Ruffles Pizza, Lays Ketchup: nuevos sabores, nuevos sinsabores

Al mundo de las patatas fritas le pasa como a los tebeos de superhéroes: parece convulso, pero en realidad no va a ninguna parte. Nuevos sabores aparecen y desaparecen a velocidad pasmosas, para, finalmente, quedarnos siempre con las de sabor a “presunto” jamón de Ruffles y, como mucho unas vinagretas de Lays, las PP-PSOE del mundo patatil

Por eso, cuando se presenta la oportunidad de probar un sabor nuevo, cualquier sabor nuevo, hay que aprovecharla y actuar de inmediato: a veces la producción es cancelada apenas unas semanas después del lanzamiento del producto. Y por eso aquella tarde, en el Ahorra Más, decidí comprar a la vez estas dos nuevas variedades, poseído por el mismo espíritu que lleva a un vecino de Alcira a emigrar a Noruega sin saber nada del idioma: la más absoluta desesperación.

 

En esta ocasión se trata de dos adiciones simultáneas a dos de las líneas de Matutano / Lays. Las patatas onduladas reciben las “Ruffles Pizza Pepperoni” y las Lays, las “Lays Ketchup”. Dos nombres que nos prometen romper esa monotonía en nuestra dieta de comida basura. Dos héroes que traen la esperanza a la galaxia. Dos escrituras a elegir.

El primer problema que afrontamos es el sabor “pepperoni”. Porque en España tardamos muchísimo en saber que el pepperoni era una especie de salami picante. Algunos pensaban que era un jugador del Lazio; otros, una mezcla entre el defensa brasileño y Ronnie James Dio.  A la mayoría no le importaba una puta mierda. Y aún hoy, el dichoso pepperoni solo se come en las pizzas. Nadie se hace bocadillos de pepperoni porque no lo venden en ninguna puta tienda. Ni siquiera en los Mercadona.

Por tanto, la imagen que utilizan en el propio envoltorio no es la del propio embutido. Es el de una pizza. Son, por lo tanto, Ruffles sabor pizza, y como os imagináis, el sabor no recuerda a ninguna pizza que conozcamos. Pero que, tengo que decir… ¡están buenas!

 

 

En cuanto a las Lays Ketchup, para mí suponen un gran avance. Y es que, aunque os parezca mentira, hay gente que prefiere las patatas sin sabores, “al punto de sal”, o alguna mierda de esas. ¡Así va España! Así que alguna vez me veo obligado, forzado bajo amenaza, a consumir este tipo de snack. Pero si tengo cerca un bote de Ketchup, o algunos sobres del Burger King de los que sobran cuando te traes la cena a casa, todo va bien: me echo un buen chorro en un platito y voy mojando. Que socorridos son los sobrecillos, ¿eh?

En teoría, las Lays Ketchup deberías de solucionar este problema. Y casi podemos decir que lo consiguen. Efectivamente, saben a ketchup, o catsup, que se decía antes, en un intento de castellanizar la palabra que no sabemos de dónde apareció. Eso sí: no disfrutamos del fresquito de la salsa recién salida de la nevera.

Los activos tóxicos que destruyen Europa

 

Aunque a mí personalmente me han gustado las Lays Ketchup, ya adelanto un sector del público al que no van a gustar: los que detesten las Lays Vinagretas. Porque, efectivamente, el sabor de estas es bastante avinagrado, como es el ketchup Heinz, y el resultado podríamos denominarlo de “vinagreta-lite” o “vinagreta versión de prueba”, solo válida durante 21 días.

Como digo, a mí me han gustado los dos, aunque en estos casos, soy un público fácil de contentar: como he dicho antes, me vale casi cualquier sabor, y estos que tienen un poco de mordiente, más todavía. Pero queda la prueba definitiva: ¡El Virugato! En este caso y como ya anuncié, será Ronnie, el gatete huérfano que hemos adoptado, el responsable de catar los alimentos.

 

Primero le damos las ruffles….

Y después las Lays..

Y el resultado es… que un gato no se comería estas patatas. ¿Quién lo iba a decir? Y teniendo en cuenta que Ronnie como de todo, el cabrito, no es buena señal.

Un último comentario: resulta que como estos productos se lanzan coincidiendo con la eurocopa, regalan unas calcamonías sin dibujo: solamente el color, para que te pintes en la cara las banderas de España y Portugal, países en los que se distribuye el alimento.

Salvo que hay un fallo… mientras que el rojo y amarillo de la bandera española sí está representado… ¡en lugar de verde tenemos color azul! ¡Os lo juro! No he hecho foto, pero os pido que confiéis en mí, vuestro amistoso amigo y vecino.

Nosotras parimos, nosotras decidimos

Quizá se busca complacer a la colonia sueca en España, incluyendo los colores de su bandera. ¿O quizá contentar a los de… Ucrania? No tiene ningún sentido. Lógicamente, a nosotros se nos ocurren otros usos mucho más interesantes…

Por desgracia, las acuarelas estas son UNA PUTA MIERDA. He intentado pintarme algo simple y elegante: el símbolo de la flota estelar de Star Trek, que mira que es una forma sencilla, y nada. También había pensado en dibujar un Angry Bird en mi mejilla, pero fue absolutamente imposible, puesto que los colores son muy flojos y no se adhieren bien. Incluso veo complicado hacer las tres dichosas franjas de la bandera española. Me he frustrado delante del espejo comprobando lo inútil de mis esfuerzos, como aquella vez que recé a Dios para que me regalara un Game & Watch de Nintendo y jamás apareció. Ahora entiendo mejor la canción aquella de “Lady lady lady, se pinta los ojos de azul”. Mal, señores de Pepsico, MAL.

 

Carpe Diem

 

Así que aquí las tenemos. No creo que se vayan a convertir en los snacks favoritos de nadie, como si lo pueden ser las Thai Sweet Chilli, pero nos permiten variar y tener más opciones. Al menos por tiempo limitado, como nos avisan en el envase. Definitavamente, le caemos mal a alguien ahí arriba. Al Duende Karín, quizá.

46 thoughts on “Ruffles Pizza, Lays Ketchup: nuevos sabores, nuevos sinsabores

  • Gran artículo. Nadie es capaz de escribir tanto y tan bien sobre unas patatas fritas de bolsa, XD!!. 
    Adoro la pizza de pepperoni (del telepizza). Recuerdo que la primera vez que escuché la palabra “pepperoni” fué en “Los Goonies”, y a partir de ahí, mi hermano y yo no deseábamos comer otra cosa, jajaja.
    Estas papas me tienen que gustar a mí, sí… Aunque no las he visto por ningún sitio, ni estas ni las de ketchup . A ver si llego antes de que desaparezcan! 

    Un besito, Jose  😉  

  • La pizza de Pepperoni es un manjar de dioses, a ver si pruebo las patatas.
    Lo de las Lays a punto de sal (que compra mi madre) están buenas pero cada vez les ponen menos sal. Si se supone que son al punto, pero no sosas. Además, que coño, lo bueno de estas patatas es que te salen la boca y te procvoquen una úlcera

  • Las pinturas esas tienen un gran potencial para crear una nueva leyenda urbana para las nuevas generaciones, legado de las calcomanías con LSD. Me imagino ya los titulares: “Krokodil absorbido por la piel a través de pintura facial Ruffles”. Y siendo con los colores de la selección, pues casi toda España con la piel cayéndose a cachos.

    Lo de Pepe-Ronnie James Dio no sé si es para matarte o para darte una silla en una hipotética (y escalofriante) Real Academia de Tuitstars.

    • Siempre me ha encantado el regalito de dentro de las patatas. Reconozcámoslo: el juguete es lo mejor. A día de hoy me sigo entusiasmando como una niña rebuscándolo antes de comerme las patatillas. 
      Me encantan las calcomanías, pinturas y hasta los pintalabios de los gusanitos de la Barbie. Todo lo pruebo, todo me lo pongo, jajajaja.  Y no, todavía no se me ha caído la piel a cachos! 😉 

      • No es por lo malo de los jugueticos, es un supuesto efecto del Krokodil ese, la nueva dronga de moda en el Cáucaso xD

  • Otros dos sabores que apenas nadie comprará y que pasarán al olvido, por desgracia. Pero así es el círculo patatíl. Me extraña no obstante que Pepsico no saliese escaldada con su última gran estrategia de aquellas patatas con sabor a mojito, hamburguesa y otra más, para que la gente decidiese nuevos sabores. La promoción terminó, sacaron 3 sabores nuevos (el de kebap era espantoso, comerlas era un tedio total; con lo fácil que hubiese sido echarle curry a las putas patatas, que no tienes que simular ningún sabor) y al poco tiempo volaron de los supermercados.
    Respecto a las pinturas, el otro día me tocó negro y verde. Para un mundial, bueno, te puedes pintar una bandera africana. Pero para la Eurocopa… No hay un solo país europeo con esos dos colores en la misma bandera. XD
    PD.: Señor Viruete, han sacado unos nuevos cereales que están anunciando así de forma un poco discreta, aunque con anuncio en televisión ¿Tendremos un futuro artículo con su cata?
     

  • Recuerdo que en su día sacaron unas Rufles sabor Ketchup. Creo que fue a finales de los 90 o así. La sensación es similar a la de las Apetinas: unas pocas tenían su encanto. Liarse con una bolsa entera (tamaño familiar) acababa saturando.
     

    • Me alegra saber que no estaba teniendo un dèja vu. En cualquier caso, me las apunto para realizar la cata en cuanto las encuentre.

  • Apoyo totalmente a las patatas sabor pepperoni; las de ketchup no me acabaron de gustar, y las de mojito que mencionan en los comentarios, me provocaron un dolor de tripa que te cagas, valga la redundancia.

  • Ojalá pudiera comprármelas cuando me diera la puta gana y no esta tarde por miedo a que mañana ya las hayan retirado.
    Está visto que desde que no echo demasiada cuenta a la tele, Virucom es mi alerta personal de nuevos sabores. Tweets informativos cada vez que salga un producto interesante al mercado alimenticio no estarían de más, oiga.

  • A mí me encanta el razonamiento “No me gustan con sabores porque son como muy artificiales”. Porque uno siempre busca sabores naturales en las patatas fritas de bolsa, claro.

    Las de pepperoni seguramente las pruebe si las localizo. Las de ketchup no, ese sabor está muy visto, yo quiero ver PELO. 
     

    • Aquí en Alemania se vende mucho. A veces nos montamos desayunos en la oficina con cosas tan “para por la mañana” como pepperoni, queso danés apestoso, filetes de pescado semicrudo, ensaladilla de carne…
      Viru, vente una temporada a las teutonias y tienes para tres blogs  simultáneos, solo de comida xD

  • Tengo ganas de meterle mano a esas patatas de ketchup. Uno de los snacks que más me han hecho vibrar han sido unos gusanitos de bolsa naranja muy grande de sabor a ketchup. No sabían realmente a ketchup, pero tenían un gusto adictivo.
     
     

  • Lo bueno de estas mierdas es que aunan el glutamato monosódico (E-621 potenciador del sabor tb conocido como “la heroina” de los alimentos) con el Aspartamo (E-951, edulcorante químico altamente cancérigeno en ratones) y hacen que comer un aperitivo sea comparable a jugar a la ruleta rusa. Siento ser un poco aguafiestas con el tema. Reconozoco que también consumo comida basura de vez en cuando, eso si, considero que es como cualquier otro vicio con la diferencia que sobre este tema hay una gran desinformación intencionada por parte de los fabricantes y la legislación es sospechosamente permisiva. Hace poco emitieron un documental en TV3 titulado “Què mengem?” (¿Qué comemos?) muy interesante sobre este tema. Saludos Viru y compañía, y disculpad por el posible bajonazo.

  • Efectivamente, yo que estoy emigrado en Italia iba a decir que aqui no existe el dicho pepperoni (peperoni significa “pimientos”. Por lo visto a los yankis les gusto la palabra y le llaman asi a esa especie de salchicha, pero no sotros lo vendemos como un producto italiano… total, que mas da…
    Por cierto, la Carbonara no lleva nata, y los spaguettis bolognesa no existen :-)

    • Ostras! Muchas gracias por las aclaraciones. Yo soy muy fan de Italia en general, inclusive su gastronomía, pero no sabía estas cosas. Solo me queda visitar el país para comprobarlas in person… :) 
      Saludos 

    • Ya de paso aclarar que aquí se usa o bien el Salame Piccante o bien un poco de aceite con pepperoncino (parecido al pimentón picante)

    • Y entonces, ¿qué llevo comiendo toda mi vida?  Una parte gastrónoma de mí acaba acurrucarse en un rincón de mi alma antes de morir lanzando un inaudible grito de agonía.

  • Siempre me ha parecido curioso que todos los fabricantes hacen patatas normales, las bañan en polvos con sabor y nos las venden como si fuesen la gran novedad del siglo XXI, peeero:
    A NADIE SE LE HA OCURRIDO METER EN LA BOLSA PATATAS NORMALES Y AGREGAR 10/15 SOBRECITOS CON DIFERENTES POLVILLOS PARA IR PROBANDO SABORES.
    En serio, sería la idea del siglo! En un solo plato tendríamos 15 sabores sorpresa a descubrir!
     
    Si algún directivo de Matutano lee esta idea, se la regalo, pero haganlo!!!!

    • Soberbia idea, Superpan. Ya se sabe cómo es el mundo patateril, tubérculos fritos sin apenas consistencia ni uniformidad en su sabor. Ya sabes, primero notas ese deje del sabor para luego ver cómo se queda en nada.

  • Las de pepperoni están para hacerlas sabor fijo, como hicieron con los Doritos picantes. Están cojonudas.

    Otra buena noticia: para los que amábamos las Lays Alpinas, que han desaparecido, los de Risi han sacado unas parecidas (queso-cebolla) en ondulado. 

  • En el mercadona vende unas patatas con la extraña e inquietante fusión que podria comprararse al “rumbakalao” de Azuquita. Se trata de saber “chili & lima” … los compramos para una comida amiguil…y….bueno, suena mal, imaginen como sabe….

  • A mi me gustaban mucho unos Doritos que venían en una bolsa azul. ¿Alguien los recuerda? ¿Creéis que los podría importar de algún mágico lugar en el que no exista aún un Ministerio de Sanidad y Consumo?

  • Lo mismo de siempre vaya, que podrían sacar Lays sabor charca séptica que seguirán sabiendo a Lays. XD
    Tengo curiosidad por las Lays sabor Ketchup. Algo tan evidente y que hasta ahora no lo sacaran… Tiene delito. :b

    Y ahora en serio: ¿colores de la bandera española para animar a la selección? ¿Eso es un regalo? Joer, como que prefiero mil veces  a los Grefusitos vestidos de Mr. T y de Super Mario. Que una cosa es sacar algo acorde al momento, pero otra cosa es no currarselo… y si encima uno de los colores está fallado, pues vaya gracia. XD   

  • Buen artículo. Ganas dan de que estos ases en mezclar colorantes saquen las Lays sabor pollo frito con una foto de Ramoncín en la bolsa… 

  • Nunca experimentaré placer tamaño al que en mi niñez suponía

     meterme puñados de triskis al jamón en la boca y luego beber un litro

     de agua fresca seguido.

     
     También me producía especial delectación reducir los triskis a pasta

     con mis jugos gástricos, después de algunos minutos de arácnico trabajo.

     No es de extrañar, pues, que hoy día  sea un onanista compulsivo. 

  • Pepperoni  se vende en el Alcampo,marca Boutoni,bastante bueno!!!!y las de sabor Pollo al ast??sabian a avecrem pero que ricas!!!!!!!!!!en tailande estuve cerca del vomito al comer unas lays(eran lays de verdad) sabor gambas y bistec a la parrilla!!si,dos sabores en una bolsa!!!

  • A los de Matutano se lo voy a poner facil…, señores…, ¿¿ han pensado saqar PATATAS FRITAS SIN SAL ??, a los que NO queremos tomar SAL nos harian felices, y a los que no pueden tomar SAL tambien.
    Ya existen de otras marcas, pero que Matutano, los reyes del patatafritismo mundial no se acuerden de los “sosos” pues tela.
     
     

    • Mientras espero a que los de Matutano saquen las patatas sin sal… :-) , hoy he comprado las de Ketchup y estan francamente buenas…, si tendrian un pelin de pikante ya serian la repanocha…, y una anecdota…, cuando he ido a pagar las patatas le he preguntado a la chavala de la tienda a ver si tenian las de “Pizza Pepperoni”…, y textualmente me ha dicho: “Pues no, las han retirado ya, suelen hacerlo pasados unos meses si ven que no tienen exito”…, yo no he dicho nada, le podia haber dicho que eran NUEVAS…, pero es igual…, ya le llegaran y quiza se de cuanta de su metedura de pata.

  • Estupendo. Ya tengo meta para esta tarde. Encontrar esas patatas fritas ¡¡¡como sea!!! y comprar lo menos 10 bolsas. Teniendo en cuenta sus fechas de caducidad post-holocausto maya, probablemente pueda comerlas durante un tiempo si las guardo “en lugar freco y seco”
     
    Por cierto, para los interesados, en la sección de “comida internacional” de los carrefour planet (que son basicamente carrefour modernizados) hay patatas y snacks altamente interesantes en todos los paises. Aunque hay patatas fritas británicas que me dan miedo solo acercarme….

  • Hay una cosa que me sucede cada vez que usted, señor Viruete habla de productos alimenticios, y es que luego me veo muy incitado a consumirlos. Esto me ha hecho pensar en si esto no es una estratagema publicitaria encubierta. Si esto no fuera así ¡está perdiendo dinero!

  • Tengo que probar las Lays ketchup, me encanta todos los snacks con sabor o supuesto sabor a ketchup. 
    Una pregunta, ¿hace años no hubo unas pringles sabor pizza? Me suena haberlas visto alguna vez, pero cuando me dio por probarlas, ya no estaban. 

  • no sé si alguien lo ha dicho antes, hay demasiadas respuestas para leerlas todas. Pero el origen de la palabra Ketchup lo tienes mismamente en la wikipedia
    Existen diversas teorías acerca del origen de la palabra «kétchup», pero lo cierto es que ya en 1711 se utilizaba el término en Inglaterra. Según el diccionario de la Real Academia Española la palabra proviene del chino kôechiap, que significa ‘salsa de pescado en escabeche’ (salsa de pescado). Otras teorías mencionan que la palabra puede provenir de «ke-tsiap» originaria de la isla Amoy, cercana a China. Existen algunas otras teorías que coinciden en atribuir el origen en la palabra «kechap» en el idioma maya yucateco. A finales del siglo XVII el nombre «kétchup» y muestras del producto llegaron a Inglaterra, donde apareció publicado en la prensa por primera vez en el año 1690 como «catsup». Tras un siglo, en 1711, comenzó a utilizarse el concepto «kétchup».
     
    😀 aunque catsup siempre tendrá mas glamour!

  • Nuevas Lays…, de Carne A La Brasa y de Pesto & Mozarella.
    Las de carne a la brasa pues normalillas, eso si, siguen teniendo la mania de añadirles azucar…, y de las de Pesto & Mozarella pues paso de ellas…, no me gustan los sabores dulzones y estas tienen toda la pinta de ser asi…, ¿¿ estos de Matutano tendran algo en contra del PICANTE ??, solo les pido una pizca de PICANTE y que se ahorren el azucar por dios.

  • No sé si este sería el tema adecuado para avisar de esto, pero dado el amor que se le tiene a los sabores “curiosos” en esta santa casa, tenía que avisar: señores, no tendremos Kit-Kat de wasabi, pero acabo de probar el chocolate Nestlé con kikos.
    Dentro de lo que cabe, el sabor es más suave de lo que me imaginaba, al menos comparado con las típicas guarradas cumpleañeras de “sandwich de Nocilla+ Mr. Corn”.

  • estoy muy desepcuonada cob rufles xq en españa las rufles de ketchup y las de peperoni las quitarob al momento que sepan que mis amigos y yo estamos enhuelga de conprar ruffles asta q las traigan de nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *