LOS MONCHITOS


Éste artículo iba a ser sobre snacks. Sobre muchos tipos de aperitivos de estos que venden en cualquier tienda
de chucherías, hoy día copadas por los chinos. Pero he aquí que realizando la investigación, me di cuenta de que hay un snack que por sus características no sólo debía ocupar un lugar destacado en el artículo,sino que merecía un rincón especial dentro de viruete.com. La tentación fue demasiado grande, y cedí como el pecador que soy.


Amigos…

HE AQUÍ LOS MONCHITOS

Monchitos es uno de los snacks más longevos de la casa Pegui, que no tienen nada que ver con la madre de Matrimonio con hijos. Si así fuera seguramente habrían sido retirados del mercado hace bastante tiempo, pues todo lo que se cocine en casa de los Bundy es potencialmente peligroso. Recuerdo que en su día Pegui tenia bastante presencia en el mercado, pero poco a poco se fue quedando en nada, y al final sólo ha quedado su producto estrella. Lo que no deja de tener su mérito: Estamos hablando de una casa cuyo buque insignia tiene un envoltorio más horrible que la cara del tío de Robocop que se cae al ácido. A todo esto, el reverso del envoltorio nos indica que Pegui es una compañía de FORCE S.L., que no es una discográfica de jevi.

Los Monchitos son, como su nombre claramente indica, arroz inflado con sabor a jamón. Básicamente son Crispies con potenciador de aroma E-6201, que les otorga ese sabor que tienen los productos “al jamón” pero que en realidad no se parece demasiado al sabor del jamón de verdad. Ha pasado como con Fuentes, que nos hemos ido acostumbrando a lo malo. Y no, no tienen nada que ver con el horroroso muñeco de José Luis Moreno. Yo si viera el careto de Monchito en una bolsa de guarrerías… bueno, para ser sincero, me compraría una, por la aberración. Y después haría un artículo, fijo.

E centro de la bolsa lo ocupa UN MONSTRUO púrpura que se está comiendo lo que parece ser un jamón entero. Para que le quepa la pata entera en una mano y en la boca deducimos que debe ser enorme, de al menos 3 metros de alto, y debe dar unos 1.500 puntos de experiencia, digo yo. ¿Es este monstruo uno de los Monchitos? ¿Tendrán algo que ver con los Monkikis?

Sin embargo, la parte más mítica de los Monchitos, por los que han pasado a la leyenda, no es el monstruo, sino la afirmación de que “Hay miles de premios“. Sí, amigos, los hay. Pero en otros productos, no en los Monchitos. Porque a día de hoy NO SE CONOCE A NADIE al que le hay tocado algo en una bolsa de Monchitos. Es como el Chupacabras: se afirma su existencia aunque aún no tenemos pruebas
palpables.  ¿A ver si el monstruo púrpura este es un chupacabras? Investigando más abajo leemos “Monstruosos pegatinas y pañuelos”. Suponemos que se refiere a esos inexistentes regalos. Lo que más me choca es que regalen pañuelos: visto el cutrerío del diseño de la bolsa no me extrañaría que se tratara de un paquete de Kleenex, o directamente, de los Kleenex sueltos.

Vamos a darle la vuelta al paquetito. Esta es mi parte favorita del envoltorio, y que tenga una parte favorita del envoltorio de esto ya está diciendo mucho de mí, y no bueno precisamente. El caso está en que encontramos OTRO MONSTRUO, de color violeta, comiéndose una
especie de tapón de corcho. ¿Otro Monchito?

El bichejo este nos recuerda bastante a Los cabezotas de Barrio Sésamo, aquellos monstruos siameses que gustaban de tocar el piano al unísono….


El texto nos insiste en esos inexistentes premios monstruosos. Debemos de buscar la palabra “Premio”, en lugar de, por ejemplo, “yunque” o “protozoo”. Suena lógico.

Y no está solo: en la parte superior izquierda descubrimos la existencia de un nuevo engendro,
en esta ocasión amarillo limón y con un sólo diente. ¡Ya ha llegado el peligro amarillo! El extraño ser también aparece comiendo una suerte de tapón o algo así, que nada tiene que ver con el contenido de la bolsa. Si los propios monstruos no se lo comen…

Ha llegado la hora de vaciar la bolsa. Y una vez más nos quedamos sin premio, sin uno de los míticos pañuelos o de las monstruosas pegatinas. Que injusto es el mundo: primero lo del holocausto y ahora esto. En todo caso, hemos disfrutado comiéndonos el arroz, directamente del paquete a la boca. Que es como se come este aperitivo, evitando así el efecto “dedos manchados” de, por ejemplo, los Risketos y constituyendo otro punto a favor para los Monchitos.

El mundo de los snacks es una auténtica jungla donde sólo sobreviven los más fuertes, y donde sabores fuertemente promocionados sucumben ante el rechazo del público cual programa de Antena 3. Así que la longevidad de los Monchitos son un testimonio de
que su sabor ha contectado con los consumidores. Claro que Los Serrano también han conectado, con lo cual esto no dice nada en cuanto a su calidad. Pero ¿quién come algo así porque sea un buen alimento?

BONUS: TEBEO GRATIS

LINTERNAVERDE
VS

THE MONCHIES

LINTERNA VERDE: El espacio mola cantidad, pero cuando te entra hambre es lo peor. No hay ni maldito Burger King.

LINTERNA VERDE: ¡Cáspita! ¡Una bolsa de Monchitos! Se le habrá perdido al Pedro Duque ése. ¡A por ellos!

LINTERNA VERDE: ¡OH NO! ¡No me había dado cuenta de que la bolsa es amarilla, la única debilidad de mi anillo! ¡Mi aura, no puedo respirar!

Soy más tonto que Íñigo… Además que él llevaba siempre aquel polo verde.

LINTERNA VERDE: ¡AAAARGH! La malévola bolsa suelta su letal contenido. Mexico lindo y querido, me temo que moriré lejos de ti.

KU-CHAI:
OYEEEEEE Tú tranquilo, que mí comérselos todos. Ñam, Ñam

LINTERNA
VERDE
: No sé que es peor, si morir a manos de una bolsa de Monchitos o ser salvado por un Furby.

KU-CHAI:
¡¡Te parto la caraaaaaa!!

¡¡ATENCIÓN!!

Noticia
de última hora: PEGUI HA CAMBIADO LA BOLSA DE
LOS MONCHITOS.

Así es amigos, días después de que este artículo fuera publicado nos encontramos con que su fabricante ha decidido cambiar su longevo envoltorio, para asombro de todos los virueteros. He aquí el nuevo aspecto del snack.

Como podéis ver, los monchitos se han puesto al día. El envoltorio es mucho más dinámico y moderno. Además nos anuncian que llevan un 25% más de producto. Bueno, esto también lo hacían en la antigua.

Lo que no cambia es la promesa de obsequios, esta vez nos prometen UN DIÁBOLO. No un bote de la colonia, sino el divertido juguete que gustan de utilizar muchos pies negros y ex-yonkis en sus demostraciones de malabares. En fin, por lo pronto a nosotros nos ha tocado UN PALOTE en el interior. Pero PALOTE auténtico, de la marca palote. ¿Pero qué diantres pasa aquí? ¡Esto es un caos!

El monstruo, como podéis ver, ha sido rediseñado, ahora, en lugar de un garabato hecho por algún compañero de Rainman tenemos a un monstruo recreado infográficamente. Eso sí, sigue comiéndose el mismo jamón.

Como podéis ver todo cambia para seguir siendo lo mismo. Pero no deja de ser mosqueante este lavado de cara cuando hace poquito que hablábamos por aquí del tema. Será que en viruete.com estamos en contacto con las fuerzas que, invisibles, rigen el universo.

17 thoughts on “LOS MONCHITOS

  • ¡¡Chapó!! ¡¡Genial!! Tengo los pelos como pa'colgar llaves del siglo XIX.
    Llevo un cuarto de siglo enganchado a estas pequeñas delicias de jamón E-6201 Pata Negra, y el día que mi kioskero cerró el negocio, obligándome a andar dos kilómetros diarios para obtener mi dosis, fue el más triste desde que mi perro se comiera la colección de Mortadelos.
    No puedo seguir porque llega la hora de mi ración…¡¡1000 gracias!!
    P.D.: Yo una vez oí que un tío había sido premiao con una camiseta de Pegui, de esas blancas pa'trabajar en la obra, pero nunca se demostró… Como lo de Ricky Martín en sorpresa…

  • yo me estoy comiendo una bolsa de monchitos ahora mismo y no es tá caducada y el envoltorio es el antiguo,por cierto de las miles de bolsas que han pasado por mis manos jamas ninguna tuvo un premio,sigue escribiendo articulos así es que me parto

  • Saludos Viruete
    Qué bueno!!!!!! También me lo llevo para ineroes.com. Puede parecer que lo que en realidad intento es hacer publicidad de mi web pues…
    La verdad es que sí.
    Y desde aquí os digo que en viruete.com sois una auténtica fuente de inspiración. Aquí tenéis el enlace de uno de mis artículos por si queréis mofaros de un principiante:
    http://www.ineroes.com/Frikis/DyM.html

  • Es cierto, los Monchitos han vuelto a su envoltorio original…
    No sería tontería escribir a Pegui para preguntar por los premios. Mira lo bien que le salió al tío ese que montó un Blog porque la sopa de letras de Pastas Gallo no tenía todas las letras…

  • También son reseñables, una especie de barritas de unos 10 cm que a veces tenian cubierta de chocolate. No me acuerdo del nombre, pero siempre estaban en la lista de la compra junto con los monchitos.

  • hola, se que he leido un poco tarde el artículo sobre mis estimadisimos monchitos, pero es gracioso contaros lo gratificante que es llegar todos los dias de la uni y pasar por al lado de la fabrica de pegui, y entra una olorcita en el coche a ..monchitos… ( creo q ya es lo unico q hacen a parte de gusanitos jeje) Una anécdota más,es que hace 7 años cuando empecé a salir por mi novio lo bauticé como "mon" por nuestra adicción a los monchitos,..creo que ahora ya no sabria llamarlo de otra manera.
    Un saludo adictos… una chica de paiporta

  • a mi me molan
    a mis 28 años los deboro
    hay dias q me trapiño 6 paquetes en 15 minutos
    deliciosos
    en la tienda ya saben a que voy

  • Vendo Monchitos de importación.
    jaja
    Los palos recubiertos de chocolate diría que eran los Tronquis, gran invento. Aún recuerdo esa textura plástica tan parecida a los alimentos crujientes caducados.
    Buen articulo Viruete!

  • Se te cae una lágrima cuando uno de los recuerdos más antiguos que tienes eres tú con la bici, el campo y una bolsa de monchitos en la mano. Yo recuerdo que me deshacía de los envoltorios metiendo piedras dentro y (la mejor de las veces) tirándolo al río. Por aquí en Badajoz los Monchitos son religión y creo que casi todo el mundo los conoce, han pasado de padres a hijos como tradición, claro que aquí nunca cundió aquello de la dieta mediterránea.
    Los palotes recubiertos de chocolate yo los conozco como Tanzanitos. De ahí el chiste de los tanzanitos en el bul…
    P.D.: YO conozco a un tío que tiene la camiseta de Pegui!! Es un objeto de culto entre nosotros y no empieza el verano hasta que Pedro "Dubovsky" se la pone. A ver si me pasan fotos.

  • Me encanta!! hacía tiempo que no me reía tanto! con la de tonterías que se me ocurren cual disertaciones de la existecia de las cosas más nimias me gustaría participar en tan magno proyecto! XD

  • En el instituto comíamos ésta guarrería maravilla: http://www.pegui.com/imagenes/1/EMP-COCKTAIL.gif . En la parte de atrás también ponía lo de que te enviaban un regalo si mandamos un huevo de palabras “premio” de la bolsa; una compi las envió. Y le mandaron… una pegatina de un caracol del tamaño de la palma de la mano. Su indignación fue inmensa, obviamente.
     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *