Patatas fritas con sabor a huevo frito: la verdad detrás del mito

Para que digáis que los gobernantes no escuchamos al pueblo: un par de personas me pidieron por Twitter “Viru, ¿por qué no pruebas las patatas con sabor a huevo frito”. 

Y yo dije: “UM”.

Y después: “OC”.

Y así he hecho. En este nuevo vídeo pruebo las famosas patatas. Pero he ido un paso más allá. He querido compararlas con un verdadero huevo frito. Dos sabores, frente a frente. ¿Quién vencerá? Para saberlo tenéis que ver el vídeo. 

 

Por lo visto, el avance de esta variedad es imparable. Ya cuento hasta cuatro marcas diferentes que fabrican estas patatas con sabor a huevo frito. Yo he comentado las que fabrica La Santamaría, pero igual habría que hacer una comparativa a tope. ¿Habrá unas que sepan más a yema? ¿O menos? 

Lo cierto es que desde Hacendado están pisando fuerte y tienen varios sabores que quizá merecería la pena comentar: las de Limón, las de “salsa casera” (pura droga) o estas mismas de huevo. Mercadona planea apropiarse del país y nadie hace nada. En fin: espero que disfrutéis del vídeo. Y si las habéis probado ya, decidnos qué os parecen. ¡Al menos así los alérgicos pueden recordar a qué sabe un huevo!
 

56 thoughts on “Patatas fritas con sabor a huevo frito: la verdad detrás del mito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *