Reto Semanal 3: Algo Pasa con Lovecraft

Bueno, el reto de esta semana ha roto mis horizontes. Si el nivel de participación continúa así, tendré que cambiar el nombre del blog por “Everyone’s a Wally”. Pero dejémonos de guiños videojueguiles y vayamos, antes de comentar lo que ha pasado aquí durante esta semana con el tema del Humor Inteligente, a la nueva propuesta. Es posible que tenga un descenso importante de comentarios, pero es algo que hace mucho tiempo que tengo ganas de decir (y no por crear polémica):
Reconozco que: Las narraciones de H.P. Lovecraft me parecen tan lineales como si estuvieran hechas con una plantilla.
Por ende, todos sus contemporaneos/colegas, precursores e imitadores… y la mayoría de partidas de La Llamada de Cthulhu… me aburren indescriptiblemente.
Y ahora, lo del humor:


Muchos me han dado la razón, imagino que sin quererlo. Puede que lo nieguen, pero muchos de ustedes, los que estuvieron de acuerdo o matizaron, se echaron las manos a la cabeza y me reprocharon la comparación entre Monty Python y Los Morancos. Como hacen en la clase de ética con La Naranja Mecánica, vamos a ver un vídeo y luego, si les parece, lo comentamos:

Si de verdad siguen teniendo corazón de negarme que existe un claro paralelismo y que si este fuera un sketch de los Morancos (sólo que con pinchos típicos de chiringuito) no le haría gracia a nadie (aunque son dos tíos vestidos de mujer, poniendo voz de pito y gritando como histéricas), tendré que echarme a llorar.
Por otra parte, quienes tildan de zafios a Los Morancos podría revisar el sketch de Bombones Wizzo, en el que la gracia se basa en un surtido de dulces hecho con cosas repulsivas (en su espectáculo en directo, incluso simularon vómitos). Los que los acusan de tontos podrían revisar las animaciones de Terry Gilliam. Y quienes creen que el humor de Monty Python, en lugar de un estilo distinto, pertenece a un nivel superior, que me digan sinceramente si hacer una canción sobre lo borrachos que eran los filósofos es humor inteligente. Si para ser un genio basta con cogerse una lista de personajes importantes de la historia y decir que eran todos gilipollas o llevaban los calcetines sucios, para este verano les tengo listas unas canciones.
La supuesta inteligencia o augusta diferencia se basa en las referencias. Ya dije hace tiempo que para convertir un gag estúpido en uno inteligente, bastaba con sustituir a un tío tirándose un pedo por Marat tirándose un pedo y diciendo “Majestad, vuestra corona”. Es a lo que juegan realmente Faemino y Cansado (quienes, por cierto, tienen un serio problema de repertorio; llevan años haciendo las mismas gracias), sueltan una palabra superculta, se lo pasan de puta madre, y quedan como “humor absurdo”, que es una forma de llamar al traje nuevo del emperador. “A mí me gusta empezar así, con un pleonasmo…”, y zas, ya está, humor inteligente y respetable.
En cuanto a esas referencias que hicieron a Buenafuente… está claro que si alguien asocia ese circo con “inteligencia” es que no ha ido más allá del manido monologuito inicial de sus programas. Porque pasado eso no deja de ser una verbena de gilipolleces sin mayores aspiraciones que entretener y hacer gracia. El humor no tiene por qué ser algo ambicioso ni llenarles el alma, y la única asociación entre humor e inteligencia es saber qué te hace gracia a ti y respetar a los demás.
Yo me meto con todo lo que no me hace gracia, pero no demonizo (y mucho menos insulto) a los que se meten con algo que me hace gracia a mí. He visto cientos de sketches de Monty Python, números de Les Luthiers y escenas de películas de Los Hermanos Marx con los que me he descojonado de la risa. Tengo el Flying Circus entero (original, de mi bolsillo, nada de descargas) y las ediciones especiales de Los Caballeros de la Mesa Cuadrada y sus Locos Seguidores y El Sentido de la Vida (La Vida de Brian me parece un coñazo, sinceramente), además del And Now For Something Completely Different. Y cada una de esas veces he tenido que admitir que a cualquiera le podía parecer una sandez sin asomo de gracia. Igual que lo que yo mismo escribo, no se crean que voy de superior por la vida, porque no es así.
En fin, por lo general muchos de ustedes estaban de acuerdo en lo pretencioso del término “Humor Inteligente”, y he visto algunas puntualizaciones realmente buenas. Lástima que por lo general hayan caído en el recuento facilón y en condenar una vez más los monólogos españoles (cuánto odio masificado, oigan). A ver si dejan de respirar prejuicios colectivos y se inventan unos propios, como hago yo. Me cago en Espido Freire, siempre hay un Puto Dani.

81 thoughts on “Reto Semanal 3: Algo Pasa con Lovecraft

  • Creo que los relatos de Lovecraft hay que leerlos pensando cómo eran los cuentos de terror en esa época. Ahora pueden parecer simples, pero en su momento debieron de ser revolucionarios.
    Tan sólo por el hecho de haber fabricado una mitología que se aleja del típico bien contra el mal, copiado de La Biblia, merece la pena. Dentro de la ficción, en mi opinión, son relatos muy originales.
    Lo cierto es que muchos de ellos tienen una estructura muy parecida: hombre de ciencia que se da de bruces con hechos que no pueden ser explicados por ésta y sufre una crisis personal. De estos hay cantidad, pero las historias son en su mayoría lo suficientemente atractivas y cortas como para merecer la pena su lectura.
    Por otro lado, dentro de su mitología, hay diferentes escenarios. Por un lado hay historias sobre el mar, que transcurren en Inssmouth y demás pueblos de la zona. Por otro, las de los descubrimientos arqueológicos. Luego están las historias estilo thriller. Por no hablar de los relatos oníricos o las amenzas extraterrestres. Hay historias con muchos personajes, otras donde sólo aparece uno. Incluso hay un relato muy bueno que está escrito al estilo de Drácula, mediante correspondencia. E incuso hay historias que hablan de la propia mitología de los mitos.
    Que sí, que todos los relatos en esencia tratan de lo mismo. Pero los ambientes son variados; y a pesar de existir el personaje plantilla que se repite en muchas historias, no es ni mucho menos el único.
    Lo que sí es cierto es que hay algunos libros que son redundantes, un rollo en definitiva. De lo que escribieron los colaboradores para mi gusto sólo se salva lo de Derleth, que a veces supera al propio Lovecraft.
    Pero bueno, dentro de la literatura de masas se puede decir lo mismo. Los típicos escritores de “best sellers” que se copian a sí mismos en cada novela. O lo que es peor: escritores que se copian entre sí. Lovecraft al menos se inventó su propio mundo.

  • Los asiduos a tu blog ya sabemos tu relación odio-odio con el nombre Dani, pero con Espido Freire??
    Yo también creo que las palabras “humor inteligente” ya tuvieron su tiempo, el “humor inteligente” cumplió una función muy importante, derrocar a Sardá, que no era poco
    PD: Tengo curiosidad por saber que responde a mi pregunta…:P)

  • A mí Lovecraft me gusta mucho, pero no porque la narración esté particularmente bien hecha, sino por sus descripciones y por los conceptos exageradamente grotescos y demenciales que plantea. Más allá de eso, no son mucho más que novelas de aventuras y de terror, pero es que eso no es malo.

  • Sólo me quedaré con lo de crear un prejuicio propio (me ha gustado)
    Me cago en lo indie (tan moderno y elegante según se oye ultimamente en bocas de gente que debe ser tan inteligente como arritmica) las converse las vans y cualquier otra moda ultramasificada.
    Y para terminar me cago en las presentadoras con voz de pito que me ponen mazo de los nervios.
    Sobre lovecraft ni puta idea, soy un jodido gañan que más allá de los estudios sólo lee el marca y el jueves y se jacta de ello.
    Saludos de un paleto (y a mucha honra oigan, despues de ver lo que se hace en la ciudad, la involución no me parece tan mala idea)

  • Con Lovecraft, que para ser un simple comentario es lo que parece que tiene mas chicha, es sencillo: lo que gusta es la sencion de horror. Tiene relatos que de verdad perturban (los menos eso si). Lo malo, la mayoria de los relatos empiezan con la misma forma. El narrador, que muchas veces la palma suelta una arenga sobre las sensaaciones de terror puro que parece hecha mezclando palabras escritas en papeles y que las iba sacando de un sombrero. Y eso que me encanta pero reconozco las limitaciones del lenguaje medio culto que intenta. Pero peor es Clive Barker con los libros de sangre (el 80% es peliculero y patetico) y se le considera un genio del terror o S. King que al final de casi todos los libros, durante una epoca de inspiracion divina, tras pasarlas putas llega dios y los salva. Por cierto buenafuente no es humor inteligente ni de lejos, no se si eso existira o es solo para diferenciarlo de esteso and company, pero acaba siendo tan casposo como los demas programas de humor.

  • Hablando de Los Morancos, yo creo que le pasa igual que a Cruz y Raya y a algún otro, son capaces de lo mejor y de lo peor. Los Morancos tienen un gag que me pareció buenísimo, César vestido de paleto con la boina enroscada y barba de dos días que de repente se pone a cantar a lo Frank Sinatra, a mi eso me pareció inteligentísimo señores.

  • Lovecraft está bien al principio, es una autentica paja mental de un racista perturbado, el problema es que si te lees todos los relatos te das cuenta de que son todos exactamente el mismo, me da lo mismo que los situe en Arkham o que los situe en el desierto de Australia. Y no ya porque planteen todos ellos una estructura similar, sino que están escritos todos de la misma manera. Pero en todo caso yo seguiré buscando el trapezoedro resplandeciente.

  • Wally, supongo que te sentirás muy bien en tu rol de polemista, pero creo que deberías afinar un poco más. Por supuesto que tu opinión es aceptable, pero Lovecraft es un muy buen escritor. Por la misma regla de tres que haces, dirás que Poe no da miedo o que a Matheson se le iba la pinza. Lovecraft escribía muy bien, describía aún mejor, y si “El color surgido del espacio” sigue la misma plantilla que “Herbert West, el reanimador”, “En la cripta” o mil más, pues tú verás.
    Por cierto, te propongo cambiar el reto, ya que siempre lo haces en plan negativo para que se te eche la gente encima. ¿Por qué para la próxima no dices?: “Tal cosa (pon aquí cualquier cagada que a nadie le guste) me parece cojonuda”. Y que la gente comente que vaya gusto más pésimo que tienes y tal, porque de momento te has dedicado a decir que ciertos gustos comúnmente aceptados son una birria. Una forma fácil de que se te llene esto de comentarios.
    Salud.

  • Cierto que la fama ensalza en demasía una obra, y cuando alcanza el summun de mito parece que ya no se tienen en cuenta los fallos de narrativa y de planteamiento. Pero como han dicho ya antes, son novelas de aventura y de terror.

  • Bueno….la verdad es que empatizo contigo parcialmente; algunos de los relatos (de Lovecraft, y de sus seguidores) me parecen muy interesantes, sobretodo siendo consciente de la época en que se escribieron…pero tras leer unos cuantos, uno se cansa de la secuencia “estudioso encuentra documentos-pensamientos inquietantes-búsqueda incontrolada y siniestra de lo maligno”…
    Salu2!

  • ¿Por que ese odio visceral a un nombre? Un nombre es como un recipiente, como una puta botella. Una botella de coca cola puede estar llena de mierda o de coca cola y no deja de llamarse igual. No considero logico esa aprensión hacia los nombres…otra cosa son los horoscopos… todo el mundo sabe que los escorpio son unos hijoputas.

  • Alguien dice por ahí arriba lo de “lenguaje medio culto que intenta” y este humilde mono marino dice que amén…
    La mayoría de los relatos me resultan pesados por tópicos (vistos ahora), lineales, previsibles y mal escritos. Parece que intenta ser una especie de Proust del terror con tanta descripción alambicada.
    Igual, como le pasa a Stephen King cuando ni dirige él ni le hacen caso los responsables, los relatos de Lovecraft son mejor materia prima para el cine que literatura.

  • Pues otra vez de acuerdo… qué le vamos a hacer. En alguna que otra historia consigue darle un poco más de ritmo a la cosa, pero en general deja bastante indiferente.
    De todas formas, hay que tener en cuenta que Lovecraft era escritor de “revista”. Lo que hacía era el equivalente a Marvel en narrativa.
    De todas formas, considero muchísimo peor (y mucho más sobrevalorado) a Moorcock. Tuvo muchas buenas ideas y no supo llevar ninguna a buen puerto. A las dos páginas de cada relato de Elric, tiendo a quedarme dormido.

  • Los relatos de Lovecraft son lineales y las partidas de la llamada también. Pero es que a muchisima gente le encantan los relatos lineales. Dejemonos de zarandajas. Las mejores series de televisión (al menos las más exitosas por audiencia y duración en parrilla) han sido repetitivas. Vease: Power Rangers, se ha escrito un crimen, Colombo… e incluso en dibujos…los caballeros del zodiaco, dragon ball…
    Lo del humor solo decir que de acuerdo en la mayoria, aunque a mi el humor locuela o maricón de la pradera de los morancos no me gusta y el humor Ingles absurd y ridiculo si. Cosas de acentos supongo.

  • Totalmente de acuerdo con Censor. A mi me encanta Derleth, creo que es el mejor percusor de Lovecraft.
    De Lovecraft hace un par de años lei tambien aparte “El extraño caso de Charles Dexter Ward” que me parece e lo mejorcito que he leido de el.
    A nivel de anecdota señalar que la unica vez que he jugado al rol (fueron un par de partidas) fue precisamente al juego de “La llamada de Chutulhu”

  • Ciertamente,muchos de los relatos de Lovecraft parecen estar escritos intentando querer decir más de lo que dicen,pero precisamente ahí está el éxito de su literatura:crea una atmósfera de terror muy alejada de los tópicos actuales que impregnan generalmente el cine palomitero. En mi opinión, Lovecraft, Poe, Le Fanu, M.W.Shelly, o Stoker estan en la cúspide de los grandes autores del misterio y terror.

  • No sé qué tienen de malo Los Morancos o ya puestos, Os Tonechos. Es más, no sé por qué no son “humor inteligente”, tanto como Monty Python… bueno, sí: Os Tonechos y Los Morancos no usan ninguna referencia cultural, sólo referencias sociales… muchos gags de los Monty tienen gracia a nivel psicológico, social e intelectual, nivel este último que les falta a los gags patrios (con la excepción, por momentos, de Faemino y Cansado). Es lo bueno que tiene el “humor inteligente”: te ríes tres veces. ¿Nadie recuerda el capítulo de Homer Simpson en que se vuelve inteligente y no es capaz de reirse en el cine?
    Sin embargo, no me cabe en la cabeza que alguien se pueda reir con Cruz y Raya. Me resulta difícil entender cómo alguien no siente vergüenza ajena, y nada más. A lo mejor tiene que ver con la edad. Los niños pequeños se ríen con el cucutras, los de 8 años con cacaculopedopis y los de 15 cuando dices “paja” o con Cruz y Raya.

  • No pongáis a Poe al lado de Lovecraft que se me cierra la válvula…
    Weekomentario al Kanto: ¿La válvula pilórica?

  • Recuerdo que lo primero que leí de Lovecraft fue “Las ratas en las paredes” y me pareció buenísimo. A partir de ahí y salvo un par de relatos que me resultaron lo suficientemente intrigantes como para entretenerme no paré de tragarme castaña tras castaña.
    Sangrante es “En las montañas de la locura”. No me enteré de nada de lo que pasaba y tampoco ayudaba mucho seguir el argumento el hecho de que por cada página en la que parecía que iba a avanzar la historia había doce que martilleaban con que había un misterio muy misterioso, y un terror muy terroroso, y cosas fuera de la compresión humana que no deberían ser descubiertas y podías caer en la locura. Y no, no decía qué no debía ser descubierto; demasiado terrorífico y misterioso e incomprensible. ¿He dicho ya que era muy misterioso y terrorífico? Y así todo el dichoso relato.
    Creo que la cosa iba de unos mendas que se van al Polo y se encuentran con La Cosa de John Carpenter y luego se van a explorar al monte y entran en cuevas y ven estalactitas con forma de triglicérido y acaban en la ciudad encantada de Cuenca pero en marciano y al final… no pasa nada. Simplemente se acaba ahí, creo recordar.
    Y pensaban hacer una peli. ¡Ugh!
    ¡Ah! Y el videojuego de La Sombra sobre Innsmouth acojona que no veas, el cabrón.

  • Puede que sean algo lineales pero para mí eso es lo de menos. Lo importante de Lovecraft es la atmósfera que crea y que es capaz de dar miedo describiendo cosas tan abstractas como un color o una melodía.
    PD ¿Qué tendrá que ver Lovecraft con la famosa dicotomía Morancos-Monty Python?

  • no me gusta demonizar.. pero es que esa comparacion buscaba la polimica si o si XDD. No me considero muy fan de los monty (aunque si de los otros referenciado, les luthiers). Hay que puntualizar.. sean o no humor “inteligente” (habria que cambiarlo por “humor gracioso”) tienes bromas buenas y malas.. es normal: no se puede ser muy bueno en el humor siempre. Seguro que hay una lista incontable de malos sketch.. no digo que no.
    Pero .. por favor.. los morancos?. es increible que un grupo “humorista” no me haya echo ni sonreir en mi vida. Me rei con algunas de m13, cruz y raya, chiquito,… y ni siquiera los considero buenos.
    Estos dos ahondan en la caspa, la basura y la pandereta y presuponen que haran gracia al español medio.. y lo logran. en fin. Al menos los fondos economicos a perpetuidad que se llevan de TVE serviran para seguir desvirgando anos infantes (remember arnys.. a veces creo que soy el unico español que lo recuerda XD)

  • La verdad es que, pese a mi condición de fan baboso de Lovecraft, sí que es cierto que su narrativa es bastante lineal, y siempre sigue un esquema muy preestablecido. Pero bueno, al fin y al cabo esa es probablemente la influencia de la que no logró librarse nunca, y por aquella época la narrativa más libre era un experimento en las mentes de lo que probablemente eran cultistas del Apocalipsis para un Lovecraft que se consideraba un caballero decimonónico aficionado a la poesía.
    Y sí, sus clones empezando tan pronto como Derleth son aburridos de huevos.

  • Pues a mí me aterran los Morancos y con Lovecraft me río un montón.
    Con todo, hay que entender que uno de los valores principales de Lovecraft es la innovación temática y argumental… alguien que descubre hoy día el Jovencito Frankenstein no se ríe como quien la vio hace 20 años, porque ha sido tan plagiada, homenajeada y fusilada que cada uno de sus gags está quemado hasta los cimientos.
    En cuanto a la técnica y la repetición de esquemas, a un narrador de género no se le pueden pedir experimentos narrativos (aunque los hay que los realizan, y con éxito… ahora mismo pienso en Bradbury). Pratchett también se repite como el ajo y seguimos volviendo a por más. Porque su ajo nos encanta. Si quieres chicha y sesudez, léete a Faulkner.
    Y volviendo al principio, que no era broma, el tiempo provoca cambios en el “zeitgeist” (llevaba un par de meses buscando un hueco donde soltar el palabro XD) que hacen que las obras envejezcan de uno u otro modo, o mejor dicho, su recepción por parte de los lectores.
    Recuerdo que en el instituto me tocó hacer un trabajo sobre La Casa de Bernarda Alba y lo enfoqué como una comedia, porque a mí cuando Bernarda sale con la escopeta detrás del novio de la niña se me saltaban las lágrimas de la risa. Me pusieron un notable XD.
    Y con Romeo y Julieta en el cementerio, tres cuartos de lo mismo.
    Lo cual no evita que, poniéndome en contexto, les reconozca el valor dramático que tienen.

  • A mi me parece muy buen escritor pero, por ejemplo, sus historias que se alejan del ciclo de Cthulhu (exceptuando en tal caso a Herbert West, reanimador) me parecen un poco más simplonas. Eso sí, más que su calidad literaria, me quedo con lo que me engancha y me divierten sus historias, amen del acojone que me dieron en su tiempo.
    La calidad literaria pues sobresale algo respecto a su medio (revistas pulp y demás) pero probablemente estaremos de acuerdo en que dista de ser perfecta, claro que todos sabemos que eso ni impide una buena historia ni una buena narración.

  • El reto plantea, atención LA LINEALIDAD, no la calidad.
    Unos lo llaman linelidad. Otros lo llaman estilo.
    Yo digo que no. No todas, al menos. Hay muchas que sí. Pero todas, no. Además recordemos que también hacía poemas.
    Y para mí el Cthulhu es el mejor juego de rol de la historia.

  • Yo particularmente me quedo antes con el contenido de sus novelas que con la forma. La idea de una civilización ancestral que habitó el planeta mucho antes de que nosotros llegasemos me divierte.
    Cierto en que la maoyria de sus composiciones son “sota,caballo y rey”, pero considero que no está de más conocer al autor y decir que al menos se han leído un par de relatos suyos.

  • Esta vez no te has arruiesgado tanto, si, Lovecraft puede resultar soporifero, sobretodo algunos relatos, otros son mas digeribles eso si. Por otra parte lo de los Morancos sigue siendo absolutamente sangrante, te pongas como te pongas el humor de lo absurdo y el humor cazurro no son lo mismo.

  • Nunca he leido a Lovecraft…Me da como pereza…
    la discusion sobre el llamado “humor inteligente” podria ser eterna. Para mi, sigue sin haber comparativa entre los Python y los Morancos y aunque no me gusten nada los Morancos, siguen sin gustarme!

  • Igual de lineales eran todos los capítulos del Equipo A, y bien que le gusta por aquí al personal la serie de los mercenarios furgoneteros…
    Malos que quieren Rancho + Aníbal se disfraza + Muchas hostias + Alguien encierra al Equipo A en un garaje donde hay un soplete= capítulo del Equipo A.
    Coñas aparte, creo que si bien Lovecraft repite en sus historias una estructura lineal, los elementos que intervienen en las mismas (criaturas, ritos, mitos y personajes) si tienen una variedad y una carga imaginativa detrás que merecen la pena.
    Y sí, es cierto: La Llamada de Cthulu es el mejor juego de rol de la historia.
    P.D. tira 1D10 de cordura por leer tantas veces “Morancos” en este blog
    Viru: una cosita… busque algún artículo del Equipo A aquí, busque 😉

  • Pues tienes toda la razó, pero es que nadie ha dicho nunca jamás que Lovecraft fuera un buen escritor. Él mismo era consciente de sus tremendas limitaciones y reconocía que le hubiera encantado poder haber viajado a Europa y haber entrado en contacto con los grandes ambientes literarios de su época. Porque en cuestiones culturales, Estados Unidos entonces era el culo del munod, hoy lo sigue siendo por otras razones.
    El interés que despierta Lovecraft no es por sus relatos que efectivamente son malísimos, no tenía técnica ni inspiración, sino por darse cuenta de que está hablando de cosas que ni él mismo entendía y que aún a día de hoy, nadie sabe de dónde las sacó. Y no hablo del famoso Necronomicón, que es una invención propia, esa es la única evidencia que tenemos. Lovecraft escribe sobe una mitología “fantástica” tan perfecta que no es posible que un hombre con tan poca imaginación la hubiera inventado por sí solo. No abemos a qué documentos tuvo acceso, porque sí es bastante probable que él o más seguramente su padre pertenecieran a alguna logia esotérica o masónica heterodoxa que tan de moda estaban en aquella época.
    Lovecraft es un escritor publicado hasta la saciedad pero su biografía nos deja más dudas que realidades, porque a pesar de buscar la fama y la celebridad como escritor en vida, se preocupó también mucho de borrar casi todas sus huellas en su formación como tal. Está claro que Lovecraft sabía mucho más de lo que nos cuenta torpemente en sus relatos, pero que a duras penas comprendía él mismo sobre qué estaba escribiendo exactamente. Por eso resulta tan intrigante. Y es que un relato no sólo puede ser interesante por su calidad literaria.

  • Modo Mazagatos on
    Sigo mucho a Lovecraft, pero todavía no he tenido la suerte de leer nada suyo.
    Modo Mazagatos off

  • Meterse con Lovecraft es fácil, porque era un escritor moroso, redundante, pedante y repetitivo. EMHO sus únicos relatos potables son EL COLOR QUE CAYÓ DEL CIELO y LA LLAMADA DE CTHULHU; pero el resto no son más que un agrupamiento azaroso de sabios que se vuelven locos cada dos por tres, inmigrantes que vienen a destruir el mundo con sus ritos ancestrales y atrasados, horrores abominables y obscenos, y finales sorpresa más gastados que la napia de un cocainómano.
    Y sobre los Monty Python y Los Morancos, la diferencia es clara: los Monthy Python tienen sketches magistrales (véase EL CHISTE MÁS GRACIOSO DEL MUNDO o EL MINISTERIO DE LOS ANDARES RIDÍCULOS) y otros que son malos (mismamente el de SPAM).
    Los Morancos chillan y enrojecen mucho, mucho, mucho. Y eso es todo.

  • En cuanto a Lovecraft (En el otro tema no entro, solo diré: Tonechos powah!) es cierto que sus relatos son lineales, porque todos responden a un planteamiento básico. Si te aburren, bueno, lea otra cosa. A mi el señor de los anillos me pareció aburridisimo y casi toda la epica igual, porque tiene unas pautas que no me atraen; por eso no leo ese género. En cambio, lovecraft si que me atrae, al igual que sus maestros (Machen, Poe, Dunsany…) y algunos de sus pupilos.
    En todo caso, es un terror que se cuela, poco a poco, en la vida cotidiana de hace un siglo. Por eso todos empiezan de forma parecida y, en cierto modo, terminan de forma parecida. Eso sin contar el gusto por los personajes cliché (Lord, culto y hetero, diría viru). Las explosiones, los tiros, las frases chistosas y las mujeres-objeto se pusieron de moda despues…
    Saludos y siga criticando, que para estar callado ya habrá tiempo, si los Antiguos lo permiten.

  • Hace tiempo q no leo nada de Lovecraft, pero en su momento me parecio interesante, aunq tb me parecieron interesantes los relatos de Dragonlance… Y en cuanto al juego de rol, pos supongo q dependera de lo q se lo curre el master. Nosotros lo intentamos pero es q no podemos pasar 2 minutos sin hablar mierda, molamos demasiado.

  • En lo que respecta a la linealidad de la obra de Lovecraft, es innegable que su estilo recargado, medio culterano y descriptivo incluso en exceso lastra historias que, además, repiten mayoritariamente un mismo esquema argumental. Eso no quita para que culturalmente y en términos de invención fuese realmente de una imaginación desbordante pero eso es cuestión diferente: no tenía un buen estilo pero si una gran originalidad mientras que hay otros escritores que son el caso opuesto.
    Y Stephen King falla siempre en los finales. Salvo el de la Torre Oscura.

  • Ya se ha dicho: Lovecraft no era un gran escritor. Su mérito consistió en coger referencias mitológicas de aquí y allá, pasarlas por la turmix de sus propias obsesiones y crear toda una mitología de la que mamaron cientos de escritores de terror contemporáneos y posteriores.
    Lovecraft revitalizó un género que estaba anclado en el “cuento de fantasmas” de los de sábana y cadena que ya no asustaba a nadie y casi inventó (con ayuda de Dunsany, Machen, Blackwood o Poe, claro) una nueva forma de contar un relato de terror, una nueva estética que se adelantó de alguna manera a su época. Tras su muerte y tras la IIGM el mundo ya estaba más preparado para sus horrores cósmicos y atávicos.
    Ahora ya hemos superado el terror de Lovecraft y apenas si nos da un pequeño escalofrío de vez en cuando, pero hay que pensar en la época en la que los escribió.
    Por supuesto su forma de escribir es cansina por su manía de sobrecargar de adjetivos la narración en un intento de describir lo indescriptible y él mismo reconoció que solía seguir una misma estructura para sus relatos (leed su artículo “Notas sobre el arte de escribir cuentos fantásticos”).
    No todos, pero hay muchos con este desarrollo: El protagonista cuenta en primera persona su encuentro con el “horror”, comienza apelando a la lógica y la racionalidad, poco a poco se introduce en los mitos pero sigue mirándolos con escepticismo hasta que descubre algo (normalmente investiga el pasado de su familia) que le hace chocar frontalmente con la realidad de los mitos y suele terminar la narración loco o deseando estarlo.
    Por otra parte hay que tener en cuenta que Lovecraft murió con 47 años.
    Lovecraft ya se había labrado una reputación y un prestigio entre sus seguidores, pero quién sabe qué habría escrito durante su madurez, la época en la que normalmente un escritor alcanza su plenitud. Quizá hasta habría renegado de sus relatos de juventud, porque eso eran la mayoría de los cuentos que hemos leido: relatos de un joven e inexperto escritor.

  • El problema de Lovecraft, como pasa con muchos otros, son sus talifanes. A mí no me gusta mucho, pero creo que es porque el género en sí no me gusta mucho. Es una lectura “pasarratos”, y si lo tomas así pues está bien, cumple su cometido. Si lo tomas como algo más es infumable.

  • yo no aportaré nada sobre la linealidad de Lovecraft, porque creo que con todos estos comentarios ya está todo dicho. Simplemente haré una anotación al margen: para ser un libro maldito y de sabiduría olvidada, el Necronomicón parece ser todo un best seller en sus relatos, no hay casa que no tenga uno sobre una mesilla del salón para un rato de lectura casual del protagonista.

  • Me leí dos compilaciones de relatos de Lovecraft, y, aparte de parecerme bastante plomizo -no todos los alcohólicos/drogadictos son interesantes-, creo que los cuentos se parecen entre sí como lindísimas y cristalinas gotas de agua. Y nunca acabé de pillar la mitología de Cthulhu. Me gustaron más las historias que se desmarcaban de ese tema, como por ejemplo “El aire frío” o aquella otra sobre un mago que quiere castigar a su mujer y cuyo hechizo acaba volviéndose contra él. Pero vamos, que en definitiva, me decepcionó. Prefiero a Poe que, aún repitiéndose con ciertos tópicos, conseguía meternos más de lleno en la historia…

  • Pues no puedo estar de acuerdo. Lovecraft fue un autor bastante prolífico y es inevitable ver similitudes en algunos de sus relatos, pero de ahí a que todas sus historias son lineales… pues no. Lovecraft tocó tantos temas dentro del género de Terror y de tantas maneras distintas que veo algo absurdo tiladrlo de lineal.
    Por otro lado, el juego de rol… ya no aguanta demasiado bien la edad. Fue revolucionario en su momento, pero ahora es demasiado arcaico. Si tenéis la oportunidad, echadle un vistazo a The Trail of Cthulhu (en verano lo publicarán al español), una nueva versión francamente buena.

  • Creo que la cosa está en que los relatos de Lovecraft no buscan hacer curvas argumentales vertiginosas, sino contar una historia que acongoje al lector, y para eso con una historia lineal y su mente turbulenta creo que se bastaba.
    Además, comparar lo que ahora hace miedo con lo que hacía miedo hace 80 años es imposible, solo hace falta leer a E. A. Poe, que a mi, sinceramente, me parece soporífero.

  • Sobre Lovecraft, a mi me mola, la mayoria de sus relatos son basicamente sabio-aristocrata-virgen-descubre-terror-oculto, pero oigan, en Asimov tambien salen siempre las mismas cosas (robot-cientifico-extraterretre resuelve una ecuacion y salva el mundo) y también mola. Tambien Bukowsky narra continuamente la misma historia, incluso con el mismo protagonista, y no deja de ser bueno. Y ni menciono obras maestras del arte como el culebron más largo del mundo (la Patrulla X), en continuo reciclamiento, o las pelis de zombies, que como todo el mundo sabe no brillan por sus tramas diversas.
    PD: Busquen y lean este relato de Lovecraft, http://en.wikipedia.org/wiki/In_the_Walls_of_Eryx (el link en inglish no es por pedentaria es que no lo encuentro en apañol) y verán que de todas formas también era capaz de escribir otras cosas.

  • leí a h.p. lovercraft en la adolescencia y m gustó, fué el trampolín para otras lecturas, siempre tuve encuenta la época en q se escribió y pienso que fué un visionario un poco zumbaete…….

  • Pues estoy de acuerdo: las partidas a “La llamada…” eran un soberano coñazo. Todas. Al final morias, te volvias loco y matabas a los que no habian muerto y te suicidabas…Se te comian, te fulminaban sin mas…pedazo de juego. Respecto a Lovecraft, l recomiendo para noche en las que cueste conciliar el sueño, deberíamos probarlo en formato cápsula. No tengo ganas de citar ni precursores ni antecesores (el unico que me gusta es Poe, y más por estilo literario que por escritor de terror, que no me parece que lo sea). Opino lo mismo de Moorcock (qué coñazo de tio) y de toda la saga Dragonlance (ya se que mezclo churras con merinas, ya) y demás novelillas de fantasía. Son todos flojísimos. Estoy por renegar de la literatura friki y hacerme normal…oh señor…dame fuerzas…

  • Estoy por renegar de la literatura friki y hacerme normal…oh señor…dame fuerzas…
    1. Por favor, defina normal.
    2. La culpa es tuya, lo de literatura friki es una puta etiqueta como humor inteligente. En realidad sólo hay dos tipos de literatura: buena y mala. La buena, por lo menos, entretiene, si no aporta cultura, belleza y toca algo dentro del lector; la mala ni siquiera logra divertir un poco.
    3. Aventuras de la LLamada de Cthulhu hay muchas y de muchos tipos. Si lo que fastidia a los presentes es que las probabilidades estén en contra del jugador, eso es inevitable, el mundo que presentan está en contra de los jugadores. Debe ser el Guardían el que modere la cosa para que no sea aplastantemente desnivelada.
    Y ni se les ocurra acercarse al Paranoia, ya de paso.

  • Lo que hay que oír…ne parece a mí que muchos no habeis leído nada de Lovecraft y criticais por “moda”…Sinceramente, creo que hablais muy a la ligera de un grande de la literatura mundial, y os escudais en una supuesta “linealidad” (¿?) para criticarlo sin poseer ningún argumento tangible.
    Weekomentario al Kanto: No he buscado una excusa para criticar la literatura de Lovecraft. He expuesto algo que a mí, como lector, sí me resulta pesado. En cambio usted no se molesta en escudarse en nada para afirmar, bien a la ligera, que se trata de “un grande de la literatura mundial”.

  • Para mi leer a Lovecraft es como estar borracho y liarte con Pamela Anderson: La situación es acojonante, la tía está buenísima, pero el polvo es una mierda.

  • Hay escritores originales y otros que no lo son, y después hay escritores buenos y otros malos, pero ambas comparaciones no tienen por que ir juntas. Por ejemplo, Lovecraft en cierto sentido me recuerda a Tolkien: fue capaz de diseñar un mundo de fantasía más o menos original, aunque le fallaba el estilo narrativo (salvo por esa omnipresente sensación de que no estamos solos y que no controlamos para nada nuestro universo). Como habeis dicho, puede ser que adolezca de originalidad en la narración, pero eso no tiene por qué ser del todo malo…
    Para empezar, en la época de Lovecraft, escribir algo que superase las 100 paginas (que ya se denominaba “novela”) era bastante raro, y habia pocas editoriales dedicadas a este tipo de relatos, que preferian las entregas cortas publicadas en periodicos o semanarios Es obvio que escribir una historia de unas 30 páginas no diese para mucho y es fácil que el autor cayese en la repetición para satisfacer el ansia de lectores cada poco tiempo (muchos coetaneos de Lovecraft lo pasaron realmente mal para vivir de la literatura, como fue el caso de Poe), lo que explicaria que “El Caso de Charles Dexter Ward” sea una de sus mejores historias.
    Tampoco quiero sentar una ley escrita: puede ser que lovecraft careciese de talento, o que tuviese poco tiempo para pulir su estilo (ya que murió relativamente pronto tras comenzar su carrera literaria), o que simplemente como dice un amigo mio “es un tio que tuvo una indigestión de pulpo y al dia siguiente le dio por escribir sobre tentaculados gigantes y alienígenas…”.

  • El que dice que Lovecraft es lineal es porque:
    a)- No lo ha leído
    b)- No lo ha entendido
    C)- Es idiota
    d)- Todas las anteriores
    Además que se puede esperar de un tío que escribe “cohetaneo”, pues seguramente que sea un corto de “hedad” mental.
    A ver si tienes el valor de publicarlo, reconocer tus faltas de ortografía, y si quieres defiéndete con un comentario. Ignorante.

  • Frase mal escrita:
    “Además que se puede esperar de un tío que escribe “cohetaneo”, pues seguramente que sea un corto de “hedad” mental”
    Frase corregida y bien escrita:
    “Además, ¿qué se puede esperar de un tío que escribe “cohetaneo”? Pues seguramente que sea un corto de “hedad” mental”
    Nunca se metan con las faltas de ortografía de los demás, es de mal gusto y el Karma se les puede volver en contra.
    Yo de Lovecraft ni pajolera idea, he oido mucho de él a mucha gente, casi todos roleros y comiqueros.

  • Cuestión: ¿Y si la linealidad de los relatos de Lovecraft fuese consecuencia inevitable de su terrible cosmogonía?
    Me explico, el tipo coge una serie de ingredientes heterogéneos (personaje principal, secundarios, escenario, antecedentes más o menos oscuros,etc), pero al añadir el componente principal (rotura de la realidad, monstruosas apariciones y dioses que, lejos del paternalismo acostumbrado en otros panteones, no han acabado con la raza humana porque todavía no la han visto) es como marinar alimentos en tabasco: hagas lo que hagas y pongas lo que pongas, el resultado inevitable es el horror, la locura y la muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *