Alimentos que fracasaron III: la venganza de los 90

Han pasado ya 7 años desde nuestro último “alimentos que fracasaron“, la serie original siempre imitada, nunca igualada. Más que nada porque nosotros SÍ nos acordamos de los que hablamos. Pero… ¿por qué retomar precisamente ahora estos artículos? Pues básicamente, porque nos ha dado por ahí. Nuestros caminos son inescrutables. Como los de Dios. O como los de los mandamases de las compañías, que hacen y deshacen sin que nosotros lleguemos a enterarnos. Como un regalo del cielo nos llegan sabores divinos, que nos son retirados víctimas de la cólera de un Dios curioso y cruel; en otras ocasiones, sentimos que existe una justicia divina cuando esas porquerías desaparecen para dejar rastro. Y, por fin, los hay que resucitan al tercer día: los Kiriboo de fresa gustan bastante, mientras que los quesitos de ese sabor fueron despreciados. Comer y consumir, por tanto, es estar cerca de Dios… y estos productos fueron condenados al infierno.

PipasCocaCola

Pipas G Grefusa

En el mundo de las pipas, Grefusa son los amos, entre cubos de basura, siempre verás sus envolturas. ¡Au! Lo han conseguido a base de tener varias marcas (Pipas G, El Piponazo) y una miriada de sabores, algunos de los más absurdos. ¿Aguasal? ¿Ketchup y mostaza? ¡Dios, no!

Uno de los que no cuajó fue el “sabor Coca Cola” una mezcla de lo más natural, puesto que es una bebida ideal para acompañar al hipnótico ritual de ingesta. Claro que si lo acompañas con Coca Cola, satura, y con cerveza, no pega. Las opciones se reducen: crear calimocho en la boca acompañando con vino o, directamente, agüita. Como dirían los de Manos de Topo “lógico que salga mal”.

Mortadela Mickey

Mortadela Mickey

Los de la King Features Syndicate han convertido a Popeye en una puta que se va con cualquiera. Lejos de las espinacas, el personaje ha servido para anunciar bollos, helados, merluza y hasta… Mortadela. Mortadela del montón, pero con el careto de Popeye, en una época en la que ya sólo interesaba a los de Campamento Krypton. Se intentó de nuevo con la de Mickey Mouse con igual resultado. Quizá cuando hagan mortadela con la cara de El Rubius, Wichimu, Wichife, Guachumi y o alguno de esos…

Pizza Kebab y Pizza al Curry

Nada. Que no aprenden: estos tipos siguen con la idea de que cualquier plato encaja sobre la base de pan, queso y tomate. Ahora tratan de popularizar la “Pizzalada”, y en el caso de la del kebap, lo cierto es que no había mucha diferencia, pero claro, si quieres kebap, pídete uno, joder,  que encima es más barato. En cuanto al tema de curry, pues es un sabor que aún es exótico para la mayoría de españoles. De las “pizzas del mundo” no queda ya ni rastro.

207676_640px

American Donuts

La obsesión de Homer por los donuts, y la popularidad de Los Simpsons aquí, hizo creer que en este país aceptaríamos algo que no fueran la eterna dupla chocolate – azúcar. Pero la expansión de las franquicias Dunkin’ Donuts hizo creer que aquí había mercado para estas “berlinas” (¿de dónde apareció este nombre?), bien espolvoreadas de azúcar. Ni nuestra famosa afición por la cocaína sirvió para que el producto cuajara. Y es que el principal público de los Dunkin no son tanto los españoles como los turistas. Comprueba.

limon

Donettes Limón Sabrosón.

Y lo mismo podemos decir de los Donettes, con un gran número de intentonas para tratar de consagrar la marca, tales como nevados, Marbú Dorada o nuestro favorito: Limón Sabrosón. Y digo nuestro favorito por que me flipa la mierda de rima utilizada como slogan. A pesar de que estaban buenos y era un producto lo bastante diferenciado para hacerse con su huequecito, tuvo un breve paso por la liga BBVA. Tras fracasar con sabores como estos, optaron por otra maniobra aún menos popular si cabe: contratar a uno de los community managers más pesados del mundo: mentad “donettes” en twitter y esperad.

Surfing

Surfing

No, amigos no: lo de los refrescos no es sólo patrimonio de Coca Cola, Fanta y sus refrescos raros. También las marcas patrias probaron a diversificarse. Y fallaron. De hecho y durante años, La Casera, eterna gaseosa que sólo se bebe en comuniones y comilonas familiares en asadores situados en recónditos kilómetros de carreteras comarcales, también probó suerte. Su segunda marca predilecta fue Surfing, con sabores de naranja, limón y lima limón, sabores similares a la Fanta y el Sprite, como imagináis. Nada nuevo, pero hey, tenía un nombre guay, ahí en inglés, todo Poochie, y de algo joven y tan propio de los amos del mundo como el surfing. Pues nada: a pesar del “push” publicitario, nunca se hizo con un hueco significativo en el mercado y fueron retirados a mediados de los 90.

Ramón

Ramón el Faraón

El helado es renovación. El calor del sol trae la muerte y el renacimiento, y si cada verano tenemos una canción de moda diferente, así debería de suceder con las golosinas heladas. Ramón El Faraón llegó en 1995 y se fue tras un par de verano: fue el intento de Frigo de unir la fidelización que provoca en los críos el querer hacer una colección de cromos: en cada helado te venía un personajes egipcio, con nombres como Tontolabis o Mitoplastis, que debías de pegar en el póster / álbum.  No debió de funcionar, porque no lo han vuelto a intentar: un chicle, o un pastelitos (con su correspondiente cromo) se pueden comprar a diario, pero los helados son más caros y su compra suele tener otro contexto. ¿Y el sabor? Pues muy bueno: blanco por fuera (las vendas), rojo por dentro (la sangre del faraón). ¡Glups!

Pastasgallo

Pastas gallo Mar, Jungla y Marcianos

Nunca conocí niño al que no gustar la pasta: por eso se me antoja raro el eterno esfuerzo por acercar esta comida a los críos. ¡Si es de la que les gusta! Allá por 1999, Gallo optó por diversificar su línea para los críos: al igual que tenemos Pokémon Rojo, Azul, Amarillo, Verde Hoja, y mil hostias, aquí teníamos la pasta separada por la temática de los moldes. “El Mar” tenía chapapote, “Jungla” recreaba los personajes de Aguirre, la cólera de Dios, y “Marcianos”, a Sardá y sus amigotes de Crónicas Marcianas, tan de moda en la época. Por cierto, que despectiva suena esta última clasificación: ni espacio, ni cosmos, ni extraterrestres, ni na. “Marcianos”, ahí, con desdén, como dicen “gallegos” a los españoles en Argentina.

3MegaCam

Doritos Capoeira

Un día tendré que hablar de lo de moda que estuvo el Capoeira en su día: hasta Inma del Moral se apuntó a clases. En 2005, con la mierda esa aún de moda, llegaron los Doritos Capoeira que sabía a… ¿sudor de Mark Dacascos? Ni idea: la marca escogida no decía absolutamente nada del producto que contenía. Duraron lo que duró la moda de Carlinhos Brown.

Cereales Pascual

No podía faltar aquí mi comida favorita: ¡los cereales para el desayuno! En 1994 Pascual dio un giro a su aburrida línea de cereales. La nueva estrategia de marketing incluía colores más vivos en los envases, recetas de probada eficacia comercial y unas “simpáticas” mascotas para llamar la atención de los pequeños, con una animación muy estilo Cruz Delgado.

Así, Ñampazampa eran unos sucedáneos de los Choco Crispies y tenían como mascota a unos torpes piratas; los Boskis copiaban la fórmula de los Lucky Charms con unos duendecillos como reclamo; y los más populares, los Trogloditos, eran igual que los Smacks (trigo inflado azucarado) y con unos cavernícolas marchosos para promocionarlos. Los spots animados no estaban mal, y la línea duró más de 15 años, con idas y venidas dentro de la variedad

danetduo

Danet Dúo

Las natillas de toda la vida están buenas. La crema de chocolate también. Si los mezclamos, pues estará el doble de bueno, ¿no? Pues no. Los sabores no terminaban de pegar, y la mezcla era… rara. No estaba mala, pero dudo que fuera el sabor favorito de nadie. Al final terminas comiendo cada parte con cuidado y quedándote, en ambos casos, con ganas de mal. Los Vengadores lo petaron uniéndose, pero aquí no se repitió el caso.

Que nos perdonen los megaochenteros, pero al final nos ha salido una lista sin representantes de la década. No os preocupéis porque en la siguiente entrega prometemos compensar con… chucherías con licencias. ¡Y ahí habrá mucha tela marinera! Por lo demás, acordaos de visitar los chinos y el Alcampo cuando tengáis morriña: os sorprendería ver la de productos que se siguen fabricando aunque ya no inviertan en publicidad, que vuelven, o que tienen un producto similar que os puede valer como sustituto. Lagrimones que han brotado de mi rostro al volver al paladear las Ruffles al ketchup.

Aquí, los otros artículos de Alimentos que fracasaron

91 thoughts on “Alimentos que fracasaron III: la venganza de los 90

  • ¡Los Donuts Americanos no son de los 90!

    ¡A mí me hacía mucha gracia el anuncio del negro, y los echo de menos, estaban muy ricos!

    Tengo que decir que la mejor bebida que he probado es el Frutopía de Plátano. Lo sigo pidiendo cada vez que voy a un bar, y un camarero me dijo una vez que el de Plátano sobre todo le gustaba, lo mejor es que yo no había especificado,y me sentí muy feliz. De hecho le pillé manía al Radical durante un tiempo, pero al final me reconcilié gracias a su sabor de fresa.

  • Creo que comenté esto mismo en algún Alimentos Que Fracasaron anterior, pero debo mentar el horror de horrores definitivo: Los Kahuetos, una bolsa que sacaron los de Ruffles en plan experimental solo en un par de ciudades y que eran unos snacks con sabor a cacahuete (bueno, a cáscara de cacahuete) que daba más arcada que otra cosa. Para escribir una crítica, mi excompañero de piso se compró una bolsa de 25 céntimos y estuvo a medio comer durante siete meses por el piso, lo que lleva a dos conclusiones:

    1) Estaban realmente asquerosos porque nos comíamos cualquier cosa que viniera en una bolsa y fuera industrial.
    2) Teníamos veintitantos, éramos hombres y compartíamos piso: efectivamente, eso era una guarrería de sitio.

    • Yo vivo en Suiza, y aquí venden gusanitos con sabor a (cáscara de)cacahuetes. No sé si será eso a lo que te refieres, pero sí que están bastante asquerosillos, aunque he probado cosas peores.

      De las cosas de la lista, las “Berliner” las tienes hasta en la sopa, y la pizza de kebab es una realidad social (incluso en Finlandia es de los sabores mas normales…).

      Por cierto, el otro día les di a unos suizos unos kikos y lo flipaban como si estuvieran comiendo caviar.

      • Las Berliner (Ber-li-nah xD) son el bollo que se come en nochevieja y anyo nuevo en Alemania. Originalmente rellena de mermelada de lo-que-sea-“berries” xD

        Y los gusanitos de cacahuete, es que son de cacahuete. En el Lidl y demás supermercados, no los encuentras apenas de los de maíz, solo el conyazo de cacahuete, que ya puedes comprar una botella de 2 litros de colamix (cocacola + fanta naranja, otro tótem nacional xD) porque eso seca la boca que da gusto xD

      • Cuando estudié en Valencia, allá por los 2000, y antes del mega-auge de los kebabs, algunos de estos sitios ya vendían pizzas-kebab: masa, tomate, tronchos de carne y salsa blanca. ¡Una delicia!

  • Por lo menos un par de cosas las probé de crío.

    1- Pipas G, pues lo de cola no. Siempre odié lo de ponerle tal sabor en cosas que ni de coña.

    2. Mortadela de Popeye me acuerdo bien, ¿no había anuncio y todo? comiéndose en unos dibujos una mortadela en vez de espinacas para ser fuerte. O lo he soñado, o de niño se me formó esa imagen para un instante creer que era relativo. Recuerdo que era un movimiento ridículo pero al menos la charcutería era menos aburrida: “Mira Popeye, mira Mickey Mouse… anda Mortadelo” (Si, un careto que parecía más bien la postura pervertida de “el mortadelo).

    3 Esas pizzas no las pedí a domicilio, pero recientemente de Hacendado hay quiches de esos sabores. Creo que he sido el único que compré el de curry. Y lo entiendo.

    4. Me encantaba los American Donuts. Es de esos placeres culpables ya que son tan empalagosos y comer más de uno es de fanegas. Pero claro, para eso te compras berlinas. En España hubo boom o hacían creer, con tiendas de donuts y demás, como dices debían ser los turistas los únicos y unos pocos, o al menos en mi zona empezaron a cerrar como locos los Dunkin.

    5.Del resto de cosas solo me suena la moda del capoeira, que creo que empezó antes, por allá de finales de los 90 por culpa de cosas como Eddy Gordo de Tekken 3, luchador de ese arte marcial. Conclusión que lo hacía un manly en el juego al darte una soberana paliza por sus malditos combos. Como lo odiaba. Venganza luego en Tekken Ball de volley, uno de los modos extras más molones de lucha.

  • Por si te interesa, las “berlinas” en Argentina se llaman “bolas de faile” o “suspiro de monjas”.
    No me preguntes el motivo.

    • Lo de llamarlas berlinas es una adaptación del original “Berliner” (palabra que curiosamente es masculina en alemán).

  • De los cereales de Pascual no me olvido tampoco de Panzas, que tenía una de las mascotas menos carismáticas de la historia (un chaval con pelo cortado a tazón). El anuncio está en Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=ShteLwXU-X8

    Profundizando en eso, recuerdo que Pascual tuvo en los noventa una estrategia publicitaria muy fuerte, sobre todo en los canales privados. Y por supuesto, con su línea de cereales. El anuncio de principios de los noventa ya era rancio y repelente para la época, así que imaginad ahora. A mi de niño no me gustaba, pero es que ahora me parece horripilante. https://www.youtube.com/watch?v=7Gs3LABkrqo

    Obviamente no funcionó. Y aprovechando la programación infantil, crearon una línea con Trogloditos, Ñampa Zampa, Boskys, Boskyglobs (más tarde Globs) y Panzas. Las animaciones, dentro de lo que cabe, están bien. A partir de ahí, ensayo y error: intentaron colar nuevas marcas, se cargaron los Boskys (que fue un visto y no visto) y fueron tirando. El diseño de Chocotrébol e Ipon hoy no pasaría los filtros de “político-correctismo”.

    Lo cierto es que ninguna de sus marcas me gustaba demasiado. Ni siquiera metiendole ese filtro de la nostalgia que todo lo magnifica. Quizá por eso en Pascual prefirieron ir a lo seguro: en vez de fabricar sus cereales, pasaron a distribuir Kellogs en España. Y todas sus anteriores marcas, obviamente, se fueron por el sumidero.

    PD: Ñampa Zampa creo que eran más parecidos a Choco Krispies.

    • Lo de Panzas es la leche, que personaje tan pasota y que anuncio tan soso: ¡el tipo no quiere ni hablar! Parece un Gastón el Gafe o algo así.

      Que conste que a mí, en general, si me gustaban los “frostis-pascual” y algún otro sabor.

      El anuncio de los cereales con el niño ese repelente da una grima INFINITA! Y que niños tan inútiles, que van a desayunar leche con cereales… ¡y se los tienen que preparar!

    • Exacto, Ñampazampa eran la copia de los Chococrispies. La copia de los Frosties era Sugar C. Yo me hinché a comper Globs y Sugar C en su día.

    • Menudo alegrón me he llevado al ver el anuncio de Panzas. Efectivamente, pocos lo recuerdan, pero nosotros teníamos un compañero en clase que era clavado, y con ese nombre me quedó. Pero hace un par de años intenté buscar alguna foto y no hubo manera. ¡Y ahora hay anuncio y todo!

  • Trabajar en el departamento de I+D de Lays/Ruffles tiene que ser un descojono, me los imagino haciendo brainstormings todos los primeros lunes de mes con ideas de las mierdas que han comido el último fin de semana. Desde aquí hago un llamamiento : Ruffles “Cachopo”, que ahora es muy trendy.

  • A mi los de Surfing me tuvieron engañao bastante tiempo, creyendo que estaba consumiendo la marca de Fido Dido. Por un lado tenía mucha más presencia en bares y supermercados que 7up. Y para confundir todavía más, estaba el punto rojo de la “i”. Además, la planta embotelladora estaba cerca de mi casa y eso debió calar hondo en mi subconsciente.

    Respecto a las pipas, recuerdo que grefusa sacó también gusanitos con sabor a cola. Pero estos tuvieron aún más rechazo si cabe.

    A las mortadelas con caras yo siempre las he llamao “embutidos de Bélmez”

  • El creador de Ramón El Faraón fue mi jefe hace años. Otro de sus hitos fue el Boomy… No hilaba muy fino. A todo esto, ¿qué ha pasado con el Drácula?

  • Esto lo comenté en uno de los posts anteriores pero en 2007 los cereales pascual se vendían en Sarajevo. No recuerdo cuáles pero más de uno. Además no es que los tuviesen en un supermercado grande; estaban en un colmado (tipo chinos) al lado de mi casa. Me fliparía conocer la historia de cómo llegaron ahí.

  • Los donuts esos sin agujero estaban de puta madre ¿no los siguen haciendo? A mí me suena de haberlos visto hace poco por algún súper. O a lo mejor son los que sobraron de la época y están ahí super caducados.

  • Muy fan de esta saga de artículos, señor Viruete! El anuncio de los donuts era muy mítico. Ahora en los Alcampos han puesto bollería al peso y hay berlinas, aunque a veces es arriesgarse un poco, porque son masas descongeladas, en teoría… Porque como lo acaben de sacar de las cámaras, te puedes dejar los dientes.
    Recuerdo que cuando sacaste la segunda parte en 2008 creo, dejé un comentario profético sobre las pizzas kebab. En los supermercados siguen, aunque personalmente me siguen pareciendo repugnantes…
    Los Donettes limón recuerdo haberlos comido. Soy devorador de guarrerías y bollos, así que he tenido en mis manos y boca cualquier variedad de Donettes (hay/había unos edición Conguitos que están de puta madre), aunque los de limón te dejaban esa sensación de limón artificial que te dejan galletas tipo principe pero de limón (nada comparable a unas Artiach)
    Sobre los Doritos, yo lloré más con la desaparición de los Doritos de jamón. Tenían ese sabor a jamón (ya sabes, sabor “presunto”), pero sin saturar tanto como las patatas fritas. De los Capoeira, además de que parece que se han… masturbado… sobre la chica, en el LIDL suelen tener una gama de Doritos/Nachos bastante buena y cuentan con unos de lima y pimienta que son adictivos…
    Y te dejo otro producto que fracasó, bastante actual… Los sandwiches de Casa Tarradellas (o de marca blanca)! Sobrevive el mixto, pero cayó el de queso y el de chocolate. Vivimos en un país en el que pensamos “si me cuentan lo mismo, prefiero llevarme uno de jamón y queso, que son dos ingredientes, que uno que sólo tiene queso”. Así que el de queso desapareció. Y estaba bueno, porque era un taco grueso de queso a medio deshacer, blandito, y yo al menos no echaba de menos el jamón de york… También había uno de chocolate, y aunque no estaba mal, tenía un problema de pillarle el punto. Si tu dejas el de jamón y queso un minuto más en la tostadora o sandwichera, lo único que puede pasar es que se te tueste más la masa o que el queso parezca un puto tranchete, pero si te pasas de tiempo con el chocolate, el chocolate se quema y no hay forma de arreglarlo…

    • He llegado a detestar el “jamón y queso” porque aquí se hace TODO con esa convinación: sandwiches, roscas, croquetas, empanadillas, paninis… hasta patatas fritas. Me parece un sabor super vulgar.

      ¡Fuiste tú el que comentó lo de la Pizza Kebap! Por lo visto la sigue habiendo de Tarradellas o alguna de esas pizzas frescas, que por cierto, detesto.

      • Protip: SIEMPRE tunear las pizzas que se compran hechas (medio hechas en realidad). Minimo algo de queso y de ahi segun le pegue porque si no son super insipidas, pocas aguantan sin nada mas (alguna de queso de cabra que le da sabor fuera de la uniformidad)

      • Joder, Viru, ¿detestas las Ruffles York’eso? Vivo en Puerto Rico, y con la ingesta de snacks que puede llegar a devorar la gente de aquí, no hay nada como esas papas. Mi hermano vino de vacaciones en 2013, media maleta llena de Ruffles York’eso…repartí entre mis amistades, y, por conseguir más, había hondonadas de ostias, que diria Manuel Manquiña.
        Ahora bien, prefiero los platanutres.

    • ¿En serio siguien existiendo en algún lado los sandwiches de Casa Tarradellas, en alguna de sus formas? Los malditos me solucionaron más de de una merienda/cena y de repente desaparecieron de donde los compraba, como si de Mountain Dew se tratara. Hablando de variedades desaparecidas: ¿alguien llegó a probar o siquiera encontrar la “pasta oriental” Maggi de pato? Cuando empecé a comprar esas odas a la goma guar, años antes de los Yatekomo de marras, el envoltorio decía que existían, pero jamás llegué a encontrarlos. ¿Seguirá existiendo la pasta Gallo de pitufos…?

      Y ahora es cuando mi estómago llora pidiendo Doritos Rock&Cream, Fritos de ketchup o aquellos gloriosos helados de Casper… Aquellas delicias del ultramarinos qe había al lado de donde vivían mis abuelos. ¡Decidme que no soñé que existió un helado Dragon Khan!

  • Que sepáis que en Cádiz triunfó la mortadela de Micky… (al menos en mis épocas de recreo) No puede decir lo mismo el starbucks que no llegó al año abierto (y es que por mucho sofá que nos planten, nunca entenderemos lo que es pagar más de 4€ por un café)

    • jajajaja, sep, iba a decir que igual el Starbucks debió plantearse ubicarse en el paseo marítimo… pero pizza hut lo hizo so… PD: Aquí la luci habla de la gran desconocida “mortadela de cangrejo” protagonista del 80% de las sandwich de nuestra infancia… Ese alimento, sí que merece un post!

    • En Sevilla todavía el Starbucks está abierto y el Dunkin Donuts. Ahora no me he fijado mucho en la clientela. Y con respecto al Pizza Hut quedó alguno por ahí hasta hace relativamente poco, ahora es un Pomodoro.

      • Por mi trabajo os puedo decir que Dunkin Donuts sigue existiendo y siguen abriendo locales. Pizza Hut tiene algún local, pero la mayoría de los antiguos Pizza Hut ahora son Dominos Pizza.
        Los gusanitos con sabor cacahuete del Lidl son un asco, compré un paquete y acabaron en la basura. Y las pipas sabor cola las ví en una tienda y medité comprarlas, pero al final me dieron como asquito y no me decidí.

  • Joder qué recuerdos de la surfing, la tenía completamente olvidada. La de lima limón me gustaba. Claro que yo no tenía entonces el paladar de gordo para estas cosa que lamentablemente ahora sí gasto.

  • ¿Alguien sabe que ha sido de los Gublins sabor a queso? Ya se que no son de los noventa (creo) pero aprovecho esta ocasión para mostrar mi desesperación por no haberlos visto a la venta en años. Me da la sensación que fracasaron y a mi era los que más me gustaban. Que no digo que los de barbacoa estén malos ¿eh?, que yo tengo muchos snacks de barbacoa amigos, pero tienen un toque especiado un pelín cargante.

    • Pues por Badajoz y alrededores sí se ven, en tiendas de barrios y ultramarinos, eso sí, siempre en bolsas pequeñas. Los que parece ser que van a quitar son los grandotes esos, los Extreme. Y es una desgracia, porque están que te cagas.

  • Algunos de estos ni me sonaban como lo de la bebida de Surfing, me acuerdo mucho más de la Mirinda, que aún existe en Canarias y en Sudamérica. De Danet ni me acordaba de esas natillas de Dúo, me gustaría haberlas probado por curiosidad pero si probé las Danet chocoblanco que creo que ya ni existen, me pensaba que serían como unas de milkibar que me compraba en su momento y que estaban buenísimas pero que va, estas eran casi iguales que las de vainilla, vamos un timazo pq para eso te compras las de vainilla y punto.

  • Los gusanitos sabor a cacahuete los venden en Lidl en bolsa grande; una de esas marcas alemanas o centro-europeas. Efectivamente: son un espanto.

  • A diosito le pido que no me deje morir sin volver a probar el Top2. Al menos una vez más en esta vida, a pesar de su falsísima combinación de ketchup-mayonesa, seguro que me pongo a llorar como el abuelo de la peli Soylent Green cuando vuelve a probar la fruta de verdad después de tantos años.

    ¿El Bollycao Dokyo ha desaparecido del todo, por cierto? Con aquellos precios no me extrañaría. Por mi zona no lo he vuelto a ver.

  • Seria capaz de aniquilaros a todos si me garantizan que en la cárcel me van a alimentar a base de American Donuts y Fanta de Piña como la de 1996! xD

  • Como bien dices, Viru, en todas partes cuecen habas. Comentando por aquí con un amigo de Birmingham, me decía que él y un amigo suyo rezaban porque relanzasen los Twix de naranja que comían de niños… ¡y les funcionó! Tuvieron un “comeback” (que se dice ahora) durante un verano a finales de los 90, para volver a desaparecer ¿para siempre?

    http://www.chocolatereview.co.uk/bar/?112

  • Joder, a mí los American Donuts me encantaban. Sobretodo el relleno de crema con cobertura de chocolate. Una bomba calórica de las que te comías a pares de pequeño.
    Lo de las mortadelas con 5-6 años me hubiera encantado probarlas. pero mi madre, con muy buen criterio, me ponía cualquier excusa para no hacerlo.
    De los helados de Ramón el faraón sólo recuerdo que había un personaje que se llamaba Ake-teme-to. Alguien lo puede confirmar?

    • JAJAJAJAJA! Pues tiene gracia 🙂

      Lo de las mortadelas con dibujo me imagino que no debe de ser muy difícil de conseguir: sino se hace más es porque suena como a muy artificial en algo que debería ser natural

    • Esos American Donuts caian todos los viernes y sabados de madrugada en la gasolinera de camino a mi casa.

      2 o 3 paquetes compraba fijo. Y la revista El Jueves ya de paso!

  • Solo mencionar sobre la mortadela de Mickey el “efecto youtube poop” que se cernia sobre la efigie del protagonista, en el que según trasncurrian las lonchas, su careto ya de por si simplificado se iba deformando hasta extremos malrrollistas (solo hay que ver la cara no muy perfecta en la publicidad y eso que en los anuncios cuidan que salga bien). Era como ver a Mickey sometido al acido del famoso tipo de Robocop, pidiendote que te lo comas para dar fin a su tortura.

    También que como dicen por ahi sacando cosas de otros paises, que estamos a la cola en esto. Lo poco que he salido por ahi se ve cada cosa en una simple gasolinera que flipas, la seccion de bebida es un mural de colores; aqui ya tenemos algo mas que cola-naranja-limon pero suelen ser versiones de esto o de red bull. Igual para los snacks de comer, con versiones de temporada (aqui solo fanta hacia/hace algo asi en verano). Y viendo la cantidad de cosas que fracasaron creo que la culpa es del consumidor medio español, que no gusta de experimentos, de ahi también la abundancia de cosas “jamonyqueso” que decias (y “jamonserrano” y “barbacoa”)

  • Creo recordar haber oído en la radio tiempo ha que lo de Popeye (el “venderse como una puta para anuncios”) viene porque su copyright expiró, y King Features no está por la labor de renovarlo. Me suena que era caducaba a los 80 o 90 años de su creación, no me acuerdo.

  • Acaban de anunciar en la tele algo que puede ser un serio candidato a entrar en la lista: ¡Nesquick fresa! ¡es rosa y sabe a fresa!

  • Ich bin ein berliner…mítica equivocación de Kenneddy sobre el Muro de Berlín (eso dice la leyenda urbana)

  • Me está revolviendo el estómago ver todas estas movidas. Totalmente de acuerdo en que aquí se tira mucho del jamón y queso. También ha habido una época( últimamente) en que le ponen Oreo a todo…no se si es que producen tantas oreos que los revenden a otras empresas o que coñe pasa….
    Yendo al lío, yo hecho de menos el winner-taco , un helado excelso que desapareció. Otro helado que me encantaba de pequeño era uno que era de vainilla y chocolate con forma de fantasma y que el palo era entero de chicle, asi cubierto con un plastiquito azul. Alguien se acuerda del merendino? una especie de nocilla mas solida que estaba envasada rollo membrillo(que ascorl) o un caserio.

Responder a Fede Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *