargar con la purrela y por lo menos Sergio, aunque era malillo, le ponía ganas y corría.

llamazares.gif
Sabe lo que se siente

Pues esos zopencos también tenían sentimientos, también. Y veían que nadie los elegía, que los ojeadores siempre se los saltaban hasta que no había más remedio, despreciándolos, relegándolos a la vergonzosa demarcación de «estorbo». ¿Y qué pasa si los personajes de videojuegos, esos de los que se pasaba de largo en la pantalla de selección, sentían lo mismo? ¿Es que nadie lo ha pensado alguna vez? ¿No existió jamás la lástima, al menos para los diseñadores y programadores cuyo trabajo está detrás de los torpes y negados movimientos de estos pobres marginados? ¡Pues al fin les ha llegado su momento de justicia, de la mano de Viruete.com! ¡Albricias y Cuchufletas!

zangief0.gif
Hoy por hoy, saldrían las TATU morreándose

Zangief (Street Fighter II)

Un país que fue enemigo de Japón en la II Guerra Mundial y de Estados Unidos en la Guerra Fría tenía, por la misma lógica política que rige en Eurovisión, que ser el desfavorecido en un videojuego en el que un japonés y un estadounidense partían la pana a golpe de Ha-do-ken. De entre las ocho opciones, era el único lento (más que un luchador de sumo de 140 kilos, tiene cojones la cosa) y todos sus ataques eran un canto a la ortopedia (aquel puñetazo levantando el talón duraba lo mismo que la intro de Friends), mientras que sus técnicas especiales lo dejaban a merced del otro luchador, con aquel molinete que le dejaba torso y piernas al descubierto (cualquier ataque le daba, ya que era el más alto), y el martinete giratorio, muy espectacular, pero no sólo requería estar tan cerca del oponente como para sacarle una espinilla, sino que era prácticamente irrealizable (giro de 360º frente a los 90º de Ken y Ryu). La única forma de acabar el juego con él era llegar hasta Bison con otro luchador, dejarse matar y continuar una y otra vez con el soviético hasta que la máquina se aburriese y nos dejase ganar. Claro que merecía la pena sólo por ver la siguiente imagen:

balrog.jpg
¿Qué esperaba, con esa pose a lo César Vidal?

Balrog (Street Fighter II’)

La revolución llegó mediante un simple apóstrofe, al permitirnos no sólo elegir a «las sombras», esos chapuceros diseños de segundo jugador, basados en toquetear el equilibrio y saturación de colores (hagan la prueba en photoshop) sino también escoger a los cuatro campeones mundiales (que luego supimos que eran enchufados, lugartenientes de Bison, algo así como la familia de Pajares) . Al fin se nos brindaba la ocasión de jugar con los poderosos Bison y Sagat, el escurridizo Vega (español tirolés) y… Balrog. En un juego en el que la mayoría de victorias se conseguían con salto y patada, alguien que sólo usara los puños no podía ir demasiado lejos. Sus golpes no estaban demasiado mal, pero como la mayoría de máquinas no contaban con seis botones, no había forma de hacer el derechazo, que precisaba de tres puñetazos o tres «patadas» pulsados a la vez. Me extraña que ningún movimiento anti-racista la montara por este claro ninguneo a los negros (el otro negro que salía, se limitaba a recibir una hostia por parte del rubio en la pantalla de título).

SSF2T_T._Hawk.gif
El Rey de Ibiza

T.Hawk (Super Street Fighter II)

Cuatro nuevos luchadores se enfrentaron a los doce viejos conocidos, y esta vez fue México el país damnificado. Fue todo un detalle incluir a un indio, máxime teniendo la lucha mexicana tan a mano, lo cuál hubiera sido más acertado en un juego de lucha. Lo que no fue tan cortés fue lo esencial del personaje, que no es hacer bonito en cromos y revistas, sino resultar jugable. Sus golpes eran aún más torpones que los del mejorado Zangief, y las modalidades de ataque especial seguían diagonales: de arriba abajo, de abajo arriba. Hay que ver la manía que tienen los indios de no atacar de frente. Por supuesto, también contaba con una presa super-demoledora al estilo del soviético, y por supuesto, había que dedicarle una tesis doctoral a su ejecución porque no te salía ni contra un enemigo inmóvil. En la peli de dibujos, por cierto, su participación se basa en ponerse chulo y ser derribado por Ken de un par de hostias. El Santo estaría abochornado.

kotr00.jpg
¿Qué más da a quién elegía la gente? ¡A los tigres se les veían los huevos! ¡Ha-la, cha-val, qué risas! ¡Te partías to’ la caja!

Perceval (Knights of the Round)

La contribución de Capcom a las leyendas artúricas no sólo asciende a la película Merlín el Encantador a la categoría de documental, sino que cuenta con uno de los mayores desequilibrios en la historia de los juegos de tortas. Mientras que Arturo era equilibrado y molaba por sí mismo y Lancelot, aparte de guapete y estilizado, repartía a una velocidad de vértigo, el pobre Percival parecía un animaluco al que habían puesto para sustituir a Conan en la noria, llevaba un hacha nada caballerosa y, aunque se suponía que una mangurriana suya valía por cuatro de Lancelot, su extrema lentitud y falta de agilidad lo convertían en carne de flanqueo. Además, no es que sus ataques tuvieran mucho alcance. Pobre del que estuviese de frente, sí, pero los demás lo tenían fácil para convertirlo en un alfiletero (en un juego en el que son todos saltimbanquis o tienen armas de mango largo, que te pueden dar un hachazo desde la ventana de su casa). Así las cosas, no es de extrañar que fuese el único personaje de los tres que no gozaba de las atenciones de Ginebra…

streets.jpg
Cuando hayáis encontrado a Adam, buscad también un zapato, un monje con el ojo vago y al malvado Odlaw.

Adam (Streets of Rage)

No es que fuera especialmente malo, es que Axel y Blaze eran insultantemente superiores. Adam era supuestamente más fuerte, pero no se apreciaba mucha diferencia con sus compañeros, al menos no tanta como para compensar su lentitud. Y eso que el motor de Mega Drive no permitía la misma jugabilidad que las recreativas, pero aún así el pobre Adam hubiese corrido el peligro de cobrar por parte incluso del pequeño Alex Kidd. Además, Axel llevaba una cinta en el pelo y Blaze era una tía buena, así que ¿qué aliciente ofrecía un hermano de Harlem para nosotros, los burgueses blancos? Debida su impopularidad, desapareció sin dejar rastro en las secuelas e incluso en la versión para Game Gear y nadie nunca lo echó de menos. Ahora eso sí, siempre que se habla del Streets of Rage con un negro, tiene que sacar a relucir a Adam. Os diré una cosa, comparado con Rocky Marciano, Adam era una caca.

sunset.PNG
A Wong Foo, ¡Gracias por todo!

Steve (Sunsetriders)

Seamos realistas: en el mundo del videojuego, importa más cantidad que calidad. Puede que un revólver fuese más rápido y efectivo contra jefes de final de fase (malos/monstruos finales), pero el desparrame de pelotitas de colores que brotaba de las escopetas de Bob y Cormano (para ti la rima) eran pura fiesta contra los incautos enemigos, a diferencia de los sosos y rectos disparos de Steve y Billy. En el extravagante caso de que un jugador eligiese a un pistolero, por aquello de hacerse el original o simplemente por ver qué leches hacía, se quedaba con Billy. Pues muy mal, porque su caballo era azul y el de Bob era rosa, mientras que el de Steve era blanco, como los de los héroes del oeste y las Barranquillas.

tower.png
Al pasar el trébole, el trébole, el trébole…

Enano (Dungeons & Dragons: Tower of Doom)

A este no es que no se lo cogiera nadie, es que el que lo hiciese no tenía la menor intención de avanzar en el juego. Si uno pretendía ir lejos sin lanzar conjuros, la opción clara era el guerrero, que era el que más vida tenía y el que mejor luchaba. Posiblemente porque era un guerrero, avezado en la lucha, mientras que la profesión del enano era… enano. Eso decía su contrato y así cotizaba en la seguridad social, de modo que su barra de energía era bastante mediocre comparada con la del otro. Sí, tenía más vida que la elfa y el clérigo, pero los otros lo compensaban con magia (y, sinceramente, luchaban mejor). En cuanto a su destreza con el hacha, ni siquiera los árboles se quedan tanto tiempo en el mismo sitio esperando a que les atines. Queda dicho.

kod.png
Adivinen qué dos miembros de esta subcontrata no tienen permiso de residencia

Enano (King of Dragons)

Una nueva decepción para quienes pusieran a sus mascotas nombres como Bifur, Balin o Bombur. No es que fuese especialmente malo, sólo que el potencial a distancia del elfo y el mago o la caña cuerpo a cuerpo del guerrero y el clérigo lo relegaban a un mediocre «ni chicha, ni limoná». Apuesto a que los únicos que alguna vez lo eligieron fueron aquellos que, movidos por el entrañable Gillius Thunderhead del Golden Axe, pensaron que el enano siempre era la mejor elección. En el Dúo Sacapuntas puede, aquí no.

Simpsons.jpg
«A mí no me preguntes, sólo soy una chica…»

Lisa (The Simpsons: Rescue of Maggie)

Digamos que, como personaje, Lisa no empezó a molar hasta bien entrada la serie. Y aún así, sus fans suelen ser las chicas, que suelen preferir gastarse los cuartos en juegos blandurris, tipo Tetris, Pang o Bust-a-move, dejando los de bofetones para los chicos. Partiendo de esa base, sería normal que Lisa fuese la más impopular del juego, pero es que además la pobre era una mierda pinchá en un palo. La comba resulta poco útil en la batalla (teniendo en cuenta que Marge llevaba un aspirador, tiene bemoles la cosa), muy corta de posibilidades y para colmo tiende a enrollarse en torno al cuerpo de la pequeña Simpson cuando hace un ataque especial. La dificultad del juego ya era de por sí endiablada como para encima rizar el rizo, así que por nosotros, ya podía irse la pequeña a buscar ardillas reticuladas (¡que sí, que sí, que eres muy re-ti-cu-la-da!)

hook2ft9.png
Primero risas, luego llantos

Pockets (Hook)

Este juego no llegó a ser un fenómeno de masas en España, como tampoco lo fue la película en que se basa. Pero si alguien se arriesgaba a echar cinco durillos, al menos esperaba amortizarlos partiendo algunas caras bucaneras, así que se iba a lo seguro: Peter. Que por si lo han olvidado, en la película es Robin Williams, no me imagino a alguien menos apropiado para la batalla (exceptuando a Mickey Rooney). Quizá, los más macarras se cogieran a Rufio (mala elección, ya saben lo que le pasa al final de la peli). Ace (mi favorito) y Carambola eran elecciones arriesgadas pero jugables, y finalmente el pequeño Pockets, cuyo equipo de combate consta de un temible yoyó y un imán para atraer hostias de enemigos, cumplía el papel de broma pesada por parte de los programadores. Reto a cualquiera a terminar el primer nivel con este personaje sin continuar ni una sola vez, sin ayuda de otro jugador y sin cobrar las 20.000.

gauntlet.jpg
Parece que intente escapar del juego desesperadamente

Merlín (Gauntlet)

El nombre no es casualidad: ¡se trata del legendario personaje! Es decir, el consejero del Rey Arturo, de nulas dotes guerreras e inexistente capacidad de defensa, pero amplia sabiduría. Cierto, su potencial mágico era excelente, pero dado que para utilizarlo tenías que recoger pociones (a las que se accedía a base de cepillarte monstruos y generadores a manojillo), resultaba tan útil como un personaje especialista en fases de bonus. Por lo demás, lanzaba una especie de bolas bastante flojas (debían de ser de barro) con las que tardabas una eternidad en destruir los generadores de monstruos, y en el cuerpo a cuerpo no sólo iba a cuerpo gentil, sin protecciones ni nada, encima se defendía a base de arañazos y tirones de pelo, como una loli cualquiera. ¿Que tú me llama’ puta? ¿Que yo puta de quéeee? Carne de youtube.

raphael.jpg
Tú no te molestes en saltar, Raphael, que no te va a elegir nadie

Raphael (Teenage Mutant Ninja Turtles)

Mientras que en los tebeos tenía todas las papeletas para ser el molón del grupo, en todo lo demás se decidió someter a Raphael a un ninguneo terrible. Mi madre, sin ir más lejos, siempre prefirió a Julio Iglesias. Una vez hecho el chiste idiota y facilón, y aportando como dato real el que a Raphael ni siquiera lo nombraban en el anuncio de los muñecos de Bandai, dar como razón que el pobre galápago tenía un rango muy corto de ataque, el cuál supuestamente compensaba con una mayor velocidad. Ni por asomo, ya que la diferencia entre él y Michaelangelo no era tanta, y los nunchakus de este último mantenían mejor a raya a los enemigos (aunque lo mejor era coger a Leonardo y dejarse de historias) Lo más seguro si escogías a Raphael (cosa rara, ya que guiado por la serie de dibujos no había NADA que motivase una preferencia por él, era un desustanciao) era que el Clan del Pie hiciera honor a su nombre y te llevases más coces que el domador de un centauro.

maniacmansion.jpg
Wendyfans, este finde voy a rescatar a la novia de mimejoramigo, os contaré mis wendyaventuras el lunes.

Wendy (Maniac Mansion)

Incluso en juegos más reposados y «de pensar» existen las discriminaciones. No me digan que nunca han sido la «pareja lastre» de un jugador en una partida de mus. O una de esas abominables partidas de trivial por parejas en un bar, con tarjetas sobadas y un 20% de las piezas originales (en cuanto aciertan la misma categoría dos parejas, la tercera se queda sin quesito de ese color). Pues en esta revolucionaria aventura gráfica de Lucasarts, en un plantel compuesto por gente que mola tanto como un rockabilly, un surfero, una punk o un cerebrito, una especie de Matilde Asensi adolescente no era precisamente la elección más atractiva. Jamás pensamos que fuera a sernos útil en el rescate de una animadora de manos de un científico chiflado en una siniestra mansión en lo alto de una colina. Quizás en la época actual y con un blog atractor de «mejores amigos masculinos» (comúnmente llamados «babosos» o «pagafantas») hubiese causado sensación, su interés hubiese aumentado. Claro que cualquiera de sus lectores se hubiese ofrecido para ir en su lugar a cambio de un buen abrazo.

SuperMarioKart.jpg
El que dibujó a Yoshi debía de tener mal día

Bowser y Donkey Kong (Super Mario Kart)

Dejemos de lado, por un momento, la cruda realidad de que jugar con alguien que no fuera Toad o Koopa Troopa era una estupidez. Según el manual de instrucciones, los pesos pesados eran más lentos, pero apartaban de su camino a cualquiera con el que chocasen, debido a su imponente tamaño. Lástima que para apartar a alguien de tu camino tengas que estar cerca de él, algo que con estos zotes, que conducían pisando huevos y convertían la maniobra tomar una curva en una pesadilla derrapante, era sencillamente imposible. No me extraña que luego, cabreados, se dedicasen a desquitarse raptando a la princesa.

end1kung_2.gif
Bienvenido’ al curso de lucha de Canduterio

Kung Lao (Mortal Kombat II)

Tras pasar de diez personajes a diecisiete y ampliar la gama de flipadas para rematar los combates, a Acclaim le salió un juego de lucha bastante bueno (algo que no era el anterior, ni mucho menos el resto de la saga), sospecho que por pura potra. Entre una gama de personajes bastante resultones y competentes, se encontraba el infeliz de Kung Lao, un monje shaolin que había robado unos pantalones a Vanilla Ice y el sombrero a un picaor de toros, se convirtió en el gran olvidado del juego. Simplemente nefasto, tanto en estética como metido en harina, lanzaba una y otra vez su afilado sombrerito, que reaparecía mágicamente en su cabeza, pues aquel era su único golpe aprovechable y, la verdad, bastante inferior a los proyectiles de cualquier otro personaje. Otras veces se ponía a girar en el sitio, emitiendo destellos azules, bastante ineficaz a menos que su oponente fuera epiléptico o propenso al mareo. Pese a su horripilante vestimenta y su extrema impopularidad (ni siquiera salió en las pelis, que eran un desfile de personajes sin ton ni son), siguió en las filas de Mortal Kombat en sus posteriores, repetitivas y aburridas entregas.

super-mario-bros-2-usa-characters.jpg
Lo nuevo de la Fura dels Baus

Luigi (Super Mario Bros. 2)

¿Quién mejor que él para ser el último en la lista de los últimos? Se suponía que su habilidad era el supersalto, pero nadie avisó de que sus frenéticos pataleos aéreos hacían imposible calcular bien el punto de aterrizaje. En lugar de seguir una parábola, sus saltos eran una indeterminación geométrica que tendía al caos, algo sobre lo que Ian Malcolm podría haber hecho la tesis doctoral. En cambio, la princesa ofrecía un mucho más útil y seguro planeo con sus faldas, Mario era más manejable y Toad cogía y lanzaba las cosas mucho más rápido (también era un poco ful, en honor a la verdad). Como punto positivo, al menos se representó al eterno secundario con su aspecto real: es decir, alto, flaco y chupabanquillos. Así pasó, que con tal falta de rodaje, en la serie de dibujos era un cobarde melindroso.

cadinosaurs.jpg
Mustapha: La única prueba de que la presunta discriminación en Capcom es infundada

Créanme que este merecido homenaje es lo más cerca que cualquiera de ellos ha estado del protagonismo, de modo que podemos detenernos aquí con el sentido del deber cumplido. Fuera de programa, y a título más subjetivo, podría hablar de Guy, Maki y Dean en las respectivas entregas de la trilogía Final Fight (Guy en el 3 sí era bueno), Bubba del Undercover Cops, Kano del Mortal Kombat, Pimple del Battletoads, Spar el patético y de tardía aparición hombre-planta del Breath of Fire II y cualquier personaje del Killer Instinct, que era una basura de juego. Todos ellos, además de los que aparecen reflejados en este artículo, se los dejo para ustedes, que yo prefiero a Sergio.

184 thoughts on “Los Marginados del Videojuego

  • Bueno, sobre Zangief, en realidad esa desventaja se torno en compensacion posterior en la version ultrahackeada pues sus poderes fueron aumentados adrede hasta con fuego saliendole de los pies y su giro ahora podia moverse. A pesar de todo tenia una patada larga y era cuestion de saber manejarlo mas
    Con Kung Lao es lo mismo, por ejemplo, la gracia de su debil sombrero es que se podia dirigir y por lo menos en la snes con un Liu Kang odiosisimo que solo sabia tirar sus putos rayos bajos y saltando como loco era infalible darle. Ademas Kung Lao explotaba facilmente un bug de la cuasi invencible Mileena. Y su teleport con patadita era mas efectiva que la de Rayden
    En Tekken me imagino que todo aquel que tenga poca patada sufriria.
    En Golden Axe, estadisticamente se elegia poco al barbaro, pues Gilius era muy fuertey la amazona tenia supermagia.
    Son brutos y debiles, pero estan alli para sacarles el jugo al final y demostrar que uno es bueno. Osea se puede considerar como un nivel extra el aprender a ganar con estos debiles caracteres

  • Ahora bien, el apreciar a estos personajes es mas bien propio de quienes tienen consolas o PCs con emuladores en casa, y tiempo libre de repasarlos, en su momento si se entiende que generaran colerones a los que solo acedian a los videojuegos por moneda o alquiler, como en el colegio.
    Los pokemones, bueno me imagino que los enanitos no atraian tanto como los grandes
    En los videojuegos deportivos, los equipos estan divididos por niveles de habilidades ascendientes, se sobreentiende que al elegir a los paises debiles se necesita mucha habilidad.
    En Macross de SNES obvio que todo el mundo manejara a Max, porque Hikaru y Miriya eran medio imprecisos en sus ataques, aunque la zentraedi tenia un rayote que a veces lo compensaba.

  • El enano del tower of doom era muy decente, mucho mejor que en el guerrero ya que en el tiempo en que el guerrero daba un espadazo, el enano hacia todo el combo entero, era rematadamente rápido atacando.
    El problema es que no es un personaje para novatos ya que su alcance es muy,muy corto, pero cuando dominabas la técnica del ataque que se hacia del ataque rápido en carrera, se convertia en la maquina de picar carne definitiva del juego.
    Sobre la cantidad de vida, empezaba con menos que la del guerrero, pero a mitad del juego le alcanzaba y acababa siendo el personaje con más vida del juego (sin contar el clérigo).

  • Excepto Ken, Ruy y Chunli todo el resto del reparto de Street Fighter es puro relleno, no nos engañemos. Si buscais competiciones internacionales del juego vereis que NADIE se pilla a otros precisamente porque son los únicos con los que puedes plantearte una mínima estrategia.
    Naaaa… Con Honda podías dar leña que te cagas porque era más versatil y móvil de lo que aparentaba. Entre el torpedo, las manazas y las presas que metía era un personaje bastante mejor de lo que la gente piensa.

  • hola k tal gente. A que nedie se escogia a cris Redfield en resident evil 1 todos cogiamos a jill por que tenia pistola y del juego fifa 2000 me acordare siempre de cerritos y cobaniasan no se quienes eran pero eran la mofa. Me he reido mucho con el articulo y los comentarios muy bueno.

  • Lo que comentas del Mario Kart, es completamente achacable al Diddy Kong Racing de la N64. Los más rápidos, son la tortuga y la rata, el resto o eran más equilibrados, que no es que se controlasen mucho mejor que los rápidos, o eran pesos pesados con los que no había forma de adelantar si los elegías a ellos.
    Y a Luigi le llegó su momento de gloria con el Luigi´s Mansion de GC, en el que para más inri, el que quedaba relegado a un segundo plano, era su hermano Mario, que tenía que ser rescatado por un Luigi que hasta entonces no había hecho nada por su cuenta.
    Viru: ya lo decimos los Calipo A en Brother Luigi

  • Y el Alone in the Dark 4? Ya en la pantalla de seleccion te lo ponen claro. Tia (q no me acuerdo como se llama): Tiene un oscuro secreto por desvelar. Edward Carnby: Posee un revolver. Mmmm a quien me elegire?

  • Hola Viru! has sido uno de los escogidos para continuar con el meme «6 cosas que me hacen feliz». Estoy seguro que sabrás como continuarlo, para cualquier cosa mira mi último post. Un abrazo!

  • ¿Soy el único al que el más paquete del Street Fighter II le parecía Guile? No sólo no lo cogía ni jarto vino (yo era de Blanka, y me cebaba con las descargas eléctricas que daba gusto), sino que siempre, SIEMPRE que me tocaba como adversario, me lo cargaba en dos soplidos y mientras leía el periódico y me preparaba un sándwich. Luego leí por ahí que algunos lo consideran el mejor del juego (????).

  • La de dinero que me dejé yo en los recreativos de El val o en los que había casi al lado de la ruina.Ambos en Alcalá.
    De las recreativas que has puesto creo que he jugado a todas,pero mi favorita era «El castigador».Siempre elegía a Nick Fury,el gran olvidado del juego.

  • Del Sonic, más que Knuckles, yo diría que el marginado era Tails porque precisamente a Knuckles le crearon porque Tails era un zote que no aportaba nada. Movía las colitas y volaba pero tampoco te permitía un supervuelo que te llevara a zonas altas o desconocidas, mientras que Knuckles podía escalar. Cierto es que ninguno de los dos le podía hacer sombra a Socic, pero Tails era un auténtico Quique.
    PD: Reconózcolo, jugando al SF II, como era un torpe, siempre jugaba con Honda y Zangief porque eran los únicos a los que tenía localizados los ataques, por más que me contaban como hacer los ataques de todos los luchadores.

  • Estoy de acuerdo con los comentarios defendiendo al enano del Tower of Doom. Si sabías manejarlo hacías muchísimo daño, además en la segunda parte tenía dos golpes especiales que no tenía el guerrero (una plancha aérea y atacar muy rápido con el hacha).
    En la saga Streets of Rage el discriminado era Max en la segunda parte, no Skate, su lentitud era horrible pero si conocías sus llaves podías aprovecharlas para usar al pobre infeliz que la sufría para golpear a sus compañeros.
    En el Sonic 3 Tails tenía una ventaja mostruosa sobre Sonic y Knuckles, podía nadar por lo que podías evitar ahogarte en las zonas acuáticas saliendo a la superficie.
    El personaje birria del Mortal Kombat 2 era, en mi grupo de amigos, Jax (si, el negro otra vez)

  • Es cierto, en Sonic 3 Tails no era el marginado, porque aparte de nadar y volar cuando va solo, en modo dos jugadores podía incluso transportar a Sonic por el aire.
    Además, en modo dos jugadores era inmortal, así que lo podías usar en plan suicida total, cosa que no se podía hacer con ningún otro.

  • Si me decis eso de Tails, retiro lo dicho!
    Más que una opinión mía, era una opinión de los críticos de la revista Superjuegos (joder, tengo una revista de hace 14 años…):
    «Lejos de ser un mero satélite de Sonic (como el pesado de Tails), Knuckles ha desarrollado habilidades que le convierten en una auténtica máquina…»
    Lo que no recordaba era eso que dice Sergio de que le podías encomendar misiones suicidas,jajaja.

  • Lo que sabía hacer Wendy era escribir a máquina. Los que tocaban el piano eran Syd y Razor, y eso te servía para ganarte la simpatía del Tentáculo Verde.

  • Normalmente en un beat ‘em up es predecible quién es el marginado: si no es el machote atlético o la piba buenorra, suele estar o exageradamente desequilibrado, o… equilibrado y sin gracia. En los RPGs japoneses hay montones de estos, y particularmente Final Fantasy parece tener un vicio absurdo con meter al menos uno en cada juego (con apariencia ridícula, encima…). Valgan como ejemplos Cait Sith en Final Fantasy VII, Quina Quen en FFIX (en serio, ¿qué es esa maldita cosa?) o, hum, la totalidad del reparto de FFVIII.
    Me cabrean tantos bits inútiles metidos en un disco o en un cartucho.

  • Solo los malos jugadores de SFII dicen que hay malos jugadores. Bueno, aceptamos Zangief como zote supremo (atrás, salto-patada… y te hacías 2 perfects sin despeinarte)
    Y, por cierto, a pesar de lo que digáis, el mejor siempre será Guile. Lo que pasa es que sois una pandilla de hippies: véis un uniforme y os ponéis nerviosos. Tenía muy buenas patadas, barrido cojonudo, los puños hacían mucho daño y tenía un montón de presas que quitaban un cuarto de vida. En concreto, tenía una sentadilla que hacía en el aire, cogiendo al enemigo en medio de un salto (saltar junto el rival, abajo y puñetazo fuerte??) que era demoledora.
    Pero claro, como la gente solo jugaba con patada y puñetazo fuerte pues todo el mundo flipa con Ryu y Ken. Porque son personajes hechos para que se pase el SFII Corky, o incluso el negro de Cuatrosfera.
    Tomad nota de esto: el SFII tiene 6 golpes por jugador. Si os agobia tanto botón, jugar al Track & Field con el mechero, que seguro que se os dá mejor.
    O mejor iros al Pang, o al Tetris, nenazas.

  • ¿Guy? ¡No jodáis, si era cojonudo! Yo al que jamás me cogía era a Haggar.
    Y proclamo a los 4 vientos: yo sí me elegía a Steve en el Sunsetriders, porque su caballo era el que más molaba. Aunque supusiera jugar a 10 centímetros de la pantalla y escorado 45º respecto a la pantalla.
    Otro marginado para mí era Ojo de Halcón, tanto en el Capitán América y los Vengadores como en Spiderman (¿qué pintaba en ese juego?).
    Está claro que los jugadores poco equilibrados resultaban frustantes, como en el Windjammers; elegir a la chica (rápida y flojucha) o al alemán (un mastodonte artrítico) era un suicidio.
    En el WWF Wrestlefest, teníamos el extraño caso de Million Dollar Man, uno de los mejores en el modo parejas pero absolutamente discriminado en el Royal Rumble porque no tenía ni una sola llave capaz de echar al rival de ring.
    Y cómo no el Soccer Brawl; sinceramente, ¿alguien se eligió más de una vez un equipo que no fuera Japón o Corea, con el tiro especial tan chulo?
    P.D.: lo que dicen por ahí de Guile… ¡mentiras! ¡Mentiras y calumnias! Si sabías manejarle era sencillamente invencible a dobles (y enfrentarse a él en 6º lugar no era moco de pavo tampoco), sólo que a mí me molaba más Ryu.
    Por cierto, esto me ha recordado… en el Street Fighter II los primeros 7 enemigos (los personajes seleccionables) sólo podían salir en unas posiciones determinadas, ¿recordáis cuáles eran? Yo recuerdo que Guile sólo podía salir en posición par, que Honda siempre salía antes que Ryu, que Zangief era el combate 3 o el 5…

  • Cuidadín! Supongo que hablamos del Zangief del Street Fighter II y el Street Fighter II Turbo verdad? Luego, tanto en el Super Street Fighter como en la saga de los Alpha’s, Zangief era una máquina de matar, mi personaje favorito y con el que machaco a todo kiski al mas puro estilo 360ª!
    A ver que tal ahora el Street Fighter IV…
    Un Saludo!

  • debo ser el único del mundo que se lo pasaba de lo lindo en el mario 2 con Toad, Luigi siempre fue mi favorito, pero era una mierda. Y Mario, pfff… y la princesa prfff. Me dedicaba a sacar monedas como un bruto con Toad para ganar más vidas al final de cada pantalla y luego darle una indigestión a la rana

  • No solo Zangief era desesperante aunke cuando conestabas una patada voladora o un suplex molaba bastante, Dhalsim era tan lento ke tocaba los c…nes al menos tenía un buen par de movimientos lo único ke le puedo salvar.El ke se haya pasao el street fighter II con todos a la primera con Dhalsim sencillamente es Dios jugando al street fighter II rima ya de paso jeje

  • Excelente artículo, sí señor.
    Mi aportación es la siguiente:
    -Devil May Cry 2: Lucía. Vaya chasco de pnj, cuando todos creíamos que el nuevo pnj de DMC2 sería Trish van y se sacan a esta tía de la manga, que ni tiene carisma ni nada, y además sus ataques son bastante flojos. La salva que se puede transformar en «demonia», y aún así. También incluiría a Dante, porque realmente este juego es una castaña en todos sus sentidos, pero bueno…
    -Soul Calibur 3: Rock (muy lento y ataques de pacotilla), Voldo (incontrolable), el reptil ese, no me acuerdo de su nombre (ataques de muy poco alcance). Siegfried y Nightmare, a pesar de ser algo lentos van muy bien y tienen carisma. Ah, Yoshimitsu va mejor en este juego que en los Tekken.
    -Final Fantasy: del VIII al de la escopeta (no estoy fino con los nombres hoy), que sí, que era muy chulo, pero vaya ataques, le salva que en este FF el pnj importa poco, ya que las magias son las mismas para todos, y además le enchufas un GF y no parece tan malo; del IX a Quina, esa especie de rana cocinera… que menos mal que es opcional. Yo la pillé en la primera partida que jugué, pero ya nunca más; del X Rikku, que sí, que es muy mona y muy risueña y todo lo que queráis, pero tenía la vida y la resistencia muy baja, y para subírsela hasta un nivel decente tenías que utilizarla más de lo apropiado y la mataban enseguida, además, sus capacidades de ataque son nulas. La salva el poder utilizar los remedios albhed y su ataque especial de combinar dos elementos de su inventario; también del X Kimahri, que aunque lo podías evolucionar en lo que quisieras (yo siempre lo hacía mago, por aquello de tener dos magos en el grupo) no llegaba a calar del todo en la gente y le faltaba carisma. Por otra parte, Selphie, del VIII, no me parece tan mala, los nunchakus son una huena arma y sus límites son de los mejores.
    -Baldur’s Gate I y II (PS2): los enanos respectivos. Muy limitados en cuanto a combos se refiere y muy parejos en cuanto a vida con guerreros y arqueros.
    -Champions of Norrath II (PS2): los magos, a pesar de tener hechizos muy pontentes son una nulidad en el cuerpo a cuerpo, muy escasos de vida, tienes que estar todo el rato dándoles pociones de vida y de maná para poder atacar. Son mucho mejores los clérigos altos elfos, magos y guerreros a la vez.
    Bueno, seguro que se me olvida algún juego de los que tengo, pero creo que estos son los más representativos. Saludos!!!

  • Guile es malillo en Street Fighter EX3, en los anteriores era bastante decente. Tanto él como Dhalsim tenían ataques que valían la pena (y algunos, de proyectil). Zangief ni eso, aunque a partir del Super Street Fighter II ya lo fueron adecentando.

  • Guile es Dios y en el Street Fighter II se comía el M. Bison su patada relámpago y estoy hablando del último nivel de dificultad

  • «¿Alguien se acuerda de Rasputín de World Heroes? jejeje»
    Ey, que yo me pasé ese maravilloso juego con todos y cada uno de sus personajes!!! Incluso con esa aberración de Hulk Hogan….

  • Eh, eh… Zangief fue el jugador con el que llegué más lejos en el Street Fighter… ¡¡llegué hasta la pantalla de después de cargarte el coche!! Si es que siempre he sido bastante moñas pa los videojuegos, jejeje. En los vicios del barrio cuando a alguien le tocaba un rival chungo me invitaban a una partida a dos players pa facilitarles el tema.
    Por cierto, no recuerdo haber visto nunca el final de Dhalsim… ¿a alguien le suena?

  • ¡pues yo con el personaje que más lejos llegué con el Street Fighter fue con Zangief! Y no pasé de la pantalla de después de cargarte el coche. Es que siempre he sido bastante moñas con los videojuegos, jejeje. En Los Vicios de mi barrio, muchas veces me invitaban a una partida a dos players para tener más opciones cuando al que estaba jugando le tocaba un rival chungo.
    Por cierto, ¿alguien vio alguna vez el final del Dhalsim? A mí es qu eno me suena.

  • Yo también era de los raros a la hora de coger personajes. Mientras todo el mundo se peleaba por la momia, en el capitan commando yo me cogía al ninja. En todos los juegos de yo contra el barrio, siempre me cogía a la gachí de turno (claro que Blaze en Streets of Rage 2 era la parte panas por excelencia…), en golden axe, siempre Tyris, en Cadillacs & Dinosaurs igual, y en el King of Dragons, el Elfo, que era la tía del juego…
    Recuerdo que jugando al Street Fighter Alpha de supernintendo, teníamos un colega soplapollas que siempre quería jugar con Akuma. Yo, con el beneplácito de los colegas que observaban la jugaba agarré a Zangief, y le casqué un doble perfect que desató tales gritos entre los colegas que pareció un entremes del España – Italia del otro día…

  • Yo vi el final de Dhalsim en Super Nintendo. Habiendo demostrado que era el más fuerte, se retiraba a su tierra natal para meditar. Luego salía comiendo nosequé con un niño.
    En la máquina el niño era su hijo y le preguntaba que quién era el de la foto en la pared (donde se ve a Dhalsim campeón). El luchador contesta «Tu padre, en una de sus anteriores vidas».

  • En casi todo de acuerdo menos en el Mortal kombat. Yo siempre me cogía al del sombrero (nosotros lo llamábamos el mexicano loco, siempre poníamos motes y nunca nos aprendimos bien los nombres) y me fundía a casi todos, incluso a ese que era de humo y quitaba pila de vida con una red cybernetica o no se que movida, hablo de memoria.

  • el killer instinct una mierda de juego? Es un juegazo, complicado y profundo como pocos juegos de lucha, y donde realmente gana el que más sabe. Me dan ganas de hacerte un ultra combo de 80 sopapos con la orchid o sabrewulf hasta que pidas perdon

  • Yo tambien creo que Killer Instinct era un juegazo. El resto del articulo me ha gustdo mucho y estoy de acuerdo.
    Un salido

  • Pues yo me elegía siempre a Adam en el Streets Of Rage y ha sido con el que siempre me he pasado el juego y en el Super Mario Bros 2 también el Luigi con esos saltos descontrolados, en cambio a la princesa y al Toad no los quería ver ni en pintura. Y en el Cadillacs & Dinosaurs siempre Mustapha era DIOS, para mí los negros eran los mejores en los juegos de lucha callejera.

  • Yo añadiria a Guy del clasico Final Fight:
    Haggar era el mastodonte, hacia llaves guapas y metia mas que los otros, ademas era el padre de la chica.
    Cody, era el guaperas el personaje equilibrado, podia apuñalar y era el novio de la chica.
    Y Guy? Si, vale, vestia como un ninja, pero el mas debil, no duraba un suspiro… su personaje parecia el de pagafantas.

  • Pues yo tengo que hablar bién de Balrog en el SF2 «loco» ¿Os acordáis?, ese que todos los personajes se movían a una velocidad de la hostia y tiraban bolas como la de Ryu y Ken.
    Pues bién :Balrog era jodidamente IM-PA-RA-BLE. Cuando soltaba un puño de esos con carrerilla al mismo tiempo soltaba dos bolas y aunque el contrario se estuviera cubriendo si lo pillaba le quitaba media vida de una hostia y encima lo dejaba atontado.

  • Pues en el caso de mi pueblo, en el CAPTAIN COMMANDO, había hostias para ver quién se cogía el ninja cuando se jugaba a dobles. Mismo caso ocuría en el CADILLAC con Mustapha 8yo era más de Jack) y en el WARRIORS OF FATE con el petao que hacía suplexs en plena época feudal japonesa, Kassar. Yo sencillamente me pillaba a Subutai, que llevaba espadita, armadura y coletita molona.

  • SF2: no llegué a usar mucho a Zangief, pero Dhalsim me parecía muchísimo peor. En los Alpha, Zangief es la puta máquina (aunque mi personaje fetiche siempre ha sido Dan, con el cual tengo mi récord de máxima puntuación en el Alpha 3). Y su ataque no es de 360º sino de 270º :P. Guile me parece bastante malo por tener dos ataques especiales de carga, algo que odio profundamente en un videojuego de pelea porque limita los combos, incluso en ataques con búffer (cosa muy usada en los KOF, por ejemplo). En los Alpha lo terminaron de empeorar, poniéndole de carga hasta las supers. Claro que yo soy muy de usar especiales, no de golpes simples y llaves estándar.
    Captain Commando: yo siempre fui del capitán, y su esplendoroso ataque de fuego que llegaba hasta casi media pantalla (Shtrom Jr. fenece rápidamente ante este ataque). No me parece que el bebé sea un marginado, pero sí es al que menos me cogía. Era gracioso cuando se montaba en uno de los robots: un bebé montado en un robot que a su vez estaba montado en otro robot. ¿Cómo se supone que puede un bebé manejar eso con dos palanquitas?
    Cadillacs and Dinosaurs: Mustapha no era tan bueno; yo prefería a Jack y a la tia, sobre todo a Jack (el especial abajo-arriba+puñetazo de la tía era el mejor; el único con rango horizotal decente). El verdadero marginado era Mess.
    SOR2: Max era LA PUTA MÁQUINA. Para mí es el mejor del juego con diferencia (me llegaba hasta la 5ª pantalla en el nivel Mania sin perder ni una vida), es increíble la cantidad de daño que puede hacer (ooh, esa cogida que daba 5 hostias y que quitaba el 75% de la barra… y ese suplex durante el cual, debido a un bug, recibías puntos por cada vez que pulsabas el botón mientras estaba en el aire…). Su falta de velocidad se podía paliar haciendo constantemente el ataque adelante-adelante-puñetazo, el cual, además, servía muy bien como iniciador de combos cuando sólo pegaba de refilón.
    Final Fantasy: sí, hay muchos personajes muy mierdas, pero otros sorprenden bastante. A mí Setzer me parecía un truñaco hasta que comprobé que el arma de los tres dados no disminuía el daño al usar la Ofrenda. BRUTAL. Mog era curioso, aunque no era ni muy bueno ni muy malo. Irvine no me parecía malo dentro del ultra-truñismo del FF8 en general, las balas antitanque funcionaban muy bien, y las rápidas aniquilaban rápidamente a los enemigos en Resistencia 0; por ahí han mencionado, y no sé por qué, a Aeris: sus primeros tres límites son basura, pero los demás son la polla. Gracias a eso me paso el disco 1 casi entero sin usar apenas pociones, posadas ni curas de ningún tipo (lo que permite, además de ahorrar turnos, gastar alegremente PM en ataques más bestias), por no hablar del tremendo «Marca furia» -patético nombre-, tal vez el mejor límite del juego si se sabe usar bien. Al que dice que Vincent era malo, pues… bueno, depende de cómo juegues. Sus dos primeros límites están entre los mejores de esos niveles, pero los otros dos no tienen nada que hacer al lado de LluvMeteó, Catástrofe o Hado de los Vivos, por ejemplo. Si juegas a coger rápidamente los límites, como hacía yo, sí es bastante truñete, pero si vas normalmente y cuando te lo encuentras tienes aún los límites de nivel 1 y 2, es muy competente.

  • A todas estas, existe alguien que en el 93-95 llamase a Guile «Gail»? Creo que toda una generación se crió con nombres en inglés escrito que nunca fueron capaces de rectificar (yo sigo diciendo Guile en vez de «Gail», undo en vez de «andú» y un largo etcétera de términos y nombres castellanizados por culpa de aprender ingles con la informatica-videojuegos).
    Viru: yo igual.
    Weekomentario al Kanto: Yo alterno entre Guile y Gail porque he visto la peli de dibujos muchas veces.

  • Guile siempre será «Guile» y no «Gail», eso hasta la muerte, jaja.
    En mi barrio, a Sonya, la del Mortal Kombat (que por su condición de mujer también era un poco marginada por el público masculino, porque si te la cogías todos a tu alrededor decían «ah, que mariquita, se ha cogido a la tía»), no la llamábamos «Sonia», sino «Sonlla»…
    Weekomentario al Kanto: Aunque la voz dijese Sonia, normal. También se decía Subcero, no «Sabsiro», Rayden, no «Reiden», Kano en vez de «Keino» y Yoni Caje, no «Youni Queich», pese a que nadie decía Nicolás Caje.

  • Genial artículo, ¡felicidades!
    Para mí uno de los peores personajes ha sido siempre Tails en Sonic 2 (Mega Drive). Posiblemente el mejor juego de Sonic al que he jugado, pero de verdad que lo de ese apéndice no tiene nombre. Cuando jugabas con Sonic molestaba una burrada ir viendo cómo el jodido zorro naranja atravesaba la pantalla como un poseso para encontrar una muerte sin contemplaciones.
    Eso sí (y en respuesta a RED-LENIN), yo sí que luchaba con Krilin. Quizá es porque tengo debilidad por las causas perdidas (mi personaje favorito de El Señor de los Anillos es Boromir…), pero sigo utilizándolo siempre que juego a algún Dragonball.
    Un saludo.

  • Alguien se ha metido con el coche morado del F-Zero y me ha tocado la fibra sensible! Vale que la aceleración era más que penosa y en las salidas te pasaba todo cristo, pero aun así era el mejor de los 4 con diferencia: tenía una punta bestial, era el más manejable y el que más tiempo mantenía la super-velocidad. Remontar era cuestión de tiempo. Con él me pasé la King League en modo experto, con aquel circuito de fuego al final…
    En el mario kart era de los que cogía siempre a Toad. Y sobre el Street Fighter, creo que la gente odia a Guile porque para hacer el sonic boom había que dejar apretado atrás 2 segundos, con lo que hasta el más tonto se daba cuenta de tus intenciones, frustrándolas cruelmente con su mejor patada voladora. Siendo el hadoken tan fácil de hacer, no hay color.

  • Estaría bien un artículo de los más odiados de los videojuegos, el primero yo creo, que más que nada por estar de actualidad sería Raiden el fulano ese del metal guear 2, si al menos hubeira sido el raiden del mortal kombat…..
    Lo de M. de Mister Bison es una mentira como una catedral, me aprece que significa mayor bison, debe ser verdad, porque a mi me lo dijo un gitano que iva conmigo a clase y cuando te veía jugando te decía que te compraba la partida por 15 pts.¿Qúe habra sido de él?……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.