Retromadrid 2010 y el reencuentro con dos fetiches

El pasado sábado tuvo lugar una nueva edición de Retromadrid, la feria de retro informática y videojuegos de la capital que, por fin, se mudaba a un espacio más grande. Y es que era algo necesario. La edición de 2009 fue más agobiante que nunca, pues el centro cultural en el que se celebraba no estaba pensado para semejantes aglomeraciones. Afortunadamente, este año se pudo mudar la feria a la facultad de informática y el resultado ha sido excepcional. Un lugar amplio, con los puestos bien distribuidos, salas enormes para hacer las charla y actividades paralelas y un tercer piso dedicado por completo a las exposiciones de cacharrerío variado.

Ignorante de la sustancial mejora, apenas me pasé un par de horas, de lo que me arrepiento. La base del evento es la de siempre, aumentando el número y mejorando las condiciones. Gente vendiendo nuevos juegos para Spectrum, Amstrad, stands con merchandising paleogamer y “frki”, otros exhibiendo máquinas antigua, interesantísimas charlas, y las mencionadas exposiciones. Mi amigo Leo les cuenta con mucho más detalle lo que allí se podía ver y hacer.

Después de ver la impresionante colección de cacharros antiguos que Javi Albizu se sacó de la manga (o de su casa) en la exposicion retro de la NavalParty, a la que fui a dar una charla el pasado año, no creí que me fuera a sorprender mucho los cachrarros allí expuestos. Y al final, fue ahí donde encontré lo que más me llamó la atención. En una de las vitrinas había expuesto una copia completa de Quest for the Rings. Un juego que, sí, se puede encontrar en ebay, pero a unos precios bastante prohibitibos. Se trata de un juego para consola Videopac de Phillips. La más ansiada por mí cuando era crío y era anunciada en los tebeos de Mortadelo. Realmente apenas estaba algo más avanzada que una Atari 2600, y todos los juegos fueron programados por la propia Phillips pero aquellos anuncios con esos dibujos eran superiores a mis fuerzas. Huelga decir que si está tan mitificada por mí es porque jamás me la regalaron.

Imagen de previsualización de YouTube

Quest of the Rings fue un raro experimento para unir el juego de tablero de fantasía con el videojuego. La enorme y preciosa caja incluía un tablero y una serie de fichas que debíamos mover y situar en el propio tablero según fuéramos nosotros, o nuestro rival, el ganador del enfrentamiento en la mazmorra. Vamos: un Ameritrash como la copa de un pino.

Como no lo he podido jugar, ni seguramente podré, no sé si será un invento maravilloso o una gilipollez de un piano. Pero el recuerdo de mi mandíbula colgante y las nerviosas explicaciones a Montse, Leo, su chica, mi hermano, Javi Cósmico & Cia creo que nos hará reir durante algún tiempo.

Imagen de previsualización de YouTube

El segundo gran momento, fue poner nombre por fin a una “maquinita” que tenían mis primos de pequeños y que yo ansiaba tener con toda mi alma y que, una vez más, jamás me regalaron. Envidia sana, de esa que dicen. Es decir: no llegué a pegarles una pedrada en la cabeza para quedarme con ella. No había vuelto a ver una semejante desde hace…¿20 años? De hecho creo que ni me acordaba de ella desde hace mucho. Y ahí la tienen: Amidar Gakken, una versión del Amidar en plan mini-arcade para la mesa del comedor. El mero hecho de usar un pequeño joystiq y tener colores la hacían superior a cualquier LCD de bolsillo de los de 1000 pesetas, que eran los que más abundaban.

 

El tercer fetiche fue poder ver este increíble clon español del Phoenix, Ave Fénix con un dibujo a lo Luis Royo de barrio que apestaba a Barón Rojo, porros y gitanos de los recreativos del barrio. Que maravilla. Que historias podría contar si hablara.

Poco más puedo comentar yo, que apenas estuve un par de horas y no pude acudir a ninguna de las charlas ni eventos especiales. Lo que sí puedo afirmar es que el local está mil veces mejor preparado, el número de stands y cosas de hacer, más algo que nunca… y la asistencia se ha disparado hasta unas dos mil personas. No quiero ni imaginarme lo que hubiera sido dos mil personas en el antiguo recinto. Felicidades a toda la gente de la organización por semejante salto cuántico.

18 thoughts on “Retromadrid 2010 y el reencuentro con dos fetiches

  • Pues ese lo tenía pero para la consola Phillips (en mi caja se llamaba Die Sutche Nach Den Ringen o algo así). Si no recuerdo mal se podía elegir entre Mago (lanzabas una “bola de fuego”), Guerrero (espada) y otro ser que podía atravesar paredes. Se trataba simplemente de ser el primero en alcanzar un anillo para lo cual tenías que esquivar a una serie de enemigos y al resto de los contrincantes.
    En cuanto al tablero creo que servía para decidir el tipo de pantalla y enemigos en el que luchar por el siguiente anillo, pero me parece que su uso era totalmente opcional porque apenas recuerdo haberlo utilizado (al menos para jugar a este juego).
    Lo que sí recuerdo con total claridad es que me arrepentí muchísimo de, cegado por las falsas referencias al Señor de los Anillos,  haber pedido que me compraran este truño en lugar de “Conquest of the World” que también se debía de jugar con tablero y debía estar muchísimo mejor.

  • ¿Pues no parece que en la caja del Amidar Gakken pone “PEOR”? Estoy seguro que por ahí pone algo que parezca también “LO PUTO”.

  • Yo tuve la Amidar de marras y no recuerdo que fue de ella. Creo recordar que costaba 5.000 pelas de la época. Respecto al Quest for the rings ese… qué quiere que le diga Mr. Viru… en su época debía ser la hostia en bicicleta pero hoy día huele a truño. Y mucho.
    Ahora, si no les importa, voy a disertar a little bit. ¿Esto de retromadrid no era el antaño conocido como MadridSX? ya he hablado alguna vez de las maravillosas capacidades del MSX por aqui pero no me cansaré de decirlo: ese ordenata le daba mil hostias a cualquier otro de la época y eso que de aquella yo quería un Spectrum porque, deducía yo, si era el que más juegos solía tener en los expositores, debía ser porque era el mejor chisme ¿no? el tiempo y los emuladores me quitaron la razón. El por qué se vendió más el ordenador británico que el japonés es algo que ahora estoy recordando con las ventas exageradas de los aparatejos de Apple: la gente es mimética (o idiota) y no compra el producto si no la marca. Y esto lo dice alguien que tiene un iPod. Un gadget que es un poco bastante aparatoso a la hora de meter la musica. Eso si al iTunes no le da por no reconocer tu iPod, claro. Pero se me va la olla.
     
    En fin, a todos nos gusta recordar viejos tiempos y a mi el primero (a ver si un puto año de estos me acuerdo y voy al RetroMadrid también). Jugar a los emuladores de Mega Drive, El cerebro de la bestia, los 8 bits,MAME, Amiga… y decir “eso si que eran juegazos” aunque alguno al desenterrarlo vemos que huele y que es mejor dejarlo muerto. La cosa está en que muchas veces decimos que antaño los juegos “eran mejores”. Yo era de esos pero tambien he de decir que hasta marzo del año pasado no había tenido una consola desde 1996 cuando vendí mi PSX porque apenas jugaba. Hace un año compré la XBOX360 y, que quieren que les diga, los juegos, lo miren por donde lo miren, son mejores hoy día. No es que reniegue de los juegos de antaño, al contrario, quiero hacerme mi propia maca un día de estos pero qué cojones ¿acaso los juegos hoy día no son más largos, con mejores acabados y gráficos? ¡qué coño, si incluso te los puedes acabar! recuerdo ese Jet Set Willy literalmente imposible de terminar o ese Maze of Galious juegazo de Konami exclusivo para el MSX que, si no llegan a desvelar en las revistas sus secretos aun hoy podía estar jugando que no iba a conseguir nada. La abadía del crimen no se quedaba atrás tampoco: hasta que no publicaron cómo acabarlo no había nadie que lo hubiera hecho, etc.
     
    En fin, terminando el ladrillo, sí. Hoy los juegos son mejores y más numerosos. Lo que pasa es que nos hacemos mayores y ya no jugamos tanto a videojuegos como antaño (normal por otra parte) Yo mismo tengo una media docena, si no más, de juegos de XBOX aun sin acabar porque no le dedico mucho tiempo pero en ningún caso puedo decir que sus juegos sean malos ni aburridos, desde luego.

    • Pues Rubo, eso es lo que siempre digo yo. En la época del Spectrum bastaba con saber programar para sacar un juego… aunque luego el diseño fuera abominable. A mí La Abadía del Crimen siempre me ha parecido injugable, por ejemplo. Y encima se vivía obsesionado por emular lo que hacían los arcades en lugar de sacar otro tipo de juegos más apropiados para el formato doméstico. Pero se hicieron grandes juegos.

       Lo bonito de esa época es que era todo muy punk, muy DIY, y cualquiera podía publicar un juego sin ayuda de una gran compañía. Además el público no tenía referentes, así que tampoco lo veía tan mal, y era siempre gente muy joven, para pasar horas y horas jugando al Galious.

      En cuanto al MSX, yo creo que hay varios motivos. España era un mercado que dependía de lo que pasaba en Inglaterra. Y en su día, se le hizo un cierto boicot al MSX por ser japonés y venir a invadir UK y acabar con el “ingenio británico”. Puede leerlo en las revistas de la época. Además, era más caro y llegó dos años después del Spectrum, cuando la distribución y promoción de Spectrum y Amstrad estaban ya muy asentadas. Y en realidad, como tenía muchos fabricantes, finalmente ninguno se animó especialmente a promocionar el invento, esperando a ver si lo hacían los demás.

      • Perdone mi ignorancia pero ¿que es DIY?
        A todo esto mi antivirus acaba de hacer un megaescaneo al disco duro segun arrancaba y a eliminado varios archivos infectados por el mismo malware que apareció cuando se me ocurrió la idea de entrar en este site con el puto explorer. Espero que ahora deje de bloquearse ¿A donde quiero llegar con esto? pues que me gustaría saber si a alguien más le ha pasado que su ordenador ha quedado kaputt después de que, al entrar aquí, su antivirus saltara. O saltase. No es que le esté echando la culpa a usted Mr. Viru, of course. Pero el mal sigue latente aqui de alguna manera esperando a que una confiada víctima entre con el internet explorer… como si esto estuviera construido bajo un cementerio indio cibernético para que me entiendan.
         
        NOTA: Ahora mismo estoy escribiendo esto desde el nunca suficientemente bien ponderado Ubuntu

        • Do It Yourself. 

          Mi ordenador, el nuevo digo, no tiene ningún virus ni detecta ya ninguno en la web… igual le quedó alguno ahí de estos días del pasado, pero ya debería de ir bien… Seguiré mirando cosas para asegurarme, pero vamos, recuerden que el troyano aquel inyectaba un código que impedía que se viera la página, directamente.,.. si se ven es porque están limpias, aunque es posible que ande por ahí inactivo y sea eso lo que se detecta.

  • Arrghh!!! Viru, siento tocar los huevos pero esta pagina sigue yendo endiabladamente mal. PAra empezar un comentario que escribí antes de este (un señor ladrillaco que no pienso reproducir again) no aparece. Intenté abrir la web con internet explorer y mi antivirus saltó soltando confetti y bloqueando de paso el ordenador. Fortunately, tengo una partición de Linux desde la que estoy escribiendo esto. Espero que desde aquí funcione.
     
    En otro orden de cosas yo tuve el Amidar pero no recuerdo qué fue de él y ese Quest for the rings huele a truño, sinceramente. Que no digo que en du día no molara pero… me parece un poco como el Tulicrem de los videojuegos (también lo anunciaban en el Moradelo)

    • Tulicrem estaba superbuena tío.
       
      Yo me habría pasado, pero andaba liado estudiando un parcial. Por lo que veo en otros blogs está muy centrado en la escena cassettes y a mí me pillo de pobre aquello, babeo antes con una Game Gear azul que con un MSX en caja con el Metal Gear.
       
      …mierda, ahora voy a buscármelo en eBay.
       
       
      Viru, no deberías ir tú un año de éstos? No cabe duda que eres uno de los que pueden hablar de juegos viejunos sin caer en “Street Fighter II, qué nostalgia”
       
       

      • Yo recuerdo comprar un día el Tulicrem porque lo anunciaban en el mortadelo así que mi abuela tuvo que ceder y me lo preparó para la merienda. Quedó ahí. Para mí era demasiado grasiento… era como meter cacao al Tulipán. Aunque reconozco que me gustaría que lo fabricaran hoy día para echarle otro tiento a ver. Ya se sabe que el paladar va cambiando con la edad… a lo mejor hoy me gustaría y todo.

  • Sí, estupenda cita anual que sigue mejorando año tras año y que este nos ha obsequiado con un evento como merece. Enhorabuena a todo el mundo que lo ha hecho posible. Da gusto asistir a eventos hechos con pasión como este.

  • Yo sí tuve la G7000, fue mi 2ª  consola. El Quest for the Rings era mi santo grial, jamás lo ví, sólo pude ver fotos en los catálogos de Philips, este juego fue una clara exploitation del El Señor de los Anillos, que aunque no apareciera por ningún lado, era bastante evidente, otro juego parecido era el Conquest of the World que también me ponía los dientes larguísimos pero ambos fueron rarísimos en España y ahora sólo pueden encontrarse fuera y a precios de escándalo. Aunque es cierto que todos los juegos fueron desarrollados por Philips y el catálogo era una minucia comparado con el de la Atari, no había morralla, todos eran juegos excelentes También como creo que comenté, fui miembro de el club Philips de los videojuegos al que me suscribí precisamente con el cupón que salía en las Mortadelo, desgraciadamente no encuentro mi carnet por ninguna parte aunque estoy seguro de que debe andar perdido por algún rincón ignoto de mi ex-casa.

  • Pues yo jugué al Quest of rings en su época; cambié durante unos días mi Atari por la Phillips de un tunante que iba a mi insti (no eramos dos tribus urbanas enfrentadas como lo que fue Sega / Nintendo).
    A ver si recuerdo bien: se jugaba en un tablero desplegable moviendo las fichas y cuando entrabas en una sala, en el teclado del Phillips ponías “hay una araña, un dragón y un anillo; ha entrado un guerrero y un mago” (vamos era como un “Berzek” pero con tablero). No es que se escribiese así, pero es para dar una idea.
    Y el Coquest of World ese tenía una mecánica parecida, así que tampoco es que fuese mucho más allá.

  • Gracias por la foto de la recreativa del “Ave Fénix”… Yo creía todos estos años que lo había soñado. Muchas gracias, de verdad

  • jeje la verdad k el edificio de la facultad no esta mal, se lo digo yo k estudio alli, por cierto para todos los amantes de los cacharros antiguos (yo me incluyo entre ellos aunque muchos son de antes de mi nacimiento), les informo de que la facultad cuenta con un pekeño museo permanente que cualkiera puede ir a visitar se encuentra en la tercera planta si mal no recuerdo hora, entre otras cosas cuenta con uno de los “superordenadores” que aparecian en Park jurasico, ya saben esos rojos y grises, ademas de espectrum  y todo ese tipo de cacharros que tanto gustan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *