Yo también fui a ver a las Spice

Como hoy en día vivimos en una época de tolerancia y respeto, había una cuota mínima de varones heterosexuales que cumplir en el aforo del concierto de las Spice Girls. Sólo así se explica la llamada que recibí el sábado del sr. Richard Royuela, director de la Rock Hard, en la cual me confirmaba que tenía pase para asistir con él a dicho evento. Así que nada, cambié los planes del domingo rápidamente, le pegué un repaso al Greatest hits (por ese par de canciones nuevas que han incluido) y allá que nos fuimos.

Allí me encontré con Richard, Sara de Background Noise y unas amigas suyas, que eran las que nos ayudaron a gestionar todo el tinglado. Mientras esperaba pude captar una conversación de un grupo de mujeres que me dejó algo flipada. Decían algo así como:
– Me da igual que el negro ese esté bueno, a mí es que me da asco – a lo que una amiga suya contestó…
– Y ya no es metértela… ¿te imaginas chupársela? ¡jajaja!
Todo esto con sus hijos delante, que me imagino no se enteraban de nada…
Nos instalaron cómodamente en la zona VIP, donde por lo visto estaban los hijos de la Beckham y otros famosotes de medio pelo que no me sonaban: yo solo reconocí a Poyeya, digo, Soraya, que de todas formas vive en Alcalá y a Boris Izaguirre. Afortunadamente el personal iba a disfrutar el concierto y, tras unos 27 minutos de espera, es exactamente lo que hicieron: yo al menos lo hice. Además el ambiente era de lo más propicio, lleno casi total, a pesar de lo que dijeran al día siguiente en “las noticias”. ¿Desde cuando hay que ser tan cínico para dar el parte?

Lo cierto es que juzgar esto en términos de “cantar en directo” y demás pamplinas me parece no saber donde se ha aterrizado. Eso era, ante todo, un espectáculo, con bailarines por un tubo, cambios de vestuario, plataformas que se levantaban, carreras por plataformas, escenarios y puestas en escena… Todo ello al servicio de un repertorio que quita el hipo, los que queríamos oír, y, afortunadamente, las chavalas no tuvieron la ingenuidad de pensar que alguien querría oír algún “deep cut” de sus discos. Así que uno tras otro cayeron Spice up your life, Say’ll be there, Stop…... Hubo un par de canciones con una puesta en escena en plan años 30, mientras que en otras eso parecía Bollywood, con los bailarines con ropas deportivas de colores chillones.
Fue en el tiempo para sus canciones en solitario cuando se demostró un poco de que iba cada uno. Emma cantó un tema pop gracioso pero que no volvió loco al personal, Mel B pasó de todo y se marcó una versión de Lenny Kravitz (ya sabéis que canción), Geri quiso reclamar su protagonismo con su It’s raining men, Mel C cantó ese temazo que es I turn to you y Victoria… Bueno, la Sra. Beckam se dedicó a desfilar hablando por teléfono a ritmo de Like a Virgin, sin cantar nada. Y es que ella, a diferencia de las otras, ni es cantante, ni finge serlo. Ella es famosa y punto. Su número fue de los más aplaudidos, es más: cuando le tocaba cantar, el recinto se venía abajo. ¿No se supone que le caía mal a todo el mundo? Igual es por eso. Emma, por cierto, estaba muy guapa, ha mejorado con la edad, aunque se parece demasiado a mi madre de joven.

Todo hay que decirlo, hubo momentos algo menos brillantes, como los diálogos en español hablando de un chico que está muy bueno, o Geri diciendo que los españoles tienen muchos cojones, cosa que en boca de estas chicas da, si cabe, algo más de vergüenza que cuando lo dice un melenudo canoso (también inglés) de algún grupo de los 80.
Cantaron, por supuesto, mi favorita, 2 become 1, con un numerito con plumas muy chulo. El fin de fiesta con Wannabe quedó raro, no sé, no me pegaba con el resto de temas, que me parecen más sólidos y que han aguantado mejor el paso del tiempo. Las canciones nuevas tampoco me volvieron loco, pero en general, el espectáculo mereció mucho la pena. Richard y yo nos lo pasamos en grande y nos quedamos con la sensación de haber visto a uno de los últimos, sino al último, gran grupo pop de los últimos años, de pop no como estilo, sino concepto y forma de entender la música.
Aún quedaba el detalle que le pondría la guinda a la noche. A la salida nos encontramos con Senén Armegol, redactor del Popu, que nos comentó que, aún pasándoselo bien, esperaba más del espectáculo y con… ¡EL MOCITO FELIZ! Soy un gran fan, desde hace años, de este pobre hombre, que lleva mucho tiempo intentando hacerse un hueco en la tele a base de cantar 100 canciones en un minuto y tonterías semejantes. Y aunque la época de los frikis televisivos haya pasado a mejor vida, me emocionó mucho ver a un representante de tan gloriosa época, de cuando la gente veía la tele y recordar aquellos años de estar pegado a El Puente o el Mama Mia…. Igualito que con las chicas picantes. ¡AH! Y el recinto estaba lleno al 95%.. Y el caballo camina palante, y el caballo camina patras.

24 thoughts on “Yo también fui a ver a las Spice

  • Ostras, el 2 become one es también una de mis favoritas y grande el señor Senen “The king of the nightlife” en el concierto de las Spice.
    Salvando diferencias al igual que Madonna, cuando uno va un concierto de estas caracteristicas, no esperas que canten especialmente bien, lo que quieres es espectáculo, con sus cambios de ropa, luces multicolor y bailarines a saco por todas partes y supongo que fue lo que hicieron.
    Un beso muy grande.

  • La verdad es que con este tipo de grupos siempre hay un debate interno entre mantenerte digno y considerarles como lo que son (calidad musical nula) o dejarte llevar y pasártelo en grande a costa de las crítcas que te lloverán encima. Yo opté por lo primero, pero me alegra que tú eligieras lo segundo.

  • Hola. Seré breve: artículos de esta índole, como el de Ponzoña Musical o el halago a Andy y Lucas son el precio que de vez en cuando hay que pagar por disfrutar de otras entradas buenísimas. ¡Qué le vamos a hacer! Felices fiestas.

  • Quién iba a decir que esas 5 chicas volverían después de diez años, cosas de la vida jejeje. Debió estar muy muy animado, 2 become 1 también es una de mis favoritas.
    Con la Beckham pasa lo de siempre, todos la odian pero todos desean verla.
    A igual que a nadie le gustan ya pero todos estan animados cuando oyen su música
    Besitos.

  • En la zona vip y todo, como te codeas con lo más selecto.
    ¿Le dijiste a Boris que visitase la web? Aunque quien sabe, igual fue él quien se acercó a ti. Un abrazo Jose

  • Pues a mí me hubiera molao ejercer de groupie masculino con las chicas. Vamos que me hubiera divertido entrando en su camerino…
    No dudaba de que estarías allí y que lo disfrutarías, si es que…That’s Pop Life!!

  • No, no saludé a ninguno, tampoco tengo nada que decirles en ese plan la verdad.
    Si, Paul Gilbert la versionea, y además muy bien.
    En cuanto a la “calidad” de las Spice, no sé.. a mí me parece que tienen temas cojonudos, aunque no los compusieran ellas, encima eran divertidas y carismáticas, es toda la calidad que necesito.

  • Se van éstasn y vuelven, y tiembla el mundo.
    En cambio grupos que le gustaban A TODO EL MUNDO, como Oasis o Blur llevan años sin una sola noticia y parece que nunca han existido.

  • Gracias a Dios que no pasaron por México, ya con la basura plástica que tenemos aquí basta… ¿En serio fuiste a ver esa bazofia? Si que hace falta valor, te felicito por ello.

  • pues veo lo mismo q los backstreet boys ¿q a sido de ellos despues del incomplete? ejem intentando volver a la fama, suerte q esta sera la ultima vez q nos den la vara

  • Pues creo que la reunión de las Spice ha servido para darnos cuenta de lo que realmente fueron. Un grupo con el que nació y murió un estilo y forma de concebir el pop, el último gran grupo de laboratorio. Y también sirve para constatar las pronunciadas diferencias entre las Spice y los Backstreet Boys; mientras éstos siempre se tomaron a sí mismos demasiado en serio, las Spice eran conscientes de papel que desempeñaban o, al menos, debían desempeñar, y es precisamente este desenfado el que las ha hecho incorruptibles, al menos parcialmente, al paso del tiempo. No olvidemos que sus canciones tienen 10 años, y aún hoy puedes escuchar 2 become 1 o Spice up your life con una cierta sensación de atualidad, mientras que escuchar Quit playing games (with my heart) o Backstreet´s back te provoca un sentimiento rancio bastante poco deseable.
    Y nada más, esto es to… esto es to… esto es todo amigos

  • A mí lo de estas pavas me recuerda a los Sex Pistols, con sus últimas reapariciones única y exclusivamente “por lucro”. Aunque los Pistols, pese a ser también un montaje, por lo menos dejaron su huella en la historia de la música, cosa que las Spice no pueden decir (siento decírselo, Sr. Viruete, pero ni son el último gran grupo de pop -a nivel de concepto- ni ná de ná… para obtener ese título hay que tener más cosas que un espectáculo vistoso).

  • Yo soy de Málaga y vivo prácticamente en la misma calle que el Mocito feliz. Idolatráis a un Dios fétido.
    Huele. Mucho. Y. Mal.

  • Bueno, intentaré hacer un comentario objetivo sobre el grupo, sus canciones y su presunto “espectáculo” a la altura, por ejemplo de un “Noche de fiesta” o “Murcia qué hermosa eres”
    KK
    Lo siento, pero hay cosas a las que no se les puede buscar un lado bueno.

  • ¡¡Qué aburridos sois y estáis los que critacias a las Spice y más con esos argumentos, por favor!!
    Spice up your lifes!

  • Sí, tu comentario es todo un ejemplo de argumentación, me has convencido.
    Y yo hablo con conocimiento de causa porque he asistido desde un concierto de Cannibal Corpse o Iron Maiden (esto es obvio) hasta uno de La Oreja de Van Gogh pasando por U2, Depeche Mode o Mikel Erentxun y otros que prefiero no recordar. Dudo que tú puedas decir lo mismo así que no soy precisamente yo al que se le puede acusar de tener prejuicios.

  • si si
    un grupazo
    una cosa es q en una fiesta hasta t pueda molar cuando llevas 8 cubatas…….
    y otra es q sobrio,afirmes q tal o cual truño….son temazos!
    madre de dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *