Melasopla de tres megapíxels y blutún

boooork

Que como estoy hecho polvo, pues reciclo una imagen, que a lo mejor con esto del cambio de blog, algunos no la habían visto.
Pongamos que un camionero – de los de verdad, no me refiero a una lesbiana hombruna – gasta una media de cuatrocientos euros en gasolina al mes. Pongamos que siempre llena el depósito de su vehículo en estaciones de servicio BP. Semana tras semana, mes tras mes, año tras año, siempre BP. ¿Reclamaría el fiel camionero a dicha empresa que le regalasen un camión nuevo anual? ¿Y que le pagasen la mitad? ¿Y un simple porcentaje? ¿¿Aunque sea, un ambientador con forma de gajo de limón para el retrovisor??
Bienvenidos al desopilante mundo de la telefonía móvil, donde creamos nuevas víctimas en potencia para el asesino de Seven, al tamizar sus pecados, pasarlos por huevo batido, rebozarlos y freírlos hasta que chorreen aceite. Ejemplifiquemos, al modo patentado de Pyjamarama! que ustedes conocen y yo amo, la clase de coñazos tecnológicos a los que, gracias a este mundillo tan boyante, se pueden enfrentar personas normales como algunos de ustedes.
FELIZ DEL 15. Gracias a las ofertas engañosas que las compañías le meten por los ojos y a la competencia desleal que existe entre estas, se ha creado la imagen mental de que un teléfono móvil es en realidad un artilugio barato. Se persona en una tienda y exige ver teléfonos con doscientas mil soserías, escandalizándose en cuanto el precio asciende de los 29 euros. Normalmente insulta a la gente que se gasta más de esa cantidad, acusándoles de consumistas, inconscientes y fachas. Esto último es como la ropa negra, que pega con todo.
Frase precilecta: “Quiero un Nokia, que son los mejores. Que tenga cámara y blutún de ese.”
(Y luego pedimos unas “picsas”.)
AVARICIOSO. Igual que el anterior, sólo que pretende que el móvil sea carísimo para deleitarse explicando cuánto cuesta en realidad y a cuánto le ha salido. No utiliza ni la mitad de utilidades del cacharraco, pero es feliz pudiendo presumir de haber exprimido a la compañía telefónica amenazando con darse de baja.
Frase predilecta: “Es que estos de SosoFonic no regalan nunca nada, me voy a dar de baja.”
(Debería virarse la tortilla y que un día le dijeran: Es que como usted no consume lo que otros, le vamos a quitar el servicio)
SOBERBIO DELEZNABLE. Este ser iluso y de lamentable existencia se cree el ombliguito del mundo cuando a telefonía se refiere, o bien piensa que cada compañía sólo tiene cien clientes. Exagera sus consumos con el absurdo objetivo de la coacción a la compañía telefónica, que no tiene más que echar un vistazo a su factura real para pasarle con el departamento de bajas sin ofrecerle ningún teléfono de tres pares de tecnocojones para que se quede. Lo peor es que nunca piensa que la compañía compensará su imperceptible baja con el alta de otro ser similar, que viene rebotado de otra compañía porque no le dieron el Muslek JY-895. (con cámara y blutún, por supuesto)
Frase predilecta: “Vamos que con tres líneas que tengo hace un montón de años y pagando como pago doscientos euros al mes…” (Pues quítale a tu hija adolescente el móvil, macho, que esta te arruina.)
CYBERDINE PLASTEM. El día que el primero de estos fulanos vio la luz, dio comienzo la lenta marcha hacia el Apocalipsis. Lo quieren todo y lo quieren ya. Y como ya la mayoría de gente que les rodea no sabe lo que es un Nokia N95 (ni puta la falta que le hace), tienen que martillearles el cráneo con mil doscientas una especificaciones técnicas. Animo desde aquí a los sufridores de semejante coñazo a pagarle con su misma moneda recitando uno a uno todos los ingredientes de un zumo o refresco.
Frase predilecta: “¿Tú habías visto ya mi móvil nuevo?”
(¿Y tú mi cara de asco?)
EL MODESTO TENTADO. Aboga siempre por la sencillez de los móviles, y luego se pasea por ahí con un teléfono que parece una navaja suiza. Esto suele ser porque, como en las partidas de póker, empieza con la mínima apuesta y se le va calentando la boca hasta conseguir un 3G, que no se ha enterado bien de lo que es, pero si la G es por Generación, tiene que ser la ostia a la fuerza; además, que no va a ir al bar con un teléfono cutrón, vaya a ser que se mofen de él. A las dos semanas volverá a la tienda quejándose de que A.- el teléfono es demasiado complicado y no entiende la mitad de las funciones, o B.- la batería le dura menos que un pedo en la mano. Es lo que tienen los aparatos eléctricos, que de algún sitio tienen que sacar la energía para tanta polladita.
Frase predilecta: “A mí con que sirva para recibir llamadas…”
(Toda saga tiene un comienzo)
PITERPARQUER. Qué sería de este sujeto sin la cámara de su móvil. Él no entiende de coberturas, baterías, tamaño ni comodidad. Para él, su teléfono se mide en megapíxels. Llega a ser tal su obsesión que es capaz de sacar fotos de acontecimientos realmente importantes (como el nacimiento de su hijo) con el móvil, que por muchos 3 megapíxels que tenga, saca unas fotos de mierda con un encuadre de mierda y una iluminación de mierda, y además nunca se decide a pasarlas al ordenador, con lo cuál el día que pierde el móvil se van todas las fotos al garete y viene el disgusto. Si los niños ya vienen ahora con el cuento de que se sienten traumatizados, veremos lo que pasa de aquí a una generación, cuando ni siquiera tengan fotos de cuando eran pequeños para demostrarse a sí mismos que sus padres les han querido alguna vez.
Frase predilecta: “Esperad, volveos a poner que ha salido borrosa.”
(Diez minutos para la típica jodía foto de gente sonriendo con cubatas en la mano cortan el rollo a cualquiera)
SONNY TONO. Juego de palabras muy bien traído que define a todo aquel personaje dedicado en cuerpo y alma a alimentar su teléfono de mp3 “cachondos”. Se descojona en casa pensando en lo alegre y desenfadado que resulta poner el tema principal de “Los Diminutos” como tono de llamada, sin pensar en que el móvil no siempre suena en la intimidad de su círculo de amigos, y queriendo por tanto morir de vergüenza cuando le suena en el autobús y todo el mundo le mira fijamente mientras lucha por sacarse el móvil del bolsillo del vaquero.
Frase predilecta: “Mira, mira qué friki, a ver si sabes de dónde es esta…”
(Claro que lo sé, no porque viera esa serie, es que la tiene el 90% de nuestros amigos comunes)
EL TÍPICO BRASAZAS. Versión reconcentrada del anterior, este ha asignado tantos tonos distintos a sus contactos que cuando queda contigo te los tiene que enseñar todos. Te zurra íntegra su colección de soniditos de la A a la Z (ay qué diver es jugar) con esa sonrisa colgandera de quien espera en silencio a que pongas cara de complicidad al reconocer la musiquilla del Inspector Gadget, y te anega de vergüenza cuando en medio de una cafetería se pone a repasar esos tonos chisposos que circulan de móvil en móvil, tipo “tienes un MENSAJEEEEEEEEEEEE” o “cóhemeeee que etoy sonandooooooooo po favooooooo”. Por supuesto, te los quiere pasar todos por bluetooth, por aquello de no ser patético él solo.
Frase predilecta: “¿Tú tienes Bluetooth?”
(NO QUIERO QUE SUENE EL EQUIPO A NI EL NO-DO CUANDO ME LLAMAN, NI CUANDO ME LLEGAN MENSAJES, NI NUNCA)
Los sujetos anteriormente descritos forman la cúspide de una enorme montaña. Tendrán que aprender a reconocer a sus propios tecnoplastas, estudiarlos y catalogarlos. Y recuerden, cuando lleguen a sus casas, enciendan todas las luces, miren en todos los armarios y bajo las camas. Al fin y al cabo, ¿quién sabe? Podrían tener un blutún.

16 thoughts on “Melasopla de tres megapíxels y blutún

  • Joder Wally… Grandísima verdad, como currante de una gran superficie de tecnología te digo que es una verdad como un templo, de un tiempo a esta parte cualquier movil sin blutun se convierte automáticamente en una mierda, y vamos, si no tiene 3G… Pero claro, dile a alguien que el 3g vale mas de 200 euros y te mirará con furia criminal. A mi me han venido a devolver un móvil porque las fotos no las sacaba “con la nitidez y el color del movil de mi hermano”. El sujeto tenia mas de 35 años, con eso te lo digo todo…

  • ¡Joder! ¡Qué fauna! Jajaja ^_^ Lo peor de todo es que estos tipos de personajes tan dispares, existen en la vida real, para darnos el coñazo. Y te lo dice una que trabajó de teleoperadora para Amena hace la tira de años… (menos mal que por poco tiempo)
    Me acuerdo un cliente que me dijo que se le había comido el cerdo el móvil y que queria que yo le mandara uno nuevo.
    ¡Ah! Mi padre dice también Blutún Y mira que le he dicho veces que no se dice así. XP

  • Sí Monste creo que todos los padres dicen blutún xD, el mio también.
    Completamente de acuerdo con el artículo, yo añadiria otra clase, no sabría como nombrarla, odian la telefonía movil desde sus inicios, por todos los tipos que ha citado wally, y ellos como efecto pendulo se niegan a comprarse un movil aunque tengan que marcar el 3 con un mondadientes (veridico) simplemente por joder.

  • Se le ha olvidado un representante excelso (por opuesto) de toda esta fauna, sr. Wally: El Diógenes: Dícese de aquel que exprime hasta el delirio su Motorola de hace siete años (con antena desplegable y todo), y que se la repampinflan los politonos, los sonitonos, las foticos, el blutún y la madre que los trajo. Tiene una tarjeta prepago que carga cada año bisiesto, y la agenda del teléfono se reduce a un papel con los números de sus contactos escritos a mano . Mi padre es un buen ejemplo. Ver el ritual que organiza cada vez que llama por el móvil (saco la lista negra, me pongo las gafas de leer, selecciono el número y tecleo con parsimonia) es digno de aparecer en un youtube o algo…

  • Yo soy un claro ejemplo de Modesto Tentado con algunas pizcas de Feliz del 15 (porque los móviles les salen por dos duros a las compañías que fomentan el consumismo y están en manos de fachas).
    Eso sí, no he sido capaz de usar el blutún desde que lo tengo…

  • Yo tengo amigos de todos los estereotipos, pero sin duda mi preferido es uno que tengo que trabaja en una tienda de Vodafone y que se cambiaba de móvil cada mes aproximadamente. El se sacaba uno más barato y con muchas cosas de esas. Al més cuando llegaba el nuevo modelo de 500 euros, vendía el suyo viejo por 300 y hala ya tenía el móvil chulo del mercao. El tio se compró hasta dos n-gage, una la disfruto yo, ya que cuando se me jodió el móvil me la prestó y al final acabó regalándomela. A mí siempre me ha hecho gracia los móviles en la gente de pueblo. En mi pueblo, mis tios se compraron uno para cada uno y era un descojono cada vez que sonaba el móvil se líaba la marabunta: “Calla, que se oye un ruido, ¿que es eso que suena?” y yo: “Es el móvil”. Y luego cuando lo cogían era buenísimo verles hablar mientras sonaba la música de llamada aún: Tiriro, tiriro: “Sí, ¿quién es?, Diga, diga”. Al final cogía y descolgaba yo y se lo pasaba. Descojonante. Luego cuando aprendieron y se les jodió el viejo, se compraron uno nuevo con las teclas más pequeñas. No sé si alguna vez le habéis visto las manos a un labriego, pero sus dedos son como morcillas. Impagable ver los intentos de apretar sólo una tecla.

  • Clasificación de usuarios de teléfonos móviles

    Clasificación de la gente que usa móvil (todos nosotros :-). Están los Ciberdine plastem, los sonny tonos, los peterparker. Te ries un rato. Os sentís identificados?

  • Yo hasta hace poco era de la especie “no tengo móvil y cuando voy a Madrid me llevo el de mis padres para estar localizable”. Ahora, claro, tengo uno. Con Blutún y 3 Megapixeles.
    >A a la Z (ay qué diver es jugar)
    Ay que diver es leer: pinta, dibuja, recorta.

  • ¿Pero el blutú sirve para algo (es que yo soy del tipo “diógenes” como dice Zuul, y todavía no le veo yo la utilidad REAL a eso)?
    Además, pa jugar ya tengo mi DS

  • Yo soy un simplón que no es porque odie la telefonía móvil… es porque no tiene a quién llamar (seamos prácticos, señores : P). Su utilidad tendrán, pero me suelen repatear bastante los constantes anuncios de tonos, juegos, imágenes y vídeos por la tele… ¿a vosotros no ^_^UUU? Al fin de al cabo, siguen siendo tonteridas que de poco sirven : P (los vídeos, según su temática sí que sirven : D———).

  • Uffff, acabo de sufrir una sesión intensa de intercambio por el blutún por parte de mis amigos Sonny Tonos (o Sono Tones), por la que he podido descubrir que, además de haber gente que tiene una melodía por cada contacto, también ponen su foto pa que salga cuando llaman, qué mono… Yo me libro porque soy una Diógenes sin blutún, ni infrarrojos ni la madre que lo parió.

  • Uf! no se en que grupo meterme, yo soy de los que los suele comprar cada pocos meses, es una ¨actualización obligatoria¨ motivada por mi habilidad natural para tirar-mojar-pisar-cimentar y hacer bucear a mis sufridos telefonos, que junto con los robos causan que sea uno de los almerienses que más teléfonos ha tenido en un año (por obligación, no por gusto).
    A ver cuando se estiran y me contratan como tester. El unico telefono que ha sobrevivido a mi es el Alcitol guan tuch isi, que aguanto lanzamientos desde furgoneta en marcha, bajadas a bucear y defensas contra atracantes.

  • Si es que… Ahora que ya hay virus del blutún a ver si vemos una oleada de moviles jodidos y acaba provocando el fin del mundo tal y como lo conocemos, o al menos de los pijos…
    La frase del dia: “Dame el móvil más barato que tengas”, le enseño un Nokia baratillo, de 30 euros o asi. “Y este que tiene?”. “Teclas” respondo yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *