Semana Mad Max: videoclips para guerreros de la carretera

Siempre fue bastante evidente que la batalla entre grupos de supervivientes ‘Mad Max 2’ enfrentaba a unos agresivos punks contra unos impolutos nuevos románticos. Y ojalá hubiera pasado de verdad: ¿quién no habría querido ver un The Damned vs Spandau Ballet? ¿O por aquí un Eskorbuto vs Mecano? Aunque en realidad esa pinta era la que llevaban los Pegamoides y…. divago. El caso es que el éxito de la cinta, y la fascinación que directores y bandas sentían por ella volvió a cerrar el círculo de la cultura pop: grupos como Mötley Crüe o W.A.S.P. admitían abiertamente haber inspirado sus looks en las pintas de los supervivientes del holocausto de la película. Blackie Lawless hubiera pegado perfectamente en alguno de sus exploits italianos

Atina, Tuner
Atina, Tuner

Los videoclips cobraron mayor importancia con la aparición de la MTV, y el rollito “road warrior” era una opción popular para resolver la papeleta: un look futurista para la banda, unos andrajos para los extras (o mejor dicho LAS extras), maquillaje para todos y una fábrica abandonada y ya lo tenías. Y molaba. Con el paso de los años, se volvieron aun más ambiciosos, y los directores se liaban a meter monstruos de baratillo y a encajar una absurda historia en los apenas 4 minutos que duraba la cancioncilla.

45923950

Hay una gran cantidad de clips que apelan a la atmósfera del filme sin resultar una imitación explícita, o sin incluir elementos que nos puedan indicar algún tipo de fin de la civilización. Es complicado no recordar el film en clips como “Sincronicity II” de The Police, “You got lucky” de Tom Petty o el “This Corrosion” de Sisters of Mercy, pero digamos que es más bien un “holocausto genérico”, o directamente, ganas de llevar pintas que molan. También tenemos gente que opta por crear historietas de ciencia-ficción rarunas en clips como “Go” de Asia,  o el flipadísimo “Queen of the reich” de Queensrÿche, que viene a ser una especie de Star Wars raruno con los miembros del grupo congelados en carbonita. No tardaron en avergonzarse de él y volverse muy seriotes, pero a nosotros nos encanta.

Dicho esto, vamos con un buen puñado de videoclips tras los cuales os entrarán unas ganas irresistibles de comprar una coraza de fútbol americano y tunear vuestro Hiundai con pinchos y cañones mientras suenan Dokken… o Baltimora… en el radiocassette.

Billy Idol – Dancing with myself (1981)

 Que no os engañen: en España Billy Idol era un señor que salía de vez en cuando por la tele y punto, y sus únicos fans eran algunos lectores del Popular 1. El bueno de Tobe Hooper se sacó unas pelillas dirigiendo este videoclip donde los figurantes parecen más zombies sacados de El día de los muertos que supervivientes de una catástrofe nuclear o algo así. Todo esto mientras el tipo canta en una azotea una canción sobre hacerse pajas: eso es algo que habrá que seguir practicando en el mundo del mañana, quizá con más ahínco si cabe.

Mötley Crüe – Looks that kill (1983)

No tardaron Mötley Crüe en homenajear el film que tanto les inspiró, en un vídeo que hoy sería tachado de “apología del heteropatriarcado” y cosas semejantes. Nikki Sixx y los suyos se encargan de encerrar a las mujeres aún con vida y enfrentarse a su poderosa líder porque… bueno, por algo será. Los guionistas de América 3000, los luchadores del trueno debieron de tomar buena nota. En el siguiente clip homenajearon el cine de kung-fu: debían de ser unos adictos a los programas dobles y triples de cine de barrio.

Krokus – Screaming in the night (1983)

En la Europa continental también sabemos fliparnos con estas cosas, y los suizos Krokus nos dieron el equivalente a una exploitation filipina, al igual que su música era, en buena medida, una exploitation de AC/DC. Su clip cuenta con una “negociudad” futurista, unos esclavizadores que se dedican a hacer la puñeta al personal y un sorprendente final con metalenguaje. Tiene su gracia.

Kiss – Lick it up (1983)

De nuevo, el argumento de la tribu de mujeres (que hacen cosas como… ¡lavar la ropa!) sorprendida por la llegada de LOS MACHOS. Se han hecho películas porno con este argumento,y de acabado similar, además. El tema lo petó en España, utilizándose para un anuncio de yogures, lo que provocó que vinieran por primera vez a España a presentar este disco. A destacar la presencia de nuestro admiradísimo Vinnie Vincent, disfrutando de la atención femenina y estando a puntito de dejar el grupo.

Deep Purple – Knocking back at your door (1984)

La formación más exitosa de Deep Purple se reunió para el exitoso Perfect Strangers, pero éste vídeo ha quedado totalmente en el olvido. Hasta que llegamos nosotros, listos para tocar los cojones con este clip repletito de elementos familiares para los fans de Maestro Golpeador y compañía: coches tuneados, andrajos y niños perdidos a los que canta el Hay Anguilas ese. Suena a cuando Burns se pone el gorro para parecer joven y enrollado.  

Duran Duran – Wild Boys (1984)

El paso lógico tras vídeos imitando a James Bond e Indiana Jones. El resultado fue el clip madmaxiano por excelencia, con Simon Le Bon clavando el look de los guerreros de la autopista, el resto del grupo de la misma guisa y unos chicos salvajes a los que sólo falta el bumerán corta-dedos. El monstruo cutre y la tortura del molino que da vuelta ya no salían, claro. Dice la leyenda que el mecanismo del molino se averió justo cuando Le Bon tenía la cabeza bajo el agua y casi muere ahogado. Al parecer no fue para tanto, pero mola mucho pensar que se jugaron la vida para hacer un musicorto de estos. El millonaco de dólares que se gastaron lucía, aquí emitió hasta la saciedad en TVE en su día, y yo pensaba de crío que era parte de la banda sonora del film. No lo era, claro: de hecho la canción habla de la novela de Borroughs. Faltaría más.

Meat Loaf – Modern Girl (1984)

En los 80, Meat Loaf solo vendía discos en Europa: el pobre apenas dedica unas páginas para hablar de su “época oscura” en su biografía. Pero yo siempre he sentido debilidad por este tema incluido como nuevo tema en su primer “Grandes éxitos”. El clip nos mostraba lugares comunes esperados: ruinas, mujeres a la moda post-atómica y muchas motos. Tras el holocausto, Meat Loaf reconstruye la idea de los EEUU y alienta  las “chicas modernas” a que dejen de planchar o pasar la aspiradora y destrocen esos símbolos opresores de una sociedad que no funcionó. Quizá no es mala idea: que vengan los bombazos y empecemos todo desde cero otra vez, evitando repetir errores del pasado como los micromachismos o las barbas de hipster.

 

Rick Springfield  – Bop until you drop (1984)

Cuenta la leyenda que David Fincher se acercó a Springfield (el cantante, no el pueblo), toda una estrella, para suplicar que le dejara dirigir su próximo vídeo, ya que había creado unas falsas cúpulas de metal que quedarían fantásticas en un vídeo de ciencia ficción. Cuando el músico vio como daban el pego en pantalla, intercedió por el jovencísimo director. El resultado es uno de esos vídeos sobreproducidos con una historia que no se termina de entender. Y encima la canción es floja: a Fincher le sirvió para meter cabeza en la industria musical, donde se foguearía hasta que llegó el momento de rodar Alien 3.

 Armored Saint – Can you deliver (1985)

No me cabe duda: la idea para este clip salió tras una programa de Los nuevos bárbaros y 2019 tras la caída de Nueva York. Armored. No falta de nada: coches preparados para la batalla, armaduras de cuero y tachonadas (1d6 de protección)  Saint son los líderes del nuevo mundo después de que un dios en armadura les regale una espada mágica o algo así. El único poder que parece darles es… la capacidad de llenar los conciertos con seguidores andrajosos en busca de agua y combustible. O algo…

 

 Judas Priest – Locked In (1986)

 Turbo, el famoso disco de la discordia de Judas Priest por su supuesta comercialidad, nos trajo uno de sus vídeos más chorras. Que ya es decir de la banda que grabó cosas como “Hot Rocking”. Aquí se montan una peliculita en la que luchan contra el cutre-robot de “Turbo Lover”, rey de una extraña tribu de mutantes y caníbales que trata de hacer la puñeta a Rob Halford. Su director, Wayne Isham, pasó de trabajar con Bon Jovi y Metallica a hacerlo con Ricky Martin y Backstreet Boys: toda una vida entregada al arte del video promocional. Hace falta una versión en español que se diga “¡me tienes loquer, loquer por tu amor”.

 

 2Pac Featuring Dr. Dre – California Love (1996)

 Manda narices que, después de toda la chapa que os estoy dando con los 80 y el rock, el mejor videoclip de todos, y el homenaje más directo, lo hicieran unos raperos. Y no unos cualquieras, sino dos leyendas. Fue mi primera toma de contacto con ellos, con la MTV ponía este vídeo una y otra vez en los 90.. Poco que añadir a esta recreación de la cúpula del trueno, donde los duelos son a base de rapeos. Ojalá ese concepto en política: dos candidatos entran, uno sale. El director Hype Williams (ojito con el nombre) nos dio lo más parecido a una blackxploitation que tuvo el film.

Foster The People – Helena The Beat (2011)

No importa que sea 1984 o el año 2011: cuando llegue el holocausto, a los niños de hoy en día  también les entrarán ganas de vestirse con protecciones de hockey. Es algo que va generación en generación, o eso nos dicen los tipos de Foster The People, uno de esos casos de “he visto el vídeo pero no recuerdo ni la canción ni quién la cantaba” tan propias de la edad del  Youtube. Un bonito homenaje actualizado para una canción que… ya se me ha olvidado como sonaba.

 

Por desgracia no recuerdo ningún videoclip (o presentación en directo) de bandas de italodisco haciendo algo semejante: como siempre, los aportes son bienvenidos. En España, con dos canales en la época en la que estuvo más de moda, apenas se hacían videoclips, así que nos quedamos con las ganas de ver a Ángeles del infierno por el desierto haciendo el cabra. El único que podía haberse tirado el pisto hubiera sido  Miguel Bosé, como demostraba en el vídeo de “Duende”… en su versión inglesa, “Eight Wonder“. Holocausto musical.

33 thoughts on “Semana Mad Max: videoclips para guerreros de la carretera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *