Videojuegos de rambo

A estas alturas de la semana Rambo creo que hay poco más que decir sobre porque estamos haciendo esto. Adentrémonos, pues, en otra faceta del entretenimiento en la que el film de Stallone tuvo, como veis, nutrida presencia: los videojuegos. En mi caso, los que disfruté en su momento fue el Rambo III del Amstrad, el de Megadrive y el Arcade. Tuve suerte, ya que eran bastante mejores que los más básicos. Pero pasemos ya a hablar del tema.

rambo_first_blood_part_2.gif
Digno del Moma
Rambo – Spectrum,  Amstrad, C64

Regulero. Posiblemente uno de los cassettes más vendidos de 1985. La promesa de un juego de trepidante acción controlando al personaje más cañero de la época era tentadora. El resultado no estaba a la altura de las circunstancias. O sí, si pensáis que es la película en la que se adapta es una basura. Claro que en ese caso merecéis se sepultados por un gigantesco truño radioactivo de Godzilla. Rambo va por la jungla, matando vietnamitas a base de arrojar cuchillos, buscando prisioneros. . En principio nos dedicamos a vagar por unos austeros escenarios hasta que podamos encontrar una ametralladora y seguir vagando, pero ahora más armados. Una especie de versión de Commando en la que se sustituye la acción por la exploración. AL final hay que devolver a los prisioneros en helicóptero.

Rambo_2.gif

¿Hay palmeras en el espacio?

Lo que más me ha llamado la atención es lo negro, negrísimo que es casi todo el escenario. Esto se une a la ausencia total de música para crear una experiencia por ratos agobiante y desoladora. Como el mismo Vietnam. En su día, y gracias a la imaginación que invertíamos los niños en juegos como este, era un eficaz entretenimiento. La versión de C64 era bastante mejor, y hace poco han creado un remake para PC, que no supera la categoría de pura anécdota.

ramboSMS2.jpg
Al asalto de la fortaleza Lego
Rambo -  Master System
No sé a vosotros, pero a mí lo primero que me viene a la mente al pensar en juegos de Rambo es el Ikari Warriors. Por eso mismo pensaba que mi juego favorito de este artículo iba a ser el de la Sega Master System…

… y me equivoqué. Sí, la acción es similar a la del mítico juego que adaptó Elite para mi Amstrad. Pero a la hora de la verdad, vemos que está plagado de detalles que impiden ese nivel de excelencia. Para empezar, nuestros disparos tienen muy poco alcance, con lo cual tenemos que acercarnos mucho al enemigo para poder abatirlo. Las flechas explosivas que disponemos también tienen poco alcance, aunque una buena onda expansiva. Con ellas también podemos liberar a los pobres prisoneros, que resulta tenían flechas que regalarnos. Ya podían emplearlas para escapar ellos, ya.

Como en la mayoría de estos juegos, un solo impacto bastará para ponernos fuera de combate, y os aseguro que los enemigos de este juego son los que tienen el gatillo más fácil de todos los reseñados hoy. Además, nuestro héroe no puede disparar hacia atrás de ninguna de las maneras y posee la “invulnerabilidad” post-mortem más inútil de la historia de los videojuegos. Su duración es minúscula, arbitraria y mientras está en efecto, solo puedes moverte a los lados. Aún así, y diga lo que diga el Nintendo Nerd, el juego es medinamente divertido y jugable, aunque frustrante. Además goza de variedad de escenarios y enemigos finales, y si te parece chungo, puedes jugar a dos jugadores y compartir el cabreo con un amigo.
Hubo también un Rambo III para la SMS, pero como era de para jugar con la pistola, no lo hemos podido probar en condiciones, aunque no parece gran cosa.

RamboNES.gif
¿HOLAAAA? ¿ESTÁ EL ENEMIGOOOO?
Rambo – NES

Un aburrimiento supino. Por unos momentos creí estar ante una copia del Green Beret, al ver su perspectiva lateral, pero nada más lejos de la realidad. Aquí manejamos a un Rambo sin armas de fuego que encima lucha, principalmente, con serpientes y bichos. Despoblando la jungla asiática. Los controles son pésimos: nuestra arma tiene muy poco alcance y Rambo realiza un extraño movimiento al atacar que hace que calcular bien el momento de golpear sea casi imposible. Por si fuera poco, es tremendamente complicado orientarse en el mapeado, abundando las pantallas iguales. Ello provoca que gran parte de nuestro tiempo de juego sea empleado en perdernos y volver a encontrar el camino y, en muchas ocasiones, sin tener ni idea de donde hay que ir a continuación. A vagar por las pantallas tocan.

rambo-nes.png

Lo mejor es que el cartucho recrea aquella parte de la película en la que había que rescatar a un niño en las cuevas en las que terminas enfrentándote a una araña gigante.  Ah, espera, que eso no salía en el film. Igual lo recortaron del metraje. Pero lo más sorpendente, es que, aunque luchemos solo con animales y se saque misiones de la manga, hay abundancia de diálogos absurdos que aburren, recreando escenas enteras de la película ¿Euuh? ¿Se sentirían culpables por inventarse tantas tonterías? No compensa: no solo es un mal juego sino que encima es todo lo contrario a la acción y emoción que transmite su material de origen.

rambo3_MD1.jpg

Si te metes por la tubería sales al mundo de Mario. Me lo ha dicho mi primo.
Rambo III – Megadrive

Otro juego del montón, que podría ser muchísimo más divertido de no ser por su elevada dificultad. Es una mezcla entre el un Commando o el Mercs con el juego de Ocean, alternándose fases de ir en línea recta disparando a todo lo que se mueva con otras en las que hay que investigar una base enemiga hasta encontrar a alguien o algo. Para estas misiones disponemos, por fin, ¡por fin! de una ametralladora. ¿Tanto cuesta ponerle a Rambo una ametralladora desde el principio? Pues parece ser que sí. Me parece fenomenal que quieran introducir pequeños guiños a las películas, pero es que los juegos NO son películas… de lo que se trata es de tratar de recrear un poco las sensaciones que se tuvieron al verla. ¡Digo yo! En fin, además de armas de fuego, tendremos flechas explosivas, bombas de tiempo y nuestro fiel cuchillo. Armados, por fin, como merecemos. De vez en cuando aparecerá una breve fase en la que, controlando a John visto de espaldas, tenemos que destruir un helicóptero, un tanque… a base de flechazos. Un buen detalle que añade algo de variedad al juego.

rambo3_MD2.jpg
El causante de la piña de Rajoy y Aguirre

Hay dos pegas: el diseño de los niveles, carente totalmente de puntos clave o momentos memorables y que pena es que tengamos solamente tres putas vidas y nos eliminen cada una CON UN SOLO DISPARO. ¿Estamos hablando de Rambo o de Napoleón Dynamite? ¡Menudo flojo! Esto, obviamente, hace que el juego tenga una altísima dificultad, siendo imposible jugar una cantidad decente de juego sin tener que recurrir a los continues. Que sí, que para eso están… pero cada vez que pulso en “continuar”, me invade un cierto resquemos. En realidad, me están recordando que soy incapaz de acabarme el juego sin recurrir a continuar. Que no tengo la habilidad suficiente para hacerlo de una sola partida. Y aunque vuelvo a jugar, no puedo evitar sentirme un poco fracasado. ¡Así reventéis!

rambo3_SP.gif
Rambo III – Spectrum Amstrad

El mejor juego de Rambo, amiguetes lo tiene la máquina más primitiva de las aquí tratadas. Rambo 3 era una tensa videoaventura en la que, infiltrados en la base soviética, tenemos que rescatar a Trautman y salir a través del campo de minas. El terreno está plagado de soldados rusos que vigilan a los prisioneros: es lo que tiene las prisiones, a excepción de SONA, por supuesto, así que el sigilo será uno de nuestros maravillosos aliados. Para ello lo mejor será usar nuestro cuchillo o la pistolas con silenciador, ahorrándonos la pérdida de mucha energía. Al margen de eso, podíamos deambular por el campamento cogiendo objetos los cuales, atención a lo que voy a decir, TENÍAN UN USO LÓGICO. Ejemplo: usar las baterías de las gafas… con las gafas. El uniforme se usaba para que no nos dispararan los enemigos al vernos. La munición con la pistola. El silenciador con la pistola. Había un par de objetos de uso algo más retorcido, pero con un poquito de paciencia, el juego tenía lógica y era acabable. Los controles eran suaves y precisos y los gráficos perfectos para este tipo de juego.

RAMBO3SPEC.gif

La segunda parte recreaba la apoteósica escena del film en la que John y su coronel aniquilaban cientos de rusos a bordo de un tanque, destrozando soldados, vehículos, helicópteros. Aquí la cosa flojeaba, ya que manejábamos el la ametralladora, pero no podíamos hacer lo propio con el vehículo, con lo que sufríamos cantidad de impactos. El cañón del arma podía recalentarse si le metíamos mucha caña, así que tampoco podíamos emborracharnos de plomo. Sin llegar a la brillantez de la primera fase, también era entretenida y hacen del Rambo III para 8 bits un juego disfrutable aún hoy en día.

ramboarcade.png
No pasa nada, son solo moros.
Rambo III – Recreativa

Como vemos, Rambo III consiguió engendrar juegos bastante mejores que su precuela. El arcade es, junto al juego de Spectrum, el título más jugable y recomendable. Por primera vez está justificado el poder jugar a dobles, ya que podemos manejar tanto a Rambo como al Coronel Trautman. Controlaremos a los guerrilleros viéndolos de espaldas y acabando con los enemigos que están ante nosotros a base de mover el punto de mira de nuestra arma. Las semejanzas con títulos como Cabal son evidentes, aunque quizá recuerde más a aquel juego de GI Joe. El tema del scroll hacia delante le da un toque personal que lo aleja de la mera copia. Desgraciadamente también limita su jugabilidad: al mover personaje y punto de mira simultáneamente, nos debemos de poner siempre en la línea de fuego del enemigo. La barra de energía, que nos garantiza poder sufrir unos cuantos impactos antes de terminar la partida y la generosidad en los power-ups hacen lo que pueden para equilibrar la balanza.

ramboarcade2.png
Buscando a Miguelito, que se fue a vivir a las montañas

Es bastante divertido, aunque a las dos fases es ya evidente que le falta variedad de enemigos y situaciones para convertirlo en un título más destacable. Gracias a mi “cuñado” Rául sé que había fases laterales y en las que se iba en moto, con lo cual había una ligera variación, pero muy superficial.
Como vemos, aunque varios de estos juegos vendieron estupendamente, no se trataba en ningún caso de títulos imprescindibles para los sistemas… Si hoy hablamos de cualquiera de ellos es por la asociación con el film que nos ocupa esta semana, me temo.

Ah, y se me olvidaba uno: EL RAMBO CONVERSACIONAL.

ramboconvesacional.jpg

>Hablar con Coronel Trautman
>Coronel Trautman: ¿Cómo vivirás ahora Johnny?

Excitante ¿verdad?

44 thoughts on “Videojuegos de rambo

  • Gracias por esta recopilación de un icono de otra época. Por cierto, el Rambo III de 8 bits también me tuvo enganchado. Ahora dicen que no es un gran juego pero a mi me pareció de lo mejorcito que cayó en mi MSX.
    Saludos

  • Yo en su tiempo vi la version de spectrum y estube a punto de comprarla y al final no lo compre, no me daba buena espina, viendo lo que poneis lo probare a ver que tal. Me hace gracia lo que comentas en rambo 1 de spectrum de la imaginacion infantil, me acuerdo que muchas veces me imaginaba que habia mas alla de los pobres escenarios que veiamos en los juegos y al pasar el tiempo recuerdo los limitados graficos que salian en mi spectrum con cierto cariño y viendole cierto carisma al tema.
    Por cierto no es rambo, pero alguien se paso el Bestial Warrior de spectrum, es infernal ese juego !!!

  • Yo en su tiempo vi la version de spectrum y estube a punto de comprarla y al final no lo compre, no me daba buena espina, viendo lo que poneis lo probare a ver que tal. Me hace gracia lo que comentas en rambo 1 de spectrum de la imaginacion infantil, me acuerdo que muchas veces me imaginaba que habia mas alla de los pobres escenarios que veiamos en los juegos y al pasar el tiempo recuerdo los limitados graficos que salian en mi spectrum con cierto cariño y viendole cierto carisma al tema.
    Por cierto no es rambo, pero alguien se paso el Bestial Warrior de spectrum, es infernal ese juego !!!

  • jajaja
    Aún siendo fanático de las aventuras conversacionales reconozco que un Rambo conversacional debe ser algo así como crear las figuras de acción de “Introducción a la metafísica” de Heidegger

  • JungleWarrior, aquellos juegos de Dinamic eran pa cagarse en toda la familia de los programadores: el Bestial Warrior, el After the War, el Astro Marine Corps (que aún así casi logré pasarme), el Army Moves…

  • Lo de Rambo vs Araña gigante ya tiene delito pero Rambo conversacional es que es pasarse. ¿Cómo mataba a la gente? ¿Dándoles la brasa o era como en los dibujos que nunca muere nadie?

  • Diosssss hoy he visto la películaaaa… que pasada, con un toque gore para abrir el apetito; y para rematar, veo este “peazo” reportaje sobre los videojuegos… que tiempos aquellos.

  • El rambo de nes, estoy seguro que usa el motor grafico retocado del zelda II .El rambo 3 de espectrum lo recuerdo con alegria de lo adictivo que era(una pena que no saliera para amiga ¡habria sido la bomba!)y me recuerda al metal gear de msx o al black beard del zx, y como ya comente en otro articulo ,un clon de operation wolf y otro de ikari warriors,en fin,poca originalidad para unas peliculas tambien nada originales.

  • Excelente artículo. Muchos de ellos los desconocía, aunque según lo que he leído mejor así.
    Combinando este artículo con el del día anterior, el juego “Gryzor” de Konami era una exploitation de Rambo y Commando, pudiendo alternar entre uno y otro personaje. Eso sí, era probablemente mucho mejor videojuego que todos los reseñados…

  • Que recuerdos -como hay que poner en estos casos -,mis primeros juegos del spectrum +3 fue un pack de juegos bélicos llamado “metal ammo” o algo así, con el ininteligible simulador Top gun, el army moves -con su maldito puente inicial, el green beret y el rambo.
    En el fondo el rambo se adelantó a su tiempo cual farcry o stalker, podia satisfacer las ansias exploradoras del más pintado; me acuerdo que en el manual ponía algo así como “la recreación de un millón de metros cuadrados de jungla vietnamita”
    En el fondo era una mierda,pues a los cutro pasos encontrabas un campamento charly, rescatabas a los “ostajes” y si te he visto no me acuerdo.

  • Yo siempre fui del First Blood Part II de C64. ¿De verdad es el mismo que el del pantallazo de Spectrum? Increíble.
    El concepto de Rambo conversacional me ha dejado K.O. Avisadme cuando saquen el shmup de El Séptimo Sello o un tetris ambientado en La Escopeta Nacional.

  • Ya comenté que la semana Rambo sería en días laborales, PERO sí que tengo preparado algo con Porrambo que subiré hoy o mañana.
    El Conversional te lo puedes bajar de Home of the underdogs.

  • Vaya que articulo más parecido a la critica que hizo el Angry Video Nerd para Game Trailers; vamos hasta se citan los mismos ejemplos.
    Lastima que ese video tenga bastante más gracia que este artiulo quizá por lo nerd de su presentador.
    Ciao

  • Yo tenia el Rambo III de la mega drive, y la verdad es que era uno de los juegos que mas me gustaba (nunca tuve muchos). Era muy jodido, pero habia un truco para conseguir vidas, era dar con el machete al mismo tio (si te ibas para la derecha y volvias estaba otra vez) y de vez en cuando te soltaba una vida. Yo los tenia mas o menos localizados a los q daban vida. La ultima pantalla hasta que encuentras al coronel, jodida de cojones,ahi frague mis nervios de acero…

  • Mi preferido siempre fué el de megadrive, me pilló en una época que me lo pasaba bomba con juegos tipo mercs y las fases del arco eran la caña.

  • Amiguete Jose Miguel: nosotros nos hemos centrado bastante más, como puedes, ver en los juegos de Spectrum y Amstrad, como Europeos que somos. El Nerd ese tiene gracia, y hasta le citamos, pero se pasa todo el video hablando del de NES, y por los demás pasa por encima. Y se deja, además, un par de juegos (el conversacional, por ejemplo).
    Así que o no se ha leído el artículo o lo que tiene son ganas de joder y no sabe como.

  • yo tenía el Rambo para pistola en la SMS, lo alquilé y jugué un finde con él. Era un mocosín da aquella y guardo un buen recuerdo de el. Pero es más bien un juego normalito, quizás tirando a malo, lo que suele pasar con juegos de pelis, vaya.

  • En el First Blood Part II de Spectrum podías esconderte en la palmeras y luego destruirlas con granadas (200 pts). Impensable en una época de cambio climático como la de ahora

  • Qué cutre era el Amstrad. Cada vez que veo pantallazos de cómo se veían los juegos en ese ordenador me acuerdo de la pasta que me dejé en ellos y me siento bastante estafado. :)

  • Me pasé 2 años matando palmeras y fui totalmente incapaz de salir del campamento con el Rambo del C64. Cómo odiaba estos juegos de aquella época en los q nadie sabía qué había que hacer ni cómo!. Gráficamente no estaba mal.
    Saludos,

  • Yo tenía el Rambo de Master System y es verdad lo que han dicho en los comentarios, llevaba el título de Secret Command (eso en la carátula, porque en la pantalla del juego ponía Secret Commando… ¿o era al revés?). Por lo demás, el juego es el mismo que la versión que lleva de título ‘Rambo’. Lo único que cambian son la pantalla de presentación y las que hay entre fase y fase, pero por lo demás el juego es igual. Y anda que no era puñetero… nunca conseguí pasármelo ni jugando dobles con mi hermano, ni guardando partida con el K-Fusion. Es desesperante.
    Con el ‘Rambo III’ de recreativa pasa algo parecido, llegas a un punto en el que el enemigo final está formado por unos cuantos helicópteros, tanques y un montón de tíos. Si matan a uno de los dos personajes (Rambo o Trautman) ya no puede continuar en esa fase hasta que no maten también a su compañero, y una vez que le dais al continue la secuencia de los enemigos comienza de nuevo y entras en un puto bucle de desesperación ante el que sólo puedes desistir. Pero eso sí, la fase de las motos es la risera.

  • Yo jugué al primero del Spectrum, y recuerdo que el juego tenían un bug. Al final, cuando coges un helicóptero y liberas a los prisioneros de la jaula, mandan un helicóptero enemigo para derribarte. Si se te ocurría disparararle con el bazooka, el juego se colgaba. Y nos ocurrió con otras dos copias del juego que nos dejaron !! Al final comprobamos que para acabar el juego tenías que largarte a toda prisa hacia el norte, y aterrizar ahí. Luego debías caminar hasta el borde de la pantalla…

  • Yo jugué al Rambo III de Amstrad y no estaba mal, ahora, no me lo habría terminado en la vida si no llego a tener el mapa que venía en la Micromanía. Personalmente me gustó mucho más el Cabal.

  • Hombreeee, cuantos meses sin escribir un comentario…
    Pues nada, que la semana Rambo me ha parecido fantástica, diga lo que diga Jose Miguel.
    ¿Por cierto, porque no había unanímidad en el tamaño de las cajas de cartón de los juegos de aquellos años? Me quedaban mal en la estantería.

  • En el Rambo de recreativa, en las fases en las que ibas en moto. Si nada más empezar te pegabas a la derecha de la pantalla un rato, salía un lagarto que se te agarraba a a la rueda y podías lanzar misiles de esos de forma ilimitada.
    ¿alguien se acuerda de eso?

  • Siendo justos, el Rambo de 1985, por los años en los que salió, era bastante aceptable. Y sí, llegó a vender más de un millón de copias (estaba recopilado en aquellos pack tan jugosos de “They sold a million”).
    Y los Ikari Warriors originales eran unos rambos de colores :)
    P. D. Se podía apuntar como Rambo apócrifo de los videojuegos el R.A.M., de topo, por la portada que hizo el Azpiri.

  • De los juegos licenciados yo siempre espero lo peor, bastante que hayan un par de juegos con dignidad… Pero ¿Un rambo que lucha sólo contra animales? ¿Batallas contra mutantes y arañas gigantes? Una pena que esas escenas se quedaran en la mesa de edición…

  • ¡Ja, ja! Qué recuerdos. Yo tuve el “Rambo III” de CPC, el que era medio video-aventura, y me decepcionó mucho. De Rambo cabía esperar acción desenfrendada y poco más, y van y nos ponen… ¡a pensar! Dios, menuda adaptación.
    Menos mal que a cambio nos quedaba el “Green Beret”…
    http://www.mobygames.com/game/rushn-attack
    …que sin ser adaptación oficial te metía en la piel de un boina verde dedicado a rescatar prisioneros. claro, que, como era más chulo que un ocho, lo hacía sólo con su cuchillo. Luego tenía acceso a algunas armas limitadas, pero ninguna era una metralleta, cumpliendo así el axioma de que Rambo no iría armado de verdad hasta el “Rambo III” de Megadrive.

  • Ya sé qué este es un artículo de hace dos años, pero lo he visto en posts del pasado y no me resisto a comentar… El caso es que viendo la segunda captura de pantalla del arcade de Rambo,  me ha venido a la mente el Narco Police de Dinamic que salió un año después. Lástima que sólo me recuerde el aspecto, porque lo que es la jugabilidad…
    Por cierto, que me resulta curioso que hayas optado por las versiones de 8 bits para ilustrar Rambo 3, cuando las versiones de Amiga y Atari eran muchísimo más vistosas.
    Como anécdota curiosa, ese mismo juego lo editó para PC Taito. Sí, sí, los mismos de la recreativa. Ya ves, cosas de la industria del videojuego de los 80. Seguramente los derechos de la película estaban repartidos en plan tú a Boston y yo a California…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>