Juegos y juguetes: Take Your Daughter to the Slaughter

Bajo este imaginativo nombre se encuentra uno de los juegos más antiguos del mundo: inventar una historia a partir de ciertos elementos dados. Por ejemplo, existiendo el terrorismo, la guerra bacteorológica y la Coca-cola de dos litros, tenemos la historia del terrorista agradecido (no compres coca-colas de dos litros durante los próximos seis meses…). Y existiendo los términos “novia”, “pueblo” y “fin de semana”, la historia “claro que tengo novia, en el pueblo, la veo todos los fines de semana” es fácil de sacar (ahora, que alguien se la crea…).
Por tanto, la mecánica de Take Your Daughter to the Slaughter – El Engendro (Yggdrasil Games) es tan sencilla como la vida misma. Existen unas cartas que representan puntos fijos de una historia en cuatro categorías (Personajes, Armas, Acciones, Varios) y que iremos jugando conforme avance nuestra improvisada historia, con la condición de espaciarlas un poco (menuda gracia tendría el juego si empiezas y sueltas “esto era un LOCO que cogió un CUCHILLO, MATÓ al CURA de NOCHE” y terminas en medio minuto). Cada vez que uno diga una palabra que se corresponda con la carta de otro jugador, ese jugador la juega y toma el relevo de la historia.
Otra forma de hacerle un tapón al narrador y llevarse la historia a canasta propia (las metáforas deportivas dan sensación de amplitud de conocimientos) es hacerle preguntas del tipo “Pero… ¿el policía iba armado?” para intentar que diga PISTOLA, carta que tienes en la mano. Lo malo es que a la tercera partida nadie pica, y más te vale hacer preguntas con picardía, porque el narrador es capaz de decir que el asesino apuñaló a la estudiante con una BAGUETTE DURA, con el consiguiente cabreo por parte del que lleva comiéndose la carta CUCHILLO toda la partida.
La última baza consiste en utilizar unas cartas especiales que permiten robarle la historia al narrador si utiliza una carta de una categoría determinada, o cuando haya jugado tres cartas seguidas. Estas cartas podrán ser usadas como comodines en caso de terminársete las cartas normales de narración.
En cuanto al final de la historia, te ha sido entregado de una baraja aparte al principio de la partida, con lo cuál tendrás que haber ido encauzando la historia hacia tu final a fin de que tenga algo de sentido. La pega es que muchos de los finales acaban por no casar ni de coña con lo que se ha estado contando, por no hablar de las bromas endogámicas que los creadores del juego metieron (El loco se salió del juego y persiguió a los creadores de Take your Daughter en plan Benny Hill), y que la primera vez que salen dan mucha risa por lo surrealista, pero francamente acaban cansando y rara vez se consigue llegar a ese final sin hacer una pirueta final que se salga de la historia por completo.
Hay cartas que son una auténtica putada, y es común entre los jugadores experimentados el acuerdo de ampliar su significado a palabras similares. Por ejemplo, LOCO, CHIFLADO, SONADO, VOLAO… Las cartas putada más comunes son las siguientes:
Patada en los Cojones. Se puede emplear también como sinónimo de algo que sienta muy mal a un personaje de la historia.
Explosión Craneal. Si la tienes tú y cuentas la historia, vale. Como esperes que alguien lo diga…
Comerse los intestinos. En fin, algo que tiene cabida en cualquier historia. Lectores asiduos de Viruete.com no deberían tener dificultad para meterla incluso en sus versiones de El Conde Lucanor para el instituto.
El Payés. Pues eso, que o vives en Cataluña o no vas a decir eso en tu puñetera vida, y nadie tiene por qué condenarte a perder la partida por ello, al igual que nadie debería reprocharte que creas que el pastor que se caga en el belén es “Caganet”.
Otras cartas como “cínico”, “protagonista” o “el Gran Chtulhu” también te pueden complicar la vida cosa mala. Mayormente porque hay quien no sabe qué significa lo primero, cómo encajar lo segundo (ninguna historia describe a un personaje como “protagonista” en medio del nudo) o quién cojones es el tercero.
En fin, una patochada muy recomendable para esas horas de asueto mañanero en una fiesta que en principio iba a ser salvaje y llena de alcohol y sexo y termina siendo una jornada tranquila alrededor de una mesa y con KISS FM de fondo.
Algunas historias resultantes en partidas en las que he estado presente:
Caperucita Roja contra la Logia de Lobos Masones por el control del bosque.
El Hotel Manicomio cuya suite está ocupada por un tipo tan chiflado que todos lo llamaban “El Loco”, y su novia la enfermera travesti zombie al rescate.
Un jubilado pasea por un tranquilo parque de su retirado pueblo. Un torbellino de subterfugios y engaños culmina con Steven Seagal haciendo equipo con un narcotraficante cubano para derrotar a los Latin Kings y los Ñetas, que provienen del espacio exterior y luchan enviándose a sus respectivas criaturas capturadas en el espacio. Aparición estelar de Matilda May como el Especímen 257, un vampiro del espacio.
Bienvenido a la Gran Fiesta de los Monstruos. El Gran Cthulhu duerme la mona en un sofá de proporciones inenarrables mientras sus compañeros monstruosos disfrutan de la música, copas y canapés. Pero el hielo y la carne cruda se acaban, y el Conde Vorlfoff tendrá que bajar al pueblo y enfrentarse al carnicero local, reconvertido en cazador de lo oculto.
Una pareja de Testigos de Jehová decide tomar cartas en el asunto cuando el edificio que visitan resulta ser la guarida de muchos y variados vecinos diabólicos.
Una tranquila sobremesa de mus en la tasca del pueblo se convierte en un cruce de caminos e historias secretas personales. El padre del boticario vuelve de entre los muertos para ayudar a su hijo a evitar el renacimiento del mal a partir de los sacrificios humanos efectuados por un deshollinador loco que ansía destruir el mundo.
Las locas peripecias de un grupo de ladrones compuesto por un cerebro, un atleta, una inconformista, un carnicero y una anciana bipolar.

23 thoughts on “Juegos y juguetes: Take Your Daughter to the Slaughter

  • Este post me recuerda a esos de Poderfriki que explican juegos bizarros para practicar sin la compañía de un adulto; ¿qué carajo es un payés?
    Por cierto, se me olvidó agradecerte hace tiempo la visita y comentario que hiciste a nuestro blog; digo nuestro porque hemos incorporado novedades varias que podrás leer en los dos últimos articulos publicados. El día que aprenda a usar Menéame no volveré a hacer spam, lo juro. Gracias Wally Week :$

  • Podría hacerme una camiseta con la dirección del blog, pero pa que no se borrase el dibujo al lavarla me costaría un dinero que no sé si estaría dispuesto a pagar.
    Lo que me preocupa en mi parentesco a Santiago Segura es la cantidad de pelo que sigo perdiendo, por fortuna las maquinillas de corte son un milagro.

  • Hay un juego parecido en el sistema, pero nada que ver en el trasfondo. En este tienes que ahcer una historia, pero de las tipicas de cuento de hadas. Si eres un monitor y tienes que entretener a los crios antes de que decidan atarte a un caballo al reves y prenderle la cola al bicho, el juego es muy socorrido, pero si te terminas juntado con 4 amigos y una caja de tercios (de la marca que a usté le convenga), la hitoria puede terminar con:
    Un principe pervertido convertido en pajaro por tirarse a su madre que intenta librarse de su maldcion tirandose a una princesita que resulta ser una guerrero Nv 20 y que su hermana es la bruja, y el padre satan, que aparezca soldados (en este caso eran stormtroopers…) y que se pongan a disparar con ballestas al personal y todos muertos.
    “Por aqui paso Sir Lancelot” dijo un amigo…

  • Yo también he jugado a este juego, tanto al de Bring Your Daughter como al de las hadas. La verdad es que son juegos para un rato, pero más de dos horas jugando acaban con la peña sobada, o tirándose a la bebida, Además es imprescindible jugar con gente con un mínimo de imaginación y ganas de contar paridas, porque si juegas con alguna gente con la que he jugao yo, te dan ganas de darte cabezazos contra la pared.

  • Que gran juego. Las tres primeras partidas fueron increibles! A partir de ahi la cosa siempre acababa degenerando en historias sin ton ni son, cuya unica meta era evitar mencionar cualquier carta del juego que no fuera tuya.

    Por cierto, un payes es un GAÑAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN!!!!!

  • Diossss… jugue a ese juego hace ya tiempo y lo llevo buscando desesperadamente. ¿Alguien sabe donde podria encontrarlo?

  • si os mola el juego, un colega ha hecho una version basada en cine negro… esta para bajar en el emule, pongo aqui la direccion:
    ed2k://|file|Blacknights-juegodecartasnarrativo-Rol-cinenegro-spanish-libre-inmundiciakid-detectives-balas.rar|5806718|8550FB70A4FA5F7DADE03F9C0EC3F165|h=V7MLT2EAGJPKFC2K7ODYGETXZOEJE2D5|/

  • Un payés es un campesino en Cataluña, en realidad se dice pagés pero los castellanos dicen payés te da cuen?
    Conocía a los que hicieron el juego, también hicieron el Espada y Brujería, un libro para hacer roles en vivo. Nunca entendí como una editorial que empieza publicaba unos juegos tan minoritarios y poco comerciales, eso sí estaban bien pero cuando una empresa empieza necesita que le inyecten pasta, claro, al tercer juego ya cerraron.

  • Ya, ya, si aunque no supiera lo que es un pagés (payés), el dibujo de la carta es bastante esclarecedor. A lo que me refiero es a que nadie va a decir la dichosa palabrita a menos que viva en Cataluña o periferias, y que por tanto esa carta se utiliza con amplitud de significados para que al que le toque no se le enquiste en la mano.

  • Está complicado el asunto. Yo lo encontré en una librería de Madrid, en plan saldo (a 6 euros) y se lo compró un amigo mío. De todas maneras, no es difícil fabricarse uno propio, y eso siempre aporta la novedad de poder quitar cartas y meter nuevas.

  • Yo lo que me pregunto es por que siempre me sale a mi el jodio cinico, que me sienta como una patada en los cojones. Sera alguna clase de maldicion lanzada por una ex-novia en una noche de luna llena?

  • Pues vaya saldo colega, si en un Exopocómic (aun se llamaba así) lo pillaron los del club de rol a mil pelas…
    Jo,es que fabricarme cosas hace que quiera fenecer. Tengo un +4 en vaguería

  • “Una pareja de Testigos de Jehová decide tomar cartas en el asunto cuando el edificio que visitan resulta ser la guarida de muchos y variados vecinos diabólicos.”
    Mejor que los vecinos sean adoradores de Chthulhu y posean una copia del Necronomicon…
    Joder que gran argumento para un corto casposo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *