Simon The Sorcerer y los roleros

Los Simon The Sorcerer nunca ha llegado a alcanzar la aureola legendaria de los Monkey Island o el resto de aventuras de Lucasfilm. Pero aquí nos atrevemos a decir que sus dos primeras partes recogían a la perfección el legado del SCUMM y derivados, con escenas tan míticas como esta: la de los roleros. En el juego se podía detectar algún elemento extraído de la imaginería y desarrollo de una partida de D&D… pero este momento metalúdico estaba entre lo más memorable. Y con voces en castellano: toda una frivolidad incluir tanto diálogo inútil por aquel entonces. ¡Disfrutad!

24 thoughts on “Simon The Sorcerer y los roleros

  • INCREIBLES dialogos,parece una partida de las que echaba yo con 13-14 años a juegos de rol que eran derivaciones de los existentes en la época,el master es un crack,jajajjajajaja
    me he partido con esta secuencia,el olor de tu sudor sube un 5% jajajajaja
    estos guionistas bastante mejores que los que hacen guiones para comedias en hollywood

  • He de decir que el Simon 2 es una de las aventuras gráficas que tengo pendientes. El primero me costó años completarlo en los tiempos en los que no podías consultar guías Gamefaqs ni leches, pero lo “rudo” de los puzzles se suplía con esa ambientación que comentas tan rol de la vieja escuela que mencionas. El ogro del puente, la fortaleza de Sórdido y todo eso. También recuerdo que me echó para atrás al empezar al 2 el ambientillo en la ciudad y el hecho de que el bicho del potingue verde del pantano hubiera montado un restaurante de comida rápida. Muy hardcore para mi clasicista  corazoncito.

  • “Conoces a DJs, politicos y a ROLDAN” jajaja que cachondos los de la adaptacion española.
    Siempre pensé que Simon The sorcerer (las dos primeras partes, claro) era un digno sucesor de la saga Mundodisco en cuanto a parodiar mundos fantasticos. ¿Por qué ya no se hacen juegos con el sentido del humor que destilaba Monkey island, Simon o Broken Sword?

  • Lo mejor de todo es que no utilizan esa palabra que empieza por F y que tanto odiamos. “Me he colado en una convención de imbéciles” JAJAJAJA, benditos años 90´s…
    Elogiable el trabajo de los guionistas, sí. ¿The Big bang Theory es una serie buenísima? ¡Vamos, por favor! Aquí hace siglos que se inventó la pólvora.

    • Eso es porque por aquella época la palabra friki no estaba ni inventada ni extendida. Dios, que recuerdos tanto del Simon the Sorcerer como de las partidas de rol que ya apenas echo…

    • A mí eso de “imbéciles” me parece un poco feo y bruto, ya que en inglés dice Simon dice “geek” o “nerd”, no me acuerdo bien, pero no dice “asshole” ni mucho menos.

    • Bueno, en realidad la palabra friki es tan antigua como las barracas de feria decimonónicas. Si la gente de ahora no utiliza los términos  geek o nerd (a mi juicio, mucho menos vagos y más precisos) es por pura casualidad. Se impuso la de friki y con eso nos quedamos (España es así, se ignora que existen esas otras dos).

      • Es que no la conocen ni algunos (malos) traductores. Recuerdo una peli en que el malo llamaba “griego” en tono humillante al informático de turno. Obviamente, había escuchado “geek” y como no debía conocer la palabra, había entendido “greek”. XD

  • Para mi las dos primeras partes estan al nivel de los míticos Monkey Island. Simon The Sorcerer y la secuala son de los mejores juegos que he jugado en mi vida.

  • Los dos primeros “Simon” eran muy grandes, ahí, ahí con los “Monkey Island” y el “Discworld”. Pero hay que jugarlos en inglés. El doblaje español da miedo de lo malo que es. “Estoy… doblando… ¡duh!”.

  • El primero es de los mejores juegos que he tenido en mi vida, había veces que casi me meaba de risa (sobre todo la escena del puente del troll, cuyo diálogo no olvidaré jamás o cuando te encuentras a Gollum) Y además estaba lleno de pequeños detalles que alegraban la vista: casi todas las rocas tenían caras , veías a los animales por el bosque haciendo su vida  (hasta se podía ver a un águila atrapando a un ratón)  y también los diferentes modos en que sacaba y metía las cosas en el sombrero cuando eran muy grandes o raras.

    • Y los miles de referencias, como ese dragón con el tesoro del Hobbit… que tenías que despertarlo con un trombón xD

      • No, no, con el trombón despertabas al gigante, al dragón había que lanzarle una medicina para curarle el resfriado porque se le escapaban las llamas. La primera vez que te incineraban, Simon decía “Menos mal que llevo calzoncillos de amianto”

        • Coño es verdad, despertabas al gigante con el trombón y le daba una hostia a un tronco para que pudieras pasar si mal no recuerdo. Y sí, al dragón se le daba medicina jaja… joer qué tiempos.
          ¿Y la princesa mitad cerdo mitad buenorra, que cuando Simon la besa, se convierte en toda cerda?
           
          JAJA

            • En mi versión del juego que yo recuerde ponía “tuba” y ya está. Pero también es verdad que me acuerdo más de los objetos raros, como el renacuajo, los gusanos de la madera o cuando coges a la cerda.

  • Disculpad por la posible pedantería… pero cuando les he oído pronunciar “dreigons” se me ha caído el alma a los pies…

  • A mi me ha parecido muy cachondo, solo que en mis tiempos jugabamos al Paranoia y lo más normal eran guerras de pelotas de papel, subir y bajar las escaleras del bloque o pintarle a otro en la cara con rotulador “soy un pepino”.

  • Los Simon the Sorcerer, al menos el uno y el dos que son los que he jugado, tienen algunos chistes antológicos. Se nota que están hechos por geeks de D&D y la literatura fantástica en general. Como ya han comentado la aparición de Gollum en el 1 era la hostia, sobre todo si en los diálogos le comentabas que no tenías ni pajolera idea de quien era él o el “maestro”. Entonces entraba en modo ultra-fanático-hardcore de Tolkien, como seguro que todos conocemos a alguno. El título del segundo referenciaba a C.S. Lewis. Otra cosa que me hacía gracia era reconocer a los magos pasando el puntero por encima de ellos o el druida chiflado que se convertía en rana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *